lunes, enero 30, 2012

Los garzonitas


La manifestación -aquelarre- de ayer en Madrid en apoyo a Baltasar Garzón se convirtió en un patético acto- como no podía ser de otra manera-, en el que miles de individuos de la extrema izquierda arremetieron contra la Justicia, con insultos como el de «fuera fascistas del Supremo».

Lo más grave, lo realmente vergonzoso y que retrata a la perfección la jaez de los protagonistas,es que estos no eran sujetos anónimos presos de una exaltación revolucionaria frentrepopular, sino personajillos del mundo de la "kultura", del pastueño y pesebrero "clan de la zeja", junto a sindicalistas y políticos de IU o PSOE, como Cayo Lara, Gaspar Llamazares o Pedro Zerolo.

Se supone, que estos personajes,por sus cargos públicos y políticos, deben de estar obligados a velar y cuidar la independencia y el buen nombre de las instituciones que conforman el Estado de Derecho de nuestra democracia. Pero desgraciadamente, no es así.
Prima el sectarismo bilioso y vociferante, frente a las responsabilidades que acarrean sus cargos.


Si da grima ver a vetustas titiriteras como Pilar Bardem, Marisa Paredes o Lola Herrera, ejercer de santa compaña jaleadora de un juez imputado por prevaricación y cohecho, más tristeza, estupor y vergüenza ajena produce ver a líderes sindicales como Toxo o Méndez, secundar con entusiasmo manifestaciones en favor de un magistrado imputado por cohecho - tras haber trincado 1,2 millones de dólares de empresas y bancos para sus cursos en N.Y-, en vez de dedicarse en cuerpo y alma a combatir el paro y el drama de más de cinco millones de familias en nuestro país.

Que asco y que vergüenza dan.


natpastor@gmail.com

46 comentarios:

Herep dijo...

Los sindicalistas se han modernizado, Natalia. Cambiaron el viejo "A las barricadas" por el nuevo "A las mariscadas"... Pues no les interesa para nada la defensa del trabajador y el parado, sino la defensa de la reserva en El Bullí... o en algún crucero burgués.
Las momias de la ceja es caso aparte... tantos años intoxicados con su cine revanchista tiene que pasar factura mental

Un abrazo.

Clau de Sol en Primera dijo...

Esto es de vergüenza ,como tu dices Natalia toda esta gente son los que están arruinando a España
con todas las subvenciones que ZP. Les a dado espero que Rajoy tome nota y les quite todo el dinero que es de todos los españoles, se están pasando, todos a la cárcel con Garzón , Pepiño, Rubalcaba,Griñan, Chavez..ETC..... etc.etc....

Señor Ogro. dijo...

Para mi lo inaudito es que intenten hacernos tragar ruedas de molino a estas alturas.

Amen de su reconocido sectarismo, decir que a Garzon se le juzga "porque quiere juzgar los crimenes del franquism", es una cosa entre delirante y ridícula.

Se le juzga por prevaricador, lo peor que puede ser un juez.. ah y por cohecho con su "querido amigo Botin".

Lo más grave del caso, aparte de lo grotesco y de las momias andantes, es ver a esas personas defender un modelo de justicia que es abiertamente contrario al estado de derecho y a la democracia. Es una cosa alucinante.

Tío Chinto de Couzadoiro dijo...

Hace ya mucho tiempo, Natalia, que me revuelve las tripas ver a esta gente de medio pelo, en defensa de algo que sólo un delincuente defendería. Han perdido el rumbo, junto con la dignidad, y van, cogidos a la pancarta, como los mansos detrás de los cabestros.

Natalia Pastor dijo...

Herep:

A mi resulta partcularmente indignante,repugnante y bochornoso, que cargos públicos, diputados -como son Llmazares y Zerolo -, estén en una manifestación donde se grita "fascistas fuera del Supremo".

Se supone que ellos, deben velar por el buen nombre de las instituciones y defender el Estado de Derecho.

Natalia Pastor dijo...

