martes, marzo 17, 2009

Zapatero y el capitán Ahab








Hace años, en un vuelo Madrid-Roma cayó en mis manos un libro de un siquiatra francés que analizaba la personalidad del capitan Ahab, el personaje literario de Moby-Dick, y su traslación a la personalidad de los políticos.
Ahab padecía una neurosis obsesiva compulsiva que le lleva a perseguir a la ballena blanca para matarla y así vengarse de haber perdido una pierna a causa del cachalote.
Un día un marinero descubre a Moby Dick y el capitán ordena capturarla, pero fallan.
Ahab pide al herrero del barco que forje un arpón especial para matar a Moby Dick.
Tiempo después se vuelve a divisar la ballena.
Ahab en su locura obsesiva,en su incapacidad para escuchar los consejos de sus marineros que le avisan del desastre de la empresa, la persigue, pero Moby Dick logra hundir el barco y matar a sus tripulantes. El único sobreviviente es Ismael, el narrador de la historia.
Ayer, Zapatero se reunió con el premio Nobel Krugman, y mientras este le indicaba que España va camino de una crisis similar a la de Japón y por ello asegura que la salida de la crisis en nuestro país será "extremadamente dolorosa", el Iluminado monclovita le entregaba un ejemplar con las iniciativas de reformas el Plan E.
Zapatero transmutado en un enloquecido capitán Ahab, no escucha a quienes le vienen avisando desde hace más de año y medio que la nave se hunde.
Se ha enrocado en un gesto suicida, sonriente y con mueca de ido, y ha decidido que mientras no haya algaradas callejeras y los sindicatos continúen pastando plácidamente en sus pesebres, los millones de parados son un daño colateral asumible.
Si al capitán Ahab su tripulación moribunda le importaba una higa, a Zapatero los cuatro millones de parados, los miles de ciudadanos que hacen cola en Cáritas o en los contenedores de basura, le importan dos.
Por que la "misión" de Zapatero, la ballena blanca que persigue enloquecido, es una «revolución light»: un movimiento de transformación, de apariencia blanda y suave, amable, sin conmociones sanguinarias y, ante todo, envuelto abundantemente en las rituales invocaciones al diálogo, el talante y la paz.
La «revolución light» ya no actúa prioritariamente sobre las estructuras que sostienen al poder -el dinero, el ejército, la Ley-, sino que presta especial atención a la base misma de la vida colectiva: a las convicciones, a las costumbres, a los principios y a la educación.
Es ahí donde la ideología de la cancelación se extiende poco a poco, como un cancer, llevando a todas partes su mensaje: la nación es una realidad acabada, la familia es una institución obsoleta del pasado, la religión es una superstición de otros tiempos, la moral es una cuestión de puntos de vista, la ley debe adecuarse a las circunstancias....
Eso es lo que está pasando en España. Esa es la ideología que se va imponiendo desde el poder.
Eso es lo que de verdad interesa a Zapatero
Y la economía, la terrible recesión/deflación que asola España, es un imprevisto,algo que Zapatero ni quiere ni sabe acometer.
Si Krugman le avisaba de que serán necesarias "unas reformas estructurales muy profundas e impopulares (rebajar los precios de los productos y los salarios) para salir de ella", Zapatero ajeno a los consejos, negando la realidad que una y otra vez exponen ante sus ojos, sonreía como Ahab cuando vislumbró la ballena.

gutisiempre@hotmail.com

27 comentarios:

Txiripitiflautiko dijo...

Excelente descripción de la psicopatología zapaterina. Creo que el resentimiento es el rasgo más sobresaliente de su carácter. La Ley de Memoria Histórica, por ejemplo, es un trágala producto del revanchismo más baboso. Sólo cabe desear, siguiendo la analogía melvillesca, que acabe sus días como el capitán Ahab, hundiéndose en el mar junto al monstruo.

amaya dijo...

Magnífico post,Guti.
Debería haber un cambio en la estructura económica, pero no creo que lo haga, porque como bien dices,la meta de Zapatero está en otra dimensión;en cambiar la estructura social de España que tan bien detallas.
Estamos en manos de un individuo enloquecido que ha perdido cualquier atisbo de la realidad que nos acecha.

francisco dijo...

