lunes, diciembre 26, 2011

De verso suelto ...a Ministro



Habemus Gobierno. Rajoy desveló todas las incógnitas de la ecuación y quedó conformado el nuevo Gabinete que tiene como reto más importante frenar la brutal caída del empleo - que ha dejado un reguero de más de cinco millones de parados, camino de seis -, y salir de una crisis que ya es recesión y que augura un futuro tenebroso a corto plazo.

Pero dicho esto, del Gobierno de Rajoy - sobre todo tras estos siete infaustos años de zapaterismo-, se esperan otras cosas. De entrada, una regeneración absoluta de las instituciones, enfangadas hasta las trancas y politizadas hasta el tuétano.

Ese es el caso de la Justicia donde se requiere un monumental esfuerzo de desinfección de las más altas instancias judiciales –Constitucional, Supremo y CGPJ–, manchadas, deslegitimadas y carentes de independencia gracias a la partitocracia que manosea y dirime puestos,cargos y responsabilidades.


Para esa misión fundamental, Rajoy ha designado a Alberto Ruiz Gallardón, el verso suelto del PP, el chico favorito del grupo PRISA, el ahijado mediático mimado del difunto Polanco.
Gallardón tiene ante sí un reto formidable, al que hay que añadir la investigación del esclarecimiento - real - de lo ocurrido el 11-M y el Caso Faisán.

Lo realmente grave de la situación, es que Rajoy ha colocado a la zorra al cuidado del gallinero.
Gallardón ha mostrado en reiteradas ocasiones su conformidad con la infame sentencia de Bérmudez y ha salido en defensa de la versión oficial de la masacre del 11-M.
Por si fuera poco, jamás se ha reunido, ni una sola vez , con la Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M, a pesar de las solicitudes de estos.
Ha sido capaz -sin sonrojarse-, de defender el trabajo de la fiscal Olga Sánchez y la instrucción del 11-M, que calificaó de "ejemplar" en una entrevista en su diario amigo EL PAIS.




Sin que se le moviera un pelo de sus pobladas cejas, Gallardón declaró que "los autores del 11-M son los que dice la sentencia", a pesar de que hasta un neófito estudiante de 1º de Dcho que se haya leido la sentencia de Bérmudez, es capaz de discernir que no hay una sola prueba concluyente que apoye tal afirmación.

El dislate era de tal magnitud, que Angel Acebes -entonces secretario general del PP -llegó a declarar como testigo en la querella que Gallardón interpuso contra Federico Jiménez Losantos aformando que "la posición del PP era que había que investigar el 11-M"y el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, lo que decía es que había que mirar hacia el futuro".



Gallardón interpuso una demanda contra Losantos tras unas manifestaciones del locutor en su programa , un día después de que el alcalde defendiera en el Foro ABC que no había que centrar el debate en lo que sucedió "del 11 al 14 de marzo" de 2004 ni "mirar hacia atrás" sino hacer "una propuesta de futuro". El periodista criticó duramente a Gallardón por apartarse de la línea de su partido -la linea de entonces,claro...- y le acusó de "ser un obstáculo para investigar el 11-M". "Te da igual que haya 200 muertos, 1.500 heridos y un golpe brutal para echar a tu partido del Gobierno, te da igual con tal de llegar tú al poder", dijo.

Y es que el nombramiento de Gallardón como Ministro de Justicia abre todas las suspicacias, hasta el punto que la presidenta de la Asociación Víctimas del Terrorismo, Ángeles Pedraza, se ha pronunciado en esRadio pidiendo que haga justicia y que esclarezca "toda la verdad del 11-M y que se investigue hasta el final el caso Faisán, así como el "cambio total" de las cúpulas del Tribunal Supremo, de la Audiencia Nacional y del Consejo General del Poder Judicial.".




Pedraza - como no podía ser de otra manera viendo los antecedentes-, no confía en que Gallardón llegue hasta el final del 11-M, pero le ha advertido de que "aquí estaremos para que llegue hasta el final", y ha agregado que desde la AVT, al nuevo gobierno se le va "a seguir exigiendo igual".

