martes, febrero 10, 2009

Adiós, Eluana


















Quitar la vida a alguien, es matar; hacerlo mediando dolo, es asesinar.
Ya ha muerto Eluana. ¿O ha sido asesinada?.
No padecía enfermedad terminal alguna, sólo estaba en coma.
Ciertamente, cuanto más tiempo transcurre desde la entrada en estado comatoso, más difícil resulta la salida del mismo.
Pero, ¿cómo se cuantifica el plazo para aniquilar toda esperanza, un año, tres, quince?, ¿por qué esperar?, asesinemos directamente a quien entra en coma, ya puestos.
Casos diagnosticados como irreversibles han revertido, dejando en evidencia el desconocimiento médico existente aún sobre el cerebro, la actividad cerebral, la recuperación de los comas, lo que sucede en ellos y un largo etcétera de cuestiones relacionadas con ese órgano.
El Tribunal Supremo italiano basó su decisión de permitir que dejara de proporcionarse alimento e hidratación a Eluana en la incapacidad para alimentarse por sí misma.
¿Sería extensible a enfermos de Alzeihmer, por ejemplo?; su conciencia no es total -queda casi anulada-, la incapacidad para alimentarse por sí mismos se alcanza en cierto grado, y, por el momento, es una enfermedad degenerativa e irreversible, ¿cuál sería el obstáculo para aplicar la analogía?.
Puesto que se desconoce tal extremo, cabe la posibilidad de que Eluana haya sufrido el terrible dolor que implica morir por deshidratación.
Algunos prefieren no pensar en ello...
Lo que subyace es si se considera que la vida es un bien supremo y absoluto o no.
El trasfondo es si se toma el relativismo como principio también utilizable en la cuestión vital, esto es, si hay vidas que merecen ser vividas y, en consecuencia, protegidas y defendidas, mientras otras pueden ser descartadas.
¿Y quién decide a qué grupo pertenece la de cada uno de nosotros?.
¿Quién más allá de uno mismo puede determinar que se siga viviendo o no, los padres, un médico, un juez, el Estado?.
Algunos se escudarán en la dignidad, abstracción tan socorrida y maleable.
¿Qué vidas son dignas entonces y quién lo fija?.
¿Es que el ser humano se reduce a un cuerpo, a una mente, se limita a ser un animal más abatible por otros impunemente?.
En este caso se le ha reconocido el derecho al padre -quizá más cansado que su hija prefiere visitar una tumba-, del mismo modo que el aborto, delito despenalizado en tres supuestos en el ordenamiento español, quiere configurarse como un derecho de la portadora del feto a matarlo (no la puedo llamar madre).
¿Cuánto tardará en adoptarse aquí la jurisprudencia iniciada por el Tribunal Supremo italiano?.
Es pasar al reconocimiento del derecho a matar impunemente en favor de terceros.
¿Ya se ha olvidado el nazismo?.

natpastor@gmail.com

46 comentarios:

francisco dijo...

Evidentemente,Natalia, han acelerado la muerte de Eluana mediante sedantes,por que ha muerto en dos dias,justo cuando se estaba votando al Ley en el Senado que evitaría su muerte.
Yo abogo por el el testamento vital para evitar todas estas situaciones y futuras tentaciones, y que debería ser obligatorio a firmar por el paciente, desde el momento en que este ingresa en un hospital;así se solucionaría cualquier eventualidad posterior,dado que constaría la voluntad indiscutible e incuestionable y de manera fehaciente del enfermo .
La otra es mi derecho a conocer si un médico que está en cuidados paliativos, y que va a tratarme a mi o a un familiar, es partidario de la eutanasia.
¿Por qué?. Por que hay muchos médicos en las unidades de cuidados paliativos, que mediante el aumento en sedaciones o calmates,ponen fin a la vida de sus pacientes,sin el consentimiento de este ni de sus familiares.
Ya lo he manifestado otras veces:hay mucho matarife vocacional,mucho "mengeliano" con bata blanca, como se demostró con Montes y su cuadrilla en el Severo Ochoa.

risquett dijo...

