domingo, julio 18, 2010

Golpismo de salón, barretina y butifarra


La gran mayoría de los partidos catalanes han sellado al final un pacto contra la sentencia del Tribunal Constitucional.
En una resolución que desafía a la ley y al Estado no acatan al fallo del alto tribunal y ratifican el preámbulo del Estatut, que define a Cataluña como una nación.
Los lideres del PSC, ERC y CiU rivalizaron en demostrar quién llegaba más lejos en su nacionalismo separatista. Puigcercós declaró que ERC seguirá su camino hacia la independencia al margen del Estatuto; Mas aseguró que el Tribunal Constitucional ha creado un daño irreparable a Cataluña y José Montilla abogó por «un pacto» con el Estado español, que pasaría, según sus palabras, por una reforma de la Constitución que «reconozca explícitamente la realidad nacional de Cataluña».

Lo que Montilla,- ese cordobés transmutado en redivivo Companys con barretina y butifarra de Vic,- vino a decir es que el resto de España debe adaptarse a Cataluña y que las exigencias de una pequeña minoría nacionalista tienen que imponerse sobre la gran mayoría de los españoles que no quieren cambiar la Constitución.
Zapatero y Montilla han anunciado la presentación de una propuesta conjunta en el Congreso que supone un abierto desafío al Constitucional.

Dicen, en puro lenguaje golpista, que la sentencia ha creado «malestar», que Cataluña es «una realidad nacional, tal y como se expresa en el preámbulo del Estatuto» y que ambas formaciones se comprometen a poner «todos los medios» para «potenciar el autogobierno ».
La propuesta es un claro desacato al fallo del Constitucional, que establece que sólo existe la nación española, que señala que hay que entender la expresión «nación catalana» como una comunidad autónoma con los mismos derechos y obligaciones que las demás y concluye que el autogobierno se sustenta en la Constitución.

Montilla ya dijo en su día que iba a ignorar la sentencia y que seguiría desarrollando el Estatuto. Zapatero se suma al aquelarre de golpismo encubierto, y el PSOE aplaude el desafío al Constitucional y a las reglas de juego democrático.
Y es que los seis millones de parados que va a dejar en la cuneta este cáncer llamado Zapatero a su salida de la Moncloa, no va a ser nada comprado con la crisis política y la ruptura del modelo de Estado que ha perpetrado.
La insumisión constitucional planteada por el Parlamento Catalán, con la complicidad del propio Zapatero, pone en cuestión todo el entramado del Estado de las Autonomías desarrollado durante las tres últimas décadas.

sempietnos@hotmail.com

22 comentarios:

Carlos Fernández Ocón dijo...

Queridos Sempietnos y Natalia, TODOS los que tienen un cargo en este país hace tiempo que olvidaron quiénES se lo dieron y para qué (o precisamente, SABEN QUIÉN SE LO DIÓ Y HA CAMBIO DE QUÉ). El caso es que usan sus cargos para todo menos para lo que es su obligación. Se ven, cada uno, como dictadorcillos sin deberes que hacer ni leyes que respetar ni justicia ante la que responder. Lo malo es que los hechos les dan la razón y que el presidente del gobierno de la nación va en cabeza de todos a la hora de pisotearlo TODO.

aspirante dijo...

Lo que debe desaparecer es la actual constitución, su nefasto título 8º y el actual sistema electoral, causas profundas todas ellas de los males que nos afligen.
Reforma constitucional ya! pero para acabar con las autonosuyas.

La Torreta de Llíria dijo...

Recuendan aquello del fundador del PSOE y sus discipulos en la guerra civil de "socialismo por las buenas o por las malas". 100 años y no han cambiado. Me duele España.

Maribeluca dijo...

conclusión: ¿por qué debo yo cumplir las leyes si el Gobierno se las pasa por el forro..? ¿para qué pagar impuestos si regalan la pasta a los tiranos del mundo y derrochan en gilipuerteces? ¿qué Estado de Derecho es que una papeleta cada cuatro años sea patente de corso para el abuso? que paren esto que me bajo

Natalia Pastor dijo...

