miércoles, septiembre 16, 2009

La huella del crimen


La declaración de Sánchez Manzano ante la juez que instruye la querella presentada por las víctimas por ocultación de pruebas, denegación de auxilio a la justicia y falso testimonio en la investigación del 11-M deja en una situación muy complicada al ex jefe de los Tedax.
El ex comisario, responsable de recoger las muestras en los focos de las explosiones, admitió que ordenó destruir casi todos los restos por considerar que eran simples «objetos» y no pruebas, útiles para la determinación del tipo de explosivo empleado en los atentados.
A la Audiencia Nacional sólo llegaron 23 muestras procedentes de los 12 focos del 11-M.
Las preguntas que plantea tal decisión son obvias: ¿POR QUE DESTRUYO LAS PRUEBAS?. ¿RECIBIO LA ORDEN DE UN SUPERIOR?. ¿DE QUIEN?.
Su obligación era custodiar los restos, no decidir cuáles eran «muestras» para la investigación de los explosivos y cuáles no eran más que «objetos» sin valor pericial. Sólo el juez podía tomar la decisión de destruirlos.



Pero hay más. ¿QUE SUCEDIO CON ALGUNO DE LOS RESTOS SELECCIONADOS QUE EXAMINO LA PERITO Y QUE TAMBIEN HAN DESAPARECIDO?.
Sánchez Manzano no pudo precisar qué pasó con ellos. No sabe, no contesta.
La secuencia de los hechos para borrar y destruir las pruebas, pasa por
la selección adulterada de los restos que se entregan al laboratorio para su análisis , la no remisión de las muestras a la Policía Científica y la desaparición de algunos vestigios que sí fueron analizados en el laboratorio de los Tedax, pero que nunca llegaron a la Audiencia.
Por estos hechos relatados, cabe tipificar la conducta de Sánchez Manzano en el Artículo 408. del Código Penal que castiga a los funcionarios que no promuevan la persecución de los delitos, o bien en el 451.2 que castiga a los que ayudan a obstruir la investigación de los delitos.
Cabe pensar si todo este desproposito absoluto, esta chapuza inmunda de investigación obedece a intereses espúreos.
Los palmeros de la insostenible versión oficial lo achacan a "negligencias".
Los que no comulgamos con ruedas de molino y queremos saber la verdad pensamos que todo obedeció al propósito de enmascarar u ocultar lo sucedido.
Es imposible que un profesional experto, con más de treinta años de servicio como Sánchez Manzano, no supiera valorar la importancia de destruir o conservar los restos recogidos para la investigación del mayor atentado de la Historia de nuestro país.
Esto nos remite a la pregunta planteada con anterioridad en este post: ¿QUIEN LE ORDENO QUE DESTRUYERA LAS PRUEBAS?.

sempietnos@hotmail.com

24 comentarios:

risquett dijo...

Es curioso, Sempietnos, que para esa izquierda tan "concienciada" y que quería saber la "verdad", que está tan preocupada y atareada en buscar tumbas de hace 70 años en pos de la memoria histórica/histérica eche tierra,lodo y mierda encima de los 200 asesinados de hace dos días.
Curiosísismo...
Y además no les preocupa que se hayan destruido pruebas impunemente, y que a día de hoy, tras el juicio y pasar por el Supremo, ni sepamos que explosivo estalló ni siquiera si los "suicidados" de Leganés tenían algo que ver o no.

Julio Andradas dijo...

Vamos a suponer,Sempietnos, que no hay intencionalidad en la destrucción de pruebas, y que todo se debe a unos profesionales incompetentes e ineptos, que como mínimo deben ser sancionados, y no quedar impunes.
Si asumimos que no fue una negligencia, (lo que parece la versión más lógica dado que éste Manzano era un individuo con más de treinta años de experiencia),es lógico pensar que si destruye pruebas y obstaculiza a la justicia, es porque quiere "ayudar" a alguien con esas acciones.

Natalia Pastor dijo...

Totalmente de acuerdo,Sempietnos, con tu exposición.
Hay algo que es evidente;una cosa es la verdad y otra la verdad judicial aunque sólo sea porque ésta se construye "sólo" con los hechos y pruebas aportados al proceso y valoradas.

Lo que juzgan los jueces son hechos que se somete a su enjuiciamiento pero claro, si se les hurtan hechos y pruebas, como esta claro acaeció en el proceso por el 11-M, el resultado siempre va a ser parcial y eso, que es tan obvio parece mentira que haya que explicarlo.

