viernes, febrero 06, 2009

Contra reloj


Cuando escribo estas lineas, y tras dos jornadas frenéticas en las que el movimiento Provida del cual formo parte activa, se ha dejado hasta el último jirón de piel en todas las instancias y niveles, faltan pocas horas para que Eluana Englaro sea desconectada de la sonda alimenticia que la mantiene con vida, en la la clínica "La Quiete" de Udine.
Eluana Englaro permanece en coma desde hace diecisiete años, y a petición de su padre,
una sentencia del Tribunal Supremo de Italia, avala que Eluana sea desconectada y muera de hambre y sed.
Silvio Berlusconi, contra reloj, prepara un decreto,
que impida que sea desconectada, aunque para ello, se necesita de forma imprescindible, la firma del presidente de la República, Giorgio Napolitano, que tiene dudas al respecto, sobre la conveniencia o no, de firmar el decreto e ignorar la sentencia del Supremo.
Lo que está en juego, es simplemente, la batalla por la vida, el sagrado derecho que nos asiste a todos.
Eluana no está en fase terminal. Eluana no ha pedido morir.
Es su padre, el que ha decidido que su hija no viva más, cuando ni siquiera paga ni costea los gastos de hospitalización de Eluana que corren a cargo de un hospital religioso, y son las monjas quienes cuidan de ella.
Esa es la batalla.
Y el reloj sigue corriendo.
Dios quiera que podamos impedirlo.

gutisiempre@hotmail.com

31 comentarios:

santiago dijo...

La ley sobre eutanasia,debe exijir siempre el acuerdo previo (lógicamente, de muchos años atrás) de la persona que va a ser sometida a ella, pues a esta chica no le han preguntando si quería morir definitivamente o no lo quería, y cómo se han dado bastantes casos de personas que han salido del coma tras veinte o treinta años de estar sumidas en él, me sigue ofreciendo dudas que sea correcta la decisión de quitarle la vida a esta chica.

amaya dijo...

Matar a alguien de hambre es de lo mas inhumano que puede haber. ¿Cuanto tiempo va a tardar en morir?

tejón dijo...

Eluana no tiene muerte cerebral, sino que está en estado vegetativo (es decir tiene ciclos de sueño y vigilia diferenciados y actividad cerebral mínima pero actividad) lo único que no es consciente de su entorno.
Matarla de hambre,es asesinato puro y duro.

Sempietnos dijo...

Cuando hay muerte cerebral se necesita un respirador asistido, esta chica solo esta siendo alimentada.
Pero amén de esto,el asunto es otro:las familias de los enfermos mentales esquizofrénicos también sufren y las familias de los enfermos de Alzheimer también.
Y las familias de los afectados de enfermedades degenerativas raras, que te van postrando y dejando invalido y saben los padres que su hijo morirá cualquier dia.
Yo conozco casos de niños asi, sus padres saben que no llegarán a la adolescencia y les ven empeorar dia a dia.
¿Pero por eso vamos a matarlos?. ¿A los enfermos irrecuperables de Alzheimer o esquizofrenia?.
¿Para que sus familias descansen?.
¿Hacia donde nos llevaria eso? ¿Hacia la eugenesia?.
Guti,desde aquí un fuerte abrazo y mi más rendida admiración por vuestra labor.

risquett dijo...

Morir de hambre y sed no parece muy digno que digamos.
Eluana está en coma por un accidente de tráfico, no por una enfermedad. No es una enferma.
En todo caso es una discapacitada,que necesita ayuda para poder alimentarse.
Y como dice Guti,han sido religiosas las que han cuidado a Eluana desde 1994, y han ofrecido su apoyo y consuelo a su padre. Incluso se ofrecen a seguir cuidando gratis a Eluana hasta su muerte natural, no por inanición.
El padre de Eluana es el que se ha rendido.

Caballero ZP dijo...

Esperemos que Berlusconi evite el asesinato de esta joven. Lo que más me indigna son los voluntarios que se han presentado para acabar con su vida, sin duda una manera de calmar sus ansias de matar sin recibir castigo.
Saludos

francisco dijo...

Eluana no es una enferma terminal.
Lo que pretenden es matarla de hambre y de sed. Ella no se está muriendo.

germán dijo...

Ahora no sufre y esta viva.
La posibilidad futura de recuperación nunca se sabe con certeza absoluta.
¿Y si despierta?.

Fin de los Tiempos dijo...

Eso parece ser lo que nos espera a todos, señor Guti, que se apruebe que a la que uno no tenga voluntad y un familiar se canse, tengan libertad de apagarle y hasta otra.