Murió porque no le dieron de comer ni beber.
Pánico da el concepto de "muerte digna" que tiene esta tropa de matarifes de nuevo cuño.
Y coincido con Francisco:han acelerado su muerte.

Sempietnos dijo...

Completamente de acuerro con tu post,querida Natalia, y espero que desde la Fiscalia italiana se investigue la muerte de Eluana y se procesE a quienes han acelerado la muerte mediante sedación,dado que es imposible que si le retiraron la alimentación el sábado por la tarde,muriera en menos de cuarenta y ocho horas.

El Subdirector del Banco Arús dijo...

Un asesintao en toda regla que desvirtúa a cualquier estado.

álvaro dijo...

Eluana no estaba conectada a ninguna máquina, y sus órganos funcionaban de manera autónoma. Bajo este hecho, es inútil defender la postura de la muerte natural, puesto que se dejó de alimentar a una mujer que vivía por sus propios medios.
Esto es un hecho, y negar este hecho es negar la realidad.
Otro día podemos hablar de la eutanasia, de sus condicionantes éticos y morales, de los casos en que debería aplicarse, de los casos en que no debería.
Pero el caso de Eluana es muy claro, y quien tenga dudas que se informe, porque hasta ayer por la tarde, ella vivía por sí sola, y murió porque se le dejó morir.

amaya dijo...

Cuando se practique la autopsia, sabremos si además de retirarle la alimentación e hidratación a toda velocidad cuando se pensaba hacer paulatinamente, le han ayudado de alguna forma para evitar el cumplimiento de la ley que iba a salir del parlamento.
Si es así,que no lo dudo, espero que la Fiscalía vaya a saco contra los responsables y den con sus huesos en la cárcel.

jesús galván dijo...

Eluana no ha muerto, la han matado.
La han matado negándole el agua y la comida.
Espero que la ley caiga inmisericorde sobre sus verdugos y la ignominia y el oprobio sobre todos aquellos que apoyan estos u otros actos criminales.

Inés dijo...

La raíz del caso está en el valor que damos a la vida.¿Quienes somos nosotros para decidir cuando deja de tener valor?Yo no me veo capaz, otros parece ser que sí.cuando oigo a personas que justifican estas cosas me da miedo...¿hasta dónde podemos llegar?

santiago dijo...

Coincido con lo que dice Francisco:"hay mucho matarife vocacional,mucho "mengeliano" con bata blanca".
Veremos lo poco que tarda Zapatero en agarrar al vuelo el "caso Eluana",para dar uan vuelta de tuerca más y sacar adelante la eutanasia,para disfrute de los muchos "doctores" Montes y demás puntilleros.
A poco que el abuelo empiece a mearse en la cama y esté senil van a decir está sufriendo....

blaster dijo...

La han asesinado,Natalia, negándole lo más fundamental para toda persona, el agua y el alimento; de ésta manera la han matado para quitarla de en medio.

FJ dijo...

Siempre es de lamentar la muerte de un ser humano, pero el caso de esta desdichada joven italiana resulta patetíco, agravado además por la invasión de la intimidad de esa desgraciada familia.
No he querido seguir al detalle las informaciones que se han sucedido sobre el caso por lo que desconozco detalles importantes.
Solamente quiero expresar que estando totalmente en contra de la eutanasia, dentro de la mas riguosa moral , el mandato divino de conservar la vida, no implica la utilización de medios EXTRAORDINARIOS para hacerlo.
Hoy día la sofisticación de los medios clínicos al alcance de los hospitales suponen en muchos casos lo que se denomina ENSAÑAMIENTO CLINICO y que implican una prolongación antinatural de la vida.
Creo que la aplicación de la SONDA ENDOGÁSTRICA es un medio EXTRAORDINARIO, totalmente invasivo, doloroso y cruel para prolongar la vida; en consecuencia, opino que dentro de la mas estricta moral el paciente(o sus familiares) puede negarse a que se le aplique.
Desconozco si éste es caso de esta pobre joven, en todo caso que descanse en paz.

carabaña dijo...

