sábado, septiembre 24, 2011

La última tarde


Cien años de historia viva, de emociones y sentimientos, de momentos imborrables que perviven en la retina de la memoria colectiva, llegan mañana domingo a su fin.
La Monumental de Barcelona celebra su última corrida, la última tarde de José Tomás como punto y final antes de que entre la prohibición que los nazionalistas de barretina y butifarra han impuesto en Cataluña.


Más de 20.000 aficionados llenarán la plaza de toros de la capital catalana en este adiós que no es sólo a la Fiesta Nacional, si no a la cada día más imposible convivencia en una Cataluña nazionalista y fanatizada, liberticida y aldeana, que han atacado el toreo con argumentos de defensa a los animales, cuando en realidad las razones eran otras, como demuestra que sigan permitiendo los 'correbous'.

Prohibir los toros es decir "no" a España, a nuestro acervo cultural común, a las raices que conforman nuestro bagaje histórico y sentimental.

Prohiben los toros como prohiben rotular un letrero en español o como impiden a los padres que sus hijos puedan estudiar en la lengua de Cervantes.

El totalitarismo nazionalista, en versión pan tumaca.


natpastor@gmail.com

44 comentarios:

MAMUMA dijo...

Que conste que a mí no me gustan los toros, pero me horroriza que se coarte la libertad de las personas que sí les gustan y se les prive de verlos.
Aunque no me extraña en el nacionalismo catalán, una dictadura montada a partir del ataque inexistente al catalán, como todos los nacionalismos.

Natalia Pastor dijo...

Mamuma:

Es que se trata de eso precisamente:de LIBERTAD.

De libertad y de persecución a todo lo que huela o evoque a España dentro del imaginario esquizoide del nazionalismo catalán.

Los toros son y forman parte de nuestra esencia, de nuestra cultura.

Para los nazionalistas, la prohibición de las corridas es una muesca más en el intento contínuo de desarraigar la Cataluña que ellos gobiernan del resto de España.

E..P.. dijo...

Hola Natalia.
Con todos mis respeto a las personas que les gusta los toros..en mi opinión estoy en contra de cualquier maltrato en este caso el de un animal,me supongo que con esta postura soy un claro anti-taurino, pero eso es una cosa y otra que se confunda el tocino con la velocidad.
El totalitarismo nacionalista es una lacra que deberían quitar.
Una cosa es la libertad de expresión y otra que te prohíban todo lo que es español, no entiendo ese odio tan ruin y tan bajo de moralidad y respeto.
Que prohíban los toros es una cosa, pero mezclarlo todo como ataque a todo lo que es español me parece una prepotencia vacía...da la casualidad que Cataluña, el P.V como todas las regiones que quieren ser aparte de España les deben mucho a los españoles más de lo que ellos se piensan, si son algo es gracia a nosotros. Patéticos con una ideología propia del siglo XIX.
Yo les daría a todos estos la independencia pero que devuelvan todo lo que nos deben... vamos nos tendrían quedar como mínimo 5 Catalunia..Hay que joderse cuanta tonteria nacionalista para mantener a sus mandos mafiosos que los manipulan como a marionetas. Joder con los fanáticos no quieren nada que sea español pero nuestro trabajo y dinero no les ponen asco.
Saludos cordiales Natalia.

Trecce dijo...

No tengo nada a favor de los toros (bueno algunas cosas sí), pero en general me parece una fiesta un tanto demodè.
Hecha la salvedad, ya sabemos todos (incluso los que defienden otra cosa) por qué se prohiben los toros en Cataluña, pura y llanamente por ofender al resto de España.

Clau de Sol en Primera dijo...

Natalia a mi no me gustan los toros , pero no dejo de reconocer que lo mas importante del ser humano es la libertad, estos sectarios de nacionalistas lo único que quieren es destruir todo lo que represente España .
Lo mejor que España debe de hacer es darles la independencia y que nos dejen tranquilos haber
como se lo montan estando aislados y fuera del €,
España es EUROPA ,pero Cataluña fuera de España no es nada .

A no ser que los musulmanes se apoderen de Cataluña a lo mejor es taran mas contentos.
Cuando todos esos musulmanes que han dejado entrar , les violen a sus mujeres y las lapiden en la
plaza publica, veremos que opina el Sr Mas .

Helio dijo...

Que unos cuantos nacionalistas hayan conseguido prohíbir los toros en Cataluña, no quiere decir que van a terminar con la fiesta.
La fiesta de los toros se acabará en España cuando no vaya nadie a verlos, algo dificil por el momento.
Lo siento por los miles de aficionados catalanes, que tendrán que hacer unos cuantos kilometros para ver una corrida de toros.
Saludos.

