miércoles, noviembre 16, 2011

Para echarse a temblar


La Sala Penal del Supremo ha absuelto a los cuatro guardias civiles a los que la Audiencia de San Sebastián impuso penas de dos a cuatro años de prisión por delitos de tortura y lesiones a los etarras Igor Portu y Martín Sarasola.
El Tribunal Supremo considera incorrecto el fallo de la Audiencia por dar como válidas unas pruebas de cargo «muy inseguras».

La sentencia señala concretamente las contradicciones de los etarras en sus declaraciones , a la falta de acuerdo de los informes forenses y, sobre todo -lo más escandaloso- a que existía en el sumario un documento interno de ETA en el que se reflejaba que los etarras habían incurrido en «una falsa cantada».

Ese documento incautado a ETA instruye a los etarras sobre su «deber» de denunciar torturas y se afirma «denunciad a cuantos txakurras [policías] podáis», «hablad de golpes, bolsa, bañera..», «luego ya sacaremos testigos».

El razonamiento del Supremo es impecable, por lo que la cuestión a dilucidar, es por qué la Audiencia de San Sebastián condenó a los agentes con unos indicios tan endebles.

¿Cómo es posible que la Audiencia Provincial de San Sebastián ignorase ese documento a la hora de valorar la inocencia de los guardias civiles?. ¿En que manos estamos?. ¿Qué confianza pueden tener los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado en los magistrados de la Audiencia Provincial de San Sebastián?.

Tremendo.



natpastor@gmail.com

37 comentarios:

Señor Ogro. dijo...

De la misma forma que la educación se ha convertido en una madrassa en manos de los nazionalistas, no se puede olvidar que su siguiente objetivo es tener una suerte de euskal-justitzia donde los jueces sean elegidos con criterios de "sensibilidad" por el terruño: a saber, a sueldo del politico y de la ideologia.

Si a esto unimos la demencial situación de la justicia española en su conjunto, que pasen cosas como esta no va a ser algo excepcional.

¿O alguien creía que la violación de la constitucion a tantos niveles; o la prostitución de los máximos tribunales y órganos jurídicos no iba a pasar factura?

Alfonso Guerra entre risas: "Montesquieu ha muerto". Y no volvió a decir otra verdad desde entonces.

Helio dijo...

Lo que ocurre en el pais vasco es elucinante, dar mas credibilidad a los asesinos que a la policía o guardia civil sin pruebas contundentes, sabiendo ademas que siempre alegan torturas.
Aun recuerdo la puesta en libertad de aquel mal nacido que asesino a dos ertzainas.
Saludos.

Natalia Pastor dijo...

Señor Ogro:

A mi lo que me inquieta tras leer la sentencia del Supremo, y ver la absoluta aberración jurídica de la Audiencia de San Sebastián condenando sin pruebas a cuatro guardias civiles, es si tamaño dislate obedecía a la particular falta de discernimiento de los magistrados, a una puntual diarrea mental o si en cambio - lo más probable-, estamos ante una sentencia ajustada a los tiempos de la claudicación.

Si es así - que es lo que me temo -, si las togas -como dijo Pumpido-, se han llenado de barro y heces para seguir -vía judicial -, la "hoja de ruta" de ETA, se ha traspasado una linea roja que dispara todas las alarmas.

Si ya están dispuestos a "sacrificar" en el altar de la rendición a cuatro guardias civiles inocentes que cumplían con su deber, es que definitivamente, hemos tocado fondo.

Natalia Pastor dijo...

Helio:

Es lo que he comentado antes.
Da toda la sensación de que una sentencia tan zafia y chusca, carente de pruebas sólidas y hechos probados que justifiquen tamaña condena, sólo puede obedecer a una clara intención de "ajustarse" a los tiempos de la claudicación y no salirse un milímetro de la "hoja de ruta".

Cómo poco, es inquietante.

María dijo...

Como tú bien dices es inquietante que se tengan los papeles cambiados, que aquí los malos sean los buenos y viceversa.

Hay que tener mucho valor para ser Guardia Civil o policía en las Vascongadas (agravado por un salario casi miserable) a sabiendas de que no sólo tienes el enemigo en la calle, sino que tienes muchísimas posibilidades de tenerlo también en casa, de que te venda quien debería protegerte.

Besos

Candela dijo...

No se qué pensar porque ignoro como se les concede a los jueces un determinado destino en un juzgado.

Quiero decir que puede ser comadreo político o miedo, pero en ambos casos es inadmisible que se dicten sentencias tan dispares sin tener en cuenta las pruebas.