Estamos en una sociedad hedonista, dónde todo sufrimiento hay que erradicarlo de raíz, pero existen muchísimas situaciones de sufrimiento en la historia de cualquier persona, y por eso no las vamos eliminando.
Lo que si coincido y estoy de acuerdo, es con el apunte que hace Santiago:"Veremos lo poco que tarda Zapatero en agarrar al vuelo el "caso Eluana",para dar una vuelta de tuerca más y sacar adelante la eutanasia,para disfrute de los muchos "doctores" Montes y demás puntilleros.
A poco que el abuelo empiece a mearse en la cama y esté senil van a decir está sufriendo...."
Y tanto...

JOSÉ dijo...

Hay algo que pasamos por alto y es que Eluana dejó escrito en su testamento que si se encontrara en esta situación no quería que la mantuvieran con vida. Todo esto según el padre.

Por otro lado, siguiendo los propios preceptos cristianos, el alma de Eluana ha estado encarcelada literalmente durante 17 años. En una cárcel, como diría Santa teresa de Jesús.

No creo que hayan pecado de excesiva imprudencia y vertiginosidad de encaminarla a la muerte después de 17 años en coma.

¿Que hay muchas personas que vuelven a la vida después de meses y años en coma? Por supuesto, es algo que fascina a los médicos y las estadísticas son ínfimas.

Es cuestión de que seamos capaces de sopesar qué entendemos por vida humana: un cuerpo exánime que ni siente ni padece aunque con relativa autonomía o la conjunción de cuerpo y mente dando lugar al buen juicio, razonamiento y sentimientos.

Un saludo

JOSE ANTONIO dijo...

Para mi ya era un asesinato,ahora creo que es un asesinato mas que premetidado con alevosia.

QUE DIOS LA TENGA EN SU GLORIA Y AMPARE A SUS VERDUGOS

Natalia Pastor dijo...

JOSE:
Hasta última hora,o sea, hasta el momento en que el padre de Eluana solicitó que dejaran de alimentarla, JAMAS había dicho palabra alguna sobre la supuesta voluntad de su hija de morir si se viera en esa situación.
Y francamente,cuesta creer que una chica de dieciseis años(la edad con la que sufrió el accidente) se planteara esos temas de conversación con su padre.
Yo,personalmente,no me lo creo.

Mike dijo...

Qué terrible. Creo que es muy sospechosos este desenlace tan rápido.

En cuanto al término de "muerte digna" que tanto gusta a algunos, me parece otro modo más de disfrazar las cosas.

Que un enfermo terminal fallezca por medios naturales, prescindiendo de la eutanasia progresista, no es indigno. No importa si no se puede valer, si hay que limpiarlo p alimentarlo a diario...

Este cuento de la "muerte digna" me parece eso. Otro cuento más para embaucar a la gente que no razona. Es decir. A la mayoría.

Miguel A. dijo...

Se ha muerto sin saber que alguien ha decidido por ella.

Un saludo

Pocomancha dijo...

Que descanse en paz. El debate está abierto en Italia, y parece ser que es encarnizado. Mientras Eluana agonizaba, los políticos italianos se llamaban asesinos entre ellos. Qué vergüenza.

Fin de los Tiempos dijo...

¿Puede la ley decidir en qué momento debe morir una persona que no puede decidir por sí misma?.

El padre ha querido visitarla en el cementerio y no en el hospital.

Riddick dijo...

Descanse en paz ...
me ha encantado tu blog , te agrego , un saludo

Lázaro dijo...

"¿Quién más allá de uno mismo puede determinar que se siga viviendo o no, los padres, un médico, un juez, el Estado?". Siguiendo tu razonamiento, Natalia, ¿qué derecho tiene uno mismo sobre su propia vida, si ésta es postulada como valor absoluto?. Natalia, perdona si me aventuro, pero creo que lo que tú quieres decirnos es que nadie, salvo el Altísimo, tiene derecho a disponer de la vida humana. Bien, pero ¿y si no se cree en Dios?

