sábado, enero 10, 2015

No, no todos son Charlie Hebdo



No, no es verdad que todos seamos Charlie Hebdo. No es verdad, por que vivimos y somos parte de una sociedad cobarde,timorata, meliflua y silente ante la barbarie y que se autoengaña asumiendo que esa cobardía frente al islamismo es una forma de respeto, de sensibilidad multicultural, de Abrazo de Civilizaciones tal y como decía aquel cantamañanas. Aquí, en esta España que padecemos, la izquierda rampante es muy "valiente" para hacer mofa y befa de la Iglesia católica, para hacer la gracieta y el chistecito de turno sobre la monja y el cura, pero callan como meretrices cuando el Islam y su Profeta andan de por medio.



¿Conocen algún humorista satírico y crítico con los yihadistas o talibanes en la televisión, algún escritor, locutor, comediante, monologuista, periodista o tertuliano que se haya burlado de ellos?. No busquen, no los hay.
Muy al contrario, especímenes como el rapero Pablo Hasel o el actor -es un decir - Willy Toledo, regurgitan su bilis y odio de la manera más miserable en las redes sociales, hasta hacer su simple lectura vomitiva y requisitoria de una paciencia franciscana para no caer en la ira que requiere la provocación.








O repasen la cobardía manifiesta de la prensa española -salvo LA RAZON-, incapaz de publicar en portada las viñetas que llevaron a la muerte a los doce de Charle Hebdo por ese miedo que atenaza la dignidad, la profesionalidad y la ética.





No, no no todos son Charlie Hebdo. De ninguna manera




 natpastor@gmail.com

6 comentarios:

Campurriana Campu dijo...

Pues sí...

Trecce dijo...

En efecto, Natalia, ahora todos se apuntan, supongo que por quedar bien, pero aún así insisten en la falacia de que la culpa de todo esto la tiene Occidente porque tiene marginadas a estas gentes, algo que no se sostiene, al menos en el caso de los asesinos de los humoristas, que vivían mamando de la teta del estado francés y con cierto desahogo, por lo que se sabe.

claudesolenprimera dijo...

Esto, de las viñetas es una escusa para matar a la gente,pero la izquierda Española no condena nada, lo único que saben hacer es estar en contra de la Iglesia,católica parece que estemos
en el siglo pasado antes de la guerra
de España,que también,se perseguía y mataba a los católicos.

releante dijo...

Cierto es que cuando hay que dar la cara de verdad los mierdecillas salen a flote. Yo ya dije que no soy Charlie y el por qué, no creo en la libertad de expresión sin límites, no todo se puede decir, pero si hay algo por encima de ésta, es la libertad y el derecho a vivir, que ese siempre es el primero. UN abrazo

igor huarachi dijo...

La gente como Willy Toledo y Pablo Hasel, con sus teorías de la conspiración, son insoportables. Si alguien se atreve a contradecirlos, le insultan y se autoproclaman expertos.
Se vanaglorian de conocer el tema mejor que nadie y siempre repiten las mismas frases: Es bueno dudar y los que no dudan son unos borregos ignorantes.

Llenan a los lectores con toneladas de discursos largos, a menudo pomposos, sin ni siquiera tomarse el tiempo para analizar los puntos de vista opuestos, para al final siempre referirse a las mismas dudosas fuentes.

Los conspiranoicos siempre tienen sus culpables ideales: el imperialismo americano, el mossad, los países europeos,... y van tejiendo sus teorías para que señalen a su culpable predefinido. En resumen: cero objetividad.

Lo más despreciable es que aprovechan esta matanza como una nueva ocasión para exponer sus teorías y lo disfrutan.

CARLOS CC dijo...

Es un placer poner en tu conocimiento que eres uno de los 10 finalistas que optan al "Premio Rebuznómetro a la Libertad de Expresión en la Red".
http://rebuznometro.blogspot.com/2015/01/finalistas-al-premio-rebuznometro-la.html
Mucha suerte.
Un fuerte abrazo.