sábado, enero 21, 2012

El fin nunca justifica los medios


Por “razón de Estado” se entiende, desde que Nicolás Maquiavelo acuñó el término, la adopción de medidas excepcionales por parte de un gobernante con objeto de preservar el interés de una nación, bajo el presupuesto de que dicho interés prevalece sobre otros individuales o colectivos.
El uso de la llamada “razón de Estado” -es decir, una eventual protección de los intereses de un país decidida unilateralmente por alguien, aun en contra de los principios básicos que rigen en un Estado de Derecho-, es una de las manifestaciones más peligrosas que puedan existir.

Más aún, cuando esa "razón de Estado" es invocada por jueces que se arrogan a sí mismos la capacidad de ejercer o interpretar esa “razón”, sin ningún tipo de escrúpulos.
Estos individuos son fácilmente identificables en todas las épocas y lugares, tienen un déficit de convicciones democráticas, y -normalmente-, están investidos de tanto poder que escapan a cualquier control. Y ahí es dónde radica su enorme peligro.

El jueves quedó visto para sentencia en el Supremo el asunto de Garzón sobre las escuchas ilegales en la trama Gürtel, por las cuales está imputado por prevaricación.

Garzón ha insistido en justificar el pinchazo de las conversaciones de los letrados con sus defendidos alegando que era «la única medida posible» para evitar el blanqueo de dinero.
Los abogados espiados han señalado, que la ley «no permite relativizar los derechos constitucionales de los ciudadanos en función de quiénes son o de la gravedad de los delitos que se le imputan», así como que no se puede privar a nadie el derecho a «hablar de forma confidencial y en secreto» para preparar su defensa «por muy rechazables que sean sus conductas».

Y es que tal y como le señaló uno de los letrados a Garzón, lo realmente grave es que el magistrado se escudara tras la «razón de Estado» para conculcar derechos: «Esa es la excusa de los tiranos», remató citando a Voltaire.

El asunto no pinta nada bien para el otrora juez estrella.En la vista oral no consiguió desmontar los indicios que le han hecho sentarse en el banquillo por delitos de prevaricación y vulneración de garantías constitucionales a la defensa y el secreto de las comunicaciones entre abogado y cliente . El propio Garzón ha reconocido que esas garantías y el derecho de defensa estaban en juego y que aún así mantuvo las escuchas.

Y es que en su megalomanía y soberbía, Garzón ha olvidado un asunto fundamental, clave, más aún cuando atañe a un juez y a la administración de Justicia : que el fin nunca justifica los medios.

natpastor@gmail.com

38 comentarios:

Tío Chinto de Couzadoiro dijo...

Por una vez, Natalia, prescindo de cualquier comentario a tu acertado artículo, para centrarme en lo fundamental.
En estos momentos, tan duros para ti, recibe mi más cordial abrazo.

o blog de xesús lópez dijo...

Hola, Natalia.
Veo que el dolor no te impide seguir en la lucha. REcibe mi sentido pésame.

El puñetero de Garzón siempre creyó estar por encima del bien y del mal y se erigió algo así como supremo doctor en Relativismo Dogmático y colaborador, por lo tanto, a esa especie de huída colectiva de la Verdad que practica la sociedad española.
Un abrazo

MAMUMA dijo...

Hace años que este personaje, camina por el filo de la navaja.

María dijo...

Tus dos calificativos, megalómano y soberbio, lo definen a la perfección, imposible añadir más.

Besos

Natalia Pastor dijo...

Tio Chinto:

Muchas gracias.

Natalia Pastor dijo...

Xesús López:

Gracias.

El daño que Garzón ha causado a la Justicia es irreparable.
Acitudes y acciones como las suyas son las que han elevado el desprestigio de la Administración de Justicia entre los ciudadanos a límites insoportables en una democracia que se precie de serlo.

Natalia Pastor dijo...

Mamuma:

Efectivamente, lleva años haciendo turismo al filo del abismo.