Al cabo, siempre vamos a parar al mismo sitio, como con el expolio de muchos políticos ¿Es delito o negligencia? ¿Se le puede dar una solucción legal o no? Debe haber un límite, una especie de lex artis, como en el caso de los médicos.

Natalia Pastor dijo...

María:

Da la sensación - y más tras leer la contundente sentencia del Supremo que enlazo en el post -, que la Audiencia de San Sebastiá no sólo no tenía ningún asidero probatorio para condenar a los guardias civiles, si no que además "ignoró" el documento incautado a ETA donde se daban instrucciones expresas a los terroristas a la hora de denuciar falsas torturas.

¿Por qué entonces esa sentencia de la Audiencia?.

A mí no me queda más remedioque pensar que se debe a seguir el "momento político" de la claudicación.

Natalia Pastor dijo...

Candela:

Desgraciadamente,Candela, no lo hay.
Probar que unos jueces han cometido una prevaricación es asunto harto difícil.

Como muestra,el hecho de que el propio Tribunal Supremo ha desestimado una demanda de prevaricación contra los magistrados del TC que votaron a favor de la legalización de BILDU,contrraviniendo la propia sentencia ...¡¡¡del Supremo!!.

Javier Sanz dijo...

Sólo falta, como reclaman muchos nacionalistas, un Tribunal Supremo "Autonómico" para no quedar supeditados a uno a nivel nacional y, así, que todo quede en casa.

Un abrazo

Elena Nito dijo...

Totalmente de acuerdo contigo Natalia. Es para echarse a temblar que un país observe estos procesos como quien oye llover (máxime cuando la Audiencia de San Sebastián ya tiene nutridos antecedentes en este sentido). Muy de acuerdo también con lo que apunta María.

Es curioso que ayer hablabas de irse de rositas y hoy de condenas injustificadas..Dictadura pura y dura. Porque yo lo valgo. A Montesquieu se lo pasan por el arco del triunfo. Para surfear por encima del bien y del mal y del pueblo infantilizado y anestesiado.

A ver qué pasa con "el yerno de riesgo", porque lo que publica hoy EM..tela marinera.

Sin Justicia un país no madura nunca, es incapaz de aprender de sus errores porque no asume sus consecuencias y no puede haber una verdadera democracia.

El Fugitivo dijo...

Menos mal que no les ha dado tiempo a tramitar la ley de enjuiciamiento criminal, y otras cuantas artimañas rubalkafkianas... Aquí dejo un link: http://www.cincodias.com/articulo/economia/adelanto-electoral-deja-tramitar-leyes/20110919cdscdieco_4/
P.S. Tras un castigo timofónico, el fugitivo vuelve a la Red de Redes (no, Punset, no!) Saludos, Natalia.

velarde dijo...

Puedes imaginarte el grado de incentivacion que pueden tener las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado con un gobierno y sus leyes que penalizan y encarcelan las actuaciones contra asesinos y terroristas, mientras colocan a los verdaderos criminales en ayuntamientos, y con privilegios que se escapan ala logica humana, todo un merito de esta caterva de politicuchus al servicio bastardo de intereses esquizofrenicos y nauseabundos.

JULAMO dijo...

Acertado el comentario de Javier Sanz, pensando en el estatuto de Cataluña aprobado por el parlamento Catalán -Zapatero se comprometió a aceptar lo que se decidiera en él- de no haberlo cercenado "por pelos" el Constitucional. Deberían los españoles añadir el riesgo a lo que hemos estado expuestos por ese disparate de Zapatero.
¿No cabe ninguna acción legal por parte del Ministerio del Interior contra ese "ilustrado", o, cuando menos, pusilánime juez?
A mí, con sinceridad, me jode a rabiar que guardias civiles o policias profesionales y honrados que se juegan el tipo deteniendo a unas ratas descerebradas en lugar de actuar a estilo Margaret Thatcher, se atrevan a enjuiciarlos por malos tratos.
Conviene recordar que estos perros asesinaron a dos ecuatorianos: Diego Armando de 19 años y Carlos Alonso de 35. Llevaban años en España ganándose la vida honradamente y manteniendo a sus familias desde aquí. Familiares que, siguiendo lo políticamente correcto de moda, deberían saber perdonar y así defender la libertad, el autogobierno y las instituciones democráticas de Euskadi...

Trecce dijo...

