viernes, octubre 31, 2008

La dictadura de lo políticamente correcto


Hasta "¿por qué no te callas?" se ha llegado a decir.
Y es que doña Sofía, para muchos, ha sido paradigma de protocolo, de saber estar, de bienhacer regio, mientras ha permanecido callada.
Ahora ha manifestado su opinión sobre ciertas cuestiones, desencadenando una desmesurada reacción -comunicado incluido- del rosa grupo de presión. Porque ése, el lobby gay, ha sido el que ha saltado como un resorte, a pesar de que los asuntos que ha considerado la Reina han sido varios, variados y enjundiosos.
No cuestionaré si la soberana debe o no opinar cuasipúblicamente, ni la veracidad de lo editado, porque el motivo del revuelo y lo que se debate no es eso.
Cuando el Rey se ha manifestado acerca de ciertos temas, cuando afirmó bondades sobre Zapatero, no hubo críticas de quienes hoy las vierten contra la Reina, ¿qué pasó con la Ley de Igualdad?.
La reacción la han producido el contenido y el sentido de la real opinión. No se denuncia que apoye a Obama, que revele cómo su hijo le contó que iba a casarse o que adora a Letizia; no, lo imperdonable es que rechace la nomenclatura impuesta por la tiranía de lo políticamente correcto y que su pensamiento no coincida con el políticamente impuesto como único aceptable.
Que el Parlamento apruebe una ley no impide la discrepancia. Eso supondría una vulneración de la libertad de opinión, de expresión; del libre pensamiento; implica totalitarismo.
Si la Reina hubiese estado de acuerdo con la denominación de las uniones entre homosexuales como matrimonio, con el aborto o la eutanasia, sería la máxima Reinona.
Son cuestiones que están fuera de la política, del derecho positivo, lo superan. Pero la otra tiranía es la de contaminarlo todo y subsumirlo en la política.
Es católica, ha sido valiente expresando coherencia intelectual y filosófica que, no siendo la que quieren implantar este Gobierno y sus adláteres, resulta inaceptable. Y eso mismo es lo que nos aplican a los de sangre roja: exclusión del discrepante.

natpastor@gmail.com

43 comentarios:

gutiforever dijo...

A mi me hibiera gustado que la Casa Real se hubiera pronunciado sobre otros asuntos más importantes,como son la unidad de España, el estatuto de Cataluña y la "nación de naciones",pero dicho esto, que la Reina exprese su opinión,es lo más lógico en una supuesta democracia como la que padecemos/vivimos.
Que el lobby gay se encampane por que no se comulgue con ruedas de molino,es de aurora boreal.
Una cosa es acatar las leyes, y otra muy distinta estar de acuerdo con ellas y su contenido.
Que los aficionados a que el orto sea un aparacmiento fálico se encabriten,es detonante de la miseria moral de esta sociedad española donde discrepar contra los "nuevos amos",te hace ser un "outsider" y poco menos que un paria merecedor de ser lapidado en un plaza pública por Zerolo o Miguel Sebastián.
Que les den.

sempietnos dijo...

Estamos inmersos en la dictadura de lo políticamente correcto, y el "lobby gay" son los nuevos sumos sacerdotes de lo que se puede decir,pensar o manifestar.
Estamos en franco retroceso respecto a la libertad de expresión, llegando a niveles de auténtica censura y persecución contra el que discrepe de los nuevos dogmas impuestos desde la progresía más radical e intolerante.
Dicho esto,coincido con Gutiforever en que hubiera preferido que la Casa Real ( o sea,el Rey) se hubiera pronunciado sobre otros asuntos más importantes que afectan a España.

amaya dijo...

El matrimonio es un sacramento religioso y el uso de esta palabra se ha desviado a otros tipos de uniones que no son esa.
son lógicas las palabras de la Reina; ella no está en contra de los gays sino contra el mal uso que se le da a esta palabra.

al neri dijo...

La Reina lo que tiene que hacer es callarse la boca, en esto de los maricones y en todo. A los reyes no les pagamos para opinar y espero que en breve dejemos de pagarles para cualquier cosa.