No sólo por sus penosas instrucciones o por sus actuaciones sectarias y politizadas, si no por conculcar principios básicos en su condición de magistrado de la A.N. que lo han llevado a sentarse en el banquillo y responder por el delito más grave que se puede imputar a un juez:el de prevaricación.

Natalia Pastor dijo...

María:

Se podrían añadir más,como es su falta de convicciones democráticas y el absoluto desprecio que siente por la JUSTICIA con mayúsculas.
La Justicia es un fin, no un medio para llevar a la práctica ajustes de cuentas políticas o servirse de ella para otros intereses aún más espúreos.

Candela dijo...

¿Razones de Estado? ¿Y quién se cree que es Garzón para aducir razones de Estado.

Es un personaje patético que en su conveniente esquizofrenia mezcla al Estado en una decisión personal y profesional. Si todos los jueces hicieran lo mismo esto sería un estado medieval donde cada noble aplicaba en su feudo su propia voluntad.

Además, que yo sepa, solo se pueden intervenir conversaciones en caso de narcotráfico y terrorismo. No, no todo vale..

Natalia Pastor dijo...

Candela:

Resulta curiosa su defensa , por que Garzón-cuando enjuició el GAL-, dijo que "jamás podía nadie ampararse en la razón de Estado, para vulnerar la ley".

Se ve que hay una doble vara de medir para el magistrado, según se trate de terceros.
En su caso, aludir al hecho de evitar un supuesto delito de blanqueo de capitales para permitirse grabar las conversaciones entre letrado y cliente, supone nada más y nada menos que una patada al sacrosanto derecho de defensa y una vulneración de los derechos fundamentales.

Zorrete Robert dijo...

Podría decirse que sí. Pero yo en este caso concreto niego la mayor. Este individuo no conoce la razón de Estado, al menos sabríamos a que atenernos. Este solo conoce la razón-garzón, es decir el estado se la trae al pairo. Actúa por una inflamación hipertrofiada del ego y nada mas. Su excusa puede intentar ser esa --después de haber perseguido a los que en ella se ampararon, gal-- pero yo no lo creo. Solo es su enfermizo ego.
Saluditos y un abrazote Natalia.

JackSparragoss dijo...

Garzón es un canalla, a secas, sin mas.
Desde l comienzo fue malvado. ¿Los culpables?
Sus profesores. Jamás debieron aprobarle.
Supongo que para llegar a ser juez además de aprobar unas oposiciones tendrás que pasar una entrevista o algo similar(ni idea). El que le entrevisto y dio su visto bueno, a la cárcel.
Aquí no se libra nadie, todos somos responsables cuando un malvado medra.

Siempre defenderé el sistema piano.
Tranquilamente sale de los juzgados. "Sorpresivamente" un piano cae... El azar puede ser tan estúpido como algunos jueces.

Un saludo.

Natalia Pastor dijo...

Zorrete Robert:

El GAL era un sumario que dormía el sueño de los justos en el despacho de Garzón hasta que éste volvió -furioso y decepcionado-, tras su efímero paso por la política de la mano de González.
A partir de entonces, retomó el sumario del GAL y fue a por la cúpula de Interior.

Y es que amén de significarse como un hombre de izquierdas, si hay algo para Garzón que está por encima de la ideología y de los principios, es su egocentrismo, megalomanía y afán de protagonismo que han sido "marca de la casa" desde sus inicios como juez en Almería.

Natalia Pastor dijo...

Jack Sparragos:

El problema de garzón radica en algo muy simple:él no considera la Justicia como un fin en si mismo, si no como un medio para lograr otros fines, que en nada tienen que ver con lo que es la función de un juez o magistrado.

A partir de este hecho, se explica toda la carrera de Garzón desde susinicios como juez enAlmería hasat su destino final en la Audiencia Nacional.
Asumió tanto su condición de "juez estrella", que se consideró por encima de la ley hasta el punto de vulnerar principios básicos en un Estado de Derecho, como es justificar el pinchazo de las conversaciones de los letrados con sus defendidos alegando que era «la única medida posible» para evitar un supuesto blanqueo de capitales.

