miércoles, febrero 20, 2008

Hijos de la LOGSE

No es ya sólo que el informe PISA determine la deficiente cualificación de los alumnos y su nivel cultural y de conocimientos, (dato,que por cierto, el Gobierno minimiza e ignora), si no que la situación de violencia indiscriminada que se vive en muchísimos institutos y centros educativos, denotan que un porcentaje elevadísimo de las próximas generaciones, está sumida en una espiral peligrosísima y de difícil salida.
Un juzgado de Menores de Sevilla ha impuesto una orden de alejamiento a un menor de 14 años por dos delitos de amenazas y atentado contra un profesor de un Instituto de Educación Secundaria .
El menor fue detenido el pasado 14 de febrero por las continuas amenazas que vertía sobre un docente (profesor de Latín y directivo del centro ) por intentar agredirle en los genitales.
El incidente tuvo lugar cuando el profesor fue reclamado por un compañero, porque el ahora imputado se negaba a cumplir con sus obligaciones en clase.
En ese momento, el alumno delincuente, se dirigió al profesor con amenazas e insultos;
"Voy a por ti", "voy a venir con toda mi pandilla de las Tres Mil Viviendas (...) o "te voy a abrir la cabeza con un hacha" fueron algunas de las perlas que esta joya, hijo de la LOGSE, evacuó por su boca.
No son casos aislados, si no al contrario, un denominador común de esa juventud de "botellona" y adocenamiento; esa generación de los "niños llavero" que campan a sus anchas, sin control por parte de los padres que hacen dejación de sus funciones, y con el pavor de los profesores ante niños que son auténticos delincuentes sin escrúpulos, y que una Ley del Menor "light" que el PSOE y sus socios se niegan a reformar, produce elementos como este sujeto o "El Rafita", el asesino y violador de Sandra Palo.

sempietnos@hotmail.com

24 comentarios:

luján dijo...

Esto pasa porque no se les paran los pies a tiempo ni se les educan bien. Ahí están las consecuencias. Eso antes no pasaba. Y si pasaba era expulsado del colegio.

risquett dijo...

Me parece repugnante la amenaza, pero muchos de los profes "buenrollistas" que han apoyado o apoyan el rollito guay, que apechuguen ahora con las consecuencias.

amaya dijo...

Lo que es vergonzoso es que ahora cualquier sinverguenza,cualquier "delincuente",te puede amenazar y encima hay que tener cuidado por que es un menor y tiene derechos.

javier dijo...

Qué pena que en las clases haya esta violencia. Lo que tienen que sufrir los alumnos compañeros de clase y el mismo profesor, pues a estos alumnos locos no hay quien los controle... En efecto van a clase ya con la idea de organizar la marimorena y el profesor hoy en día no puede darles un par de hostias bien merecidas.

julio andradas dijo...

Y dice Zapatero que saldrán de la secundaria hablando inglés: si ni siquiera saben hablar español, ni expresarse con un mínimo de correción...

francisco dijo...

Cuando una sociedad está viviendo un puritanismo basado en lo "políticamente correcto" y reflejado en la ausencia de responsabilidades individuales nada de esto es extraño.
La educación en España está herida de muerte.

cecilia dijo...

La labor de los profesores es enseñar, para educar están los padres.

álvaro dijo...

Que nadie se extrañe,pues esto viene ocurriendo desde hace ya muchos años aunque no siempre se denuncie.Unas veces por el buen hacer de los profesores que capean el temporal sólos sin ayuda ni de sus propios superiores.
Otras porque el alumno acaba marchando de Centro.Lo más triste es que la propia familia del alumno es la culpable de estas situaciones y que siempre le apoyan y le rien las gracias.

villanueva dijo...

Cuando los padres tengan que responder por las amenazas de sus hijos se acabará toda esto.
Así de sencillo.

risquett dijo...

Que se va a poder esperar de un país que ha perdido sus valores, de un país donde no se respeta ni a los mayores ni a la autoridad, un país donde no se respeta el esfuerzo que hacen por educarlos.
Que podemos esperar de un país donde los chavales son capaces de pegarles a sus padres porque no les compran sus caprichos.

sempietnos dijo...

A la izquierda y al PSOE le interesa que salgan este tipo de ejemplares,lanares,embrutecidos,semianalfabetos y con vocación de delincuentes, por que son los que luegon acaban hostigando y agrediendo al rival político de turno,arrasando sus sedes, o boicoteando una conferencia.
Es la pescadilla que se muerde la cola, el círculo vicioso,unido al hecho de que para la izquierda el culpable del comportamiento del delincuente, es como siempre,esa sociedad burguesa e insensible,que no atiende a los desheredados y parias de la tierra.

gazpacho con arepa dijo...

perdón, ¿Por qué no la reformó el PP? ¿Estos delincuentes sólo los hay desde el 14-M del 2004?

Matritensis dijo...

Como diría la vicevogue, ¿qué queréis, meter a los niños en la cárcel como quiere el PP? :P

Ya en serio, en este tema, además de las políticas nefastas en educación el problema está en casa, hoy los padres no aplican ni disciplina ni control sobre los crios, luego pasa lo que pasa, los crios crecen y se convierten en verdaderas bestias de tiro que para lo único que valen es para rebuznar.

Saludos

LUIS AMÉZAGA dijo...

