domingo, noviembre 23, 2008

La Casta


















"Hemos llegado a tal punto de degeneración en esta partitocracia, que los políticos creen que la democracia empieza y termina en ellos", me decía mi amigo Enzo Cadione, ex diputado de la Liga Norte de Umberto Bossi.
Un libro de Sergio Rizzo y Gian Antonio Stella, “La Casta” ha vendido más de un millón de ejemplares en Italia en pocos meses.
Una administración corrupta que crece de forma imparable año tras año y que multiplica por cien sus efectivos y gastos; la estafa de una clase política despilfarradora e inutil casi tan costosa como la Administración de los Estados Unidos, preñada de coches oficiales, pisos gratuitos y corruptelas a raudales, con miles de asesores contratados a dedo absolutamente ineptos y cuyo único mérito es la pertenencia al partido político en cuestión.
Describe la política italiana con minuciosidad de amanuense, descubriendo que lo que ha ocurrido en Italia es un fenómeno que se repite en otros paises, con un paralelismo más dramático y sintomático, en España.
Los políticos de las mal llamadas democracias occidentales son una casta enquistada en el poder, cuyos miembros no tienen que rendir cuentas ante nadie y que han sido tan desleales que han expropiado la empresa que les empleaba (el Estado) a sus legítimos propietarios (los ciudadanos), a los que no sólo han robado sino que también esquilman ahora, con impuestos crecientes e innecesarios, destinados a pagarse sus lujos, privilegios y caprichos de emperadores enloquecidos.
Las oligarquías políticas que conforman los partidos convencionales se aproximan cada día más a la descripción formal de sectas. Los ciudadanos estamos condenados a aceptar sus propuestas, o por el contrario inhibirnos en la participación de este juego de reparto de privilegios, al que ellos consideran democracia.
Y lo grave es que la sociedad civil está muerta,adormecida y laxa,ajena y cómplice por omisión de esta traición a los principios que conforman la democracia.

gutisiempre@hotmail.com

23 comentarios:

sempietnos dijo...

La democracia ha sido secuestrada, y ahora mismo vivimos una farsa de partitocracia,consistente en la llamada cada cuatro años a los ciudadnos para que voten y poder dar coartada y pervivencia al sistema.

risquett dijo...

La clase política viven al margen de los ciudadanos;son,exactamente una casta que se tapan unos a otros las miserias, y que sólo buscan perpetuar su estatus.

amaya dijo...

La pregunta es ¿quien le pone el cascabel al gato?.
¿Quien o quienes van a enarbolar esa insumisión frente a un sistema corrupto y cada dia más alejado de las necesidades y preocupaciones de los ciudadanos?.

álvaro dijo...

La sociedad occidental cada dia da más muestras de estar estabulada instalada en salir a flote de la crisis con vida,y da la espalda un sistema que no le interesa.

francisco dijo...

El problema es que la sociedad ha asumido que su papel se resume y restringe a votar cada cuatro años de forma ordenada y obediente.
No se cuestionan el sistema que ha degenerado hacia una corrupción inasumible.
Sólo mediante una toma de esa "Bastilla" virtual, podría encauzarse una situación que ya está putrefacta.

dax dijo...

Si la democracia no es participativa, que no lo es, no es democracia, será otra cosa.
Estamos en una partitocracia irreversible.

julio andradas dijo...

Esta partitocracia en la mayoría de las democracias occidentales,no es más que el engaño que utiliza el sistema para hacer creer a la población que "controla" el mal llamado sistema de poderes, intentando convencerla al mismo tiempo de que dicho sistema, no sólo es el mejor, sino el único posible.

Saludos.

carlos dijo...

En una partitocracia, son los partidos quien controla el poder y el poder corrompe de forma inexorable..
Todo para el pueblo, pero sin contar con la opinión "real" del pueblo,salvo esa llamad alas urnas con cencerro cuatrianual...

supersalvajuan dijo...

Son desertores del trabajo. Y desde surge todo lo demás, creo yo. Perpetuar la corrupción.

angelote dijo...

En un país donde impera la partitocracia a causa de las listas cerradas y bloqueadas que impiden la elección de los diputados, hablar de "democracia participativa" y real,es una broma absoluta.

vinuesa dijo...

La actual casta política es un cáncer.
Lo ideal sería implantar una democracia real y desbancar esta partitocracia.
Sistemas mayoritarios, separación de poderes, etc....una democtacia participativa,austera y ajustada al interés real del ciudadano y del contribuyente.

Nora dijo...