Natalia Pastor dijo...

E-P:

Yo respeto a los antitaurinos, en el sentido de que no les gusten los toros.
Lo tienen además muy fácil; con no asistir al espectáculo, solucionado.

De todas formas, y como tu comentas, este asunto va más allá de gustos y aficiones; va de LIBERTAD y de la obsesión nazionalista por borra todo vestigio, lazo común o acervo que entronque a Cataluña con el resto de España.

De hecho, y como muestra de la falacia del argumentario nazionalista en base a que esta medida es en "defensa del animal", los corre-bous o el "toro embolado de fuego" si están permitidos por que son "demostraciones culturales catalanas".

Natalia Pastor dijo...

Trecce:

Te repito lo que le señalaba a E.P.;respeto a quien no le gusten los toros, que por otra parte lo tiene muy fácil;nadie le obliga a asistir a una corrida.

Aquí se trata de una medida liberticida, que atenta contra el derecho de los ciudadanos a asistir a un espectáculo, en base a la doctrina nazionalista de naftalina, rancia y aldeana, de intentar borrar todo vestigio de España, de nuestra costumbres y tradiciones.

Natalia Pastor dijo...

Clau de Sol:

Ciertamente están consiguiendo hastiar,aburrir e irritar a gran parte de la ciudadanía española que hasta hace poco defendían a ultranza la unidad nacional y que ahora están deseando que los catalanes se independicen para no volver a saber nada de ellos.

Esa es una de las consecuencias perversas del nacionalismo:el hecho de desgastar al resto del territorio nacional,harto de chantajes y de victimismo.

Natalia Pastor dijo...

Helio:

Los toros no corren ningún peligro en España, gozan de buena salud y hay una afición joven y pujante.
Lo de Cataluña es un hecho aislado motivado por la obsesiva y enfermiza pulsión nazionalista de borrar todo vestigio de españolidad en la vida catalana.

maria dijo...

No entiendo como los catalanes "tragan" con tantas imposiciones dictatoriales disfrazadas de "independencia".. Cada vez estan mas "presos" por intentar liberarse de España.. En fin..

Urdanautorum dijo...

Una vergüenza. Salvo algunos defensores de animales, los menos,
es una medida totalmente separatista, cuyo único objetivo es diferenciarse del resto de España.
Como los partidos nazis o estás con ellos o contra ellos. Son los únicos, puros y verdaderos catalanes -los demás una mierda- y se están cargando nuestra querida Cataluña, la de todos los españoles, quienes son en definitiva copropietarios de toda España. Mal que les pese.
Se ha cedido mucho, siempre por intereses de partido, supeditándolos a los nacionales. Todos los gobiernos son responsables, en mayor o menor medida, incluido el PP, aunque la puntilla ha venido de la mano de Zapatero.
Desos lodos vienen estos polvos.

jano dijo...

No me gustan los toros como tampoco me gusta el fútbol, pero a veces veo alguna corrida o algún partido en la TV. Si tuviera poder para ello no los prohibiría aunque son espectáculos violentos en algún aspecto u ocasión, eso sí, menos violentos que algunos festejos que siguen celebrándose en España y consisten en torturar a los animales (los correbous, por ejemplo) o exponer a un gran peligro a las personas (los Sanfermines, por ejemplo).
El problema de la fiesta taurina en Cataluña no es el nazionalismo de unos partidos políticos sino más bien la población, que vota a esos partidos por afinidad a su ideología en la creencia de ser diferentes y mejores, o distintos al resto de la Nación. Es el mismo problema de los vascos, que encienden una vela a España y otra a ETA y son incapaces de vivir con ETA pero tampoco sin élla. Cuando se incendie El Licéu volverá Jordi Pujol a pedir dinero al resto de la Nación, y con la que está cayendo en el mundo globalizado...
¡A ver quién marca bulto en el traje de luces para ser independiente!
Un saludo.

Zorrete dijo...

Doña Natalia, cierto. Pero se van a j óer porque la realidad es terca y los sentimientos son del alma y el alma es de Dios y eso no hay prohibición que lo remedie. Saluditos.

José Luis Valladares Fernández dijo...

Los políticos catalanes, que no el pueblo catalán, prohíben la fiesta de los toros, no porque no les gusten los toros, sino porque hace referencia a la Fiesta Nacional de España. Y esto, además de un acto sectario, indica que que están dominados por un nazismo preocupante.

