lunes, febrero 13, 2012

Los sindicatos y el polvorín griego



El Parlamento griego aprobó ayer un nuevo programa de ajuste, necesario para que el país reciba un paquete adicional de ayudas por 130.000 millones de euros.
Grecia arde y la tensión y crispación social que se vive en las calles, se pone de manifiesto en un país paralizado por huelgas generales encadenadas y con grandes disturbios donde más de una docena de edificios han ardido, entre ellos dos cines y varias sedes bancarias, incluido el edificio central del banco Alphabank.

Amén del evidente descontento que existe entre la ciudadanía griega, lo cierto es que la violencia en las calles es producto de la presencia de la extrema izquierda y de los sindicatos, decididos -no se sabe bien por qué -, a hacer descarrilar definitivamente el país y que éste tenga que salir del euro con lo que ello supone.



En España, tanto CCOO y UGT, estabulados en el pesebre durante los siete años de zapaterismo, mudos y silentes mientras 5 millones de parados hacían colas en las filas del INEM, han "despertado" de súbito tras la victoria del PP y la reforma laboral y han anunciado manifestaciones en toda España para el próximo domingo 19 de febrero, dejando en el aire -para más delante -, una huelga general.

El coordinador de IU, Cayo Lara, llamó a los trabajadores a ocupar las calles en protesta por el «ataque del Gobierno a los derechos laborales» y animó a protagonizar la rebelión contra el Gobierno en el Parlamento y en la calle.




La historia nos demustra que la extrema izquierda -cuando pierde en las urnas -, trata de recuperar el poder con la violencia en la calle. El ejemplo que siempre permanece en nuestra retina sucedió a principios de los 80 en el Reino Unido cuando los poderosas sindicatos del metal se enfrentaron al Gobierno de Margaret Thatcher.
Aquel pulso lo perdieron los sindicatos por que Iron Lady no cedió un milímetro ni al chantaje ni a la violencia.

Lo que está ocurriendo en Grecia debe servirnos de aviso a navegantes de lo que puede ser el agitpro otoñal de la izquierda, en ese cóctel que suponen los perroflautas del 15M, sindicatos y antisistemas, coaligados en convertir la legislatura de Rajoy en un calco del infierno griego.


natpastor@gmail.com

32 comentarios:

velarde dijo...

Creo que el movimiento sindical actualmente no tiene credibilidad alguna, salvo interesados y trincadores, menos de un 5% de trabajadores estan afiliados al sindicato, lo que demuestra esta tesis, lo verdaderamente bochornoso, lamentable y patetico ha sido el silencio de los corderos durante estos años de zapaterismo donde a golpe de subvecciones y demas tretas para seguir viviendo( y de que manera)del cuento a cuerpo de rey, estos ahora pretenden quemar las calles en nombre del obrero...ja!!! desconocen el significado de dicha palabra estos sinverguenzas!!

María dijo...

Lo hacen ese día porque es domingo de Carnaval, para mostrarnos sus grotescas máscaras, las de chupópteros cuyas ansias no se acaban nunca.

Su protesta no es por los trabajadores, ni mucho menos, es por ese 20% y por el que les pueda llegar.

Besos

Natalia Pastor dijo...

Velarde:

Durante estos siete años, ni COOO ni UGT han movido un dedo mientras millones de esapñoales -más de cinco -, se sumaban al paro.
Han permanecido mudos y silentes, pegados asu pesebre donde recibían -y aún reciben -, multimillonarias subvenciones que salen de nuestros bolsillos via impuestos.

Los sindicatos son un anacronismo, vestigios de un pasado felizmente superado aunque a algunos les pese.
Los sindicatos no representan a nadie salvo a si mismos, a esa casta parasitaria de "liberados" que han encontrado su "modus vivendi" en formar parte de un entramado sindical corrupto, inútil e inservible.

Natalia Pastor dijo...

María:

Protestan por que los sindicatos son el barzo armado en la calle de la extrema izquierda, sus "tonton macoutes".
Si a eso le unimos que pierden poder con una reforma laboral que elimina de facto los corses de la "negociación colectiva", su actitud antisistema se agudiza aún más en previsión de perder todas las prebendas de las que disfrutan hasta el dia de hoy.