Krugman, todo un premio Nobel de Economía dice que “la situación económica española es aterradora”, aboga por una reducción de salarios y precios y considera que España "necesitaría una deflación relativa del 15%" para salir de esta situación. Y, además, reconoce que es posible que España "estuviera en mejor situación si jamás se hubiera unido al euro", aunque consideró que la pertenencia al área de la divisa única "es irreversible" y querer salir del euro aunque fuera de forma temporal "nos llevaría al caos".
Además, cree que España sólo podrá salir de esta situación con un proceso interno de aumento de la productividad. De lo contrario, nuestro país estará abocado a una reducción drástica de los salarios, "lo cual es un proceso muy doloroso".
Como respuesta, Zapatero (el que aprendió economía en tres tarde ¿recordais al ministro Sevilla?) le ha dicho que no no tiene ni pajolera idea y le ha pegado en los morros con el "Plan E". Eso, sí: ha apelado al esfuerzo de los ciudadanos para lograr la recuperación gracias al conocimiento y la innovación. Con dos cojones, (digo yo otra vez) ya que en la última reforma fiscal el Gobierno decidió dar marcha atras en las rebajas tributarias a las empresas que apuesten por la I+D, y en materia escolar España ocupa uno de los últimos vagones de cola de Europa, según ha puesto de manifiesto el informe Bolonia.
Nos hundimos detrás de la ballena hasta lo más profundo del océano...

álvaro dijo...

Es absolutamente necesario un cambio de la estructura económica, no podemos volver a la situación económica anterior a la crisis.
Pero con Zapatero esto es imposible:hace falta un gran pacto de Estado, y este hombre está absolutamente desquiciado.

F.G.A. dijo...

Este régimen, me resisto a llamarlo gobierno, pasará a la historia de nuestra maltrecha democracia (partitocracia, bancacracia, cleptocracia) por ser el más funesto con diferencia. Y ZP el peor presidente.

Pero a mí, tal como está el patio, las futuras valoraciones que haga la historia me resbalan. Lo que me preocupa es que este loco Ahab acabe arruinándonos del todo y enterrándonos en vida y convirtiéndonos así en la memoria histórica más reciente.

Por lo pronto, para toda una generación de españoles, los ahorros de su vida (la revalorización de sus viviendas a lo largo de los años) ya son memoria histórica. Para cientos de miles de españoles a los que la banca va a desahuciar el derecho a una vivienda digna va a ser memoria histórica. Para millones de españoles el empleo es ya memoria histórica.

Ya uno se cansa de patalear contra el régimen y se desespera viendo como otros ciudadanos se resignan a la consigna de "en otros países también están muy mal". ¿Entonces para qué queremos gobierno, si no para que gobierne y gestione la crisis? Si el gobierno se resigna, estamos bien jodidos.

Y ahora a distraer la atención. Pepiño decía hoy que el PP no puede ayudar porque tiene demasiados enredos propios. Pepiño, entérate, que el PP no gobierna. Sóis vosotros los que cobráis por gobernar.

Vaya asco. Vaya ruina. Tanta memoria histórica y vamos directos a la economía de posguerra.

Marta Laconte dijo...

Lo penoso es que Zapatero hace oido sordos a todos los avisos que desde hace cAsi dos años le han lanzado desde todos los frentes.
El problema es que este hombre ha perdido la capacidad de crítica,y su sectarismo y ceguera le impiden ver que nos hundimos sin remisión.

Sempietnos dijo...

La única salida que tiene Zapatero y no causar más daño a España es sentarse a negociar con el PP,aunque le produzca eczemas en la piel, aunque le duela, para alcanzar un pacto de Estado de salvación.
O eso, o adelantar elecciones.

jerusa dijo...

Lo que tenemos es el resultado de que once millones de mentes preclaras,decidieran suicidarse votando al tío más dañino desde Fernando VII.
Bunas noches,y buena suerte.

daniel dijo...

ZP, no hará nada que le perjudique electoralmente.
Nos hundimos como el capitán Ahab sin remisión.

Pfunes dijo...

Si lo que nos espera es una cris como la de Japón... ¡que Dios nos pille confesados!

A ZP le da igual lo que pase. Sabe que cuando salga de la Moncloa le espera una buena subvención y, como decía Luis XV, ¡después de mí, el diluvio!

Realmente invita a pensar toda esta situación que, aparte de ser un ente incapaz de manejar la situación, la infecaces o inexistentes soluciones para enmendar la situación están planteadas a posta, probablemente en ese intento de ingeniería social que comenta.

