viernes, diciembre 05, 2008

La mala educación


















Hay dos síntomas que evidencian el estado de desquiciamiento que está sufriendo y padeciendo la sociedad española: la ley de violencia de género y el sistema educativo y parental.
La ley de violencia de género ha transformado al hombre, por el simple hecho de su condición sexual, en un sospechoso de facto, en un presunto maltratador al que basta que una mujer interponga una simple denuncia, para que todo el aparato represivo caiga sobre el infortunado sin remisión ni presunción de inocencia.
La locura ha llegado al punto, que hasta la DGT equipara al padre que no pone el cinturón de seguridad en el coche a su hijo, con un maltratador. Delirante.
La otra sintomatología, radica en la absoluta impunidad del menor con una Ley que permite,dada su bondad, que cualquier atrocidad (violación, asesinato,...) quede reducida a una chiquillada sin importancia.
A esto hay que unir, el hecho de que se les niegue a los padres la educación de sus hijos bien mediante leyes de un catecismo progre (Educación para la ciudadania) o convirtiéndolos en criminales peligrosos por dar un bofetón.
El juzgado de lo Penal número 3 de Jaén ha condenado a una madre a 45 días de prisión y le ha prohibido acercarse a su hijo durante más de un año por un delito malos tratos después de que le diera al menor un bofetón, cuando le reprendió por no haber hecho los deberes del colegio, a lo que este le respondió tirándole una zapatilla y corriendo a encerrarse en el cuarto de baño.
Pese a la oposición del menor, la madre consiguió abrir la puerta, lo que hizo que el niño cayera al suelo.
Fue entonces cuando la madre le levantó y dio un tortazo por detrás en la cabeza que hizo que se golpeara la nariz y sangrara.

Cuando después llegó a clase, su tutor percibió rastros de sangre en la nariz del menor y, al preguntarle qué le había pasado, le contó que su madre le había dado un bofetón.
Para la magistrada, ha quedado acreditado que la madre cometió una agresión y que "se cumplen todos los requisitos del tipo de maltrato, aun cuando hubiese sido la única agresión cometida". Igualmente, analiza que el menor tiene un "carácter difícil y desobediente" respecto a las tareas del colegio y la madre se sumió en un estado de nerviosismo porque le había mentido y no había hecho los deberes.
Definitivamente, en este país, se han vuelto absolutamente locos.
Equiparar un bofetón de una madre, con un delito de agresiones y maltrato, y condenar a la madre
a 45 días de prisión y prohibir acercarse a su hijo durante más de un año, es una aberración de tal calibre, que pone en el disparadero a los padres y los deja a expensas de que hijo los denuncie, en cuanto se vean reprendidos o contrariados en sus caprichos o actitudes.
¿Se imaginan a una criatura de quince o dieciseis años que viene de "botellona" y sus padres lo reprenden, cual va ser la decisión a tomar?.

sempietnos@hotmail.com

14 comentarios:

álvaro dijo...

Para mear y no hechar gota, lo que nos espera con la generación que viene es poco.....
Me imagino que ahora la jueza se encargará de la educación del menor ¿no?.
Vereis la "joya" cuando tenga 15 años. A ver quién lo para, al angelito, y encima estará embravuconado al ver que todas las mandriladas que hace son objeto de aplauso (y no le digas "no" que lo traumatizas), porque así lo dicta la ley socialista.

amaya dijo...

¿A quién no le han dado una torta de pequeño por portarse mal?.
Sinceramente no sé a donde vamos a parar.

jorge dijo...

Esto va a acabar mal, los chavales ya no tienen respeto por nada.
De esta manera cualquier día habrá muchos padres en la cárcel por dar un bofetón a su hijo.

risquett dijo...

Queremos ser tan buenos, tan tolerantes y tan estupendos, que lo que somos es gilipollas, hipócritas y creadores de una sociedad futura falta de educación, falta de reconocimiento del esfuerzo y chulos prepotentes, por la falta de disciplina en la educación...
un cachete o bofetón en el culo a un niño, en un momento puntual para recriminar una mala acción, no me parece maltrato ni agresión.

dax dijo...

Luego nos quejaremos cuando apalean a un profesor y lo graban con el móvil...

david dijo...

La que se merece una colleja, como la que dio la madre a su hijo, es la jueza.
Creo que estamos llegando a unos extremos incomprensibles.

blaster dijo...

La madre a prisión por dar un bofetón a su hijo.
Un criminal que asesina a 22 personas, 8 meses por cada asesinato y a la calle...
Álguien condenado por pederastia, en libertad, y asesina a una niña...

francisco dijo...

Que un juez, rubrique este esperpento con una sentencia indecente como la que ha firmado, es para inhabilitarlo y degradarlo a ujier en un reformatorio en Somalia.

julio andradas dijo...

El problema no es la sentencia, es la ley. El juez no hace nada más que aplicar las leyes que hacen en el parlamento.
Y otro dato,Sempietnos:
Si el bofetón,en vez de la madre,se lo da el padre,la sentencia,tal y como están las cosas,hubiese sido mucho más dura.

Yomismo dijo...

Vergonzoso, no tengo más palabras.

Michi dijo...

El surrealismo en este pais es la bomba, que le conto realmente el niño al profesor? Why el profesor no habla con la madre antes? Porque hay tanto subnormal que se cree un justiciero y carece de sentido comun?? Pais!!

El Subdirector del Banco Arús dijo...

En España no cabe ni un idota más y cuan más peligroso es un idiota que un malvado, sobre todo si se les da el poder.

Caballero ZP dijo...

Desde luego son delirantes este tipo de situaciones, pero mientras la sociedad no reaccione esto solo conseguirá ir a peor.
Saludos

Republica Rojigualda dijo...

¿¿45 días de cárcel y un año sin poder acercarse a su hijo?? ¡¿Pero en qué país de mierda vivimos!?