¿Con qué ganas va a ir un policía a trabajar cuando los asesinos estos estén de por medio? No olvidemos que son hombres y mujeres como nosotros y cuando se sientan desamparados, harán como el gato escaldado. No se trata de que la policía pueda abusar de su posición, ni de darles poderes que no deben tener, se trata de que esos abusos no los cometan unos desalmados.
Estamos hablando de algo bien sencillo: Justicia.
Da miedo.

Natalia Pastor dijo...

Elena Nito:

En este país están encendidas todas las luces de alarma respecto a la falta de independencia de la Justicia, y aún así, gran parte de los ciudadanos no son conscientes - o no quieren serlo -, de ello.

De todas formas, este asunto de los guardias civiles condenados -en un principio-, por la Audiencia de San Sebastián, es de una gravedad extraordinaria, en un sentido que ya he comentado antes: si están dispuestos a "sacrificar" en el altar de la claudicación ante ETA a cuatro inocentes, con tal de seguir la "hoja de ruta" y demostrar a los asesinos y a su entorno, que el Gobierno está dispuesto a todo, es que en este país se ha llegado a un punto de "no retorno".

Es de una gravedad extraordinaria.

Natalia Pastor dijo...

El Fugitivo:

Tienes toda la razón y apuntas un dato transcendental: si se llega a producir esa reforma de la ley de enjuiciamiento criminal que tenía prevista Camaño, la situación de la Justicai hubiera derivado hacia lo que hoy en día sucede en Venezuela.
Gracias a la crisis y al adelanto electoral, no se ha producido.

Natalia Pastor dijo...

Javier Sánz:

Esa es la auténtica aspiración de los nacionalistas y de hecho, una de las reclamaciones de los catalanes que figuraban en el Estatut, y que a última hora fue excluido por el TC.

Natalia Pastor dijo...

Velarde:

Ese es un dato que es evidente, y que a raíz de caso Faisán todos lo sindicatos policiales han denunciado: la absoluta falta de motivación y desmoralización de unos cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado que han visto como han sido traicionados y vendidos por el Gobierno de su país.
Es escalofriante.

Natalia Pastor dijo...

Julamo:

Una decisión de ese calado, no viene por el advenimiento repentino; son producto de la permeabilización de unos jueces proclives y sumisos ante las indicaciones que emanan desde el Gobierno y la Fiscalía, en aras de facilitar en lo posible que la negociación con ETA no sufriera deterioro alguno.

Natalia Pastor dijo...

Trecce:

Eso es lo realmente escalofriante que señalaba antes: si se está dispuesto a sacrificar a cuatro guardias civiles inocentes con tal de no perturbar la "hoja de ruta" pactada por el Gobierno y ETA, es la evidencia de que hemos estado -estamos aún-, en manos de unos gobernantes que son unos absolutos degenerados morales y éticos.

José Antonio del Pozo dijo...

Pues es que tu texto de hoy es tan elocuente que sólo merece la felicitación y el aplauso. Y bastante poca publicidad se ha dado al tremendo hecho.
saludos blogueros

Natalia Pastor dijo...

Jose Antonio del Pozo:

Gracias.
Es cierto lo que comentas; a pesar de la gravedad del asunto, éste ha pasado desapercibido o casi de puntilla por los medios de comunicación.

Elena Nito dijo...

Natalia, me comentaba hace poco una amiga que se ha venido temporalmente a Madrid, pero vuelve en breve al País Vasco (ella Juez, el "consuerte" Fiscal) que efectivamente alrededor del 5% de los casos Juzgados son "sensibles" a influencias políticas..

Me hizo gracia que le parecieran pocos, debe ser que si todos cedieran a todas a las presiones serían muchos más..

¿Quién les devuelve ahora el tiempo perdido, el sufrimiento vivido y el honor puesto en entredicho por el camino a estos guardias civiles y sus familias?

Curioso que en todas las fotos los encapuchados son los que detienen y a cara descubierta los terroristas detenidos..

Natalia Pastor dijo...

Elena Nito:

No sólo en el País Vasco.
Ayer cenaba con una amiga,magistrada, y me comentaba que las presiones que está sufriendo la juez Alaya que investiga los EREs fraudulentos de la Junta de Andalucia, son terribles.

No sólo por lo que supone de cara a estar mirada con lupa, si no que incluso el asunto trasciende al ámbito personal, hasta el punto que Alfonso Guerra ha insinuado que existía una relación amorosa entre la juez y el alcalde de Sevilla Juan Ignacio Zoido.

O la juez de Lugo que instruía el "caso Campeón" que afectaba a Pepiño Blanco, y que vió como un coche con dos ocupantes la seguía, siendo identificados como miembros del CNI.