Que el matrimonio entre invertidos es un contradiós no hace falta que lo sugiera Sofía; ya lo sabe cualquiera con dos dedos de frente.

david dijo...

Por muy reina que sea, aunque para muchos no sea nadie, tiene derecho a tener su propia opinion y a darla si es preguntada por ella.

risquett dijo...

La polémica la está creando la prensa progre y el lobby gay; es una opinión tan respetable como la de cualquier ciudadano.

francisco dijo...

Sólo se han ofendido los que se ofenden porque no comulgues con sus ruedas de molino.
Los progres,los nuevos inquisidores que no soportan que alguien piense diferente.
La Reina tiene derecho a opinar.

josevillano77 dijo...

Lo que no entiendo es como los gays, tan modernos ellos,quieren equipararse con una institución como el matrimonio(que es de todo menos moderna)pudiéndole llamar unión o cualquier otra cosa.Y en cuanto a las "fiestas del orgullo gay" tiene razón la Reina, son una horterada,legítima si quieren,pero hortera a mas no poder.
No creo que así se ganen el respeto de la gente ni que les ayude a conquistar la normalidad social que por supuesto se merecen.
Yo soy hetero y no me subo en una cabalgata de "estrella de la ilusión" luciendo abdominales o pelo en pecho...
Eso es mas parecido a un circo que a cualquier otra cosa.
Las asociaciones de gays y lesbianas necesitan estar constantemente en los medios en aras de esa "visibilidad" (concepto chorra donde los haya) de la que habla la Sra.Aído, y que tantas nóminas al final de mes procura a estos colectivos.
Es una forma de vida ya, como otra cualquiera,un "aparatchic" como el de los partidos políticos,las Ong´s,los antitaurinos,etc..
Estamos hablando de "perras" no de otra cosa.Que se dejen de cuentos.
Los gays,los heteros,y todo quisque, se ganan su legitimidad levantándose temprano a currar, pagando impuestos y cumpliendo las leyes,no haciendo el ganso en lo alto de una carroza.
Por último no sé como la Reina ha concedido estas entrevistas a Pilar Urbano,que está mas rancia ya que el queso viejo,y que es experta en sembrar polémicas de todo tipo cada vez que lanza un libro....

carlos dijo...

La Reina afirma que respeta a los matrimonios gays, pero considera que no deben llamarse matrimonio, y que también es contraria a la eutanasia o al aborto.
¿Dónde está el problema?.¿En que no se somete a la nueva tiranía de lo politicamente correcto?.
Estamos retrocediendo a niveles decimonónicos.

Anónimo dijo...

La progresia neonazi siempre pidiendo tolerancia para si y negándosela a los demás.
Que asco....

blaster dijo...

Lo que es alucinante hoy dia es que se escandalize nadie por unas declaraciones sean las que sean,(y ojo,además son trenendamente respetuosas) puesto que en una democracia cada uno expresa sus ideas, sin más.
Se llama libertad de expresión, y algunos desde la izquierda y el colectivo de lesbianas y gays deberían hacerselo mirar.

álvaro dijo...

Vivimos en un Estado de Derecho, donde cada uno puede opinar lo que quiera, siempre que no falte a la verdad.
La reina tiene derecho a dar su opinión como cualquier ciudadano español.
A no no ser que hayamos pasado de una dictadura franquista, auna dictadura progre regida por los gays y lesbianas que nos indiquen lo que debemos decir y pensar.

julio andradas dijo...

Querida Natalia: este fenómeno de lo politicamente correcto acontece en todo los paises occidentales.
Aquí en USA, es igual, y ahora con el añadido de las elecciones presidenciales.
El otro dia,en el programa de Ellen De Generes(actriz,presentadora y conocida militante lesbiana), esta le pregunto al actor Kelsey Grammer( Frasier),conocido republicano,si iba a votar por Obama.
Este respondió que no, que su voto sería para Mc Cain.
De Generes,a continuación,le pregunta,"¿cree que el racismo influirá al final en el voto para que Obama llegue a la Casa Blanca?".
Kelsey Grammer se quedó perplejo y le respondió;¿Qué quieres decir con esto,Ellen?¿que como no votamos a Obama somos racistas?.
De Generes recogió velas pero el mensaje ya estaba lanzado.
Con el tema de los gays es así de simple;si no comulgas con sus planteamientos te conviertes automaticamente en un homófobo.