Que un magistrado demuestre su desprecio por algo tan sacrosanto como es el derecho a la defensa, es que definitivamente, ese sujeto está absolutamente incapacitado para seguir siendo un miembro de la judicatura.

Agustin dijo...

Antes que nada mi mas sentido pesame.por la perdida de tus dos seres mas querido,Sobre Garzon que mas se puede decir.de este gran arribista de la judicatura.un saludo.

Natalia Pastor dijo...

Agustín:

Gracias.

Esperemos que el Supremo ponga punto y final a la carrera judicial de Garzón.
Amén de una catarsis más que necesaria,supondrá un antes y un después en la administración de Justicia en este país y en su regeneración.

E..P.. dijo...

En el 2011 hubo una fuga de capital hacia paraísos fiscales de más de 80.000 millones de €, el lavado de dinero es el pan de cada día.
Garzón debió hacérselo de otra forma más legal y no creerse el ombligo del mundo.
Lo de Gürtel y otros casos, ciento de ellos archivados, prescritos y demás irresponsabilidades judiciales, mientras el ciudadano cada dia cree menos en la justicia y no lo digo por decir, ya hay datos sobre ello.
En fin el caso que el asunto no pinta nada bien.
Saludos Cordiales Natalia.

Natalia Pastor dijo...

E.P:

El argumento que ha exhibido Garzón de que trataba de evitar blanqueo de capitales, y de ahí la intervención de las conversaciones entre abogado y cliente, es una absoluta falacia que no hay por donde cogerla.
Lo único cierto es que Garzón tuvo acceso y conocimiento de las estrategias de defensa de los letrados y supo en todo momento las conversaciones entre los imputados y sus abogados, en lo que es una vulneración flagrante de las garantias procesales y de los derechos constitucionales de los imputados.

Que un juez haya sido capaz de dar ese paso, revela que Garzón está absolutamente incapacitado para seguir siendo magistrado y que debe ser inhabilitado de por vida.

Da uan grima profunda ver a magistrados como Pedraz y a fiscales de la A.N "acompañar" como palmeros devotos a Garzón en su comparecencia ante el Supremo, en lo que no es otra cosa que suscribir de facto, que se puede prevaricar y vulnerar los derechos de defensa de unos procesados en aras de no se sabe bien que extraña y paradójica "razón de Estado".

Que unos jueces y fiscales hagan ese triste papel de banderilleros, pone los vellos como escarpias y demuestra más que nunca que hace falta una limpieza de la A.N a fondo, con "Zotal", para recuperar una justicia independiente y acrisolada.

C S Peinado dijo...

Mi más sentido pésame natalia y ánimo, el seguir adelante te ayudará a superar lo pasado.

En cuanto a Garzón, más de lo mismo, un subproducto de la judicatura que fue tan bueno cómo le dejaron ser hasta que la mano de la progresía le toco con su mano y se creyó que a parte de ser super juez podria ser mega político.

No se pueden unir poderes del Estado porque luego pasa lo que pasa, te ves en el Supremo cambiándote el dodotis cada tres minutos.

Un saludazo.

Natalia Pastor dijo...

C.S.Peinado:

Grcias.

Garzón es la muestra perfecta de lo que es la politización de la Justicia en su máxima expresión.

El triste ejemplo de cuando un juez se convierte por mor de los focos y de la atención mediática, en una mega estrella que trasciende de lo que es la función judicial para convertirse en otra cosa, en un individuo megalómano,soberbio y narcisista que concibe la Justicia como un mero instrumento para alcanzar sus objetivos y colmar sus ambiciones personales.

Urdanautorum dijo...