Clau de Sol:

Ese sería un gran paso para la limpieza y la higiene democrática de este país:cerra el grifo de las subvenciones y el pesebre a ese cáncer que son los sindicatos.

Natalia Pastor dijo...

Señor Ogro:

En Twitter he tenido un cruce con Llamazares , donde le he reprochado que defienda a un juez imputado por prevaricación y cohecho y que cuestione al Tribunal Supremo.

Del personaje -capaz de defender la asesina y criminal dictadura castrista -, nada debería sorprendernos.

Pero que tenga la desfachatez de pedir respeto para las sentencias judiciales -cuando el TC avaló a AMAIUR-, y ahora salga con ese ataque al Supremo, demuestra la mezquindad y falta absoluta de cualquier tipo de criterio.

Natalia Pastor dijo...

Tio Chinto:

Es el estalinismo puro y duro, el Frente Popular redivivo que toma cuerpo y forma en la defensa de un juez imputado por prevariccaión y cohecho, al que quieren proteger bajo el mantra de la "memoria Histórica".

o blog de xesús lópez dijo...

Panda de cretinos estalinistas que en la información dada por diversos medios daban más asco que otra cosa.
¡Y llaman fascistas a los que pretenden aplicar la Ley a un juez que se ha creído por encima del bien y del mar y que a la postre tiene acumuladas, contra sí, tres causas!
Indicios para imputarlo parece que hay, incluso como extorsionador según la acusación.
Saludos

Natalia Pastor dijo...

Xesús López:

Son los modos habituales de la extrema izquierda, de los "abajofirmantes" habituales.
Son los mismos que salieron a la calle en el 50 aniversario de la asesina y sanguinaria revolución cubana; los mismo que loan a Castro y su régimen, los del "No a la guerra", los que jamás se manifestaron contra ETA.

Zorrete Robert dijo...

Jesús que grima dan estas imágenes, cuanto pañal de adulto tiene que haber ahí. Estoy preparando un ALELUYA Garzonita para que le sirva de Kriptonica contra estos "Facitas" del Supremo, que esta Kriptonita que se llevo esta pasada de fecha y así tan caducada no tiene efecto.
Saluditos.

María dijo...

Esta gente se lo pasa todo por el forro y el que los "líderes" sindicales estén ahí no es, a mi juicio, exclusivamente por apoyar a Garzón, sino que lo que pretenden es dar por saco y desestabilizar.

En todo caso, dan mucho asco.

Besos

Ocón dijo...

Lo posteo, amiga Natalia

jano dijo...

Más que patética la manifestación es irracional: el régimen de Franco ha terminado hace muchos años (una generación), los muertos de ambos bandos no van a resucitar y los responsables de los asesinatos cometidos en ambos frentes están ya muertos, a excepción de Carrillo, que ya le advirtió a Garzón del peligro de remover las tumbas, con el símil de "la carabina de Ambrosio", y acabó saliendo el tiro por la culata, fundamentalmente por la mala fe de enfrentar nuevamente a los españoles y por la mala praxis de un juez que quiso jugar a la justicia divina. El pasado es historia y la historia debería enseñarnos a no cometer los mismos errores en vez de repetirlos.
Acerca de los sindicatos y los de la ceja ¡cómo no van a estar de acuerdo con el "trinque" de Garzón, si llevan años haciendo lo mismo! Todavía no he visto a Méndez ni a Toxo presentarse en las oficinas de empleo para, al menos, escuchar a los parados y darles muestras de solidaridad, ni tampoco les he visto-ni se les espera-ocupando la calle para protestar en favor de los millones de desempleados que hay en este país: aún estan contando el dinero recibido por su silencio del gobierno de Zapatero. Los de la ceja también hacen lo mismo con los beneficios obtenidos de las suvenciones y del expolio cometido por la SGAE: entre Rinconetes y Cortadillos anda el juego del 21.
Saludos a todos.

Natalia Pastor dijo...

Zorrete:

Son fósiles, momias sacadas del sarcófago para la ocasión.
Tan trasnochadas como su nefasta y siniestra ideología.