Anónimo dijo...

¿Por qué Doña Sofia no puede hacer un comentario a titulo personal?.
¿Que coño se creen en el colectivo gay?. ¿Es que si todo el mundo no entra por donde ellos, el resto son unos fachas, uno homófobos?.
Ya está bien...

Terly dijo...

Cada vez se está cerrando más el círculo de lo políticamente correcto.Hace unos días publiqué en mi blog la famosa poesía de Gabriel y Galán "Varón" y tuve que retirarla al ver que no pareció políticamente correcta su publicación. Y yo me pregunto: ¿Qué sucede, que la sala de cine que proyecta una película de prostitutas quiere decir que está a favor, o en contra de ellas? ¿El editor que publica un libro sobre la homosexualidad quiere decir que está a favor o en contra de ellos?
Hemos llegado a una situación en que lo políticamente correcto nos asfixia, nos ahoga, nos convierte en súbditos de una tiranía.
Magnífico post, Natalia.
Un abrazo.

Morgenrot dijo...

La reina, todo un ejemplo del dicho " no sólo hay que ser bueno, también parecerlo ". Mucho tiempo llevamos teniendo la fortuna de que Doña Sofía sea reina de España, y el tiempo a cada uno lo pone en su sitio, no tardará en volver a estar, incluso para el lobby, a la altura de las circunstancias. Es más, no ha dejado de estar.

Lo que Pilar Urbano haya escrito, sinceramente, no doy crédito. Me importa lo que la reina diga, y siempre ha sabido y sabe lo que tiene que decir.

Que piense coherentemente como católica, es de alabar, y actuar en consecuencia, merece doble loa.

Me parece que han montado todo un tinglado de humo para desviar la opinión pública allí donde los poderes públicos quieren que el ganado esté.

Ya está bien de golpear a la monarquía, única institución que podemos decir que ha actuado y sigue haciéndolo en líneas generales de forma ejemplar en este pais de locos.

Saludos,Natalia y gracias por el post, siempre tan agudo.

Si te dijera que soy de dijo...

No entiendo por qué a esta mujer se le echa la gente encima sólo por decir lo que piensa, si todos los españoles tenemos derecho a la libertad de expresión y de pensamiento, la Reina es también española y puede decir lo que se le antoje como a cualquiera, otra cosa es que la ley permita o no sobre lo que se pronuncia.

Este es un país de pandereta y la gente está a la que salta, el caso es hacer callar a el resto del mundo.

Rebelde con causa dijo...

Yo considero que la reina debería ser más prudente en sus declaraciones y distinguir lo que es la vida pública de la privada. En mi blog expongo el tema en cuestión aunque no sé si estaréis de acuerdo conmigo.Saludos.

Republica Rojigualda dijo...

Hombre, coherencia no mucha. Mirad si no lo que ha dicho de Mr. X y de Arfonzo Guerra, es de traca...

PD: os he agregado a mi blogroll.

Republica Rojigualda dijo...

"Ya está bien de golpear a la monarquía, única institución que podemos decir que ha actuado y sigue haciéndolo en líneas generales de forma ejemplar en este pais de locos."
Morgenrot: ¿Te parecen muy ejemplares los piropos del borbón al sátrapa monclovita? ¿Te parecen ejemplares sus declaraciones de apoyo al proceso de pazzz, porque "si se consigue, se consigue"? ¿Te parecen ejemplares sus intentos de silenciar a un periodista independiente? ¿Te parece ejemplar su apoyo a la alianza de civilizaciones?

Domingo dijo...

La Reina, ¡je! Otra que cae víctima del "cordón sanitario" de esta progresía tunea-coches a cargo del contribuyente. ¡Juas!

Maggie Wang Kenobi dijo...