Joven Madrileño dijo...

Hoy he leído un editorial del país (que conste que lo dan suscribiéndose primero en la facultad, no lo compraría ni de coña xDD) en el que decía que el padre justificaba su petición ante la justicia por una declaración hecha por esta joven. El tribunal intentó comprobar tal cosa entre amigos y demás familiares y llegó a la conclusión que, efectivamente, Eluana dijo en su día que no consideraba éso como una forma de vida y que de estar en esa situación, fuera toda esperanza (creo que 17 años son suficientes como para perderla toda), desearía que se pusiese fin.

Es una lástima y una pena que haya tenido que ser por inanición, pero era su voluntad y debe respetarse.

Que el único motivo que alegue el Vaticano es confiar en la curación milagrosa da risa por no llorar. Y eso que soy creyente.

supersalvajuan dijo...

Tanto amante del cine y de la literatura, y que se dicen amantes de la libertad, que se repasen "La escanfandra y la mariposa". A ver que piensan.

Natalia Pastor dijo...

LAZARO:
Para el que no sea creyente,evidentemente,la decisión corresponde a uno mismo.
Por eso es imprecindible como dice Francisco en su comentario inicial,el testamento vital, que constataría la voluntad indiscutible e incuestionable y de manera fehaciente del enfermo.

García Francés dijo...

Dª Natalia, de pronto uno se descubre a sí mismo y se ve bajo otro prisma diferente. Quizás hasta pueda volverme progre en el futuro, ¿quién sabe? Un abrazo.

Porqué NO SOY BIEN

A punto de cumplir los sesenta años y, aunque siempre había pensado lo contrario, me he dado cuenta de que YA NO SOY BIEN.

La señal de alarma me la dio un matrimonio de filipinos que quise contratar cuando, al abandonar el Barrio de Salamanca, viví en El Viso. Venían recomendados y buscaban trabajo por defunción del anterior patrón. Tras explicarles sus funciones, me miraron de arriba abajo y decidieron que vivía muy lejos. ¿De donde? -pregunté. Del Barrio de Salamanca -dijeron muy dignos y se fueron. Hubiera vuelto a Claudio Coello por tenerlos de cuerpo de casa .

Ayer, alguien me llamó, y me preguntó si estaba jubilado. Dije que sí y respondió que buscaba un colaborador para trabajos de prensa. Pensé que se trataría de escribir alguna columna o editar textos de becarios. No. Era para entregar periódicos gratuitos a los repartidores en las bocas del metro. Efectivamente, un trabajo de prensa con contratos de 24 horas. Le dije que era Premio Nacional de Periodismo y me cagué en sus muertos. Vale, respondió.

Intencionadamente me presenté a cenar en pantalón de chándal y sudadera con capucha en casa de una marquesona 879 veces grande de España. Es la esposa de un amigo y quise provocarla porque me habían contado que ella era límite y, sobre todo, que en su casa se comía fatal. Cuando me vio, sus bragas cayeron al suelo con tanta fuerza que rompieron la enceradísima tarima. Al día siguiente, cené en casa de una amiga tranx, empresaria de éxito, que guisa que te mueres y que me cuenta historias inauditas.

Y, que quieren que les diga, prefiero una muñecona colombiana rebosante de vivencias y silicona a una modosita MBA de la mejor Bussiness School. Elijo para cenar a los viejos boxeadores y los más siniestros sicarios antes que a los blanditos ejecutivos que van de superbrookers tipo Maddof.

Y, para acabar, me encuentro más a gusto entre espías despistados y polizontes chungos que junto a mercaderes con cartera de cocodrilo o políticos de sonrisa tan falsa como sus promesas electorales.

Por todo esto, soy mal, o poco BIEN.

Y lo jodido es que parezco ir a peor.

Porqué NO SOY BIEN

José Miguel dijo...

