domingo, abril 13, 2014

Opereta bufa




Una opereta bufa es un subgénero burlesco, frívolo y cómico porque la mayoría de sus actores, carecen de sinceridad y autenticidad. Los ejemplos de ópera bufa son muy variados, pero uno de los más representativos es El barbero de Sevilla de Rossini.
Incidiendo en el localismo sevillano, en estos dos últimos días hemos presenciado una burda, grotesca e irritante opereta bufa protagonizada por Susana Díaz y sus socios de Gobierno de IU al transigir con la comisión de un delito de prevaricación en la adjudicación -presuntamente de forma ilegal-  de unas viviendas de protección oficial por parte de la Consejera de Fomento y Vivienda de IU, Elena Cortés. 

El esperpento ha tenido fases tragicómicas como ese fingido arrebato ético de Susana Díaz firmando primero un Decreto anulando "temporalmente" las competencias sobre la adjudicación de viviendas de la Consejería de Fomento y Vivienda, para terminar -después de las maratonianas reuniones entre socialistas y comunistas- a firmar otro Decreto anulando al anterior. El postureo falsario era tan evidente, que en ningún momento Susana Díaz se planteó cesar de manera fulminante a la Consejera.

IU jugó de farol, amenazó con romper el pacto de gobierno y obligar a Díaz a asumir una crisis y terminar convocando elecciones. Suficiente órdago para que la Presidenta de la Junta se comiera -con guarnición y todo - su vehemente alegato en pos de la defensa de la legalidad vigente contra un obsceno abuso de poder y prevaricación en la adjudicación discrecional de viviendas protegidas.
El mensaje que por otra parte se envía a la ciudadanía, es nítido: sin organizar ni montar algaradas, ni ocupar ilegalmente edificios y viviendas, te adelantarán por la extrema izquierda y se saltarán los légitimos derechos de los que civilizadamente esperan su turno en la lista de espera.

Pasar  de la intransigencia con la ilegalidad a la connivencia, es un estrambote digno de la opereta bufa.
En el acto final de El barbero de Sevilla, Bartolo cree que el Conde ha sido arrestado, pero Almaviva sólo tiene que mencionar su nombre al oficial para quedar en libertad. Bartolo y Basilio están asombrados, y Rosina se burla de ellos.

Como Susana Díaz del conjunto de los andaluces.


 natpastor@gmail.com

sábado, abril 05, 2014

La inquina




El odio cainita que un bando profesa al (o a los) de enfrente, causa un profundo malestar en buena parte de la población que tiende -salvo los muy radicales- a sentirse cada vez más ajena a las polarizaciones.
Lo ocurrido con Esperanza Aguirre en las redes sociales tras su incidente en la Gran Vía con unos agentes de movilidad, demuestra hasta que punto el odio vertebra gran parte de los argumentos que sostienen el ideario del personal.

Luis Cernuda afirmaba  que éramos un país de cabreros, un país atrasado y cerrado. Han pasado los años, pero el pelo de la dehesa sigue ahí. En España se está dando una sutil regresión al pasado, no sólo contra la democracia y sus instituciones, sino contra los buenos modos y la educación.

Y es que analizando lo sucedido con Esperanza Aguirre y su saga/fuga en la Gran Vía, la realidad de los hechos deja en evidencia la bilis vertida.
Aguirre aparca detrás de un taxi en el carril bus de Gran Vía para sacar dinero de un cajero automático. Eso, simplemente, es una infracción sancionada con una multa de 200 €, si se produce denuncia de la Policía Local.
Aclaremos, que los archifamosos agentes de movilidad no son policías locales. Sus atribuciones se limitan a regular el tráfico. Es decir, que no pueden sancionar a nadie ni por supuesto, retener un vehículo como hicieron con el de Esperanza Aguirre.