Urdanautorum dijo...

Querida Natalia, una vez más lamento estar plenamente de acuerdo contigo. Lo lamento porque tienes razón: es patético, vergonzoso y dañino, por sus falacias, lo que hace esta izquierda del caviar.

Natalia Pastor dijo...

María:

Lo vamos a ver muy pronto -en cuanto Rajoy saque adelante la reforma laboral-, como los sindicatos -de la mano con la extrema izquierda-, reeditan el agipro e incendian al calle con huelgas y manifestaciones.
Pretenden "ganar" en al calle, lo quehan perdido en las urnas.

Natalia Pastor dijo...

Ocón:

Todo tuyo.

Natalia Pastor dijo...

Jano:

En 1998 rechazó una querella criminal de la Asociación de Familiares y Amigos de Víctimas del Genocidio de Paracuellos del Jarama contra Santiago Carrillo, el Partido Comunista de España, el Partido Socialista Obrero Español y el Estado español.

El magistrado, no sólo mostró escasa diligencia, sino que se opuso frontalmente a la iniciativa,argumentando que,tras rechazar de plano la querella, y acusó a sus promotores de «mala fe procesal» y de «abuso del Derecho» porque, según adujo en su auto, «con el respeto que me merece la memoria de las víctimas, no puede dejarse de llamar la atención frente a quienes abusan del derecho a la jurisdicción para ridiculizarla y utilizarla con finalidades ajenas a las marcadas en el artículo 117 de la Constitución Española y los artículos 1 y 2 de la Ley Orgánica del Poder Judicial, como acontece en este caso».el juez estimó también que «los preceptos jurídicos alegados son inaplicables en el tiempo y en el espacio, en el fondo y en la forma».

En consecuencia, Garzón concluyó que no cabía recurso alguno y consideró que «queda en tela de juicio la deontología profesional de quien tan a la ligera se toma las normas básicas de nuestro ordenamiento jurídico» y que consideraba que estos hechos, «a pesar de su importancia, trascendencia y gravedad», no podían determinar la apertura de un procedimiento porque fueron investigados por el bando ganador al término de la guerra. «Se investigaron, se procuró sancionar a los posibles responsables y las víctimas fueron identificadas», decía el auto. Añadía además que los fusilamientos de Paracuellos no atentaron contra altos organismos de la nación, por lo que la competencia no podría corresponder a la Audiencia Nacional, sino al juez del lugar donde se cometieron los hechos.

En cualquier caso, estimaba Garzón que los hechos estaban «prescritos al haber transcurrido más de veinte años», que la amnistía del 25 de noviembre de 1975 «veda cualquier posibilidad de reiniciar la persecución penal por los actos de nuestra Guerra Civil», y que «el delito de genocidio no se encontraba tipificado en España» en los albores de la Guerra Civil y tampoco existía en el Derecho Internacional,

¿Porque unas demandas que investigan los crímenes de la II República,se desestiman en base a estas leyes y sin embargo estas,no són óbice para investigar los crímenes del Franquismo?.

Prevaricando...que es gerundio.

Lo de los sindicatos,el colectivo de titiriteros y la extrema izquierda, nos avanza lo que va ser el agitpro,las huelgas y las manifestaciones en la calle que van a jalonar esta legislatura de gobierno del PP.

Natalia Pastor dijo...

Urdanautorum:

Gracias.
Ciertamente dan grima y producen una irrefrenable vergüenza ajena.
Siguen anclados en el guerracivilismo atávico.

Agustin dijo...

Vaya galerias de octogenario salido del frenopatico.Algunos no se aguantan ni los pedos.un saludo.

Elena Nito dijo...

De todas formas, desde el ocaso zejatero, el clan se ha disgregado tanto que camina hacia la desintegración. Echo en falta mucha gente detrás de esa pancarta. Sólo quedan las jóvenes promesas.