Tío Chinto de Couzadoiro dijo...

La izquierda no quiere el bien social. Quiere el poder. Y, para conseguirlo, se sirve de las urnas o de la violencia. En España, las primeras le han sido adversas; empleará la violencia, al precio que sea. Ese es, Natalia, el crudo panorama que se nos presenta.

Señor Ogro. dijo...

Si los sindicatos y la ultraizmierda griega quieren sacar a Grecia del euro, mi pregunta es: ¿hay alguien que informe a la opinión pública grieda de qué supondría eso para Grecia cara digamos a los próximos 50 años?

¿O es que viven en la inopia más sonada y etilizada?

MAMUMA dijo...

Estoy de acuerdo con Tío Chinto.

Natalia Pastor dijo...

Tio Chinto:

Efectivamente, ese es el panorama que se nos presenta.
Agitpro, huelgas generales y la toma de la calle por parte de una extrema izquierda violenta, radical y antisistema.

Natalia Pastor dijo...

Señor Ogro:

Les da absolutamente igual, por que la extrema izquierda se postula contra la globalización y el eurpeismo.
Aquí tuvimos buena muestra de ello cuando desde el movimiento del 15M y desde IU y sus satélites se abogaba por la salida de España del euro.

Natalia Pastor dijo...

Mamuma:

La radicalización irá a más si el PSOE pierde las autonómicas de marzo en Andalucia.
Entonces existe un riesgo real de fractura dentro del partido y que opte por radicalizarse y sumarse al agitpro de sindicatos,perroflautas e IU.

Candela dijo...

Puestos a estas posturas radicalizadas, lo mejor que podría hacer Rajoy es cortar del todo con las subvenciones de una vez. De lo contrario tendrá follón en la calle y en aumento, porque si no vamos cortando gastos dudo mucho que se genere empleo.

Es hora de plantar cara a los sindicatos y plantear la viabilidad del Estado Autonómico, de lo contrario habrá revueltas callejeras sin que saquemos nada en limpio.

Es hora de actuar con valentía, no con medias tintas.

Natalia Pastor dijo...

Candela:

Tarde o temparno, Rajoy tendrá que decidir si agunta el órdago que sindicatos,IU y movimientos como el 15 M le van a echar sobre la mesa, o transige y recula ante ellos.
El ejemplo a aseguir es el de Thatcher en los 80 que no cedió un ápice, ni un milímetro ante las huelgas salvajes y violentas que los sindicatos británicos le plantearon.

Y además de eso, lo que debe hacer Rajoy ya es cerrar el grifo de las subvenciones.
Ni un céntimo de euro.
Nada.

Herep dijo...

Son sus métodos, Natalia... y lo han sido siempre. En la Historia de nuestro país tenemos buenas muestras de ello. Siempre que han perdido el poder, han cambiado el traje de Armani por la chaqueta de pana y... ¡a la calle! ¡Tras la pancarta y la reivindicación que, mientras estaban en el Poder, había quedado aparcada.

Los mismos perros con idénticos collares.
Ya va siendo hora que empecemos a desenmascararlos a todos.

Un abrazo.

Natalia Pastor dijo...

Herep:

Rajoy tiene ante sí un reto formidable.
Ante el pulso que la extrema izquierda junto con los sindicatos van a lanzar en la calle mediante huelgas generales y algaradas, tiene la oportunidad de plantar cara -como hizo Thatcher-, y poner fin de una vez por todas al chantaje sindical.

Clau de Sol en Primera dijo...

Esto va a ser insostenible, como es posible que todos estos de los sindicatos hayan estado tanto tiempo callados con casi 6 millones de parados y ahora empiecen a hacer huelgas, España no esta precisamente para huelgas, estamos en la mas completa ruina, que nos han llevado los socialistas y
los sindicatos.
Estos sindicatos son los menos indicados para hacer huelga,lo que tiene que hacer el gobierno es
quitarles todas las subvenciones, no solo a los sindicatos también a todos los partidos y la patronal
ya esta bien de pasar de los españoles.
Si, estoy de acuerdo, de que cuando vayamos hacer la declaración de hacienda pongamos una cuz
que sea para que los españoles botemos al partido que nos interese, como a la Iglesia, pero ni una
subvención mas, haber sise callan de una vez.

lujaban dijo...