Es decir, que si retuvieron el vehículo,le pidieron la  documentación e intentaron multar a Esperanza Aguirre, se estaban extralimitando en sus atribuciones, lo cuál es de una gravedad que conlleva responsabilidades penales. Ya en 2008 el Tribunal Superior de Justicia de Madrid consideró como un abuso de poder la inmovilización de un taxi, indemnizó al propietario y le recordó al Ayuntamiento que las funciones de estos Agentes de Movilidad se limitan -exclusivamente- a regular el tráfico.

Habría que preguntarse por qué los Agentes de Inmovilidad se extralimitaron en sus atribuciones. ¿Era por tratarse de Esperanza Aguirre?,¿es el modus operandi habitual de comportamiento con cualquier ciudadano?

Queda para el debate de las formas y modos, si Esperanza Aguirre debió llamar a la Policia Nacional,cursar la denuncia por retención ilegal, antes de marcharse derribando una moto.
Lo cierto, es que  la caida de la moto es consecuencia del despropósito de actuación de los Agentes de Movilidad , ya que en ningún caso debían haber retenido su vehículo, algo por completo fuera de sus competencias.

De lo realmente sucedido a lo narrado en las redes sociales, va un abismo. Cualquiera hubiera concluido visto lo visto,que Esperanza Aguirre se había dado a la fuga después de haber arrollado a tres minusvalidos en un paso cebra, agredido a un policía y arrojar adoquines a un escaparate.

Y es que la inquina es así.
  
 natpastor@gmail.com

lunes, marzo 17, 2014

De Hoeness a Messi







El presidente del FC Bayern, Uli Hoeness, ha sido condenado a tres años y seis meses de cárcel por un fraude fiscal estimado en 27,2 millones de euros.
Hoeness ha decidido no presentar recurso contra la condena -con lo que entrará a prisión- y ha anunciado que dimite de sus cargos en el club bávaro, abandonando tanto la presidencia del club como la del consejo de vigilancia del conjunto alemán.

El conjunto de la sociedad germana ha cargado contra Hoeness y hasta la propia Angela Merkel ha declarado que "se siente profundamente decepcionada". Incluso la posición de la afición ha variado: han pasado de mostrar su apoyo a darle la espalda asegurando que mancha la imagen del club.
A diferencia de lo sucedido con Hoeness en Alemania, la imputación de Messi por fraude fiscal se sustanció con una atronadora ovación al llegar juzgado de Gavà jalonada con gritos de de "eres el mejor del mundo" y "viva Messi". La prensa catalana, a diferencia de lo sucedido en Alemania con Hoeness, salió en tropel a defender a Messi y culpar a Madrid y a la supuesta "caverna españolista" de los problemas fiscales y legales que atravesaba el futbolista argentino.

Winston Churchill sostuvo que "cada pueblo o nación tiene el gobierno que merece" y André Malraux modificó la sentencia y aseveró que no es que “…los pueblos tengan los gobiernos que se merecen, sino que la gente tiene los gobernantes que se le parecen”.

Quizás por eso todos los clubs alemanes y la sociedad en su conjunto han condenado y repudiado a Hoeness y aquí, un gran número de los presidentes de la LFP y más de 15.000 ciudadanos anónimos, firmaron solicitando el indulto de Del Nido, condenado a siete años de cárcel por el Supremo.

 natpastor@gmail.com

domingo, marzo 16, 2014

Coro de inútiles





Pocos habrán que duden,a estas alturas, de la manifiesta inutilidad de la ONU, una organización creada  con el objeto de regular las relaciones internacionales y evitar guerras y conflictos armados, y que en sus 50 años de historia no ha logrado ni una cosa ni la otra.
Partiendo de la base de la inoperancia absoluta  del Consejo de Seguridad debido a la existencia del derecho de veto de las cinco potencia, la ONU es un conglomerado de burócratas adocenados,  inútil, costoso, corrupto, que funciona más como un club de intereses que como un medio de soluciones a conflictos internacionales. 