El caso de Carrillo, que está vivo, prescribió. Pero la amnistía de 1975 no vale para los fallecidos (reclamó el certificado de defunción de Franco y Mola entre otros, no fuera ser que alguno anduviera rondando por ahí en plan Elvis y viniera a darle un susto).

Aún oigo de alguna colega ¡pues me da pena verle en el banquillo!

C S Peinado dijo...

La incultura en España es penetrante y maloliente y la culpa no es de ellos, sino de los que no apedreamos a los enlaces sindicales, los que ven series o películas de éstos engendros y por supuestísimo de los que votan a los malabariastas de la siniestra.

Pero ¿Qué le vamos a hacer? No les vamos a pedir que se pongan a trabajar, vocablo que no entienden y que cambian por pillar la subvención que pagamos todos, los que estamos de acuerdo o no, pero que nos vemos obligados a acatar las sentencias judiciales y a pagar religiosamente nuestros impuestos para que esos mierdas se nos rían en la cara.

Es el sino de los tiempos y la falta de huevos que nos impide reventarles la cara...

Natalia Pastor dijo...

Agustín:

Son tan arcaicos y trasnochados como la siniestra ideología que profesan.
Tales para cuales.

Natalia Pastor dijo...

Elena Nito:

Lo último que apuntas si es lo preocupante y entronca con ese grupo de corifeos -Pedraz y otros miembros de la AN-, que como una claque lo jalearon y aplaudieron a la entrada del Supremo.
Que haya magistrados,fiscales, que apoyen algo tan evidentemente contrario a la ley y al Derecho como lo realizado por Garzón y por lo cual está imputado, pone de manifiesto la necesidad urgente de limpieza en la Justicia y de despolitización tan necesaria como vital.

Natalia Pastor dijo...

C.S.Peinado:

La trayectoria de los sindicatos está ahí, para su oprobio y vergüenza.
Son un residuo del pasado, un fósil que ya no representa a los trabajadores si no a una casta parasitaria que vive maravillosamente bien a costa de las multimillonarias subvenciones que salen de nuestrso impuestos.

Su función -amén de medrar y recaudar cientos y cientos de millones-, es la de actuar de fuerza de corps, de "brazo armado" de la izquierda y actuar como elemento básico del agitpro.

De Rajoy, y de suprimir el pesebre, dependerá que desaparezcan para siempre del escenario.

Candela dijo...

Qué generación por Dios...

En lugar de irse a jugar a las cartas al asilo o a romperse una cadera en un bailongo de Benidorm, no parar de dar la matraca.

Son repugnantes.

El último de Filipinas dijo...

Titiriteras porque es lo único que saben hacer y tiritoneras por el frío que cascaron por salir a la calle con la pelona que caía.
Alguna pasa por la UCI en breve.

Natalia Pastor dijo...

Candela:

Son el reducto de una época felizmente finiquitada.
Lo preocupante no son ellas -y ellos...-, que ya están de vuelta.
Lo preocupante son los "nuevos cachorros".
Esa extrema izquierda violenta,antisistema y radical que se ha cobijado bajo el manto del 15M.

Natalia Pastor dijo...

El último de Filipinas:

Vivir en el odio y en el rencor, regurgitando bilis a cada paso, debe ser muy triste.
Esta gente está instalado en ello.
Y a pesar de su provecta edad, no han aprendido absolutamente nada.

velarde dijo...

Viendo la cabecera de la manifestacion, esta tiene una credibilidad mas bien reducida, dicho esto, no se debe confundir al personal, al juez estrella se le juzga por prevaricacion en las escuchas del caso gurtel, no entiendo, o tal vez si, el motivo de tergiversar esto con el franquismo, patetico una vez mas este clan de chupatintas al cobijo de la ideologia que les sustenta y mantiene...y de que forma.

Antonio dijo...

Son gente que no tiene remedio, doña Natalia, y que seguirán erre que erre con esa mezcla de intereses creados y de fanatismo puro y duro. Incorregibles como, por desgracia, la inmensa mayoría de la izquierda que padecemos.