Estamos asistiendo Sempietnos, a una repetición de lo acontecido en 1934 cuando Companys y el Parlamento catalán,a instancias de su conseller de ERC Dencás, proclamaron una mañana la independencia de Cataluña por las bravas.
Cambia el escenario in tempore, pero los clichés siguen siendo los mismos se mire por donde se mire.
Esto es un golpe de estado camuflado en toda regla, y más aún, cuando está por medio un Presidente del Gobierno que juró aquello de "defender España", y "guardar y hacer guardar la Constitución".

amaya dijo...

En el resto de España no podemos vivir constantemente pendientes de los caprichos y de los chantajes de una minoria nazionalista jaleada por un Presidente de Gobierno felón,traidor y absolutamente enloquecido.
Zapatero nos lleva hacia un abismo irreversible, en el que lo peor lo pagarán las futuras generaciones.

risquett dijo...

Lo que pretende Zapatero es buscar el modo de esquivar la sentencia del Tribunal Constitucional por medio de leyes. O sea, cambiar la Constitución sin que lo parezca.
Para la Constitución la única nación es España, asi que o cambian de Constitución o cambian de nación.
Es decir o nueva constitución o independencia.
Ese es el chantaje y el plan orquestado.

Saludos

Madrileño85 dijo...

Creo que lo más peligroso de todo esto no son las bravuconadas de los nacionalistas con Montilla a la cabeza, sino la actitud de Zapatero en todo esto. Esta dispeusto a todo para conseguir el apoyo de estos y mantener al PSC en el PSOE. ¿Y la Gaceta diciendo que por sus dos hijitas este tio podría dejar la política? Y qué más. Alguien capaz de poner España patas arriba, lo que le ocurra a sus hijas le importa un higo, lo mismito que los 5 millones de parados.

E..P.. dijo...

Entre tira y afloja, chantajes, recesión, negocio. Ellos se lo guisan y ellos se lo comen.
Volvemos a la época aquella del 34
donde todos querian romper en pedazos una nación. Hoy en el siglo
en el cual estamos veo que no abanzamos con una cuadrilla politica de bandoleros pero que les roba al pobre para repartirselo entre los ricos, madre
mia quien te ha visto y quien te ve ahora España. Por lo pronto Euskalerria pide lo mismo, detrás ira Galicia y no se parará porque Canarias, Valencia y demás querrán lo mismo. Asi que la constitucción
leyes y demás todo a la papelera, que no vale. Madre mia que gente tenemos, apañaos estamos nos van a crujir a palos. Despúes va la Pajin
diciendo que somos un pueblo unido
porque se ha ganado el mundial y todos estabamos como una nación.
Aquí cada loco con su tonteria.
Si,Si la llevamos clara con todos estos tarados.
Saludos cordiales.

Don Andrés dijo...

Hombre Aspirante, supuse que era usted de Madrid...y acerté.

A lo que iba, ¿qué importa la "realidad nacional" de Cataluña si la competencia para el establecimiento y el mantenimiento de relaciones internacionales, así como la responsabilidad que el derecho internacional impone a sus destinatarios, únicamente es atribuible al Reino de España? Ser nación sin estado reconocido por el derecho internacional es como ser concejal de tu pueblo de viaje en la China popular: jurídicamente irrelevante.

aspirante dijo...