Natalia, estoy de acuerdo plenamente con tus razonamientos. La vida es un bien tanto para que el cree en Dios como para el ateo. El argumento de que esto no es válido para los que no creen, es tanto como decir que: como no conozco las leyes de la Física, la inercia y la gravedad no va conmigo. Últimamente se habla mucho de eutanasia cuando debería hablarse de cacotanasia.

Lázaro dijo...

De acuerdo, Natalia, eso es lo que suponía que me ibas a contestar. Ahora bien, uno no es providente. Puede suponer ciertas situaciones, pero llevar a cabo un testamento vital perfecto es harto difícil. Tú misma dices, y yo así lo creo, que Eluana, con 16 años, estaría pensando en cualquier cosa antes que en su terrible accidente. En ese caso, y, sin el amparo de Dios, ante una situación extrema, y por mucho que nos obcequemos, creo, con toda sinceridad, que la situación de la esta chica era extrema, quién debe decidir?. No te parece que juzgas muy duramente al padre cuando afirmas que está cansado del hospital y que prefiere visitar una tumba? No crees que en este mundo, no habrá nadie que ame más a Eluana que su propio padre y que nadie habrá sufrido más que su padre? No me atrevo a pensar cómo me sentiría si me viese en semejante encrucijada. Por eso creo que el amor, en este caso, el amor que un padre siente por una hija, otras veces, una hija por un padre, un esposo por una esposa, etc., es suficiente garantía.

José Miguel, "la vida es un bien absoluto tanto para el que cree en Dios como para el ateo". Sólo una pregunta: eso, ¿quién lo dice?, ¿Newton?, y ahora, una petición: por favor, defina "vida".
Desde la discrepancia, respetuosos saludos a todos.

Gutiforever dijo...

Ayer tarde,cuando volvía a casa y pasaba frente al Senado,reparé en un grupo de unas ciento cincuenta personas,que saltaban,gritaban,reían y se abrazaban alborozados,celebrando la noticia dada por la RAI y las radios,de que Eluana había muerto.
Yo ya no quiero hablar de eutanasia,ni del testamento vital ni siquiera de la división social y el enfrentamiento que se ha producido aquí en Italia,entre las instituciones.
Yo sólo quiero hacer hincapié, en que podrida,que degenerada,que vil puede llegar a ser una parte de esa izquierda que rinde culto a la muerte,para poder llegar celebrar la muerte de una pobre criatura,de una chica postrada en una cama desde hace diecisiete años.
No puedo expresaros con palabras,el dolor y la amargura,la tristeza infinita que me produjo ver aquellas gentes,celebrando la muerte de Eluana.

Lopera in the nest dijo...

Natalia el mejor argumento que he leido lo he encontrado en el blog de Enrique Baltnás, cuando sugirió leer esto . Ahí encontré todas las respuestas. A esta pobre joven le han quitado la oportunidad de despertarse como al polaco.

Natalia Pastor dijo...

LÁZARO:
El testamento vital es bien sencillo, consistiría en rellenar un formulario señalando qué se debe hacer: desconectar, mantener conectado en cualquier caso o que decidan los familiares (así se hace en EEUU). No juzgo al padre, de sus hechos deduzco que quizá está más cansado que su hija y, sin duda, ha preferido visitar una tumba que la cama de una habitación. Ha eliminado la esperanza (le sugiero que lea el enlace señalado por Lopera in the nest). Con respecto al amor, hay demostraciones peculiares del mismo.

LOPERA:
En efecto, a eso me refiero cuando hablo de esperanza, por muy remota que sea, yo apuesto por ella.

Lázaro dijo...

Lo de la esperanza es muy bonito, especialmente para quien no está en condiciones de desesperar.

Lo del amor es aún mejor, porque, que yo sepa, nadie tiene la exclusiva.

En cuanto al padre, si tú dices que no le juzgas cuando afirmas que ha preferido visitar una tumba, habrá que creerte, pero por eso, porque lo dices, no porque lo parezca.

En cuanto al testamento vital, estoy de acuerdo: todos deberíamos tener uno, pero siempre hay casos extremos e impredecibles. No se puede tener todo tan controlado.