Van a obligar a muchos catalanes ir al sur de Francia a ver corridas de toros. Y lo que tiene más gracia, querida Natalia, que alguno de esos políticos que despotrica ahora contra los toros, también va a ir al sur de Francia por el mismo motivo.

Un abrazo

Natalia Pastor dijo...

Maria:

En Cataluña existe una dictadura silenciosa que comienza por una inmersión lingüística auténticamente nazi, que contínua con una persecución del español hasta a la hora de estar prohibido para rotular un negocio y que se extiende a la prohibición de los toros, no por una supuesta defensa del animal, si no como parte y continuación del intento de eliminar cualquier referencia cultural común con el resto de España.

Natalia Pastor dijo...

Urdanautorum:

Me temo, querido amigo, que la situación en Cataluña es absolutamente irreversible y sólo tiene visos de empeorar.
El PSOE y Zapatero le han hecho el caldo gordo a los nazionalistas y el PP se ha puesto de perfil en la defensa de elementos claves que han permitido no dar un golpe en la mesa y avisar sin titubeos que en esta linea, se aplica el artículo 155 de la Constitución y se suspende la autonomía ipso facto.

Pero para eso hacen falta estadistas con altura de miras y no chiquichanclas.

Natalia Pastor dijo...

Jano:

Totalmente de acuerdo con lo que apuntas.
Por eso le señalaba en un comentario a Clau de Sol que se está produciendo un fenómeno curioso en gran parte de la población del resto de España: están consiguiendo cansar e irritar a gran parte de la ciudadanía española que hasta hace poco defendían a ultranza la unidad nacional y que ahora están deseando que los catalanes se independicen para no volver a saber nada de ellos.

Natalia Pastor dijo...

Zorrete:

Los aficionados catalanes tendrán que ir a Zaragoza a ver toros o acercarse a Valencia.
En la dictadura nazionalista de barretina y butifarra,cada dia se recortan más derechos y libertades ante la estúpida complacencia general.

Natalia Pastor dijo...

Jose Luis Valladares:

En Cataluña se está produciendo una involución cateta y aldeana, producto de ese nazionalismo de barretina y butifarra.
Al igual que muchos profesores,médicos y profesionales se han ido de Cataluña por la inmersión lingüística, el cierre cada vez más visible en el ombliguimo catalanista restará visitantes y turistas que se ven cercenados a una catalanidad que excluye espectáculos y manifestaciones tipícamente españolas.

Si hace unas décadas, los catalanes cruzaban la fontera para ir a ver "El último tango en Paris", en esta dictadura silenciosa de butifarra tendrán que volver a pasar los Pirineos para ir a Dax o Nimes a disfrutar de una corrida de toros.

Sevilla Opina dijo...

No se si mi entrada se ha grabado. Repito lo sustancial:
Francia ha declarado bien cultural inmaterial a los toros. En Francia se estudia en fráncés. Son una potencia mundial y nosotros unos don nadie.
Cuando Francia estaba en la revolución nosotros éramos un país atrasado que no evolucionaba. Ahora pasa lo mismo dado que las autonomías no son mas que una vuelta al pasado medieval.

Natalia Pastor dijo...

Sevilla Opina:

Es lo que en España está sucediendo desde hace años, es la demolición del Estado desde dentro ; las autonomías -sobre todo las nacionalistas -, han socavado los cimientos de la unión de la nación,no sólo en los ámbitos legislativos, si no en los culturales y de convivencia.

La diferencia con Francia que tu mencionas con tino, es que el país vecino no tiene un cáncer nacionalista que ha provocado una metástasis en todo el funcionamiento orgánico del Estado.

CARLOSCC dijo...

Todo es pura falacia.
¿Por qué se alega la defensa de los animales y se permiten los "correbous" que se han declarado como "fiesta tradicional de Cataluña", o los encierros y la suelta de vaquillas en las fiestas de sus pueblos, cuando los animales son sacrificados en cuanto acaba el festejo y muchas veces, les desplazan, varios kilómetros y mal heridos hasta el matadero mas cercano?. El articulo 91 del reglamento taurino es claro al respecto.
¿Es que los toros embolados en Cataluña son diferentes a los del resto de España y no sufren cuando se queman el hocico, los ojos, el lomo o el testuz y no padecen estres?.
El toro bravo es uno de los animales mas bellos de la creación y de los pocos animales que vive, a cuerpo de rey, y en total libertad durante 4 años para ser lidiado en una plaza de toros, no sirve para otra cosa y si no se celebrasen corridas de toros, sin duda, desaparecería. Todavía estoy esperando a que algún antitaurino me demuestre lo contrario.