Estos golfos sindicales están perdiendo poder. Están a-co-jo-na-di-tos.
El empresario y el currito: las dos figuras protagonistas.
Los golfos: convidados de piedra.
Anacrónicos, pasados, casposos, chupones y demás lindezas se les pueden decir.
¿Huelga general?
Y si no va nadie, ¿qué?

Natalia Pastor dijo...

Clau de Sol:

La izquierda no va colaborar un ápice en arrimar el hombro y apoyar al Gobierno para salir de la terrible crisis en la que ellos -unos por acción y otros por omisión-, nos han metido.

Bien al contrario pondran palos en las ruedas y tratarán de ganar en la calle lo que han perdido de manera abrumadora en las urnas.

Natalia Pastor dijo...

Lujaban:

Y eso que no han entrado a fondo, como hubiera sido lo deseable.
Por ejemplo, con una LEY DE HUELGA que urge y que es necesaria,vital o con eliminar el requisto vinculante de los convenios colectivos y de la negociación sectorial.
Ahí, Rajoy ha estado tibio y timorato.

jano dijo...

No nos engañemos, Natalia, Grecia estaba condenada a la quiebra desde el principio de la crisis y ahora Atenas y más ciudades griegas son la expresión del "Tártaro" al que están condenados los griegos, que no comprenden la situación, como no la acabo de comprender yo, porque ni políticos ni economistas no pueden o no quieren explicarla, ni pueden o quieren explicar el fracaso de la Europa Comunitaria. Resulta irónico que haya tenido que surgir un ingeniero jubilado-Leopoldo Abadía-para arrojar un poco de luz en este tinglado, incluso en las facultades de económicas.
Probablemente la culpa sea más de los políticos, banqueros y financieros que de la propia población, que siempre es la culpable de todo y acaba pagando la cuenta del banquete al que no ha sido invitada. Los sindicatos hacen lo que han hecho siempre: poner el cazo y no morder la mano de quién les da de comer, porque en España los sindicatos han estado siempre financiados-comprados-por el poder y nunca se han preocupado de los más desfavorecidos para mantener su estatus privilegiado.
Ahora, y en plena crisis galopante, los sindicatos pretenderán recuperar el poder perdido en su silencio interesado y por la nueva reforma laboral, incendiando la calle, y a los ciudadanos se nos invita a una partida de cartas en la que deberemos apostar por la sumisión (con la esperanza de un arreglo de la situación económica y social) o por la insurrección-merecida por nuestros irresponsables gobernantes-con el riesgo de una deriva social y económica que no sabemos muy bien a dónde nos llevará. Por el momento, nuestro presidente Rajoy nos ha mentido desde el principio y nos ha vendido a la patronal con un giro de timón que no sabemos si acabará encallando la nave, como el Costa Concordia frente a la isla de Giglio, con tanta concordia y tanto gigoló que nos chulea y nos pide que lo demos todo sin recibir nada a cambio.
¡Coño, ya está bien de pedir sacrificios sin dar nada ni explicar nada! ¡ya está bien de tanto referendum europeo fallido para que después no pase nada!
Saludos, Natalia, y perdón por el cabreo.

Natalia Pastor dijo...

Jano:

Julio Andradas, en este blog, hace años que anunció que Grecia era un tumor maligno que, o se amputaba, o acabaría provocando una metástasis en la UE de consecuencias imprevisibles.

De hecho, Grecia jamás debió entrar en el euro por que no cumplía ninguno de los requistos,se sabía en Bruselas, y su inclusión fue un "capricho" político de Delors y Schroeder.

Pero ahora, en esta coyuntura, la reacción de la extrema izquierda en Grecia es imposible de entender.

No se sabe si pretenden que el parlamento no aprobara los recortes, si quieren la quiebra de Grecia y su salida del euro, o que la quita sea del 100 por cien en vez del 70 acordado.
No se sabe.

En España,los sindicatos han optado por el agitpro y formar un frente en la calle junto al 15M, los antisitemas e IU.
Su silencio ominoso y vergonzante durante estos siete años de zapaterismo, mientras las listas del INEM llegaban a los 5 millones de parados, se ha tornado en indignación ante la reforma laboral.