La cuestión que queda en el aire, la pregunta que flota en el ambiente, es por qué Rajoy ha confiado ahora en Ruiz-Gallardón para ocupar una cartera tan sensible como la de Justicia.
Más aún, cuando el objetivo primordial es y debe ser, recuperar la confianza de los ciudadanos en la Justicia y propiciar su independencia e imparcialidad.
Una independencia e imparcialidad en órganos como el Consejo General del Poder Judicial y el Tribunal Constitucional . Acabar con la imagen de politización que ha desprestigiado ambas instituciones.

No es, desde luego Gallardón, el perfil que se esperaba para una misión de tal envergadura.
En los medios afines a los socialistas -como EL PAIS o Público-, la elección de Gallardón ha sido acogida con parabienes y albricias. Mala señal.

Sobre todo, por que la memoria nos trae el recuerdo de aquel primer gobierno de Aznar, cuando colocó al frente del ministerio de Defensa a Eduardo Serra. Razones de estado - se alegaron -, para evitar que se airearan muchos asuntos gravísimos, por prescripción "real".
Ahora, en el primer gabinete de Rajoy, un ministro que para muchos siempre ha sido un submarino apadrinado por PRISA, ocupa la cartera de Justicia en un momento crucial de nuestra historia como país.

Bien es cierto, que a todo esto y tras el primer Consejo de Ministros del pasado dia 23, Soraya Sáenz de Santamaría se estrenó como portavoz del Gobierno en rueda de prensa y tras preguntas de los periodistas, afirmó sin rodeos que el Gobierno trabajará por "conocer la verdad" del 11-M y el chivatazo.

Ojalá sea así, y nosotros seamos quienes nos equivoquemos y tengamos que rectificar.
Pero los precedentes y antecedentes del "verso suelto" no auguran nada bueno.


natpastor@gmail.com

30 comentarios:

Agustin dijo...

Todos nos hemos quedado de piedra.con el nombramiento de Gallardon.Parece que Los Masones se quieren hacer oir digo yo.Un saludo y que el 2012 sea bueno para ti y tu familia.

María dijo...

A mí tampoco me gusta nada que Gallardón sea ministro de Justicia, como también me sentaron como un tiro las declaraciones del ministro del interior alabando a Rubalcaba y sus secuaces.

Ahora bien, pienso que tanto Rajoy como Soraya parecen tener muy claro que el 11-M hay que esclarecerlo, y no me negarás que tendría algo de "justicia poética" que fuera precisamente Gallardón quien, a instancias de su jefe, se viera obligado a hacerlo.

Besos

Natalia Pastor dijo...

Agustín:

Que Gallardón iba a ser Ministro era un secreto a voces.
Lo "sorprendente" - o no,claro está...-, es que sea de Justicia, siendo una materia tan sensible y que necesita de una reforma urgente y de un profundo calado.

Si a eso le unimos su postura en asuntos como el 11M, es para estar con la mosca detrás de la oreja y permanecer en actitud vigilante.

Natalia Pastor dijo...

María:

Es que las palabras de Fdez Diaz calificando de "ejemplar" la política y gestión de Rubalcaba en el Ministerio del Interior, es absolutamente surrealista.
De entrada es un tiro en el pie a la estrategia de su partido surante toda esta legilstura que ha cargado en asuntos tan escandalosos y graves como es el "caso Faisán" o la negociación con ETA.

Segundo,por que deja a su compañero Gil Lázaro a los pies de los caballos.
O Gil Lázaro es un loco, un demente, un calumniador y un mentiroso que se ha pasado cuatro años difamando a Rubalcaba, o Fdez Diaz debe pedir disculpas y dejar de decir estupideces y mamarrachadas políticamente correctas y conciliadoras, y dedicarse a lo suyo.

Soraya ha dejado claro que el Gobierno facilitará la investigación del 11M y el esclarecimiento del Faisán.
Veremos...

velarde dijo...

Desde luego es el ministro que menos confianza me transmite con diferencia, esperemos acontecimientos, pero si la asepsia de la justicia esta en manos del ex alcalde de Madrid, mucho me temo que no saldra de la uvi.

Natalia Pastor dijo...

Velarde:

Debemos estar vigilantes por que los precedentes no son nada halagüeños, a pesar de lo afirmado por Soraya Sáenz de Santamaría.
Sólo el paso del tiempo dirá si nos hemos equivocado -o no-, en nuestras suspicacias respecto a Gallardón.

supersalvajuan dijo...