El último ejemplo se produjo ayer con el bloqueo de Rusia en el Consejo de Seguridad de la ONU a una resolución en contra del referéndum en Crimea. La ONU, que en incontables ocasiones ha permanecido inmovil ante masacres lacerantes, asiste impávida a que las  tropas rusas de Putin invadan Crimea y otras regiones orientales de Ucrania.

Si la ONU deja huella en su inoperancia, la UE y Obama no le van a la zaga. Bruselas, por que deja en evidencia una vez más que sólo es un club económico carente de cualquier política exterior unitaria.
Y Obama, el signo evidente de un presidente timorato, buenista, contemplativo e incapaz de erigirse en el líder que necesita la comunidad internacional para plantar cara al desafio de Putin.

Cuando las dictaduras y las democracias se sientan en la misma mesa en igualdad de condiciones, quienes se contaminan y devalúan son las democracias. Y en esas estamos.


 natpastor@gmail.com

lunes, febrero 17, 2014

El genocidio vasco



El genocidio es un delito internacional que comprende cualquiera de los actos perpetrados con la intención de destruir, total o parcialmente, a un grupo nacional, étnico, racial o religioso como tal; estos actos comprenden la matanza y lesión grave a la integridad física o mental de los miembros del grupo, sometimiento intencional del grupo a condiciones de existencia que hayan de acarrear su destrucción física, total o parcial.

El Colectivo de Víctimas del Terrorismo (COVITE) acusará a ETA ante la Corte Penal Internacional de La Haya por crímenes de lesa humanidad con un informe demoledor que cifra en 858 los asesinatos -de ellos, 24 son niños-, en 10.260 los asesinatos en grado de tentativa y en más de 200.000 el número de ciudadanos que tuvieron que huir del País Vasco por la persecución de los terroristas y sus cómplices. 

Desde un punto de vista jurídico, el genocidio, ya sea cometido en tiempo de paz o en tiempo de guerra se considera un delito de derecho internacional y no prescribe tal y como recoge la Convención sobre la imprescriptibilidad de los crímenes de guerra y de los crímenes de lesa humanidad de 26 de noviembre de 1968.
La intención de COVITE es solicitar a la Fiscalía de la Corte Penal Internacional de La Haya que investigue a los dirigentes de Batasuna Arnaldo Otegi, Joseba Permach y Pernando Barrena -, y a destacados miembros de ETA -José Antonio Urritikoetxea "Josu Ternera", José Luis Eciolaza "Dienteputo", Tomás Elorriaga "Teo", Juan Cruz Maiztegui "Pastor", Eusebio Arzallus, Rafael Santiago Azcolain, Iratxe Sorzabal y David Plá- por crímenes de lesa humanidad.

El escrito presentado por COVITE es impecable, por que lo sucedido en el País Vasco encaja como un guante en lo tipificado como genocidio  y que se plasma en " los actos contra los derechos humanos también pudieran constituir un delito de genocidio al haber sido perpetrados con intención de destruir total o parcialmente a un grupo nacional, étnico o racial". 

Por eso produce náusea y asco escuchar a dirigentes del PP vasco como  Arantza Quiroga, reclamar a  Mariano Rajoy apoyo e iniciativa para liderar políticamente la etapa post ETA, cuando ni la banda se ha disuelto, ni ha entregado las armas, ni han pedido perdón a las víctimas.

Tres años después de aquel anuncio de "alto el fuego permanente", tenemos a los proetarras en las instituciones, a criminales terroristas excarcelados bien por cesión del Gobierno - Bolinaga - bien por la aplicación de la sentencia de Estrasburgo  sobre la "doctrina Parot" y a unas víctimas desamparadas, arrumbadas a un lado de la cuneta por la Justicia que siguen clamando como una voz en el desierto "Dignidad y Justicia" para sus muertos.

 natpastor@gmail.com

domingo, febrero 09, 2014

El paseillo


A falta de enragés y sans culottes, el atrezzo en la rampa de los juzgados de Palma de Mallorca lo companían la extrema izquierda habitual portando banderas republicanas y demás parafernalia de chrigota chavista. Esperaban el paseillo de la Infanta como esperaban siglos atrás a los reyes y aristócratas sobre un carro abierto camino de la plaza de la Concordia, donde les aguardaba la cuchilla de la guillotina.
En ese tramo, el populacho  les arrojaba basura, tomates y fruta podrida, les escupía e insultaba.