Por cierto, leí su comentario a la sátira de la Tribuna del Ortegal, y le he dejado allí un comentario.

Mucho ánimo. Saludos.

Cielo dijo...

No sé en que medida es tan patetico
los comentarios vertidos en este post.

Me cuesta creer o comprender tanta mala baba al juez Garzón, que alguien me lo explique.


Al medio día por casualidad vi el programa de telemadrid y los contertulios sólo mostraban un fanatismo y odio y rencor... eso sí rigor cero y preparados para hablar sobre este tema CERO.

Lo que me causa más risa, sobre los comentarios, es que muchos hablan de rancio, extrema izquierda y demás lindezas y no se fijan con que bilis escriben sus propios comentarios, con que odio se expresan hacia el juez, por suerte soy imparcial, tengo mi opinión y ninguna ideología me la va a cambiar.

Natalia Pastor dijo...

Velarde:

Efectivamente;eso es lo que que mucho cantamañanas no se acaba de enterar.
A Garzón no se juzga por intentar juzgar al franquismo, si no por prevaricación.

Natalia Pastor dijo...

Antonio:

Son la izquierda garbancera, atávica, guerracivilista y biliosa que desgraciadamente padecemos en España.
Ahora me paso por el blog de Tio Chinto.
Saludos.

Natalia Pastor dijo...

Cielo:

Hablando de patetismos, tremendo lo de su comentario.
No sólo es que sea estúpido e insustancial; es que no tiene ni puñetera idea de lo que habla, ni de por qué está imputado Garaón.

Aunque yo ya no doy clases en la Facultad de Derecho -y mucho menos gratis-, le dejo los antecedentes para ver si así se entera de algo, y la próxima vez opina con conocimiento de causa.


Garzón está imputado por PREVARICACION en tres causas distinatas.

En la Causa por los crímenes del franquismo,la Sala Penal del Tribunal Supremo decide por unanimidad el 26 de mayo de 2009 abrir un proceso al juez Garzón por un delito de prevaricación (dictar a sabiendas una resolución injusta) durante la instrucción de la causa por las desapariciones del franquismo. La acusación consiste en haber iniciado y prolongado unas diligencias sobre las desapariciones del franquismo atribuyendo a personas fallecidas delitos que habían prescrito, estaban amnistiados y que, además, no eran competencia de la Audiencia Nacional.


En la causa por Rechazar una querella contra un banco que le financió,el Supremo abre una causa para investigar al juez por presuntos delitos de prevaricación y cohecho por el dinero que solicitó personalmente y recibió del entonces BSCH, BBVA, Cepsa, Endesa y Telefónica para financiar actividades que desarrolló durante su estancia en la Universidad de Nueva York en 2005 y 2006.

Tras su reincorporación a la Audiencia Nacional, Garzón recibió una querella dirigida contra el presidente del entonces BSCH, Emilio Botín, y otros directivos de la entidad que unos meses antes había entregado la "generosa aportación" de 302.000 dólares (260.000 euros) para organizar dos series de coloquios. Sin abstenerse, Garzón inadmitió esa querella.

Por lo que se refiere al BBVA, Garzón sentó en el banquillo a Emilio Ybarra y a otros dirigentes del 'clan de Neguri', lo que facilitó que Francisco González quedara como presidente único de la entidad. Al poco tiempo, el juez escribió a González con objeto de que contribuyera a la financiación de un seminario sobre terrorismo que Garzón dirigía en la UNY.


En la tercera causa pendiente, por intervenir las comunicaciones imputado-abogado,de nuevo por unanimidad, el 24 de febrero de 2010 la Sala Penal del Supremo abre la tercera causa por presuntos delitos de prevaricación y e interceptación ilegal de comunicaciones por autorizar las escuchas de las conversaciones que mantuvieron en prisión los imputados en el 'caso Gürtel' con sus abogados defensores.

Cielo dijo...

Lastimosamente no leo el ABC, La Razón y demás periodismo del bueno
para enterarme de todo lo que usted habla. O como dije antes, el programa ese de la tele, que grande.

