sábado, junio 22, 2013

Aquelarre



Si mira al jurado cuando responde a las preguntas, es porque trata de ganarse su simpatía. Si no los mira, es porque esconde su culpabilidad manifiesta.

Si su madre lo besa al entrar a declarar y al despedirse, es por dar la impresión de que cree a su hijo inocente.
Si su padre -con graves dificultades de movilidad - entra y sale de la Sala sin mirarlo, es porque desprecia profundamente a su hijo.

Si Bretón mueve las manos y gesticula al responder al interrogatorio, es porque está nervioso e incómodo.
Si permanece inmóvil,quieto, sin pestañear, es porque es un asesino frío, un monstruo sin conciencia.

El tratamiento mediático del caso Bretón es un aquelarre vomitivo que recuerda a la perfección al de Dolores Vázquez en el "caso Wanninkoff". No han aprendido nada. Siguen instalados en el amarillismo más nauseabundo.
Hasta el abogado de Bretón es tratado por reporteros y comentaristas de manera despectiva y con evidentes falta de respeto.

Ahorren tiempo,señores, que estamos en el estío y la canícula.
Lapiden a Bretón o entréguenlo a la turba.


natpastor@gmail.com

4 comentarios:

PACO GACELA dijo...

Para mi es un asesino frío, un monstruo sin conciencia. ¿no veis la mirada de asesino que tiene? este hijo de,,,, se cree sus propias mentiras, y que aún diga que él no es el asesino siendo evidente de lo que hizo, es para encerrarlo y que no saliera nunca.

Campurriana Campu dijo...

Evidentemente, a los medios sólo les interesa ese amarillismo de la carnaza fresca. Tiene este caso los ingredientes que gustan tanto a los desinformadores y a los desinformados: niños muertos, padre frío, relación matrimonial tipo "ya se veía venir y no entiendo por qué se casó esta mujer con él"...
En fin. Aprender yo creo que aprenden. Y es que no hay nada mejor que esto para que la gente se involucre en la noticia aunque sea de manera poco técnica. ¿Qué más da la técnica si es preferible la sangre y la desgracia ajenas?...

Este hombre, ya se ve a simple vista, no está bien de la cabeza.

El último de Filipinas dijo...

Por ley tenían que estar prohíbidas las cámaras en cualquier tribunal. Los medios tienen sacar el máximo rendimiento a este juicio, y como el resultado está más claro que el España-Tahití, pues tienen que tirar del aumentar la sed de sangre del populacho.

Claudedeu dijo...

Tanto en este caso como en el de Marta de Castillo, lo único que pido es que dejen de hablar del asunto, con especiales matutinos de tres horas diciendo mamarrachadas, y que dejen actuar a la Justicia. Sé que es una solicitud difícil, si no, ¿de qué viviría la mal llamada 'prensa' carroñera?