Rajoy tiene ante si un reto:emular a Thatcher y no ceder ante el chantaje sindical, o seguir plegándose a una mafia de liberados que viven -maravillosamente-, del pesebre de las subvenciones.

Urge una ley de huelga que ponga coto a ese chantaje sindical que pervierte una realidad social,en donde no tienen ninguna relevancia y si un desprecio absoluto por la mayoría de la sociedad española.

Carmen dijo...

Discrepo, aunque sólo un poco, de algunas de tus respuestas a los comentarios.

Nuestra situación no es equiparable a la de Grecia. Yo no veo a la sociedad española en un estado de revuelta social como la que hay allí. Lo del 15 M está muy desinflado, y la sociedad española no creo que admita ese nivel de violencia.

El pulso de los sindicatos del metal a M. Thatcher también me resulta algo alejado de la situación en España. Nuestros sindicatos son, como bien dices, unos pelagatos más preocupados por sus subvenciones que por los derechos de los trabajadores. Y es ahí donde (3ª discrepancia), Rajoy pasteleará lo suficiente para que esto no se le vaya de las manos.

Por lo demás, son insufribles.

Un saludo

Agustin dijo...

Perdon pero hoy no estoy de acuerdo con su post,Todos sabemos como manipulan los Sindicatos y la extrema izquierda.Pero digo yo que algunas razones tendran los trabajadores griegos,Pues si de lo que se trata es de ser una colonia de Alemania.Yo por ahi no trago.un saludo.

Natalia Pastor dijo...

Carmen:

Evidentemente, la situación de España no es la de Grecia.
Ni existe ese polvorín social, entre otras cosas, por que existe Cáritas que da de comer diariamente a 1.200.000 personas en España.

A lo que yo me refiero, es que esa crispación -aunque impostada-, vendrá desde la extrema izquierda, desde los sindictos -que ven como disminuyen sus ingresos y prebendas-, y de ese movimiento del 15M que ha quedado para jalear y vitorear a un ex juez prevaricador y para manifestarse ante el Supremo.

Recordemos que pasó los dias posteriores a la masacre del 11M, con aquella brutal campaña de agitpro que tomó la calle, arrasó sedes del PP y culminó con agresiones a militantes y dirigentes populares.

No se la primera vez que la izquierda decide tratar de recuperar en la calle y vía violencia, lo que ha perdido en las urnas.

Natalia Pastor dijo...

Agustín:

¿Colonia de Alemania?.
Será que para estar dentro de la zona euro y recibir el rescate -el tercero,por cierto-, tendrán que cumplir los compromisos adquiridos.
Digo yo...


¿O que lo que pretenden?.¿Que no se aprobaran los recortes?,¿quieren la quiebra de Grecia y su salida del euro?,¿o lo que pretenden es que la quita sea del 100 por cien en vez del 70 acordado?.

Y no es la ciudadanía griega quien convoca huelga general tras huelga general;son los sindicatos de extrema izquierda.

Ni son los ciudadanos griegos los que queman bancos, cines,edificios y arrojan cócteles molotov contra la policia en plan guerrilla urbana;son la extrema izquierda.

Carlitos Urrutia M. dijo...

Buen retrato, Natalia.

De vez en cuando tenemos la costumbre de chequear los movimientos de la secta progre.

Ayer, concretamente pusimos la tele-prédica de "la sexta" y casi nos dio pena.
Los mensajes que lanzan ya no necesitan ni un ápice de inteligencia.
Primero pusieron un "resumen" sobre la reforma laboral con comentarios sin un sólo razonamiento o argumentación, sino únicamente tópicos y tics, e inmediatamente seguido de las imágenes sobre incendios y caos en Grecia.
El mensaje era transparente. Cualquier simio que estuviese viendo y escuchando habría salido corriendo a por la caja de cerillas.
Yo creo que más de uno disfrutaría manejando una cheka.

Mandagüé!

Natalia Pastor dijo...

Carlitos Urrutia:

Así es.
Lo sorprendente -por lo menos a mi me lo parece -, es que hay quien no veo el establecimiento del paralelismo que desde determinados medios -TVE,La Sexta,EL PAIS,SER y Público -, se estáestableciendo entre lo ocurrido en Grecia con la reforma laboral que ha aprobado el PP.