¿Amor a los animales u odio a todo lo que huela a España?. ¡Va por Ustedes!.
http://rebuznometro.blogspot.com/2011/09/amor-los-animales-u-odio-todo-lo-que.html

Saludos.

Natalia Pastor dijo...

Carlos C.C.:

Recuerdo que estando en COPE, asistí a unas jornadas de debate con gente del mundo del toro y antitaurinos.
En medio de una discusión, le dije a un presunto ecologista y defensor de los animales, que sin las corridas, "el toro sería un animal que se hubiera extinguido por que nadie puede mantener una cabaña ganadera de esa clase sin la Fiesta Nacional".

Su respuesta fue sonrojante: "Pues que desaparezcan".

Centrándonos en Cataluña,la decisión de abolir las corridas es simplemente una muestra más de la deriva nazionalista en pos de erradicar todo símbolo,toda manifestación, toda actividad cultural que entronque a Cataluña con el resto de España.

A ésto hemos llegado por debilidad y complacencia ante la instauración de una dictadura silenciosa, nazionalista y liberticida, que lo misme persigue al empresario que rotula su negocio en español, que obliga "manu militari" a una inmersión lingüística fascista incompatible con los principios constitucionales que rigen esta democracia.

Clandestino dijo...

Solo son un puñado de miserables amaestrando a masas desde el poder de los amaestrados con el fin de gasrantizar la confrontación que los consolide en su arbitraje bastardo.

Venden sensisibilidad para los animales mientras dan rienda suelta a su crueldad contra las personas, vertiéndola a borbotones contra quienes vindican sus derechos fundamentales y legales.

Solo es otra brecha más para confrontar a taurinos con antitaurinos, como vienen haciendo con el castellano y el catalán. Con España y la 'nación catalana'. Con sus provocaciones contínuas contra todo el que no les dore la píldora o no se deje robar.

Es la 'normalidad' en el caos necesario para la superviviencia de la anarquía socialista, solo eficaz en la confusión y el desorden que generan obteniendo así la indefensión de sus víctimas.

Los toros les importa el mismo bledo que España, la Ley, las personas o sus derechos. El fin es generar odio entre ellas. El objetivo es la indefensión que esa confrontación les genera. El resultado es vivir en la opulencia, el despilfarro y el fasto, meándose en sus víctimas indefensas y divididas.

No hay dudas de la rotundidad de sus éxitos, y con nota. Mientras 'fabriquen' estúpidos suficientes en nuestras escuelas públicas, su éxito quedará garantizado. Nunca se conseguirá la unidad necesaria e imprescindible para la defensa de lo común, contra el crimen organizado en el estado.

Natalia Pastor dijo...

Clandestino:

Tienes toda la razón.
Lo cierto es que poco a poco, paso a paso, han consenguido socavar los cimientos de la unidad territorial del Estado.

Unos, como los socialistas y la izquierda en general, por que les han hecho el caldo gordo.
Otros, como el PP, por que se han puesto de perfil ante cuestiones fundamentales que afectaban a la unidad de la nación.

Entre unos y otros han conseguido que estemos en al situación dramática en que nos encontramos.

Con respecto a los antitaurinos hay anécdotas reveladoras.
Hace un par de años hubo aquí en Sevilla una manifestación "Por el aborto libre" a cientos de metros de la Maestranza donde se concentraban un grupo de antitaurinos minutos antes de comenzar un festejo.
Al final,proabortistas y antitaurinso acabaron unidos gritándoles "¡¡asesinos,asesinos!!" a los espectadores que accedían al coso.

Que la extrema izquierda garbancera no considera al feto un ser humano, lo tenemos asumido desde que esa indigente intelectual llamada Bibiana Aído lo expusiera sin que se moviera una pestaña.

Pero que desnuden su inmundicia moral al manifestarse contra los toros y apoyar el asesinato de un ser humano, demuestra de que calaña, de que tipo de pasta está hecha esta caterva

Natalia Pastor dijo...

¡Cataluña es taurina! por Fernando Sánchez Dragó.

Red Forman dijo...

Son malos tiempos para los que amamos profundamente a nuestra Madre España. Ya decía Ortega que la historia española no se entiende sin la historia taurina y esta gentuza lo sabe bien. Prohibir los toros representa hacia la Hispanidad lo que fue el fusilamiento del corazón de Jesús para nuestra Fe.