Es católica porque se convirtió por casi imperativo legal. Y las bondades que ha dicho el Rey sobre Zapatero en ningún momento han despertado críticas porque nunca ha defendido la política que ha realizado en temas espinosos. Yo me siento feliz cuando encuentro a gente con la que estoy de acuerdo, y que la Reina estuviera a favor de la legislación aprobada por el Parlamento me encantaría aunque entiendo que, por ser un asunto polémico, lo prudente por su parte sería callarse. Y sí, los gays somos unas personas que solemos estar políticamente más movilizadas que cualquier otra minoría. Y es hacia nosotros hacia quien más contraria se ha mostrado porque nos está negando un derecho, dice no entender porqué reclamamos nuestros derechos. Nadie en ningún momento le criticaría por opinar que faltan espacios para las mujeres o que solicitara modificar la Constitución para evitar la discriminación que sufren sus nietas sobre sus nietos porque estaría defendiendo derechos de personas. En este caso, resulta que lo que hace es negar un derecho hacia un 10% de la ciudadanía que se ve afectada directamente por sus palabras. Un 10% son muchas personas, por si no te has dado cuenta.

Me encantaría, por mi propio interés, que el lobby gay fuéramos los nuevos sumos sacerdotes, pero ahí os equivocáis completamente.

eg0mania dijo...

Voy a escribir sobre lo de la Reina porque creo que soy el único maricón que no lo ha hecho, y yo soy perejil de todas las salsas. La Reina, no se si con la corona puesta, lo que la eximiría de estupidez, porque debe apretar la ostia, ha dicho:

“Puedo comprender, aceptar y respetar que haya personas con otra tendencia sexual, pero ¿que se sientan orgullosos por ser gays? ¿Qué se suban a una carroza y salgan en manifestaciones? Si todos los que no somos gays saliéramos en manifestación… colapsaríamos el tráfico. Si esas personas quieren vivir juntas, vestirse de novios y casarse, pueden estar en su derecho, o no, según las leyes de su país: pero que a eso no lo llamen matrimonio, porque no lo es. Hay muchos nombres posibles: contrato social, contrato de unión”

Querida ciudadana, si todas las Reinas saliéramos a la calle tu irías a la cola de la manifestación, entre Jorge Javier Vázquez y alguna mamarracha de la conferencia episcopal; porque aquí Reinas somos todas, cariño.

O es que te crees que porque tu marido es el gay y tu la gayna, nosotros no somos más que unos panda maricones, tíaaaaaaaa!

Morgenrot dijo...

Con el permiso de Natalia, paso a responder a República Rojigualda.

Creo que para valorar a una persona o institución que representa un individuo, no hay que quedarse con lo ocurrido en la ultimísima hora. Para ser ecuánimes con los demás y con nosotros mismos, las cosas hay quue verlas en su conjunto y madirlas en toda su historia.
Si no recuerdo mal afirmé " en líneas generales ", y es que todos, absolutamente todos, nos equivocamos alguna vez.
" Errare humanum est ". Zp no es precisamente un político, ni persona que considere apropiada para gobernar, vamos , que para mí, no es...; ahora bien, lo que un día parece ser que dijo el Rey sobre su persona, me pareció primero un error, segundo, error nacido de la intención de que el sistema no se venga abajo, porque España es mucho más importante que el presidente Zp, que se la está cargando.

Que la institución monárquica es lo mejor que tenemos, para mí, sin duda. Respeto tu opinión, pero creo que hay otras reformas mucho más urgentes en este pais, empezando por el sistema electoral, siguiendo por la independencia del poder judicial, pasando por la sanidad, la pobreza, la situación penosa de la justicia, la inseguridad etc etc etc . No empecemos a revisar la casa por el tejado, que las tejas no están mal y vamos a los pilares que tienen grietas.

Un saludo cortés para usted y , con la avenencia de Natalia, a quien mando un beso. Gracias.

Mike dijo...

Por lo pronto, ha sido más valiente que su esposo.

Pero se agradecería que se mojasen algo en los asuntos críticos más a menudo.

Natalia Pastor dijo...

