martes, junio 04, 2013

Mudar la piel



Javier Godó, tiene 72 años y es el dueño de "La Vanguardia",diario de cabecera de esa burguesía monárquica,españolista y conservadora que -históricamente- jamás utilizó el catalán por que era un "dialecto" de payeses y chachas provenientes de Tarragona que servían en las casas de la Ciudad Condal.

Hay que reconocer que "La Vanguardia" ha sabido adaptarse a las circunstancias en todo momento.
Fue capaz de recibir con entusiasmo a la II República con un editorial que comenzaba con «el pueblo español está dando una prueba sin duda única en la Historia» para reaparecer en 1939 como La Vanguardia Española tras la liberación de Barcelona loando a Franco.



Hasta 1978 no recuperó su cabecera original pero antes, a Carlos Godó, padre del actual conde, dos veces procurador en Cortes, le dio tiempo a proclamar «la profunda emoción que siento por la pérdida del Caudillo de España, Generalísimo Franco».
La travesía de la Transición con Tarradellas y el  posterior pujolismo rampante ;el advenimiento de Maragall y Montilla transcurrieron en medio de subvenciones públicas de la Generalidad y un escorzo -aún liviano - hacia las tesis nacionalistas e independentistas.

El punto de ebullición y abrazo al nacionalismo radical, se produjo a raíz del editorial conjunto de los periódicos catalanes bajo el pomposo -y falso- título de "La dignidad de Cataluña", en defensa del Estatut. Un Estatut, por cierto, que sólo fue aprobado por el 36% de los catalanes con derecho a voto.

Allá por  julio de 1936, tras el levantamiento contra la República, España quedó fraccionada y la línea editorial común de otro diario histórico y monárquico como el ABC, saltaba en pedazos: la edición de Sevilla, controlada por los leales al Alzamiento, y la de Madrid, controlada por la República. El mismo diario, dos portadas distintas y dos líneas editoriales totalmente contraopuestas.






Y es que en esto del periodismo, las vicisitudes hacen que los principios muten en función del viento que sople. No se extrañen por tanto, si un dia de estos vuelven a ver al diario del Conde Godó hacer ejercicios de "españolidad" sobre el alambre ...

  natpastor@gmail.com

10 comentarios:

Antonio Pedrosa dijo...

Hipocresía en estado puro..
"La pela es la pela"

jano dijo...

En los altos estamentos de la economía y la sociedad la cobardía impera y lo único que importa es seguir en el machito. Cuando se produjo el golpe militar del 23-F La Conferencia Episcopal estuvo callada, como muerta, y solamente habló cuando la situación estaba ya controlada por el órdago del Rey y la reacción de la sociedad española, que no estaba dispuesta a retroceder al pasado.
Un periódico es un negocio como lo es también un comercio en Cataluña, y si tienes que rotular en catalán para que no te multen o te hagan el vacío, lo haces. Después los usuarios tendrán la última palabra respaldando o condenando tal actitud; como decía Ortega y Gasset: la vida es una elección constante.
Un saludo.

o blog de xesús lópez dijo...

Somos un pueblo de bobalicones. Y los ejemplos que propone ejemplarizan ese cambio de piel, la metaformosis que nos están imponiendo los heredores de Largo Caballero y otros.
Ayer agradecidos a Franco (yo sigo agradecido), a algunos les ha inoculado el Alzheimer ZP. Y se van cargando los monumentos a Franco y sus símbolos como también quiso el mulo de ZP cargarse el monumento de Cuelgamuros.
Un saludo cordial.

VELARDE dijo...

La doble moral, el cinismo mas extremo, la hipocresia a la enesima potencia, mudan la piel sin el mayor excrupulo, la pela bien lo merece.

eligelavida dijo...

Es curioso cómo algunos ni siquiera se venden; se alquilan... a ratos.

Muy importante conocer estos 'detalles' de nuestra historia.

Un abrazo!

releante dijo...

Poderoso caballero es don dinero, y al final, los ideales, se venden en el kiosco a 1,5 euros la pieza. Un abrazo

claudesolenprimera dijo...

Alguien me puede decir para que sirve el catalán, por que yo no lo entiendo, todos los dialectos españoles toda la vida sean hablado en nuestras casas, pero en los colegios y las escuelas publicas se hablaba el castellano o español.

Todos estos rollos de los políticos, para lo único que sirven es para hacer una tajo de burros en España.
Cosa que interesa mucho a los partidos de izquierdas, cuando mas burros mejor

Carmelina dijo...

Directo a los ojos.
Como la luz del sol.
Difundo ahora mismo a mis amistades.
Enhorabuena

José Luis Valladares Fernández dijo...

Lo normal es eso que cada uno se mueve de acuerdo como sople el viento. Que haya algunos que mantengan su idea contra viento y marea, es la excepción que confirma la regla. Y los catalanes, ya se sabe cuales son sus dichos: "La pela es la pela" y "Barcelona es bona si la bolsa sona". Y la Vanguardia, por supuesto, no es una excepción.

Urdanautorum dijo...


Pero, además, el conde Godó es Grande de España.
Bueno, también Fernando VII tenía más que copas el Real Madrid y ha pasado a la historia como el felón.
Me recuerda el que le otorgó Ansón a Pujol, padre del clan de la "pasta nostra", ¡ESPAÑOL DEL AÑO! Manda güiwols, como dijo aquel.