Esperemos que Rajoy cuando llegue a la Moncloa blinde la fiesta, porque es vergonzoso que protejan más nuestra fiesta nacional en Francia que aquí.

Un saludo.

Herep dijo...

Sin querer entrar en polémicas entre taurinos y antitaurinos, lo que se ha llevado a término en Cataluña es un claro acto político perpetrado por la casta nacionalista.
La Cultura española no está bien vista... es bárbara, objeto de mofa, decimonónica... nada aporta a esta Nación Catalana líder en Europa.

¿Libertad? ¿Libertad para qué?, como diría el padre intelectual de todos estos parásitos.
Los toros huelen a España, al igual que las faralaes que venden en Las Ramblas o las "E" de las matrículas.
Todo lo demás, excusas de niño chico.

Un saludo, Natalia.

Natalia Pastor dijo...

Red Forman:

Me llamaba este mediodia un amigo de Cambrils - que iba a la corrida de esta tarde-, absolutamente compugido y me ha dicho algo que es claramente revelador de la involución dictatorial,totalitaria y liberticida que se vive en Cataluña: hace décadas cruzaban los pirineos para ir a ver "El último tango en París" en plena dictadura. Ahora volverán a hacerlo para ver a Jose Tomás o a El Juli.

Demoledor y sintomático de la tragedia que allí se vive.

Natalia Pastor dijo...

Herep:

La situación en Cataluña es absolutamente dramática: no sólo es que los niños no puedan estudiar la lengua de Cervantes o que se multe y persiga a quien rotule un cartel de su negocio o comercio en español.
Es que hay una persecución cultural,social e institucional para acabar y liquidar todo aquello que entronque con España, al más puro estilo nazi de la Alemania de los años 30.

Señor Ogro. dijo...

Todos sabemos que esta medida nada tiene que ver con el debate "toros si o no", en la medida de debatir acerca de si es un arte o no, o de si es esto lo otro. La prohibición ocurre solo y únicamente porque los toros es una fiesta de arraigo española, y por tanto a ERRADICAR de Cataluña; como el español.

Que alguien no lo vea me parece grave, y que todavía haya gentes que superpongan ese interes de su ideología personal antitaurina, a los derechos fundamentales de las personas, me parece todavía peor.

Natalia Pastor dijo...

Señor Ogro:

Es que esa es la clave que tu señalas; el debate no es toros sí o toros no, en funcion de gustos o aficiones.
De lo que se trata es LIBERTAD; de esa libertad que se ve amenazada y cercenada a la hora de que un niño estudie español en Cataluña o u empresario o comerciante no pueda rotular su negocio en español.

En Cataluña se vive una dictadura silenciosa, nazionalista y peligrosa, realmente perversa, que cada día que pasa va a más.

velarde dijo...

Toda la vida arrastrando el victimismo Franquista, argumentando que estaban sometidas y coartadas sus libertades, dialecto y cultura, y yo me pregunto, no es eso exactamente lo que estan haciendo ellos ahora con todo aquello que huele a España?, denostan, desprecian y aniquilan todo vestigio de la cultura Española, demostrando un sectarismo y una ignorancia de dimensiones catastroficas para su intelecto, cultura y costumbres. Todos sabemos que el problema no es toros si , toros no, de lo contrario los correbols deben ser liebres pintadas de negro, lo dicho puro y dura ignorancia...existe mayor peligro que esta?

velarde dijo...

El principal problema es que se llama " FIESTA NACIONAL" y eso jode y escuece mucho a tanto Catalan independentista, no hay nada mas peligroso que una ignorancia activa, y por esos lares andan sobrados de ella.

Natalia Pastor dijo...

Velarde:

La prohibición de los espectáculos taurinos es en primer lugar un ataque a la libertad de los ciudadanos, a los que se les niega el derecho de asistir a un espectáculo que tiene una tradición centenaria y que forma parte de nuestro acervo cultural común como nación.

Lo que llevó a los nazionalistas catalanes a prohibir la fiesta no fue evitar el sufrimiento del astado. Entre otras muchas razones -como comentaba antes-, por que la cría de los toros de lidia sólo se justifica por las corridas.Si no fuera por ellas, el toro bravo se hubiera extinguido hace décadas.

Y lo que ya es de coña marinera, de tomadura de pelo, es defender esta abolición y blindar los llamados correbous de los pueblos catalanes, donde el toro sufrey es humillado con bolas de fuego en sus pitones, sin que a ningún nazionalista ni a ningún ecolojeta se le parta el alma de sufrimiento.