Ante situaciones así, son pocos jueces lo que mantienen la independencia; doblan la cerviz y deciden posicionarse para "hacer carrera" y progresar en el escalafón.

Es así de triste, pero desgracidamente, la Justicia en España está en esa tesitura.

C S Peinado dijo...

Querida Natalia:

No es ningún secreto que la judicatura está tan politizada que el dictamen del gobierno está por encima de la Ley. A tal nivel de perversión hemos llegado en lo que a Administración del Estado se refiere.

Es sólo el comienzo del ascenso de un calvario que no ha hecho más que presentarse. zETAparo, que no ha hecho nada por el Estado ha estado planeando, subrepticiamente, la destrucción de España, desde sus cimientos hasta su cúpula. A tal fin ha vulnerado la Constitución, pervertido la judicatura, dado alas a los nazionalistas y arruinado la Nación.

Los que vengan después se encuentran un marrón pringoso y maloliente, una sociedad quebrada, unos principios nacionales inexistentes y muchísima ruina. Ruina acentuada por los indignos votantes de un partido que a pesar de lo que nos ha hecho, seguirá recibiendo el aval de millones de votos.

Un saludazo.

jano dijo...

Verdaderamente tremendo, Natalia, y más si tenemos en cuenta el caso y la envergadura del mismo.
La Justicia de este país está tan corrompida y politizada que los ciudadanos ya no podemos confiar en Élla; desde el momento en el que se le ha caído la venda de los ojos y puede mirar a quién juzga, las decisiones judiciales inclinan su balanza según convenga y el dedo/dedazo que desequilibra los platillos.
Como ciudadano corriente he tenido algún contacto con las salas de justicia y me he sentido desprotegido ante el malhechor acusado, por la PRESUNCIÓN DE INOCENCIA, estando los hechos claros y meridianos y habiendo reincidencia probada y sentenciada en anteriores juicios, por parte de mi denunciado.
¿Qué pensará un servidor de la ley, que se juega el tipo en la persecución y detención de asesinos y otros delincuentes peligrosos, cuando le ocurre un caso como este? Lo más lógico es solicitar la ILT (miles de miembros de la Guardia Civil y Policía Nacional están en ILT por depresión) y, en la desesperada, solicitar la incapacitación en el Cuerpo y dedicarse a otra cosa menos peligrosa y más gratificante.
La política rastrera de este país y la contaminación mediática y partidista de los jueces, que son funcionarios dioses/vedettes, está arruinando la credibilidad que los ciudadanos deberíamos tener en instituciones básicas de un estado de derecho, con el peligro que ello conlleva: nos apetece cada vez más conseguir en el mercado negro una Mágnum del calibre 41 para obtener la protección que no nos ofrece el Estado en su conjunto. John Locke se sentiría amordazado en sus teorías si conociera el futuro que vivimos los presentes.
Un saludo.

Natalia Pastor dijo...

C.S.Peinado:

La situación que se encontrará Rajoy es caótica.

Por que como tu bien señalas, no se trata ya solamente de la situación económica, de los 5 millones de parados; de lo que hablamos es de una degradación total de las instituciones, de la unidad nacional, del auge de los nacionalismos más radicales, de la conflictividad social.

Ciñéndonos al tema de la Justicia, urge, es primordial que Rajoy acomete una limpieza y reforma profunda para devolver a los jueces la independencia perdida y la credibilidad ante los ciudadanos.

Natalia Pastor dijo...

Jano:

El gran problema es que el grueso de la sociedad no es consciente de la gravedad de la situación de la Justicia en España.
En parte, por que no lo perciben directamente, y en parte también, por una inhibición ante un problema que socava los cimientos mismos de la democracia.

La Justicia no es que esté absolutamente politizada, que lo está; es que está absolutamente supeditada al poder político, empezando por el Fiscal General y acabando por unos magistrados del TC que están colocados a dedo y obedecen a la consigna política del Gobierno de turno, como bien hemos podido comprobar en el tema de BILDU.

En lo referente a los sucedido en la Audiencia de San Sebastián, yo no tengo dudas de que se trata de una sentencia "contaminada", producto de ese clima de "arrastrar las togas por el fango", prroducto del proceso de negociación del Gobierno con ETA.

Y eso es inadmisible.
Ahí es donde Rajoy debe entrar a saco.

Zorrete dijo...

Pobrecitos, los venden sus jefes, los venden los jueces y luego queremos que den la cara, tiene bemoles.
Saluditos.
Ps: ¿Para cuando poner a algunos en las colas de "Prevaricación manifiesta"?

jano dijo...