D. Andrés:
Madrileño de nacimiento y vocación, y español por nacimiento, vocación, devoción y porque me da la real gana, así que por igual me siento gallego, catalán, canario, vasco, etc...
Importa, y mucho, que ese concepto vaya calando hondo en la psique, porque tras unos años de verse con normalidad política se hará una realidad jurídica..
Ser nación sin estado reconocido internacionalmente es una carga de profundidad, pues si algún día les diera por proclamar la independencia unilateralemente, no le quepa la menor duda que las instancias internacionales, ya acostumbradas a que son una nación, les reconocerían sin problemas. Por lo demás, ellos ya esstán abriendo sus embajadas a lo largo y ancho del mundo, en lugar de encauzar sus asuntos a través de las embajadas españolas, para que este tipo de cosas se vayan viendo con normalidad.
Nada es jurídicamente irrelevante si políticamente no lo es. Las leyes cambian por antojo de los políticos, y lo que ayer fue jurídicamente irrelevante hoy se convierte en determinante, y más en un Estepaís, donde las leyes lass respetamos los que no tenemos otra opción.

CARLOSCC dijo...

El problema principal es la ley electoral que tenemos que permite que un partido al que le han votado 4 descerebrados como ERC tenga gracias a Zapatero y al PSOE poder de decisión en Cataluña y en España.
Es de locos, hay ayuntamientos con 7 concejales en los que hay empate a 3 entre PP y PSOE y el que realmente manda es un "chalado" de cualquier partido o agrupación independentista al que no le votan ni sus familiares.
Mientras esto no cambie siempre correremos el riesgo de que el Zapatero de turno ponga España en manos de los que tanto la odian.
En Francia esto es imposible.

Saludos.

F.J.eugenio dijo...

Se ha abierto el melón de la insumisión a las instituciones, en este caso al TC.
Con todos los defectos que se quiera, tanto de procedimiento (4 años de demora) como conceptuales, las reglas del juego se han respetado hasta ahora en ESPAÑA.
Lo que están patrocinando los partidos del tripartito mas CiU, es insumisión pura y dura, y el Presidente del Gobierno, lejos de adoptar una postura firme en defensa de la Ley está amparando y justificando dicha insumisión.
Vamos a ver como se reparte el melón que ya está abierto y a punto de trocearse.

velarde dijo...

Todo lo que toca este transtornado mental termina por corromperlo y pudrirlo. Un sicotico peligroso que deberian ponerle la camisa de fuerza cuanto antes, por el bien de la salud mental y laboral de todos los Españoles.

David Gerbolés Pérez dijo...

Lo que esta sucediendo en Cataluña es indecente, si yo no pago una multa me embargan la cuenta, y en cambio estos pueden hacer lo que les pasa por el arco del triunfo.

Saludos.

José Luis Valladares Fernández dijo...

Los Padres de la Constitución pensaron que con elsistema de autonomías, acallaban a los nacionalistas y separatistas. Se equivocaron. Nada más lejos de la realidad. A estos les das la mano y despues quieren las piernas, la cabeza y todo.
Saludos cordiales

Pedrulo Maturulo dijo...

Estoy con lo que se ha comentado por aquí, darles la razón (a los independentistas y cia.), no es sino poner fecha de caducidad a nuestra nación...
Saludos.

danicurri dijo...

algunos no pararán hasta llegar a una nueva Guerra Civil, donde nos matemos unos a otros como alimañas... y aún así seguirán proclamando su bondades y las maldades del otro.
Qué país, por Dios

Bucan dijo...

El nacionalismo, ideología perversa, no es democrático. Se sirve de la democracia para que sus dirigentes alcance poder y fortuna, pero nada más. Montilla es paradigma del tonto útil que se une a los que de buena gana le masacrarían por no ser catalán de pata negra. Pujol es un profeta que ya ha dicho que Cataluña no tiene que hacer caso al Constitucional.
El problema último es que ésto tiene unos costes tremendos, ya los está teniendo: el sistema autonómico, infectado de nacionalistas, caciques y trincones, nos ha llevado a la ruina.

Oroel dijo...

Se me ocurren los siguientes apuntes:

1.- En la Transición todos cedieron en algo: la derecha de la época (esa sí, heredera del Franquismo) que pudo haber mantenido el poder valiéndose de los instrumentos con que contaba y que renunció a él (renunció a la herencia); el socialismo que renunció al marxismo, y el comunismo que renunció al republicanismo aceptando la monarquía y la bandera. Todos cedieron, menos el nacionalismo, que lo único que hizo fue posponer sus demandas que luego ha ido dosificando y poniendo sucesivamente sobre la mesa.