En varias ocasiones ha instruido mal; ha tenido una obsesión por chupar cámara; ha sido implacable, cruel, con compañeros suyos; ha cometido descarados agravios, como su actitud hacia la denuncia contra Carrillo; ha tenido fallos en beneficio de maleantes, como en este caso; ha cambiado de criterio según le ha convenido; le ha podido su ansiedad de poder; se ha pegado la vida padre atendiendo su popularidad y remuneración mientras se retrasaban asuntos de su Juzgado; ha sido vengativo y tiene una descarada ideología política que no le permite mantener la ceguera de la Justicia.

Además, goza de una gran fama, pero no del mismo prestigio entre sus colegas.

Esperemos que se haga justicia.

Un abrazo

CARLOSCC dijo...

Tu blog ha sido propuesto para optar al “Premio Libertad de Expresión en la Red”.
Un beso muy fuerte.

http://rebuznometro.blogspot.com/2012/01/premio-libertad-de-expresion-en-la-red_23.html

Señor Ogro. dijo...

Garzon es el zapatero de la justicia... o zapatero era el garzon de la politica.. como se quiera.

Una de las más célebres frase de Zapatero era aquella de "la politica no esta al servicio de las palabras, las palabras estan al servicio de las politicas". Ya sabemos los resultados de este axioma zapateril. Pues algo igual es este Garzon, con el agravante de que un juez se debe a los hechos y la ley, o sino prevarica sí o también.

velarde dijo...

Me uno al comentario de tio chinto, un abrazo con todo mi afecto y cariño.

Herep dijo...

El megajuez... el superjuez... el Gran Comisariado Político, capaz de saltarse las leyes a la torera con la intención de empurar a éste o a aquel que se le cruzó en la calle.
Eso es Garzón, un nefasto juez-instructor que, gracias a la moral viciada que padecemos en España desde hace muuuchos años, se erigió como garante de la Justicia Universal.

El juez juzgado... y la Democracia funciona.

Un abrazo, Natalia... y mucho ánimo en estos momentos.

José Luis Valladares Fernández dijo...

Antes que nada, querida Natalia, recibe mis condolencias. El mazazo no ha podido ser más grave. Pero ánimo, que la vida sigue.

En cuanto a Garzón, la Justicia ganará mucho si le apartan definitivamente de la Magistratura. Personajes como este no hacen más que menoscabar la credibilidad de la Justicia. Demostró que no confía en la Justicia. Por eso recusó a tantos jueces ya que pensaba que no le iban a tratar con justicia; señal de que no se puede confiar en él.
La mayor torpeza es que, una vez que se dedicó a la política, se le haya vuelto a admitir como juez.

Un abrazo

Elena Nito dijo...

Como dice Urdanautorum, entre sus compañeros magistrados cae bastante mal y es considerado un profesional poco fiable, con dejación frecuente e injustificada de sus funciones obligadas. Muchos reclamaban al beatífico Dívar más contundencia y menos contemplaciones con él. Sólo los pocos de su escuela, que aspiran a algunas migajas de estrellato le amparan.

Durante un tiempo, cuando asestó unos cuantos golpes serios al entramado político y financiero de ETA, lo miré con otro respeto.

Pero esa megalomanía, esa adicción al estrellato, esos escarceos impúdicos con la política, esos cambios de criterio..No sólo no lo ensalzan sino que lo convierten el modelo perfecto de lo que no hay que hacer.

Un abrazo muy fuerte Natalia.

lujaban dijo...

Natalia, lo de Garzón es pecata minuta al lado de tu dolor, que comparto sinceramente.
La verdad es que el tópico dice que la vida debe seguir.
Y así es, ánimo y adelante.
Y si es sin tener que compartirla con golfos como Garzón, todo será más llevadero.
Un abrazo de corazón.

El Fugitivo dijo...

GARZONETE invoca la razón de Estado, porque se cree gobernante, aunque se quedó a las puertas de ser ministro de interior con Mister X.

El juez juzgado
Payaso togado.
El juez estrella estrellado
El candidato frustrado,
El cazador, cazado
Y el faisán.... Volando.