La justicia, su ceguera y todo lo demás.

C S Peinado dijo...

Sigo pensando que opinarsin dar siquiera los cien dias de rigor al nuevo gobierno es temerario. Quizás la eleccion de ministros no sea la correcta pero eso no se puede opinar hasta andada la legislatura.

Estamos vendiendo la piel del oso antes de haberlo matado.

Un saludazo.

Natalia Pastor dijo...

c.s.peinado:

Te equivocas de medio a medio.
La valoración sobre el nombramiento de Gallardón como Ministro de Justicia no se realiza al albur de un capricho, si no basada en las declaraciones y actitudes mostradas por Gallardón a lo largo de estos años.

¿O te parece temerario valorar las dudas que se ciernen sobre alguien que es capaz de salir en defensa de la infumable e intragable versión oficial de la masacre del 11-M?.

¿O acaso te parece temerario albergar dudas fundadas sobre alguien que es capaz de de defender el trabajo de la fiscal Olga Sánchez y la instrucción del 11-M, que calificó de "ejemplar" ?.

¿O es "temerario" quizás tener suspicacias hacia quien afirma que "los autores del 11-M son los que dice la sentencia", a pesar de que hasta un estudiante de 1º de Dcho que se haya leido la sentencia, es capaz de discernir que no hay una sola prueba concluyente que apoye tal afirmación?.

¿O es "temerario" quizás mostrar recelo hacia quien ha manifestado en reiteradas ocasiones que había que obviar el 11M y mirar hacia el futuro?.


Lo temerario,lo suicida, sería no albergar duda alguna sobre quién ha sido capaz de manifestarse en ese tenor a lo largo de estos años.

Otra cosa será que se espere - y se confie -, en ver si lo manifestado por Soraya Sáenz de Santamaria de que el Gobierno trabajará por "conocer la verdad" del 11-M y el chivatazo, se cumple.
Ojalá.

Pero nuestro deber como ciudadanos es estar alerta y mostrarnos recelosos.

RAMPY dijo...

Veremos a ver cómo termina este episodio infame de la historia de España. Expectantes estaremos para ver cómo se resuelve.
Aprovecho la ocasión para desearos a ti y a todo tu equipo unas felices fiestas.
Recibe un beso enorme.

Candela dijo...

De Gallardón no me fiaré jamás, punto.

Rajoy deberá tener cuidado y si es cierto que se va a investigar el 11M, ojalá sea verdad y no nos mientan porque estarán protegiendo a traidores, a los que nos mataron aquel fatídico día de 2004 y esto no se nos va a olvidar para dentro de cuatro años, ni mucho menos.

En Atocha podríamos haber estado cualquiera de nosotros y es un caso que apesta. La cara no solo le va a Gallardón, sino al que lo ha puesto.

Natalia Pastor dijo...

Rampy:

Muchas gracias.

Nuestra obligación es estar expectantes por que hablamos de los dos asuntos claves en los últimos cincuenta años en España; de un lado el 11M y de otro el "chivatazo".
¿Qué el nombramiento de Gallardón levanta suspicacias?.Lógico.

Veremos por donde se desarrollan los acontecimientos.

Natalia Pastor dijo...

Candela:

El nombramiento de Gallardón a mi me recuerda al de Eduardo Serra en tiempos de Aznar.
No creo que colocar como Ministro de Justicia a quien ha manifestado en repetidas ocasiones que "hay que pasar página del 11M" y mirar hacia el futuro sea algo casual y anecdótico.

jano dijo...

Gallardón es un político profesional, hijo de político y proyectado hacia la política y, como los jueces de última generación-nombrados a dedo y sin prácticamente curriculum-solo piensa/an en el mayor chollo que ofrece España: ser político y gozar de los grandes privilegios que te ofrece la "profesión".
Con los políticos profesionalizados el gobierno del país da asco; con los jueces politizados y nada profesionales, la justicia hiede. Y los demás, ¡a jodernos!
Felices fiestas, Natalia, con un sorbito de cava.

Zorrete Robert dijo...