Es tan nítido, que el próximo dia 19 hay manifestaciones en todas las capitales de España como calentamiento a la previsible huelga general para otoño.
Suma a esto el ataque que se está produciendo en Madrid contra sedes del PP, en lo que es un revival de lo ocurrido en marzo de 2004 tras el 11M.
Agitpro puro y duro.

opusprima dijo...

Saludos.

Decir que la extrema izquierda y los sindicatos griegos harán descarrilar el país helénico cuando la situación a la que se ha llegado es gracias a la gestión de un partido de esos que se llaman de derechas – y lo digo así porque eso de derecha o de izquierdas me parece poco serio – es cuanto menos un sorprendente análisis. Por otro lado el Parlamento alemán aún tiene que decidir si realiza otro rescate y parece que el asunto no está tan claro o sí, pero con el convencimiento – el de Rösler y Merkel – de que Grecia no podrá cumplir y, desde luego, no será ni por la extrema izquierda ni por los sindicatos.

Muchas gracias.

Natalia Pastor dijo...

Opus Prima:

Le recuerdo que el engaño en las cuentas públicas, la ocultación del déficit público, el maquillaje de las finanzas respecto a Bruselas, ha sido durante el mandato de Papandreu,del Partido Socialista griego, apoyado por los partidos de extrema izquierda.

Cuando "se descubrió el pastel" desde Bruselas y Papandreu fue llamado al orden por la troika, comenzó el aquelarre griego.
Ante la negativa a cumplir los ajustes y recortes, los sindicatos griegos han enlazado huelga general tras huelga general.

Y no sólo eso: de la mano de la extrema izquierda han convertido las protestas ante los ajustes en guerrilla urbana quemando bancos, edificios y cines con cócteles molotov.

Emulando a Baudelaire, "me sorprende que le soprenda" mi análisis,por que es un fiel retrato de acaecido hasta la fecha en Grecia.

Tanto es así, que a dia de hoy, ni los sindicatos ni los "indignados" plantean una alternativa ala situación.
¿Qué es lo que pretenden?.

¿Que no se aprobaran los recortes?,¿quieren la quiebra de Grecia y su salida del euro?,¿o lo que pretenden es que la quita sea del 100 por cien en vez del 70 acordado?.

El último de Filipinas dijo...

No creo que se atrevan de momento con la huelga. No está el personal para perder dinero. Eso sí, lo intentarán con manifestaciones, que sale gratis y a las que se apuntarán los que no han visto una fábrica ni de lejos.

Natalia Pastor dijo...

El último de Filipinas:

Ahora mismo se limitaran a escaramuzas y manifestaciones como la programada para el próximo dia 19.
En función de la evolución económica y de como se vaya calentando el agitpro, la huelga general será en torno al otoño.

El sibarita pobre dijo...

Los sindicatos iban a armar jaleo fuera cual fuera la reforma laboral. La situacion sindical en la que estamos es tal que estos entes no son más que colocaciones permanentes de individuos que viven como reyes del dinero público con poco o nada de trabajo.

Así que había que montar jaleo para que el PP se pensase lo de retirarles las subvenciones. Y el PSOE medio destruido, los anarquistas del 15M y toda la escoria social aprovecharán el momento para pescar en río revuelto.

Un saludo.

Natalia Pastor dijo...

El Sibarita Pobre:

Lo que está sucediendo es la traslación de lo acontecido en marzo de 2004, donde se creó un agitpro en la calle -en aquella ocasión tras la matanza de Atocha y el objetivo de derribar al Gobierno-, y ahora con el objetivo de hacer imposible la legislatura del PP.


Es tan obvio, tan evidente, que estos mismos sindicatos paniaguados, pesebreros y engolfados que han estado siete años -siete -, mudos, silentes, ignorando la terrible situación de los 5 millones de parados, se ponen en pie de guerra cuando el Gobierno de Rajoy decide acometer una reforma laboral para luchar contra el drama que nos asola.

Rajoy tiene en su mano acabar con esat mafia anacrónica y desfasada en el tiempo:cerrar el grifo de las subvenciones multimillonarias que llenan el pesebre y los bolsillos de los Méndez,Toxo y resto de la caterva de "liberados" y enlaces sindicales.