Sólo intento saber por qué le tenéis tanta manía a ese juez
me preocupo por vuestro hígado.

O simplemente estáis alegres por que un juez ha prevaricado y será juzgado.

Si es así, retiro todo lo dicho.

Natalia Pastor dijo...

Cielo:

Tuve un catedrático de Penal - Don Fco Muñoz Conde-, que decía que había dos clases de tontos.

Unos lo eran, pero permanecían callados, y otros, además de serlo, se jactaban de ello.

Usted pertenece a la segunda categoria.

Todos los datos de las imputaciones contra Garzón que le he explicado y enumerado antes de manera clarificadora, están en los sumarios por los que está siendo enjuiciado ante el Tribunal Supremo.
No son concluiosnes ni opiniones de ningún diario llámese ABC o LA RAZON ; son los sumarios.

Otra cosa es que usted sea un perroflauta de extrema izquierda que no crea en el Estado de Derecho ni en la Justicia de este país y considere que el Tribunal Supremo es un "reducto fascista".

Como me temo que es así, esta conversación no tiene ningún sentido.

Cielo dijo...

Un poco torpe su catedratico
solo dos clases de tontos?

A mí se me ocurren muchas, pero no viene al caso.

Insisto, sino fuera Garzón, otro gallo cantaría.

Natalia Pastor dijo...

Cielo:

En absoluto.
Un gran catedrático de Derecho Penal, y de izquierdas.

Sobre la estupidez hay obras muy interesantes.
Una de las más reconocidas es la de Cipolla y su famosa "Teoría de la Estupidez", expresada por primera vez en su libro de 1988 titulado "Allegro ma non troppo".

En ese libro se enuncian las leyes fundamentales de la estupidez:

-Siempre e inevitablemente cualquiera de nosotros subestima el número de individuos estúpidos en circulación.

-La probabilidad de que una persona dada sea estúpida es independiente de cualquier otra característica propia de dicha persona.

-Una persona es estúpida si causa daño a otras personas o grupo de personas sin obtener ella ganancia personal alguna, o, incluso peor, provocándose daño a sí misma en el proceso.

-Las persona no-estúpidas siempre subestiman el potencial dañino de la gente estúpida; constantemente olvidan que en cualquier momento, en cualquier lugar y en cualquier circunstancia, asociarse con individuos estúpidos constituye invariablemente un error costoso.

-Una persona estúpida es el tipo de persona más peligrosa que puede existir.

Cielo dijo...

La teoría de la estupidez...

eso me ha gustado.

Y vuelvo al tema de la prensa de la derecha, su no pluralidad es una forma de estupidez, o eso es ir muy lejos?

Claro, yo parto de la base de que usted piensa que esa prensa esta llena de periodistas sin rigor, es decir, primero piensan ideologicamente y ahi se quedan. Me sorprende la forma de ver las cosas, desde luego a mi me aturde.

Natalia Pastor dijo...

Cielo:

El periodismo que hay en España es un periodismo de "trinchera", tanto a la izquierda como a la derecha.
Unos se significan más, otros menos, pero es difícil encontrar un modelo de periodismo "aséptico" como el norteamericano.

El cainismo llega incluso, entre las propias filas.
Fíjese como EL PAIS apoya sin reservas a Rubalcaba en su lucha por hacerse con la Secretaría Gral y como ha cargado sin piedad contra Carmen Chacón,apoyada por otro grupo mediático -el de Roures, o sea, PUBLICO y LA SEXTA-.

Cielo dijo...

Ya no puedo seguir contestando
por dos motivos:
uno, la cena
dos, como le siga leyendo
me va a convencer.

Por eso
siempre he dicho que yo creo en la personas, no en las ideologías.

velarde dijo...

Amigo cielo, para no tener usted ideologia lo disimula francamente bien, desde luego no hay mas ciego que el que no quiere ver.
yo tambien tengo una frase que me gustaria compartir.
"no discutas nunca con un imbecil, este te bajara asu nivel y alli te ganara por experiencia"

Trecce dijo...