Es evidente que alguien le dió la orden a Manzano de destruir las pruebas. Nadie en su sano juicio puede pensar que alguien en su posición pueda tomar una decisión así de motu propio.

germán dijo...

Cada día estoy más convencido de que el 11M fue un montaje para derribar del gobierno al PP.
Es penoso vivir en un país donde la justicia esta politizada y nadie se pregunte como se pueden tapar pruebas de tres trenes que explotaron, fueron lavados con acetona para borrar el explosivo, y por si no fuera bastante no fuera que aún así encontraran la verdad, los destruyeron.

charneguet dijo...

Querida Natalia, para los muchos españoles que nunca comulgamos con las ruedas de molino de esta banda de gansters golpistas y asesinos, el proceso contra el Manzano, (este pájaro está en todas las sopas) es una pequeña luz a la esperanza. Pero como señalas, ¿De quién recibia órdenes?...No es dificil deducir que al final de la cadena de mando está el Rubalcaba. Y tras él, Zapatero. Nuestra democracia hace mucho que etá herida. Las lagunas de impunidad que se crearon con el GAL, son las que ciegan las del 11M. Para recuperar la verdadera democracia no hay otro camino que dragar hasta el fondo la ciénaga del 11M.

BOIRA_A dijo...

El PP cometió en su dia un grave error, dejar a ciertos cargos que encontró del PSOE, porque estos hicieron posible que en una Asonada sin precedentes en el mundo mundial con abundante sangre llegaran al poder

No, no s eha investigado suficiente pero el juez Bermudezz y la fiscal tambien tiene mucha culpa dejando flecos sueltos

Creo que se deberia depurar responsabilidades, no quieren memoria historica? pues ahí tienene una muy buena

saludos

Esveritate dijo...

Tienen memoria para lo que quieren y muchos trapos sucios que esconder.
El Gal se pudo destapar, pero hay muchas cosas ocultas detrás del 23-F y del 11-M y si están ocultas es porque ellos mismos las están tapando.
Saludos

Alijodos dijo...

Turbio tema que aun colea para desgracia de los familiares que perdieron algun ser querido o a amigos...Creo que nunca se va saber toda la verdad como tampoco se supo en los atentados de las torres gemelas...Un saludo Natalia...

CARTASMARRUECAS dijo...

Estoy echando de menos a Bernarda Alba
(Pilar Manjón, en el mundo)

Tellagorri dijo...

Sin duda alguna yo estoy con la tésis de CHARNEGUET.

El 11_S lo realizó materialmente la POLICIA de VERA en unión de ETA, y el Jefe del complot era y es RUBALCABA.

supersalvajuan dijo...

Restos, menudas seis letras.

Miguel A. dijo...

Y la declaracion de los Tedax no le ayuda en nada. Le pueden caer 5 años calculo yo.

Un saludo

Pocomancha dijo...

Es que aunque fuesen sólo bojetos, las cosas se dejan como están porque después viene una investigación, y claro, ya viendo ésto, la mayoría de españoles nos pensamos que de verdad hubo gato encerrado.

García Francés dijo...

Cuando la izquierda calla es un mal rollo para los demás. Eso seguro. Pero, yo la verdad, aún no me atrevo a tirar la piedra. Aquí sí. Un saludo, Sr, Sempietnos.

Chacón, si te obedecemos es por lo bien que te explicas

No paramos de asombrar al mundo. Hoy, además de a los pacíficos indígenas ibéricos, evito españoles para no herir la susceptibilidad de los referendumnistas, hemos asombrado a la OCDE y a Amnistía Internacional. Es lógico, pobrecitos.

Chacón, si te obedecemos es por lo bien que te explicas

D45 dijo...

Hola, ya estoy de vuelta.

En cuanto a este tema seguro que nunca se sabrá la verdad. El P$O€ querrá taparla día sí día también.

Saludos.

Joven Madrileño dijo...

La destrucción de pruebas y más en el mayor atentado de la historia, es un hecho gravísimo. Pero no pasará nada. La única verdad que vale ya a los que salieron a la calle a llamar asesinos al gobierno por aquel entonces es que ZP gobierna. ¿Para qué saber más?