Este ni es verso ni esta suelto. Este es prosa "Prisa". Alguien dejo en nuestros blogs que cuando nos cargáramos a Zopenco, a que nos íbamos a dedicar. ¡Pues no tenemos tajo ni nada!. Es lo bueno de ser políticamente soltero, no estamos y nos vamos a casar con nadie y menos en asuntos cruciales para la salud democrática del país y la verdad que es la única que repara a las victimas.
Saluditos.

Natalia Pastor dijo...

Jano:

Este asunto va más allá del consabido latiguillo de los políticos profesionales ,de la casta o de la partitocracia.
Es más:no tiene nada que ver.

De lo que aquí hablamos es si el nombramiento de Gallardón como Ministro de Justicia obedece a la intención de "pasar página" y que el 11M o el "chivatazo" corran suerte que en su dia corrieron los "papeles del CESID" que Aznar no desclasificó y que impidieron que Glez se sentara en el banquillo.

Entonces se alegaron "razones de Estado" y aquello supuso un golpe terrible,demoledor, a la democracia y a la Justicia.

El temor que a algunos nos embarga -visto los antecedentes-, es que el nombramiento de Gallardón no facilite la depuración de responsabilidades y el esclarecimiento de la verdad.

Natalia Pastor dijo...

Zorrete:

No hace mucho alguien me envió un email en el mismo sentido que comentas :¿qué será de vosotros cuando Zapatero no esté?.
Ese es el simplismo de quienes consideran que estar contra Zapatero es alinearse de manera bovina con el nuevo Gobierono del PP.Pues no.

Con respecto a Gallardón incido en lo que he comentado antes:no creo que el nombramiento como Ministro de Justicia sea casual.
Podían haberlo nombrado Ministro de Fomento o de Defensa, pero no:lo han hecho de Justicia, con lo que ello conlleva en un área que necesita de una regeneración urgente,vital.

Y más aún con asuntos como el 11m -lo desvelado sobre las testigos rumanas falsas que acusaron a Zougam es demoledor...- , o el "chivatazo" a ETA sin esclarecer.

Raro,raro...

jano dijo...

Me das la razón, Natalia.
Los políticos son una piña y cuando asumen un cargo también asumen los privilegios que conlleva¡El GRAN CHOLLO DE ESTE PAÍS!
No seamos ingenuos: en cuestión de prebendas todos se ponen de acuerdo sin discusión.
Con la Justicia ocurre lo contrario: Los jueces, que deberían ser profesionales libres, se politizan y manchan sus manos con el mejor postor, con el que les promete mayor promoción y gloria (véase Garzón, que fue "sodomizado" por Felipe González y repitió con Zapatero), y así está la Justicia en este país, al servicio del gobernante de turno para mejor carrera de los leguleyos que pululan por los juzgados, en detrimento del Derecho Consuetudinario del que todos dependemos, porque todos los jueces quieren ser ESTRELLAS DE LA JUDICATURA como Garzón.
Los políticos deben asumir su papel de servidores de los ciudadanos de un país, en igualdad con los gobernados, y los jueces y demás miembros de los tribunales de justicia deben ser profesionales libres y responsables últimos de sus decisiones, con la mejor formación y experiencia.
Nadie se pondría en manos de un cirujano torácico que no hubiera cursado sus seis años de carrera médica, su residencia MIR en un hospital acreditado y que solo aceptara casos raros sin tener experiencia en la patología más común. Pues los políticos y los jueces deberían hacer lo mismo y dejarse de gilipolleces, y la política y la justicia de este país funcionaría tan bien como la medicina.
Saludos y Felicidades.

Señor Ogro. dijo...

De estos primeros pasos del gobierno de Mariano Rajoy, el nombramiento de Gallardon como ministro de justicia lo considero un error garrafal.

Error, salvo que Rajoy comparta con Gallardon esa visión del 11m; y entonces no podríamos hablar de error, sino de complicidad en lo miserable.

Gallardon, alcalde de madrid cuando sucedio la masacre, y que en SIETE años no se ha reunido una sola vez con las víctimas del 11m que tanto han reclamado su apoyo para aclarar tanto agujero y tanto descosido judicial y político.

Veremos que pasa, pero más le vale a Rajoy darse cuenta que pone su credibilidad en manos de un trilero farsante como este tipo. Es su responsabilidad directa.

Natalia Pastor dijo...