Maggie Wang Kenobi, precisemos: ¿le parece poco espinosa la política antiterrorista?; el Rey se manifestó al respecto.
¿Qué derecho es el matrimonio?. Ninguno. Es una institución, y tanto el Código civil como el DRAE lo definen y contemplan como unión entre hombre y mujer.
Y "nuevos sumos sacerdotes" no es una condición que os atribuya a los gays, sino al Gobierno y adláteres.

Draco dijo...

Es un tema que solo he tratado de pasada, pero -si los maricas se molestan- allá ellos.

Cuando ellos insultan, no se paran a mirar hacia donde apuntan.

Así que, a quien Dios se la de, San Pedro se la bendiga.

Javier Ayanotna dijo...

Hasta los monarcas tienen que achantarse ante la dictadura de lo políticamente correcto.

Aguijón dijo...

siempre estamos igual, los postulados de derecha no pueden ser aireados salvo que te de igual que te machaquen... Viva la libertad de expresión.
abrazos,

Corredero dijo...

Demagoga!

Natalia Pastor dijo...

CORREDERO:
¿Esa es tu argumentación "intelectual"?.¿Demagoga?.¿Ahí acaba todo tu razonamiento y exposición?.
Anda que....

jam dijo...

Natalia, Todo este tinglado beneficia a Pilar Urbano, que se va a hartar de vender libros, menos a mí. Por otro lado, que la progresía y el lobby gay pongan el grito en el cielo era de esperar. Todo es cuestión de mercadotecnia. Salu2

Caballero ZP dijo...

Ahí le has dado Natalia, los progres nunca saltan cuando lo que se habla de ellos es bueno, ahora ni se te ocurra que tu opinión sea contraria, esa es lo que ellos entienden por libertad.
Saludos

Republica Rojigualda dijo...

Para Morgenrot:

De la misma manera que no se puede valorar la institución monárquica en su conjunto (porque no es lo mismo Carlos III que Carlos II, ni Fernando el Católico que Fernando VII), no me pida que valore al rey según su biografía, para intentar así que no salga tan mal parado. Como dice Schopenhauer en su Tratado sobre el Honor, basta con que se incumplan los deberes o los compromisos contraídos una sola vez para que el honor de una persona se desvanezca. Lo mismo es aplicable al Borbón, que está perdiendo la confianza de sus súbditos a pasos agigantados cuando no solo no ejerce su papel constitucional sino que además hace justo lo contrario de lo que dicho texto le encomienda.
“error nacido de la intención de que el sistema no se venga abajo, porque España es mucho más importante que el presidente Zp”
¿De qué sistema? ¿Qué sistema se va a venir abajo si el rey deja de piropear a ZP? La intención no es otra que mantener su trono. Al rey le importa su corona y quiere hacer méritos ante quien se la puede arrebatar (es decir, Zapo) para conservar la corona, no España. En esa ecuación España no es una incógnita.

“Que la institución monárquica es lo mejor que tenemos, para mí, sin duda. Respeto tu opinión, pero creo que hay otras reformas mucho más urgentes en este pais, empezando por el sistema electoral, siguiendo por la independencia del poder judicial, pasando por la sanidad, la pobreza, la situación penosa de la justicia, la inseguridad etc etc etc . No empecemos a revisar la casa por el tejado, que las tejas no están mal y vamos a los pilares que tienen grietas.”
Ha dado usted en el clavo sin pretenderlo. Si piensa que la reforma que yo quiero se limita a quitar la monarquía, se equivoca. Es más, eso es quizá lo menos importante para mí. El verdadero problema tiene sus raíces en las razones que usted ha citado (ausencia de separación de poderes, ley electoral injusta) y en otras como que el Estado de las autonomías impide la aplicación de ese principio básico que es la igualdad ante la ley y el ejercicio de derechos fundamentales. Y el verdadero problema es que por lo antedicho, España no es una democracia, y eso es lo que hay que cambiar con una profunda reforma constitucional, que pasa por reconocer el fracaso de la estructura política plasmada en la constitución del 1978, que es lo que ha permitido que un loco como el actual inquilino monclovita pueda hacer saltar por los aires la unidad de España. En una verdadera democracia, con separación de poderes, igualdad ante la ley, estado de derecho, vaya, Zp y sus acólitos jamás hubieran podido perpetrar sus fechorías.