J. F. Sebastian dijo...

Nauseabunda la manipulación de los medios afines, Helena Resano (sexta) hablaba en un informativo de 'prolongación del sufrimiento' y 'El País' de obligarla a vivir enganchada a una máquina. Los enfermos de insuficiencia renal prácticamente lo hacen y no sé de ninguno o de algún familiar que solicite 'que le desconecten'. Descanse en Paz.

jam dijo...

Natalia, llegaremos a un mundo como el de Matrix, donde se cultiven fetos como cebollas y la vida sea sólo un sueño. Salu2.

José Miguel dijo...

Estimado Lázaro:
La administración de agua y alimento, aunque se lleve a cabo por vías artificiales, representa siempre un medio natural de conservación de la vida, no un acto médico.
Estaremos de acuerdo que Eluana era un ser humano, negarle la administración de alimento y agua va en contra de su dignidad humana.
Si las tesis a favor de no suministrarle alimento y agua se basan en evitarle sufrimiento ¿por qué no le se suministró un veneno mortal?
Me preguntas qué quién dice que la vida es un bien absoluto y qué es la vida. Y yo le pregunto ¿defíname que es el tiempo, el espacio,…?
Los conceptos primarios en ciencia no se definen, se asumen como principios y sobre ellos se construye. Es típico de una sociedad en crisis el cuestionar los principios básicos del ser humano.
Desde hace más de diez años pertenezco a la Pastoral de la Salud del Oncológico de Sevilla. He visitado a muchos enfermos terminales y ninguno le he oído pedir la muerte, pero si he visto a muchos con alegría pese a padecer muchos dolores.

bate dijo...

Es cuestión de prioridades. Tuve una novia a la que le comenté que si mi madre caía enferma, tendría que estar con nostros una temporada al año.-¿ como? de eso nada, la mandamos a una residencia.
por supuesto que la que se fue a tomar por culo fue mi novia.La dejé.Mi madre dió la vida por mí, y yo la daré por ella, ya digo,.. pura prioridad.

Urdaneta dijo...

¿Tiene un familiar derecho a acabar con esa vida?. ¿La ha eliminado o librado de un sufrimiento?. ¿Quién lo sabe?: sólo ella. Es enormemente duro y quiero pensar que ese pobre padre, aunque equivocado, haya obrado con el convencimiento de que su hija sufría y que no ha padecido al morir. Me horroriza imaginar lo contrario.
En cuanto a la publicidad de los medios que nos tienen acostumbrados, estoy convencido de que si la Iglesia estuviera a favor de esos actos sería una homicida y aquéllos los virtuosos.

jaupa dijo...

Pasando por aquí de casualidad y leyendo su escrito referente a EULANIA , me gustaría aportar un poco al respecto .
EL derecho a la muerte es hecho discutible ? Pienso que si.
Creer al padre de esta chica cuando afirma que su hija pidió no vivir, si su estado pasaba a un largo proceso que le llevara a la vida vegetativa, es razonable .
A que le llamamos vida? . A 17 años en coma con una degradación física visible y faltos de toda actividad cerebral .
Que bonita imagen para el recuerdo si nos retraemos 18 años atrás o más de su fallecimiento, cese de su vida asistida o muerte como le quieran llamar.
Porque no mirar su foto actual 4 días antes de su muerte, llena de llagas que hasta su preciosa cara asomaba.
Quizás se busque el sacrificio a través de un mártir por el dolor, solo por creencia y fe ajena
Y no por la convicción de quien lo padece o sufre.
Acaso no se cree en LA VIDA ETERNA ; yo si , por ello tal acción de pasar a mejor vida me parece ético y correcto cuando la vida digna deja de serlo.
Entiendo la discusión del limite de esa dignidad no es fácil de resolver, pero no se debe traumatizar.
Dios hecho Hombre entregó su vida natural humana .Sabía que era tránsito a lo Celestial.
Atentamente José María (Ibiza)

Lázaro dijo...