No entiendo al padre. En su lugar preferiría millones de veces más poder ver a mi hija todos los días en una cama a visitarla en el cementerio.

Lázaro dijo...

Yo lo tengo claro: no es cuestión divina. Debe ser el Tribunal Supremo. Éste ya se ha pronunciado y seguro estoy de que no a la ligera. Debería obrarse en consecuencia y respetar la independencia de poderes. Mezclar a Dios en estos asuntos no lo encuentro procedente ni recomendable. Pese a la discrepancia, le envío mis más respetuosos saludos.

Joven Madrileño dijo...

Este caso es algo especial y delicado. Nada más y nada menos que 17 años en los que no está ni viva ni muerta, porque eso sí que no es estar viva. Como caso especial, y aunque soy contrario a la eutanasia activa pero esta es pasiva, entiendo perfectamente al padre. Decida lo que decida, siempre será un acto de amor.

Hay que entenderle. Su hija parece estar en un punto de no retorno. Está viva sin vivir y muerta sin estarlo aún. Dudo que lo suyo (la decisión del padre) haya sido una decisión fácil.

Miguel A. dijo...

Si lo decidiera la propia persona, no habría reparos. Pero lo que aquí hay es un caso de un individuo decidienco sobre otro. No es lo mismo.

Legionarius dijo...

Esto sólo puede pasar en el mundo en el que vivimos carentes de valores o de moral. Si permiten el asesinato de esta mujer, ¿Cuál será el próximo paso? ¿Matar a todos aquellos que tengan algún tipo de tara?

Un saludo español...

No a todo dijo...

Por desgracia me temo que su suerte está echada, y que su muerte pesará sobre la conciencia de su padre y la de Napolitano. Si la tuvieren.

Morgenrot dijo...

¡Maldita pseudoprogresía que quiere actuar como un Dios cuando sólo somos seres tremendamente vulnerables !,¡ Qué mínimo que tengamos un respeto a lo que no podemos crear: la vida !

TELLAGORRI dijo...

Natalia, creo que en primer lugar hay que clarificar la situación real de vida de esa chica italiana.

No estoy ni estaré nunca a favor de la eutanasia ni de la eugenesia, pero algo que esté con pulso vital merced a una máquina, no es un ser vivo a salvar.

Cuando no había esas máquinas, un cerebro muerto moría de forma natural.
Si de forma artificial se le mantine vivo, el desconectar lo artificial jamás será eutanasia ni nada parecido.
saludos

Alawen dijo...

No puedo entender que se considere un acto de amor el dejar morir de hambre y de sed a una persona que ni lo ha pedido ni lo necesita. Para mí es más un acto de egoismo, pero allá cada uno con su conciencia.

Pocomancha dijo...

Es que ella no está eligiendo morir, no puede, por lo tanto, no me parece ni justo ni ético que la familia elija por ella, que aún sigue con vida. Si hubiese dejado un certificado de ultimas voluntades expresando su deseo de desconectarla si llegase a pasar lo que le está pasando, otra cosa distinta sería, pero así no.

El Abogado Chalado dijo...

Qué egoísta el padre, qué asesino... lo que hay que leer.

El Subdirector del Banco Arús dijo...

¿Y que harán con los tetrapléjicos, con los niños con taras y con todos los que no se puedan alimentar por sí mismos? ¿También les negarán la comida y el agua?

Jose A. Jimenez dijo...

Miedo me da cuando no me pueda valer y´pavor el que tenga la tutela sobre mi.
Porque a este paso decidiran el que tiene que vivir y el que no.
Dios quiera que se apiaden de mi y si no es asi,por favor desde estas lineas pido que si algun dia me pasa algo me pegen un tiro y no me dejen morir de hambre.
Habra cosa mas vil y asesina que esta.
saludos y perdon por mi irrespetuidad.......pero.

Fernando Solera dijo...

Has escrito al final de tu artículo que "Es su padre, el que ha decidido que su hija no viva más, cuando ni siquiera paga ni costea los gastos de hospitalización de Eluana."

Yo doy por supuesto que un padre jamás va a escatimar un euro por el bien de un hijo. Es decir, que en cualquier caso no creo que esa decisión se pudiera tomar por motivos económicos en ningún caso.

La decisión es tan difícil y tan personal que desde mi punto de vista es imposible ponerse en la piel de estas personas. Ojalá nadie se tuviera que ver jamás en una tesitura así. Si yo estuviera en el lugar del padre probablemente haría lo mismo. Pero, insisto, hay que vivir una situación así para saber realmente cómo reaccionaríamos.

Mike dijo...

Y los mal mirados somos los que no estamos por matarla. Qué paradoja...

Txiripitiflautiko dijo...