Francisco da en el clavo:
El problema es que la sociedad ha asumido que su papel se resume y restringe a votar cada cuatro años de forma ordenada y obediente.
No se cuestionan el sistema que ha degenerado hacia una corrupción inasumible
.
El problema no está sólo en los políticos, si no en una sociedad que acepta eso y en los militantes, simpatizantes y demás personal del aparato del partido que no los dejan abandonados cuando hacen algo que no está de acuerdo con sus principios. La prueba es que el PP, a pesar de todos los pesares sigue teniendo más de 700.000 afiliados, con la que está cayendo y la pésima oposición que está haciendo Mariano.
De modo que los políticos no se sienten presionados para hacer aquello que deberían. Y, por tanto, ¿por qué van a cambiar?

Txiripitiflautiko dijo...

Como es imposible que la gente acepte sinceramente este sistema corrupto que es la partitocracia en su versión oficial de "representantes legítimos del pueblo" o "el menos malo de los sistemas posibles",(somos tontos pero no tanto), el Sistema ha optado por conseguir que se acepte simplemente como un mal inevitable.Lo cual también es mentira. Parafraseando a los rogelios , "Otra política es posible".

Caballero ZP dijo...

Ayer veía una película que incomprensiblemente no había visto antes, era V de Vendetta y mostraba una sociedad y una manera de hacer política muy similar a la que estamos viviendo.
Quien no la haya visto no debería perdérsela.
Saludos

No a todo dijo...

A mí lo que más me llama la atención de Italia es que se publican muchísimos libros (no sólo de política) y la gente los compra y los lee. Recuerdo perfectamente ir dos días consecutivos por la Feltrinelli de Repubblica en plena campaña electoral y comprobar cómo había bajado el montón de ejemplares de un libro en veinticuatro horas.

Lo de los partidos allí aún da más vergüenza que en España. Yo siempre pongo los mismos ejemplos. Eso sí, yo creo que tienen más respeto por las instituciones que nosotros. Su presidente de la República es un jefe de estado.

Saludos.

germán dijo...

La partitocracia no es una forma atrofiada de democracia, sino una oligarquía en fase de metástasis.
El problema,(y coincido contigo,Guti y con Francisco),es que "la sociedad ha asumido que su papel se resume y restringe a votar cada cuatro años de forma ordenada y obediente".
Y es,ciertamente,una tragedia.

david dijo...

La partitocracia, es un tipo de oligarquía en que el aparato de los partidos monopoliza la elaboración de las listas de candidatos y, por lo tanto, reduce el elenco de personas a las cuales los electores pueden votar.
El votante no vota por alguien, sino que está obligado a optar entre alternativas, normalmente dos o tres, elegidas para él por otros.
Y ahí es donde radica el problema:el aparato del partido vicia el principio mayoritario o democrático al que se supone debe servir.

tejón dijo...

La partitocracia altera la lógica democrática al taponar los canales de participación civil comenzando por los que circulan en el interior de los partidos políticos y que son obstruidos en beneficio de los intereses de las camarillas políticas de turno.
Difícil solucióncon una sociedad absolutamente resignada y hastiada.
(Muy interesante el post,Gutiforever.
No conocía el libro).

Saludos.

LUIS AMÉZAGA dijo...

No hay reacción. Individuos sometidos al conformismo más absurdo.

carolo dijo...

España reune todos las condiciones técnicas y científicas para ser considerada una partitocracia pura: partidos políticos poderosos que se apoderan del Estado e infiltran los poderes básicos, prevalencia del partido sobre el ciudadano, ocupación y control por los partidos, de la sociedad civil y de las grandes instituciones.
Uno de los rasgos característicos de la partitocracia es que son los partidos y no los ciudadanos los que en realidad eligen a los representantes democráticos.
Una pregunta, Guti:¿en Italia,la izquierda es tan sectaria y tan conformista con el status político como aquí en España?.

Saludos.

gutiforever dijo...

CAROLO:
La izquierda italian,a pesar de sus vicios, no está sometida a esa ceguera selectiva que afecta ala izquierda española, y que hace que se comporten como "hooligans" que no se cuestionan nada, en tanto en cuanto lo "hagan" los de us partido o cuerda.
En Italia el hastio es máximo, cosa que en España no sucede por que aquí todo esta polarizado ad nauseam, y la plebe se enfrenta al panorama político desde la trinchera:vale todo contra el enemigo.
Como muestra un botón:una reciente encuesta del diario "Público" entre votantes del PSOE o que se consideraban simpatizantes,arrojaba un dato revelador:el 91% consideraba que las medidas adoptadas por el Gobierno en la crisis económica eran correctas, y que Zapatero no había ocultado la realidad antes de las elecciones,ni por supuesto,había mentido.
Con estos mimbres,ya me dirá....

Fernando Solera dijo...

Cuando la política se convierte en una profesión para salir de la mediocridad, y no en una vocación de servicio público, ocurren todas las cosas que acabas de denunciar.

jam dijo...

Estou terminando de leer el libro "Gomorra". Impresionante. ¿Existen en Italia vasos comunicantes entre una y otra casta o es sólo ficción? Salu2.