Pese a su condición de sevillano, me contesta usted como un avezado gallego. Si la cuestión de Eluana fuese un asunto científico, no estaríamos debatiendo. Dice que en ciencia no se discuten los conceptos básicos. Sí y no. En lo que entendemos habitualmente por ciencia, así es. Pero si aspiramos a una sabiduría más radical, a un discurso más fundamental, ahí sí, ahí no hay principio que valga. Si tiene un momento, lea usted a Ortega y comprenderá la diferencia que aquí le apunto y también hallará una idea de lo que, quizás, debamos entender por "vida".
Usted descontextualiza, obvia, las circunstancias a la hora de comprender lo acontecido con Eulana.Por eso no me acaba de convencer eso de que retirarle el alimento es atentar contra su dignidad. No me parece un problema tan sencillo.
Dice que en tiempos de crisis,la sociedad tiende a poner en tela de juicio los conceptos fundamentales: naturalmente. Gracias a esas crisis se abandonó, por ejemplo la teoría geocéntrica y se acabó abrazando la heliocéntrica. Y a más de uno estuvo a punto de costarle la vida y alguna que otra deshonrosa abjuración. Toda crisis se lleva por delante algún principio fundamental y eso no tiene por qué ser necesariamente malo.
Por último me habla de los enfermos terminales que usted visita y de su alegría por vivir,pese a sus sufrimientos. Me alegra mucho saber que eso es así. Me alegra tanto como me entristecería que alguien que considere que está en una situación terminal, que está sufriendo sin sentido ni esperanza alguna y está deseando que llegue el digno momento de su muerte tuviese vedado el derecho a elegir su final. Y si me pone usted ejemplos de los primeros, sabe muy bien que, si nos ponemos, también encontramos de los segundos. Reciba usted mis más respetuosos saludos.

Anónimo dijo...

Tremendamente delicado el asunto.Es difícil, pero hay que ponerse en el lugar del padre, con 17 años de sufrimiento intensivo, al ver a su hija en ese estado.Escalofríos me entran, no se lo que haría , pero pido cariño y comprensión para el padre. NARANJITO

El de la Cueva dijo...

Llego tarde al debate, que me parece extremadamente delicado, como se ha dicho por aquí.
Hay varios puntos que me gustaría comentar:
-Mezclar la situación de Eluana con la religión. Para los católicos la vida pertenece a Dios, me parece fantástico. Para el resto, puede que no. Si esa chica decidió en su momento que no quería vivir así, ¿por qué no vamos a respetar su decisión? ¿Porque a la iglesia católica no le parezca bien? ¿Y qué tiene que decir la iglesia católica en la vida de esa chica si ella lo decidió así? Y por otra parte, ¿quién es responsable de una chica de 16 años? Su padre y su madre o sus tutores legales, nadie más.
- No banalicemos la postura del padre. Ese hombre lleva 17 años esperando a que su hija despierte. Supongo que habrá padres y madres leyendo este blog. Imaginen lo que tiene que haber pasado ese hombre para tomar esa decisión. ¿Sinceramente creen que ese hombre no ha meditado suficientemente el asunto? ¿Puede haber alguien en el mundo que esté sufriendo más que él? ¿Cómo se le puede llamar asesino?
- Las curaciones de enfermedades hoy consideradas irreversibles son extremadamente improbables. Utilizando un término religioso: son milagros. Me parece muy bien que haya gente que se quiera agarrar a la esperanza de un milagro. Pero respetemos a los que estén cansados de esperarlo y no prolonguemos su sufrimiento.

Yomismo dijo...

Me uno tarde al debate.
Cierto es que dejar de alimentar a una persona no es hacerle morir dignamente por el sufrimiento que ello acarrea.
Pero también es cierto que esos 17 años han debido de ser interminables para sus seres allegados y que su cuerpo inmovil debe haber notado muy mucho la facture del tiempo.
Por experiencia propia, un cuerpo que permanece inmovil se va deteriorando paulatinamente (más de unos se sorprendería de la degeneración muscular que supone no moverse por estar porstrado en una cama varias semanas, y los órganos internos también se ven afectados). Así que imagino que la degeneración de Eulana en esos 17 años debe ser brutal. por lo tanto, en caso de esa posible reversión del coma, ¿Qué clase de vida estaría destinada a llevar debido a esa degeneración?
Soy de los que están a favor del testamento vital, que sea la propia persona la que decida qué hacer con su vida en un caso como este y que no entren a tomar la decisión terceras personas.