Por seguir con el símil arquitectónico, aunque a usted le gusten mucho las tejas, el edificio constitucional se está derrumbando, y cuando caiga, se llevará a las tejas con él. Habrá que construir un edificio nuevo, sólido y en el que quepamos todos, pagando lo mismo de comunidad y teniendo todos el mismo derecho a usar los servicios comunitarios. Con tejas nuevas o sin ellas, poco importa. Eso lo decidirá la ciudadanía.

J. F. Sebastian dijo...

Eso es. Siendo una reina católica lo chocante es que se hubiera declarado fervorosa partidaria del 'matrimonio gay'. Mientras tanto Pilar Urbano, a hacer caja. Qué casualidad.

Guti: eso es precisamente lo que les gusta.

Morgenrot dijo...

Estimado Señor de la República Rojigualda:

Soy monárquica y usted debe ser republicano, y estamos entrando en unas disquisiciones que no nos van a llevar a ninguna parte.

El Rey, valorado como debe ser, en el conjunto de su actuar, de forma lineal en el tiempo, y no limitándonos a él como persona , sino a la institución monárquica que nace con la Constitución de 1978, tiene unas funciones establecidas en el título II de la citada Constitución, artículos 56 y ss.
En estricto análisis , la corona ha realizado y ejerce sus funciones correctamente.

Acudir a Schopenhauer y su cuestiones de honor , es tomar el conjunto de sus cuestiones allí recogidas y que supone, como bien debe saber, la misogínia, que proclamaba a los siete vientos. Y en desacuerdo estoy con sus planteamientos de su última etapa, la berlinesa.
Un hombre no pierde su honor por un error, sería injusto. ¿ Se imagina que tal premisa se aplicara a la legislación laboral, p. e ?
Todo éllo con la certeza de que don Juan Carlos tiene el honor, visto desde un punto de vista actual, o como valoración conjunta, muy por encima de otros representantes del Estado.

Claro que hay que modificar elementos importantes del sistema, y dice usted que " eso lo decidirá la ciudadanía ". Pues es la ciudadanía la que ha elegido y reelegido a Zp y a los nacionalistas.
Mire, modificar algo del sistema, para mejorarlo, no es tirarlo por los aires.

España se ha equivocado en las urnas y lo estamos pagando todos, incluso la Corona, y usted me lo está demostrando con tanto escrito.

Sigo siendo monárquica y usted, señor, republicano . No vamos a cambiar nuestros ideales políticos por mucho que estemos dirimiendo.

Para terminar, sinceramente le deseo un buen fin de semana y le saludo con amabilidad.

Republica Rojigualda dijo...

“En estricto análisis , la corona ha realizado y ejerce sus funciones correctamente.”
Hombre, si usted cree que todos los casos citados (y los que no le he citado, como cuando el rey le impuso a Aznar a Eduardo Serra como Ministro de Defensa, o como cuando se pagaban el silencio de las amantes del rey con dinero de los fondos reservados, por poner solo dos ejemplos más), la corona ha actuado correctamente, me parece que tenemos poco que discutir sobre este tema.

Schopenhauer no era misógino, era un hombre de su época. Si usted lee lo que dice acerca del honor sexual de la mujer se dará cuenta de que sí creía en la superioridad intelectual del varón (pensamiento mayoritario en su tiempo, por no decir unánime), pero en ningún caso odiaba al sexo femenino. Si considera que Schopenhauer era un misógino, deberá pensar lo mismo del 90% de los filósofos de la historia. De todas formas, hay que saber discriminar entre la parte del pensamiento de un autor que ha quedado desfasada y la que sigue vigente. Y en este sentido, es evidente que no me refiero a la parte en la que habla del honor de la mujer, con la que en absoluto estoy de acuerdo. El honor público no se pierde por un error, se pierde por actuar deliberadamente en contra de lo que debe. Eso es así, fíjese si no lo que pasa con un político que roba, o cuya mentira es descubierta. Que deja de tener la confianza de sus ciudadanos, y si no es así, es que se trata de una sociedad enferma.