Jano:

Entiendo tu razonamiento, que es valido en democracias donde los dos principales partidos que se alternan en el poder retozan en el fango de la corrupción y los desmanes.
Es el caso de lo ocurrido en Italia en su momento cuando la Democracia Cristiana y el PSI del socialista Bettino Craxi se tapaban mutuamente las vergüenzas.

Pero es que el PP no está en esa situación de podedumbre y corrupción hasta las trancas.

Yo en este asunto me inclino más por una mal entendida "razón de Estado" , como ya sucedió en tiempos de Aznar cuando no se desclasificaron los "papeles del CESID" que hubieran facilitado que Glez se sentara en elbanquillo y respondiera por los GAL.

Los nombramientos de Fdez Diaz en Interior y Gallardón en Justicia , creo que obedecen a eas intención de soterrar lo ocurrido y pasar página.

Natalia Pastor dijo...

Señor Ogro:

Pues sí, tienes toda la razón.
Y lo mismo se puede aplicar al nombramiento de Fdez Diaz en Interior.
Como le comentaba a María anteriormente,las palabras de Fdez Diaz calificando de "ejemplar" la política y gestión de Rubalcaba en el Ministerio del Interior, son desoladoras.

En principio es un tiro en el pie a la estrategia de su partido durante toda esta legislatura pasada, centrada que en asuntos tan graves como es el "caso Faisán" o la negociación con ETA.

Segundo,por que deja a su compañero Gil Lázaro a los pies de los caballos.
O Gil Lázaro es un loco, un demente, un calumniador y un mentiroso que se ha pasado cuatro años difamando a Rubalcaba, o Fdez Diaz debe pedir disculpas y dejar de decir estupideces y mamarrachadas políticamente correctas y conciliadoras, y dedicarse a lo suyo.

A no ser, claro está que cumpla designios previamente establecidos...

Urdanautorum dijo...

Esperemos a ver como pinta, aunque el nombramiento no ha gustado mucho en círculos del PP, distante, como bien dices, de la percepción en el PSOE.
Estoy esperando la destitución de los comisarios nombrados a dedo y con una sentencia sin cumplir que lo ampara, además de otros lacayos de este maquiavélico ser. Debe hacerlo para destruir el sistema montado por Rubalcaba tal como se apreció en el mensaje de su teléfono. Sería lamentable que repitiera el error de Aznar y no destruyera la organización beriana que tienen montada.

Natalia Pastor dijo...

Urdanautorum:

Veremos si se produce esa limpia y desinfección de las cloacas, algo que dejó sin hacer Aznar y que tuvo como colofón el 11M y todo lo que se fraguó después.

Si Rajoy va acentrar todo en la economía, olvidándose de la regeneración de las instituciones,la reforma de la Justicia y del impulso a sentar en el banquillo a los responsables del "chivatazo" del Faisán y del 11M, cometerá un error histórico que acabará arrastrándole a él y a su Gobierno.

No todo es el paro y la economía.
esta crsis que padecemos es también moral y ética, producto de la degradación institucional y social que vive este país desde 2004.

José Luis Valladares Fernández dijo...

Salvo una conversión como la de Saulo cuando iba a Damasco, Gallardón será un estorbo para averiguar qué paso el 11-M. y me imagino que lo del Bar Faisán tampoco. No entiendo cómo Rajoy le dio un puesto así. Debiera saber Rajoy que Gallardón, si puede, le pondrá la zancadilla para que caiga y ocupar el su puesto. Su ambición no le deja conformarse con menos. Dicen que la famosa fiscal del "vale ya", Olga Sanchez es pariente de Gallardón y que ese fue el motivo de que admitiera aquella sentencia. Pero, conociendole, seguro que no es el parentesco lo que le mueve; tiene que haber alguna que otra razón mucho más poderosa. Por algo alguien le bautizó con el nombre de "ambiciones".

Un abrazo

Clau de Sol en Primera dijo...

Espero que Rajoy sede cuenta de que los españoles, no queremos borrón y cuenta nueva, los españoles , queremos que se aclaren todos los casos que hay en España , como el Faisán , el 11 M
los eres de Andalucía ,el caso de pepiño , Bono, Chavéz y la corrupción de los jueces , el tribunal
supremo ,etc, etc, etc --------
Sino se solucionan todos estos temas no nos aclararemos nunca en ESPAÑA.