PD: El capután Ahab se hundió con el monstruo, pero previamente había hecho sucumbir a toda la tripulación.

El Subdirector del Banco Arús dijo...

Muy buen post. Es efecto, el objetivo de estos progres es cambiar la sociedad para adecuarla a sus no-ideas. Dilapidar la civilización.

cartasmarruecas dijo...

Es igual que Hitler

eligelavida dijo...

Tienes razón en que ahora el ataque directo es a los principios y a la educación. Lo malo es que mientras la nave se hunde, nos vamos todos a pique con él.

bate dijo...

Introito: Ahab era un caballero.
saludos.

Aguijón dijo...

Lo tenemos difícil, muy difícil... y cuanto más tardemos, peor.
El problema es que cuando adelante las elecciones, que las adelantará, seguirán votándole millones de cazurros. Cazurros porque no hay que enrocarse y dejarse de neuras históricas y pensar en el presente para intentar mejorar el futuro...
Pero, ¿alguien le pide cuentas de algo?.
Saludos,

Caballero ZP dijo...

Cada día tengo más claro que a Zapatero se le ha inculcado el odio y las ganas de revancha, podemos compararlo con la “educación” que reciben los pro etarras, trasladándolo a la izquierda y la guerra civil.
Saludos

Esveritate dijo...

Zapatero siempre sale de su atolladero con la misma sonrisa y las mismas palabras. La nave ya está hundida y preparada para partirse en dos.
Saludos

samueldl dijo...

Bueno, y podemos dar gracias al Altísimo de que semejante catilinaria no haya sido cocida en los altos hornos de un liberal afiliado al PP -esa doble e incurable afección según los doctos socialistas- y haya sido más o menos uno de los "suyos" quien la ha proferido.

Lo del Plan E suena a chiste macabro. Es como el doctor que visita al paciente y éste segundo se toma la licencia de arrostrarse a quien se halla capacitado para emitir sentencias. Ya me gustaría ver la cara de Krugman al salir de Moncloa.

De verdad, lo de este tipo es de manual de psiquiatría. No me canso de pensarlo y decirlo.

Muy bueno el post.

Joven Madrileño dijo...

Quieto todo el mundo, que el gobierno hace semáforos como parte del plan E.

En fin, se comenta por sí mismo.

Gran comparación. Saludos

ZapatoVelozz dijo...

Zapatero además de inepto y mezquino, es muy soberbio. Nunca reconocerá su error, todo lo contrario, ha emprendido una huida hacia adelante en su política sectárea hasta la náusea para intentar acabar con toda oposición.
En esa cruzada idelógica contra media España, se olvida del bienestar de todos, los unos y los otros...Como el capitán Ahab en su particular cruzada contra su ballena. Si se hunde el barco que se hunda, con tal de conseguir su objetivo....Cosa que (sin intención de ser pájaro de mal agüero) a tenor de la apatía y siesta eterna de la aborricada sociedad española, nada me extrañaría.

Saludos

Javier dijo...

Y zETAp mientras con esa cara de estúpido y muerto de risa.
Lamentable!

F.G.A. dijo...

Natalia, Guti, Sempietnos:

Os dejo un premio Apache. Imagino que con vuestra veteranía, será el número tropecientos.

Lo aceptéis o no, ahí va con todo mi cariño.

Un abrazo

F.G.A. (Paco)

Pedrulo Maturulo dijo...

Fue sublime, ver como el premio Nobel se las cantaba a ZP, y mientras este pensaría (quien nos mandaría invitarle...)
Saludos.

Estego dijo...

Pues sólo nos queda ver como el bartco se despedaza y todos sucumbimos en el desastre. Con una diferencia, seguro que ZP si sobrevive a diferencia del capitán Ahab.
Saludos.

Mike dijo...

A veces me conformaría con pedirle a Zapatero que no habra la boca. que calle. Que no se ponga en evidencia.

Al menos, me ahorraría algo de vergüenza. Porque os aseguro que a veces paso verdardera vergüenza.

Esveritate dijo...

Natalia tienes un premio en mi Blog.

Saludos

jam dijo...

Plas, plas, plas, Guti esta vez te has lucido. Se puede estar o no de acuerdo con lo que planteas, pero es indudable la "calidad de página" -como decían los críticos del siglo XIX- de tu post. Salu2.