Las leyes están para ser cumplidas.
Yo no dudo de las buenas intenciones de Garzón, pero para conseguir aquello que él cree justo, no puede saltarse las normas a la torera y menos teniendo en cuenta su posición.
Su divismo le ha perdido, si hubiera sido más discreto, otro gallo le cantaría, ahora, que apeche con las consecuencias, por más que estos corifeos chillen.

Natalia Pastor dijo...

Trecce:

En todo este asunto late el sectarismo, y aunque se explique mil veces hay quien no quiere entender que lo a Garzón no se le juzga por intentar abrir una causa contra el franquismo, si no por PREVARICAR.

Todo arranca en 1998.
Ese año, Garzón rechazó una querella criminal de la Asociación de Familiares y Amigos de Víctimas del Genocidio de Paracuellos del Jarama contra Santiago Carrillo, el Partido Comunista de España, el Partido Socialista Obrero Español y el Estado español.

El magistrado, no sólo mostró escasa diligencia, sino que se opuso frontalmente a la iniciativa,argumentando que,tras rechazar de plano la querella, y acusó a sus promotores de «mala fe procesal» y de «abuso del Derecho» porque, según adujo en su auto, «con el respeto que me merece la memoria de las víctimas, no puede dejarse de llamar la atención frente a quienes abusan del derecho a la jurisdicción para ridiculizarla y utilizarla con finalidades ajenas a las marcadas en el artículo 117 de la Constitución Española y los artículos 1 y 2 de la Ley Orgánica del Poder Judicial, como acontece en este caso».el juez estimó también que «los preceptos jurídicos alegados son inaplicables en el tiempo y en el espacio, en el fondo y en la forma».

En consecuencia, Garzón concluyó que no cabía recurso alguno y consideró que «queda en tela de juicio la deontología profesional de quien tan a la ligera se toma las normas básicas de nuestro ordenamiento jurídico» y que consideraba que estos hechos, «a pesar de su importancia, trascendencia y gravedad», no podían determinar la apertura de un procedimiento porque fueron investigados por el bando ganador al término de la guerra. «Se investigaron, se procuró sancionar a los posibles responsables y las víctimas fueron identificadas», decía el auto. Añadía además que los fusilamientos de Paracuellos no atentaron contra altos organismos de la nación, por lo que la competencia no podría corresponder a la Audiencia Nacional, sino al juez del lugar donde se cometieron los hechos.

En cualquier caso, estimaba Garzón que los hechos estaban «prescritos al haber transcurrido más de veinte años», que la amnistía del 25 de noviembre de 1975 «veda cualquier posibilidad de reiniciar la persecución penal por los actos de nuestra Guerra Civil», y que «el delito de genocidio no se encontraba tipificado en España» en los albores de la Guerra Civil y tampoco existía en el Derecho Internacional,

¿Porque unas demandas que investigan los crímenes de la II República,se desestiman en base a estas leyes y sin embargo estas,no són óbice para investigar los crímenes del Franquismo?.

Ahora llegamos al momento actual.

El Supremo pone de manifiesto que tras una primera etapa de más de un año en la que Garzón no hizo otra cosa que proveer las denuncias que iba recibiendo, el 1 de febrero de 2008 la Fiscalía de la Audiencia Nacional emitió un informe en el que advertía que este tribunal no era el competente para investigar las desapariciones forzadas, que el delito de lesa humanidad consignado en las denuncias no estaba en vigor cuando se produjeron los hechos denunciados y que en todo caso sería aplicable la Ley de Amnistía de 1977.

¿DE QUE SE LE ACUSA ENTONCES?.

Pues de un delito de prevaricación (dictar a sabiendas una resolución injusta) durante la instrucción de la causa por las desapariciones del franquismo. La acusación consiste en haber iniciado y prolongado unas diligencias sobre las desapariciones del franquismo atribuyendo a personas fallecidas delitos que habían prescrito, estaban amnistiados y que, además, no eran competencia de la Audiencia Nacional.