“Mire, modificar algo del sistema, para mejorarlo, no es tirarlo por los aires.”
¿He dicho yo tal cosa? El régimen del 78 está saltando por los aires, precisamente porque nadie se ha encargado de hacer las reformas necesarias para asegurar su continuidad. Eso lo reconocen monárquicos como Luís María Ansón, que dice que “el régimen se está agotando” y Pedro J. Ramírez, que afirme que “debemos reconocer el fracaso de nuestro estado de derecho”. Y es que querer modificar los pilares de un régimen (porque como ud. Reconoce, “tienen grietas”) es admitir su fracaso.

¿Acaso no son los ciudadanos, titulares de la soberanía, quienes tienen que decidir sobre su ley fundamental? La ciudadanía tiene derecho a equivocarse (errare humanum est), y a corregir. Por eso las elecciones son periódicas. Lo que es innegable es que con un poder judicial independiente, ZP no podría haber hecho todas las fechorías que ha perpetrado, porque se las habrían tirado abajo.

Por último, créame que yo no pretendo convertirla en republicana, (eso es tarea del propio rey Juan Carlos), pero si debato con usted de este tema, es porque pienso que al igual que un republicano puede reconocer los errores de su presidente de la república, un monárquico puede hacer lo mismo con su rey.

Un saludo y buen fin de semana también para usted.

Morgenrot dijo...

Estimado señor de la República Rojigualda,

Es certero que me pide usted respuesta y que se la facilito
" auf dem Gipfelder Freundlichkeiten ", es decir, en la cumbre de la amabilidad, - por si no habla usted alemán- , como Die zeit tituló el encuentro entre Ratzinger y el insigne Habermas.

Lo que dice en primer lugar, me recuerda a eso tan español de " difama que algo queda ", es precipitado, como mínimo, atribuir acciones al jefe del estado sin prueba alguna. No sé de qué habla, por lo que no puedo ni debo responder. Creo que usted tampoco tiene pruebas de lo que dice, sólo lo ha oído. Y eso no es prudente.

Con respecto a la misoginia de Schopenhauer, era un hecho y no sólo en lo intelectual. Ruego lea a intelectuales de talla igual o superior de su época, como Goethe o la misma Frau von Stein. Goethe es universal y su obra ahí está , sigue vigente, mientras los postulados de Schopenhauer han sido revatidos fundamentalmente en el librito del honor que usted cita.
Por poner un ejemplo, por favor, lea a Fontane, el prusiano que describe perfectamente su época y forma de pensar.
Es otra cultura, la germana, dispar a la latina, pero necesaria y complementaria.

Por último, los fracasos posibles del régimen están en los gobernantes y es su responsabilidad, los que han salido de las urnas y que el pópulo ha aplaudido. Pida al pópulo la reforma que, seguro, la misma monarquía desea para fortalecer este penoso estado de derecho.

Y como hemos hablado de pensadores germanos, me despido con un aufwidersehen. Danke Schön.

Álvaro Ortega dijo...

Yo creo que en una democracia se debe de respetar la libertad de expresión. Y la reina está en su derecho de expresarse libremente puesto que ella no es la corona, pero sí de la familia real.

Una vergüenza lo que se ha dicho por parte de los medios izquierdistas, sinceramente.

Un Abrazo NAtalia

Republica Rojigualda dijo...

Señorita Morgenrot:

Es “miente, que algo queda” una frase de Goebbels, no veo la españolidad de esa expresión.

¿Atribuir acciones al rey sin prueba alguna? Si usted desconoce los hechos que le cito, ¿cómo puede decir que atribuyo acciones al rey sin pruebas, cuando ni siquiera sabe de lo que le hablo? Que el rey le impuso a Aznar el ministro de defensa es algo que saben todos los periodistas de España dignos de tal nombre, y muchos de los que no lo son también. Aquí, una prueba. Y si quiere saber ese y otros chanchullos de su majestad al margen de la legalidad, le recomiendo que lea El negocio de la libertad, de Jesús Cacho.