Muy buena tu reentré. Me alegra verte, a Dios rogando y con el mazo dando.

Fuerza y p'alante Natalia.

Trecce dijo...

El principal problema de este hombre, Natalia, no es este caso en sí mismo, es toda su trayectoria. Es más, si este fuera el único caso en el que sus métodos son puestos en duda, seguramente mucha gente se pondría de su parte, porque lo que se oye en las conversaciones no tiene desperdicio y aún siendo métodos que las leyes no amparan y que no sirven como prueba, más de uno le disculparía. Lo que ocurre es que siempre hace lo mismo, se salta las normas, instruye fatal, y esto una vez y otra y otra... Total que la excepción es que lo haga bien.

Natalia Pastor dijo...

Urdanautorum:

Como instructor es un absoluto desastre y un fiasco de dimensiones bíblicas.
Sólo hay que recordar el caso Nécora,con ese juez superestrella volando en helicóptero, con GEOS y parafernalia de todo tipo para acabar en simples fuegos de artificio.

Natalia Pastor dijo...

Señor Ogro:

Todo en él es pura pse,trampontojos mediáticos y afán de protagonismo.
Recordemos cuando se dio prisa inusitada por suspender Batasuna cuando ya había fecha para que el Parlamento aprobara la ley que iba a ilegalizarla;cuando suspendió a ANV y al PCTV el mismo día en que el Tribunal Supremo estaba reunido debatiendo esa medida...

A eso hay que añadirle su estrambótico paso e incursión en la política de la mano de Felipe González y una peculiar estancia en Nueva York que puso la primera piedra de su caída a golpe de Código Penal.

Natalia Pastor dijo...

Velarde:

Muchas gracias.
Un beso.

Natalia Pastor dijo...

Herep:

Gracias de corazón.

En 1993,Garzón se convirtió en la sorpresa de la campaña del PSOE cuando se presentó como 'número dos' de la lista socialista por Madrid. Tras las elecciones, fue nombrado delegado del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas, pero nada más, así que a los pocos meses dimitió y regresó a la Audiencia. Allí,furiosoy agraviado por González y Belloch, tiró de cajones y puso en la cuerda floja a sus ex compañeros del Gobierno con las investigaciones sobre los GAL.

Con eso está dicho sobre la altura moral del individuo...

Natalia Pastor dijo...

Jose Luis Valladares:

Muchas gracias,querido amigo.


Garzón es hoy un juez suspendido como presunto prevaricador

Si nunca debió volver a la AN tras su paso por la política, la segunda vez que se le debió poner coto y freno ,fue en marzo de 2005 comenzó su segundo paréntesis judicial, el de su extraña estancia en EEUU, que le ha costado la causa penal conocida por los pagos de NY. La que le puede costar un tercer banquillo.

Quince meses más tarde, volvió a su juzgado, con un inolvidable y vomitivo,repugnante y nauseabundo autollamamiento a no criminalizar a la izquierda abertzale. Prosiguió desenterrando a Franco tirando de denuncias que también había tenido que desenterrar.
Casi literalmente, porque dormían en su cajón hacía tiempo, tal y como habían denunciado al CGPJ los propios denunciantes.

Natalia Pastor dijo...

Elena Nito:

Su pasión por el foco mediático, por la popularidad, su afán de protagonismo y soberbia le han hecho que -amén de sus nefastas instrucciones-,le llevara tras el 11-S,a asombrar de nuevo al mundo procesando a Bin Laden.Surrealista.

Y que decir del "caso Faisán", acumulando polvo en el cajón hasta que lo retomó Grande Marlaska...

Natalia Pastor dijo...

Lujaban:

Muchísimas gracias.
Un beso.

Natalia Pastor dijo...

El Fugitivo;

El daño que le ha causado Garzón a a la Justicia en este país, es irreparable.
La ha enfangado,politizado y arrastrado por la mayor de las infamias.