2.- La Constitución no ha sido para los nacionalistas un marco de convivencia sino un camino hacia sus metas. Llegados hasta donde la Constitución permite, exigen que sea ésta la que se adapte a sus demandas, porque ellos no se van a conformar.

3.- El nacionalismo ha conducido siempre el país al borde del desastre: en la primera y en la segunda República. Ha propiciado la llegada de las dos dictaduras del siglo XX. Los rasgos distintivos del nacionalismo son la insolidaridad y la deslealtad.

4.- Dice Mas que si España quiere ser una sola nación habrá problemas. ¿Y si acepta ser un batiburrillo de naciones no los habrá también y mucho mayores?

5.- Al nacionalismo se le frena de la siguiente manera:

a) Cambiando la Ley Electoral.
b) Poniendo encima de la mesa en cada negociación los deseos y demandas de la mayoría. El punto de partida han de ser éstos y no los sucesivos logros alcanzados. Empezaron pidiendo 50 y consiguieron 25. Pidieron 60 y consiguieron 40. Volvieron a pedir 80 y les dimos 50. Ya piden 100 y estamos dispuestos a darles 70.

Demostrémosles que estamos dispuestos a reclamarles esas transferencias que ellos consideran conquistas definitivas. Nuestros deseos y aspiraciones valen más que las suyas, porque son las de mucha más gente. Los derechos de las minorías se respetan, por supuesto, pero gobierna la mayoría.

No se trata de venganza ni opresión. Se trata de justicia.

c) Las vulneraciones de los derechos civiles deben ser perseguidas sin titubeos, sin complejos, sin ningún tipo de miramientos. El independentismo es legítimo, pero el ataque y recorte de los derechos civiles de los ciudadanos castellanohablantes han de ser objeto de persecución, no política, sino judicial. A los fascistas, que no sólo predican el fascismo, sino que lo ejercen sobre los ciudadanos, hay que procesarlos.

francisco dijo...

Es decir: que el Estatut pasa sea como sea, digan lo que digan los jueces, sea constitucional o no (¿a quién le importa esta Constitución?).
A Montilla obviamente no le quita el sueño y a Zapatero tampoco, caiga quien caiga.
La España de las autonomías no es posible, ni la federal o la confederal, mientras existan partidos nacionalistas que justifican su propia existencia en el nacionalismo excluyente.

Stop dijo...

Para entender el nacionalismo secesionista en España, hay que mirar el papel que ha jugado la iglesia católica. Tanto en Cataluña, como en vascongadas, como en Galicia, el principio de la diarrea mental identitaria salió de los seminarios y se inculcó a los hijos de las clases adineradas.

Una vez implantado el germen, el asunto fue creciendo como una bola de nieve.

En España se desconoce por completo la historia y los procesos históricos. Los españoles podemos estar horas, días, semanas, años, hablando de algo sin analizar sus verdaderos orígenes, sus causas o sus consecuencias. En realidad, la historia que se enseña en España es totalmente falsa, casi teológica, donde las cosas suceden por designio divino, o por casualidad, o por deseo de entes sobrenaturales imposibles de predecir.

Todo eso es falso.

Las cosas suceden conforme a una agenda, conforme a unos planes trazados por camarillas de conspiradores, y nada sucede sin dinero, sin financiación y sin una infraestructura.

En el momento en el que, a parte de la educación nacionalista que impartían ciertos curas, se entregó a los nacionalistas sectarios la educación pública, y nada se hizo por neutralizar su programa de destrucción de todo lo español y propaganda secesionista, se perdió la batalla.

Personalmente, considero un milagro encontrar en Cataluña gente joven que aún se sigue considerando española y que ama a España. Esto demuestra que el sistema nacionalista es imperfecto y comete errores importantes.