Sempietnos dijo...

Desde el plano jurídico, y respecto a las actuaciones acontecidas en el "caso Eluana",un par de precisiones:

1)La muerte de Eluana espor omisión de tratamiento a una persona, y esto es un homicidio.
2)A Eluana no la han desconectado,respiraba sin necesidad de ayuda; lo que ha ocurrido es que la han dejado morir de sed.
3)Millones de seres humanos en todo el planeta son incapaces de alimentarse personalmente y no por ello se les "elimina".
4)Eluana no necesitaba respirador automático, podía llegar a asimilar otro tipo de alimentos, -como yogures- e, incluso movía los párpados. Los cuidados dirigidos a la alimentación y a la hidratación de Eluana no eran medios extraordinarios -y mucho menos artificiales, como algunos han dicho-, para mantener con vida a esta persona.
No nos encontrábamos ante una vida "tecnificada", ni ante un encarnizamiento terapéutico.
5) La Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa al aprobar la RESOLUCION 1649 titulada "Cuidados paliativos: un modelo para una política social y de salud innovadora”,contempla,como todos los ordenamientos jurídicos,que negar a una persona que lo necesita de alimento e hidratación -provocando su muerte por hambre y sed-, puede ser considerado un homicidio por omisión.

Marta Laconte dijo...

Yo estoy absolutamente convencida,de que la mayoría de los defensores de la eutanasia son contrarios al testamento vital, por que ellos pretenden que esa decisión recaiga en los médicos.
En EEUU no existe este problema, por que allí,según tengo entendido,se rellena un formulario, además del correspondiente documento donde autorizas y te das por enterado,de las pruebas a la que van a someter al paciente.
Dice Lázaro una cosa,que me deja algo perpleja,en su comentario a Natalia Pastor:"En cuanto al padre, si tú dices que no le juzgas cuando afirmas que ha preferido visitar una tumba, habrá que creerte, pero por eso, porque lo dices, no porque lo parezca."
Es que eso no admite dudas,ni interpretaciones,Lázaro:es él quien ha pedido que quitaran la sonda y dejaran de alimentar a su hija,con el resultado de muerte.
Ergo,es evidente que prefiere ir a visitar a su hija a una tumba,que a la cama de un hospital.

javier dijo...

Con respecto a los que habeis mencionado el caso de Montes y el Severo Ochoa,sólo una puntualización:la sentencia sobre las muertes sospechosas del servicio de urgencias del Severo Ochoa, dejó bien establecido que al menos en varios de los casos si hubo mala praxis, no se aplicaron los protocolos pertinentes, y además se sometió a los pacientes a sedaciones desproporcionadas.
Lo que salvó al Dr Montes fue el hecho de que, por el tiempo transcurrido desde los hechos que se investigaban, resultaba imposible realizar pruebas concluyentes sobre la causa real de la muerte de las víctimas.
Y estas prácticas se realizan en muchísimos hospitales de España,sin que al final trasciendan,ni vean la luz.

Saludos

Jupa dijo...

Buscar argumentos legales y éticos para justificar las ideas de cada uno es facil, pero habria que ponerse en el lugar de la familia y de Eluana.
¿Es vida estar en coma 17 años y con un cuerpo degradado, inmovil e inerte y posiblemente hasta inconsciente?. Yo apoyo a la familia en su decisión y creo que es hasta injusto que después del calvario pasado y de lo dura que seguramente ha sido la decisión se les esté tratando de asesinos.

Likuid dijo...

No quiera el destino que alguno de vosotros, los que criticáis la eutanasia, se vea en la situación de tener un hijo en el estado de Eluana. O un padre.