Cómo va el asunto de cobrar plus de peligrosidad entre el profesorado. ¿Y qué profesorado hay para la siguiente generación?

Luego en los suplementos llenan páginas babeando con el sistema finlandés. Pero si hemos de cambiar será a peor.

Shasta dijo...

Lo de la enseñanza es de descojonarse.
Os preocupáis porque no sabéis bien como está.
No merece la pena. No hay solución, es imposible.

Fin de los Tiempos dijo...

La culpa la tienen los padres, por restar autoridad a los profesores, por educar a sus hijos en el "haz lo que quieras, eres el rey de la casa". ¿Play Station?. Vale. ¿Moto?. Vale. Lo que necesites y si suspendes, ya aprobarás el año que viene

Caballero ZP dijo...

Hoy alarmaban las televisiones sobre este tema, es más que evidente que estas situaciones se suceden desde que se decidió dar impunidad a los “menores”, graciosamente adultos para otras cosas.
Yo lo tengo más que claro, estoy deseando que se me enfrente alguien que se escude en la Ley del menor para hacerme daño a mi o a otros. Yo terminare en prisión, pero seguramente el menor no hará abuso más de esa ley.
Saludos

sempietnos dijo...

Gazpacho;
Efectivamente,el PP no cambió la Ley del menor cuando tuvo oportunidad,por ese hándicap maricomplejines que le acompaña,igual que no cambió la Ley Electoral.
Pero ahora,que están dispuestos a hacerlo,el PSOE e IU se oponen, en esa estrategia que pasa por culpabilizar a la sociedad de los que los delincuentes hagan,razón por la cual estos son víctimas,y aquellos se lo tenían merecido.

Butzer dijo...

Yo creo que en algunos casos la solución sería delegar la responsabilidad jurídica en sus padres...No sé si eso sería posible o si existe, pero seguro que algo cambiaría...

El Cerrajero dijo...

¿Os habéis enterado de la paliza a una chica de 15 años en Ermua?

La crueldad y sadismo --pelo quemado, paliza con barras de hierro, atropellada, orinada, etc-- ha sido increíble.

Schwan dijo...

El problema es que hemos alentado desde las mismas aulas el compadreo y la falta de disciplina, y con ello, la idea del trabajo y de la exigencia como valores a transmitir está de capa caída.

Es un problema recurrente: la sociedad no tiene referentes de responsabilidad, los padres se autoexcluyen de la educación de los hijos y los profesores pertenecen a una institución muy burocratizada donde las normativas, los horarios... ocupan un papel preponderante y el trabajo educativo queda relegado.

En resumen: adolescentes sin educar en la responsabilidad y el esfuerzo; y sin miedo a las consecuencias de sus actos, porque con la Ley del Menor no tienen nada que temer.

sempietnos dijo...

Cerrajero:
He oido la noticia,y es escalofriante.
Pero es que es un goteo continuo el que se produce, y sólo en algunos casos tan terribles como este,ven la luz.
Es una degeneración absoluta.

blumun dijo...

Seguramente estos jovenes y jovenas son los futuros votantes del pesoe, puesto que son bendecidos desde sus instituciones.

Interruptor dijo...

No es solo la LOGSE, la mayoría de estos energúmenos son hijos de gente educada en los primeros años de la democracia, gente que desde la caída de la dictadura se introdujo en la vía del desmadre y de la irresponsabilidad, gente que ha renunciado a la autoridad sobre sus hijos (entiéndase autoridad no como poder de imponer, sino como respeto ganado que proporciona la capacidad de mandar y ser obedecido por voluntad del hijo) y que han renunciado a apoyar al profesorado en su labor.

Hay varios problemas a resolver:

- En primer lugar es necesaria una política de conciliación entre vida familiar y laboral que sea realmente eficaz, porque la verdadera educación parte del hogar, aunque tenga un complemento fundamental en el colegio pero no es la base, y si los padres no pueden llegar a casa más que cuando el hijo se va a dormir, y ya en estado de agotamiento, no pueden hacer su labor educativa. Y esas actitudes violentas se solucionan en la infancia y en la preadolescencia, cuando llegan a los 15 años ya es casi milagroso el conseguir enderezarlos.

- En segundo lugar es necesaria una política educativa que fomente los valores, y eso no se consigue con adoctrinamientos tipo EpC, sino con planes de trabajo que premien el esfuerzo y el comportamiento respetuoso, y que castiguen severamente la agresividad y la falta de esfuerzos.

- Y en tercer lugar, aunque seguramente lo más importante, es necesario que se realicen campañas, comenzando por la televisión (que actualmente es un elemento de destrucción de la educación), de concienciación del problema y de formación de adultos para que aprendan a educar a los niños y jóvenes. Para ello es imprescindible que se instaure en la sociedad una escala de valores que eleve conceptos como la solidaridad, la tolerancia, el respeto y el esfuerzo, especialmente enfocado al prójimo. Mientras vivamos inmersos en una sociedad donde los valores no estén aceptados como algo positivo y donde el egoísmo, el poder físico y el poder económico sean las únicas cosas aceptadas como positivas, no saldremos de esta situación, por el contrario seguirá empeorando y nadie sabe dónde pueden llegar las consecuencias.

Es fundamental el cambio de la actitud de la sociedad en su conjunto.