La verdadera intención de los nazionalistas de barretina y butifarra, era y es erradicar de Cataluña uno de los símbolos de España.

Esperanza dijo...

Yo pienso que la tortura, ni es arte ni ni es cultura.
Las prácticas salvajes no se pueden justificar en nombre de la tradición o del españolismo.
Estoy también a favor de que se prohíban todas aquellas actividades ¿lúdicas? que implican maltrato animal.
En nombre de la libertad...¿se puede maltratar a un animal?

"Un pais, una civilización, se puede juzgar por la forma en que trata a sus animales", decía atinadamente MAHATMA GANDHI.

Clandestino dijo...

Cataluña es uno de los símbolos de España.

Y nos convendría y mucho deshacernos de él. A la totalidad. Obligarles a vivir de su esfuerzo personal. Se iban a acordar de España. Y mucho.

Los españoles para acá. Frontera a cal y canto. Que revendan a Europa las importaciones que ahora nos revenden a nosotros, robándonos nuestro IVA, impuestos, beneficios y empleo.

Cambiamos de puerto, almacén y distribución de nuestras importaciones y nos sobran los nazis catalanes y los nazis vascos. Ya esta bien de hacer de puta y pagar la cama.

el burladero dijo...

Una gran pena que una clase politica se haya impuesto y solo por motivos politicos a toda una tradicion de mas de cien años cerrando la Monumental de Bracelona tan llena de hitoria, por donde han pasado las mas grandes figuras del toreo, desde Manolete a Jose Tomas.-

Natalia Pastor dijo...

Clandestino:

Navegando por las redes sociales y por la blogosfera se percibe un hastío, una desafección hacia Cataluña, a seguir soportando por parte del resto de la ciudadanía española el chantaje, la extorsión y el victimismo nazionalista.
Hay quienes abogan ya directamente, que si quieren optar por la independencia, lo hagan directamente sin ambages ni medias tintas.

Natalia Pastor dijo...

Burladero:

Así es.
Lo que ha llevado a los nazionalistas catalanes a prohibir la fiesta no era evitar el sufrimiento del astado:de hecho, han blindado los llamados correbous de los pueblos catalanes, donde el toro sufre y es humillado con bolas de fuego en sus pitones, sin que a ningún nazionalista ni a ningún ecolojeta se le parta el alma de sufrimiento.

La verdadera -y única- intención de los nazionalistas de barretina y butifarra, era y es erradicar de Cataluña uno de los símbolos de España.

Esperanza dijo...

Natalia,
Que mi sensibilidad hacia el maltrato animal sea diferente a la tuya no implica que mi interés por la cultura (¿kultura?) sea inferior al tuyo.
Admiro a los escritores y pintores que enumeras, me gusta el colorido, la música y el ambiente festivo de la que llamáis fiesta nacional; pero no soporto el maltrato animal
aunque lo rodeen de arte.

Aunque se trate de un despiste , te aviso de que hay un error ortográfico en la respuesta a mi comentario:
Has escrito "hay" en vez de "ahí".

Natalia Pastor dijo...

Esperanza:

Dices "Yo pienso que la tortura, ni es arte ni ni es cultura".

Es que ahí es donde está el error de base:los toros son un arte, son cultura milenaria, forman parte de nuestro acervo cultural.

Otra cosa es que a ti no te gusten,y estás en tu derecho.

Escritores, poetas,pintores,directores de cine, han glosado la belleza del toreo; García Lorca, Alberti,Hemingway,Vargas Llosa,García Márquez,Cela,Picasso,Barceló,Goya,
Orson Welles...

A no ser.claro, que desde tu óptica "kultural" de izquierdas consideres que todos esos referentes sean amantes de -¿cómo has dicho?-..."prácticas salvajes".

Natalia Pastor dijo...

Esperanza:

Tu error está en calificar de "salvajada" o de "tortura" algo que a tí no te gusta o no comprendes.

De todas forams el asunto aquí no es "toros sí" o "toros no" ; el asunto aquí trata de LIBERTAD con mayúsculas, y de la dictadura nazionalista que se ha impuesto y consolidado contra todo lo que huela o entronque con España.

Y ahí es donde entran los toros, como antes entró el hecho de que los niños no puedan estudiar español o que un comerciante no pueda rotular su establecimiento en la lengua de Cervantes.

Gracias por el apunte.Corregido el lapsus.