Ha corrido el calendario pero los hábitos e intenciones sigue siendo los mismos. Por eso la Infanta bajó la rampa en coche, se apeó del vehículo con lunas tintadas y sonrió enigmática a la prensa que la aguardaba expectante para tomar constancia del momento.
Se frustró el paseillo, sí, y Cristina declaró ante el juez Castro como imputada, que es de lo que realmente se trataba. Superado el "timing" del showtime que llenó - y llenará en los próximos dias -, las tertulias vocingleras televisivas, lo único que queda es que el magistrado  dicte  auto de conclusión del procedimiento abreviado y decida -si no lo ha hecho antes -, si continúa implicando a la Infanta.

Visto lo acontecido, todo quedará en agua de borrajas. La Infanta Cristina  no se sentará en el banquillo de los acusados por delito fiscal porque ni el fiscal ni la acusación particular -en este delito concreto, que ejerce la Abogacía del Estado-, van a presentar cargos contra ella. Y la LECri es contundente en este apartado: sin acusación pública, ni acusación particular no se puede juzgar a ningún ciudadano.

Lo único pendiente en el sainete es qué personaje va a hacer de  Jean Varlet, famoso por arengar en los suburbios a los transeúntes desde una banqueta o tarima rodante.
Les queda la decepción de no haber visto a la Infanta zarandeada y vejada como la Pantoja a la salida de los juzgados de Málaga.

La bilis aguarda para mejor ocasión...

 natpastor@gmail.com

miércoles, febrero 05, 2014

La horda




 Legitimar la violencia, la coacción como medio de hacer política es un suicidio para cualquier sociedad democrática que se precie.
El totalitarismo se nutre de ellas y valaga como botón de muestra el discurso de Joaquín Maurín, secretario general del POUM, diputado por Barcelona en la candidatura del Front d'Esquerres,en las Cortes españolas el 16 de junio de 1936 . Auténticamente revelador.

Tan revelador -e inquietante- como el fallo del Tribunal Superior de Justicia de Madrid  que ayer rechazó  el recurso de la fiscalía contra el archivo de la causa abierta por el escrache producido ante el domicilio de la vicepresidenta del Gobierno.

Con toda la lógica jurídica, el fiscal sostenía que existieron delitos de amenazas, coacciones, manifestación ilícita, desórdenes y desobediencia a la autoridad por parte de los escracheadores. La querella fue en su día archivada por un juez al considerar que los concentrados no atentaron contra la intimidad de la vicepresidenta, sino que se limitaron a ejercer su derecho a la libre expresión y manifestación. Lo realmente desolador, es que el Tribunal Superior de Justicia de Madrid se suma a las tesis del juez y en una pirueta peligrosísma que sienta jurisprudencia calificar el escrache como «un mecanismo ordinario de participación democrática de la sociedad civil y expresión del pluralismo de los ciudadanos». 

El articulado del Código Penal  no deja lugar a dudas y deja negro sobre blanco que los hostigamientos en domicilios «son un delito de coacciones ejercida contra sujetos pasivos del delito o contra personas dependientes de él». Pues para el TSJM no sólo no es así, si no que califica estas conductas como «mecanismo ordinario de participación democrática de la sociedad civil».

Espero -y deseo - que cuando la horda se concentre ante el domicilio de un juez con pancartas, gritos e improperios, la judicatura siga considerando esos hechos «un mecanismo de participación democrática de la sociedad civil y expresión del pluralismo de los ciudadanos».

Veremos entonces si siguen pensando lo mismo...

 natpastor@gmail.com