Lamentable, es lógico pensar que algo muy gordo ocurrió, no se puede destruir las pruebas así como así, no se pueden cometer tantas irregularidades en la instrucción, juicio y con posterioridad, con más confidentes de la policía en la cárcel que terroristas y que aquí no pase nada. Y nadie sabe quién lo ideó.

España es así.

Estego dijo...

La verdad es muy tozuda y se terminará imponiendo, tarde lo que tarde y cueste lo que cueste.
Saludos.

Oroel dijo...

Hay una evidencia: se destruyeron pruebas. Y una sospecha con muchos visos de verosimilitud: no se destruyeron por casualidad o incompetencia. De la misma forma en que se crearon otras falsas: todos esos objetos aparecidos en una furgoneta anteriormente vacía; ese explosivo idéntico (contaminante incluido) al que se envió luego desde los almacenes de los Tedax como muestra de contraste. Y otra evidencia: Bermúdez llegó a saberlo. Conocía el sumario.

Ni la destrucción de pruebas o la creación de otras falsas está al alcance de ETA o de los islamistas. Sólo está al alcance de la policía. ¿Quién? ¿Por qué? ¿A las órdenes de quién?

Estoy de acuerdo con Tellagorri. ¿Ya se estaba negociando en secreto con ETA en esas fechas?

La solución al enigma es la que señala. Sólo hace falta demostrarlo. Pero encajar, encaja. Lo que no encaja de ninguna manera es la verdad oficial ni la penosa e inconsistente sentencia de Bermúdez.

"Vencida la Justicia, nadie defiende el interés común".

Marta Laconte dijo...

Esto siempre ha olido a podrido. Pruebas y resto que se destruyen ha toda velocidad(incluidos los trenes)para impedir determinar los explosivos que fueron realmente utilizados, supuestos responsables "suicidados" en Leganés...
Es evidente que Sánchez Manzano obedecía ordenes de las altas instancias.

Saludos.

Gutiforever dijo...

Hay cientos de preguntas sin respuesta, aunque evidentemente todo apunta en una dirección clara y nítida que es el beneficiario del crimen, que como decía Thomas de Quincey "ilumina el esclarecimiento de la verdad".
Vayamos por partes.

¿Cómo es posible que después del mayor atentado de la historia de España se permitiera la destrucción de restos sin esperar al juicio?. ¿En base a qué criterios se decidió cuáles eran válidos y cuáles no? ¿Por qué no se enviaron a la Policía Científica para su examen?.

Para más inri,escarnio y mofa, la la sentencia(ni la de Bermudez ni la del Supremo) no dice quién fue el autor intelectual,ni que explotó en los trenes,ni cómo se financió el atentado.

¿Cómo es posible es que de 12 bombas que estallaron en los trenes, solo queden 23 pruebas?.
¿Dónde está el resto?.
Está clarísimo que miembros de la Policía y otras Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, intentaron que no nos enteraramos de lo que realmente sucedió.
Todos los mandos policiales implicados en la investigación del 11-M fueron posteriormente ascendidos o colocados a dedo en un puesto mejor,e incluso condecorados.
Algunos de ellos, como ha demostrado el paso del tiempo, mintieron en la comisión de investigación.
Es un gran puzzle,Sempietnos, que con mucha paciencia hay que ir montando y no desfallecer ante las presiones como la demanda de la Fiscalia contra el subdirector de EL MUNDO,Antonio Rubio.
Al final,tarde o temprano,sabremos la verdad.
Como en el GAL.

Terly dijo...

Las mentiras y ocultaciones sobre este asunto quizás sean las más graves, pero es que nos mienten siempre y son tantas y tan diversas sus mentiras que espero y confío que el día que los españoles no soporten más mentiras, lo paguen en las urnas con un batacazo de "justicia".
Un abrazo.

Caballero ZP dijo...

Además a esto hay que sumarle que le han desestimado la querella contra el Mundo, ya que el juez afirma que las informaciones vertidas eran ciertas.
Esperemos que poco a poco se vaya desenmarañando todo.
Saludos

santiago dijo...

Lo más triste del 11M es que no se le ha hecho justicia a las victimas,a los 192 muertos y a los miles de heridos.
Los asesinos no están muy lejos.
Están cerca,cerquísima.

Saludos.

velardez dijo...

en criminologia ala hora de evaluar un crimen, para tratar de resolverlo la primera pregunta que se hacen es:
aquien beneficia el delito???... esta claro no???