En cuanto a los filósofos alemanes, le gustará saber que conozco bastante bien la obra de Goethe desde hace tiempo, aproximadamente desde que leí Fausto, su magna opus, por primera vez en el bachillerato. Y tiene un pase que diga que Goethe es de igual o superior talla a Schopenhauer (aunque a mi entender no son comparables, puesto que el primero fue un “todólogo” que destacó principalmente en teatro y poesía, mientras que el segundo fue principalmente un filósofo), pero que en este grupo meta también a su amada Charlotte von Stein, me parece excesivo, de quien ignoraba siquiera que hubiera escrito en su vida algo más que cartas. De todas formas, si de lo que hablamos es de misoginia, no deja de ser curioso que me ponga como ejemplo de autor no misógino a Goethe, porque ¿no fue él quien dijo algo así como que “cuando el varón envejece construye su rostro, mientras que la mujer lo destruye”? Y es que desde Pitágoras a Aristóteles y desde Santo Tomás a Nietzsche, muy pocos filósofos se salvarían de un auto de fe por misoginia o machismo.

Los políticos actuales y sus políticas liberticidas no son los culpables de los fracasos del régimen, sino la muestra de los fracasos de políticos anteriores, de aquellos que hicieron la transición y redactaron la constitución. ¿Pues quién si no ZP y los nazionalistas hubiera convencido a muchos españoles de la imperiosa necesidad de reformar el infausto título VIII de la constitución? ¿Quién si no Mr. X y también ZP han hecho a muchos españoles darse cuenta de la abyecta politización del poder judicial y del tribunal constitucional que imponen los artículos 122 y 159 de la constitución de 1978?

Pero yo no pido a la monarquía la reforma. La reforma la llevará a cabo no cuando quiera el pópulo, como ud. dice, sino cuando sus políticos quieran y en aquellos aspectos que les interese, porque son los políticos quienes convocan al poder constituyente, es decir, la nación, cuando les parece bien. Se podrá decir que entonces la solución es votar a partidos que defiendan dicha reforma constitucional, pero difícilmente se puede pedir algo que el propio sistema si no impide, al menos dificulta considerablemente, que es que aparezcan nuevos partidos de ámbito nacional, tanto por culpa de una ley electoral injusta como por la financiación pública de los partidos que obliga a que los partidos tengan una estructura preexistente que solo pueden conseguir habiendo ganado antes unas elecciones. Es la pescadilla que se muerde la cola, o el régimen quien impide su propia regenereación.

Un saludo.

Lupiáñez dijo...

En este país es lamentable que sólo haya libertad de opinión (siendo sólo opinión) cuando la opinión va a favor de corriente. Acabarán metiendo en la cárcel a todo el que diga que no piensa como ellos. Y, lo que es peor, acabarán metiendo en la cárcel a todos los que ellos crean que no piensan como ellos. Lamentable.

jesus galván dijo...

Si la Reina hubiera salido aplaudiendo los matrimonios entre homosexuales,toda los voceros y palmeros de la SER y de PRISA aplaudirían como locas poseidas en el dia del Orgullo bujarra.
Pero como no ha sido así,afilan las navajas obviando temas como el aborto o la eutanasia sobre los que también se ha mostrado contraria.
El lobby rosa/mariposa tiene su fuerza......
Por cierto:que ha hablado también de una "monarquia federal",lo cual es el colmo, y tampoco nadie ha dicho esta boca es mia.

Morgenrot dijo...

Con la intención de no continuar con un diálogo entre República Rojigualda y la que suscribe, que no tiene ni fin ni objetivo, ruego asuma mi silencio.

Con disculpas a mi estimada Natalia y sus colaboradores, y mis felicitaciones por este buen blog, así como las gracias por tener su casa abierta a nuestros comentarios.

Termino pues , R.Rojigualda, lo que a ningún sitio nos lleva. No puedo decirle que haya sido un placer la conversación. La discusión política esteril no es lo que pretendo. Saludos.