Natalia Pastor dijo...

Jose Luis Valladres:

No creo que Gallardón se haya caido del caballo-ni muchísimo menos -, igual que no creo que ni su nombramiento - ni el de Fdez Diaz en Interior -, sean "casuales", inocentes y no profundamente meditados por Rajoy.

La cuestión es por qué dos perfiles "confusos" como son los de Gallardón y Fdez Diaz han de estar enmarcados en Ministerios tan complejos y tan "sensibles" si no es por una cuestión estrictamente planificada y diseñada de dejar todo tal y como está, sin mover nada, sin reformar nada, sin agitar nada.

Natalia Pastor dijo...

Clau de Sol:

Una gran parte de la sociedad española reclama saber la verdad de lo ocurrido el 11M; reclama que los responsables del ominoso "chivatazo" a ETA se sienten en banquillo y depuren responsabilidades; reclama una profunda,necesaria ,urgente y vital reforma y regeneración de la Justicia que la despolitice y le devuelva la independencia perdida.

Todo lo que no sea eso, será un fraude y una estafa al conjunto de la sociedad y en especial a los votantes del PP.
Por que no todo es la crisis económica y el paro, aún siendo algo importantísimo y básico.

Hablamos de la regeneración, de la limpieza de las instituciones que están seriamente deterioradas y desprestigiadas ante la sociedad española.

Elena Nito dijo...

Primera lectura: desacierto anunciado.
Segunda lectura: lo que comenta María. ¿Por qué Justicia precisamente? Quizá esa supuesta continuidad tenga más de trampa a lo bonzo que de premio. Lo que haga a partir de ahora Gallardón se recordará per sécula seculorum. Si alguien se tiene que desdecir, si alguien tiene que responder, sería de Justicia que fuera él. El CNI desgajado de Defensa está diciendo algo importante (quiero pensar que bueno, aunque todavía no lo tengo claro). En cualquier caso me sorprendería mucho que saliera lo suficientemente indemne de este Ministerio como para volver a ejercer de postulante a Presidente de Gobierno en ninguna otra quiniela electoral.
Tercera lectura: cocinándose mientras leo "El Linchamiento" de FJL. Lo empecé ayer y ya voy por las fotos, (osea la mitad more or lees; ayuda un viaje de 2 horas en avión..).

En este punto me pregunto, ¿mereció la pena, a nivel
electoral el viraje a la "moderación" del PP, tras su última
derrota? ¿Hubiera ganado estas últimas elecciones sin él?

Natalia Pastor dijo...

Elena Nito:

Comparto por completo tu análisis.
El nombramiento de Gallardón - y no olvidemos el de Fdez Díaz en Interior -, no son en absoluto casuales, si no que obedecen a una estrategia planificada y muy meditada.
A mi me recuerda muchísimo a la situación que se produjo con Aznar con el nombramiento de Eduardo Serra y la no desclasificación de los "papaeles del CESID" que hubieran permitido sentar a Glez en el banquillo.

De aquel error, de aquellos polvos vinieron luego los lodos que todos conocemos.

Con respecto a tu última precisión -el cambio de estrategia del PP-, queda reflejada en las últimas elecciones en número de votos;sí,ganaron las generales, pero con menos votos incluos que en 2008.
La catástrofe se ha producido en el PSOE donde se han perdido 4,5 millones de votos y que - casualmente...- , no han ido al PP si no al resto de partidos del arco de la izquierda o al voto en blanco.

De todas formas ya sabemos que la estrategia de Gobierno de Rajoy va ser la misma que la que ha mantenido en la oposición en los últimos cuatro años.
Quedan incógnitas interesantes como es quién será el Fiscal General del Estado;suena Eduardo Torres-Dulce, lo que sería una magnífica noticia.

o blog de xesús lópez dijo...

En principio huele mal, muy mal, el nombramiento de Gallardón para Justicia.
Si el ministerio estuvo mal atentido con Caamaño, con Gallardón no parece que las cosas vayan a mejorar.
¿Pasar página con el 11M? ¡Mierda!
Ni con el 11M ni con el Faisán, salvo que siga la hoja de ruta del gobierno anterior.
Saludos cordiales