Hace poco, me refería irónicamente en La Antorcha Negra a la cada vez más débil frontera entre aborto y eutanasia si los progres seguían empeñados en ampliar cada vez más los plazos para matar seres humanos nonatos. Desgraciadamente, esa ironía se ha convertido en realidad en el caso de esta muchacha italiana. Los que no podemos entender que una madre mate a su propio hijo antes de nacer, entendemos menos todavía que un padre pueda pedir que maten a su hija de hambre y de sed. Menos aún se puede entender que un tribunal dé la razón a gentuza como ésta.

MARISELA dijo...

Yo se que es difícil,pero como se ha dicho,ella no está "enchufada" a ninguna máquina,vive por sí misma y sólo es alimentada por sonda. Se han escrito muchos artículos sobre el estado comatoso prolongado y hay muchos ejemplos de personas que han recuperado su vida.Yo me opondré siempre a este tipo de, llámese como quiera que se llame, para mí es asesinato.Y se de lo que hablo. He visto sufrir a muchos padres al morir sus hijos impedidos físicos, de los cuales nunca escucharon una palabra legible,y decirme:no me imporba cuidarlo hasta morir, porque era carne de mi carne. Entiendo que haya personas débiles,que no soportan la presión y es posible que ese padre haya llegado al límite de sus fuerzas. Evidentemente, no creo que sea un hombre de fe.Que Dios se apiade de él.El precedente que impondrá este acto será nefasto para la humanidad. Y después critican a Hitler, los muy...progres...

Terly dijo...

Apaga y vamonos.
Cuando estás en una habitación, como necesitas la luz para tus cosas, la tienes encendida, pero cuando te marchas y ya no la necesitas, apagas y te vas.
Esto es lo que van a hacer con esta chica, ya no la necesitan para nada porque desgraciadamente nada puede darles, entoces apagan la luz y se marchan.
¡Qué triste!...

deValero dijo...

Estimada Natalia:

Te agradezco tus comentarios en mi blog. Siempre es una relajación visual contemplar tus letras escritas con tanta mesura y a la vez con tanta convicción.

Quiero anunciarte que RADIO-BLOG está en el aire. Es una nueva rampa de lanzamiento de misiles.
Clika aquí y ya me dirás que te parece la idea.

http://devalero.blogspot.com/

mis saludos
José Luis

jam dijo...

No conozco los entresijos legales del caso, ni la ley italiana ni la sentencia del Supremo. Pero el sentido común me dice que los padres hemos de estar para cuidar de los hijos. Suerte Guti, que la vais a necesitar.Salu2

JUAN MANUEL GUZMAN dijo...

No tengo un criterio muy claro sobre cual es el momento idoneo de desconectar a alguien para que deje de vivir, pero en este caso concreto, me pronuncio a favor de la vida, puesto que dejar de alimentar a alguién es matar selectivamente por sus taras.
Reflexionando al hilo de esto me parece valiente la postura de Berlusconi que lucha por evitar un asesinato según su criterio, que nos guste mas o menos, sin duda lo tiene. Si hago un paralelismo con nuestro ZP, sin duda este último pasaría ambiguamente sobre el tema sin criterio alguno, como hace en todo lo que pasa por sus manos. Jamás se manifiesta a favor de algo ni de lo contrario. Saludos.

Ricardo dijo...

Para los celtas, los godos, los mongoles o los vikingos, era un honor morir en batalla, y eso traía muchas ventajas en la otra vida, no es que anduvieran por ahí dejándose matar en cada batalla, pero si llegaba la ocasión de caer, la mejor forma era morir luchando.

Los Samuráis no temen a la muerte en las batallas, morir con honor es una bendición para ellos.

"Morir en el combate es el mayor honor. No se muere más que una vez. La muerte llega sin dolor y el morir no es tan horrible como parece. Lo más horrible es vivir siendo un cobarde.La vida es hermosa, y la muerte por defenderla también. Por eso no hay que ver en la muerte un final si ésta llega en lucha por unos ideales. Ésta es la muerte que llega sin dolor y que no es tan horrible. Lo horrible es vivir traicionando esos ideales". Parte del Credo Legionario.

http://ricardo-eraseunavezespana.blogspot.com/2008/07/sobre-la-dignidad-de-la-muerte-mar.html

¿Porqué impiden a esta chica morir luchando?¿Porqué impiden que muera con honor?

Inés dijo...

Estamos perdiendo el significado del valor de la vida que no está reñido con el sufrimiento.Me da escalofríos pensar que somos capaces de ver estas aberraciones pensando que hacemos algo bueno.¡Me resisto a sentirme dueño de la vida de nadie!Es una barbaridad.