Pues me has dado la razón en todo, Natalia. Se empieza por asesinar a Montesquieu, muerto hace muchos años, por ciscarse en las teorías de Locke, por asumir que los políticos son dioses olímpicos que pueden disfrutar de los placeres mundanos sin rendir cuentas y eternizarse en el momio, y acabamos en una justicia tan rastrera e ineficaz como la gestión de nuestros políticos llevándonos a la ruina. Pagaremos la factura de la orgía que hemos vivido hasta ahora los de siempre; los medioculplables contemplarán nubes cómodamente el resto de sus vidas mientras las togas seguirán tan negras de mugre como siempre, hasta que digamos ¡BASTA! las putas que mantenemos a nuestros chulos con nuestro trabajo y sin la protección de los proxenetas.
¡Terrible!

Natalia Pastor dijo...

Jano:

Pues sí.
Por eso insito en que la regeneración de España pasa indefectiblemente por la Justicia.
Uan democracia real, sana, basa sus cimientos en una Justicia independiente,limpia, absolutamente alejada de los conciábulos del poder político, ajena las intromisiones y presiones del poder ejecutivo.

MAMUMA dijo...

A esto hemos llegado desde que la justicia está manos de lo políticos.

Natalia Pastor dijo...

Zorrete:

Como decía anteriormente Jano en su comentario, "miles de miembros de la Guardia Civil y Policía Nacional están en ILT por depresión) y, en la desesperada, solicitar la incapacitación en el Cuerpo y dedicarse a otra cosa menos peligrosa y más gratificante".

Es realmente dramático.

Natalia Pastor dijo...

Mamuma:

En sus manos y obscenamente ensuciada por ellos en aras de intereses bastardos y - a menudo -, inconfesables.

Clandestino dijo...

"Crimen organizado en el estado" debe ser la expresión que más veces he escrito en mi vida.

El socialismo en general, junto al miliciano residual de la Guerra Civil, está incrustado y privilegiado en el estado, desde los pactos de la Moncloa. Desde entonces en España no hay seguridad jurídica y el amparo de la Justicia se ha ido debilitando en la misma proporción que ha sido manipulada y extorsionada por el socialismo, hasta su total dependencia.

Hay numerosos jueces y agentes de las FSE, auténticos héroes que en virtud de su independencia que la Constitución les concede, les obliga a enfrentarse al estado del que son parte y en el que se ven obligados a convivir con el crimen organizado en él, empeñado en impedirles el ejercicio de sus deberes, desde esa independencia. A unos por las buenas. Los más por las malas artes aplicadas desde su experiencia y profesionalidad del crimen en toda su gama y peligrosidad, en una horquilla que abarca desde terroristas hasta vulgares rateros, pasando por omisos, traidores o corruptos.

Eso es lo que tenemos. Unos colectivos formados de pequeños gigantes, sacudiéndose la gusanera de su estado podrido, cubriendo con su hedor la vida nacional.

España tiene que abrir los ojos y darse por enterados definitivamente, de que mientras el socialismo criminal ande libre, será imposible la convivencia, el progreso y la Justicia, en paz. Tras ochenta años padeciendo sus tarascadas y su crueldad, vasiendo hora de que aceptemos esa realidad y le pongamos coto definitivamente.

Natalia Pastor dijo...

Clandestino:

La juez de Lugo que investigó a Blanco,Mercedes Alaya y Coro Cillán son heróicas excepciones, justos en Sodoma, el último reducto de lo que es la esencia de la Justicia.
Y por eso son atacadas sin piedad.

Por que como tu bien señalas, la Justicia está absolutamente empozoñada; urge que Rajoy -que contará con la mayoría absoluta más clamorosa de la democracia-, acometa una cirugía agresiva que permite que los jueces vuelvan a recuperar la independencia, a ese estatus del que gozaban antes que el PSOE y Guerra dijeran aquello de "Montesquieu ha muerto".

Clandestino dijo...

Además de esos jueces seme ocurren el Juez Ruz y Grande Marlasca, entre muchos más anónimos que se debaten entre la precariedad de medios y la obstrucción del propio estado.

Es necesario instaurar la independencia del poder judicial haciéndolo reconocible en el TS, como cabeza visible que tome medidas de forma autónoma y directa contra la omisión o violación del estado de derecho y del orden constitucional, de la mano de otros poderes.

Hay que despojar al rey del cargo político de Jefe del Estado, por omisión, y del cargo militar de Jefe Supremo de las FF.AA, por omisión, y de garante del orden constitucional, por omisión.