lunes, julio 23, 2007

Ante la duda

El magistrado del Juzgado de Primera Instancia número 9 de Murcia, Fernando Ferrín, ha otorgado provisionalmente la custodia de dos hijas a su padre al entender que la relación lésbica que mantiene la madre "influye negativamente en la educación y crecimiento armónico" de las menores.
El auto considera "suficientemente acreditado el perjuicio para las hijas que se deriva de la relación que la madre sostiene con una tercera persona y que lógicamente no se limita a un hecho aislado".
A criterio del juez, la condición homosexual perjudica a los hijos porque tienen derecho a un padre y a una madre, no a dos madres o a dos padres.
"Es el ambiente homosexual el que perjudica a los menores, y aumenta sensiblemente el riesgo de que éstos también lo sean".
"Esa formación integral es imposible que se la dé un progenitor homosexual, por mucho respeto que me merezcan las personas homosexuales, pero aquí prevalece el interés superior del menor", añade.
Además, critica la regulación que de la custodia compartida recoge el artículo 92.8 del Código Civil, tras la reforma de la Ley del Divorcio en 2005. Esta modificación permite al juez otorgar la custodia compartida de forma excepcional si no hay acuerdo entre los progenitores, siempre y cuando uno de ellos la haya solicitado. En este caso, ambos padres pidieron la custodia exclusiva de las hijas.
Que homosexuales y heterosexuales son iguales, es indiscutible. Que no cabe discriminación por razón de práctica sexual, es indiscutible. Que el mantenimiento de relaciones homosexuales por alguno de los progenitores no afecta a los hijos menores en su formación y desarrollo personal, es discutible. No existe base empírica, científica, casuística suficiente que acredite el normal desenvolvimiento de dichas personalidades. El estudio de una profesora de la Universidad de Sevilla al respecto no se considera concluyente, tanto porque el número de casos aportado es ínfimo y ridículo, como porque no hay suficiente distancia temporal que permita una valoración sostenible. Y, hasta el momento, el Ejecutivo no ha establecido tal máxima por ley (todo se andará).
Ante la duda, este juez aplica su criterio. Del mismo modo que, ante la duda, las legislaciones comparadas impiden la adopción a las parejas homosexuales. También se afirmaba que separaciones y divorcios no producían efectos negativos y, al cabo, con el paso de las generaciones, se ha evidenciado que son elevadísimos los supuestos en que la desestructuración familiar afecta a los menores que la sufren. Escarmentados, ante la duda, prudencia.
La virulenta reacción de determinados colectivos y organizaciones, argumentada sobre ciertas salidas de quicio, les hace caer en el tópico y en la pérdida de la posible parte de razón que les podría avalar. ¿En qué punto compara el magistrado el lesbianismo con el proxenetismo, la prostitución o las sectas satánicas?. ¿Cómo equiparar la actuación del magistrado con el intento de golpe de Estado de Tejero?. Con otros fundamentos podría acaso defenderse su postura con mayor peso jurídico, pero así, se hace difícil.
Se escandalizan porque, en su opinión, el juez decide partiendo de sus ideas e interpretación. ¿Qué ha hecho el TS en los últimos tiempos?. Por ejemplo considerar que modificar un testimonio y no ponerlo en conocimiento del juez, no constituye falsedad documental; o que, no habiéndose producido previa denuncia ni recabado prueba alguna (salvo la afirmación de un ministro, contraria a la de sus escoltas), no existe detención ilegal. Etc., etc. ¿No son interpretaciones de los jueces?. Sí, pero así es el Derecho y su aplicación; unas veces gusta y otras no. En cualquier caso, siempre quedan los recursos.
La dilatación en el tiempo de la resolución de determinados conflictos, origina problemas como éste. Aún no se ha emitido sentencia por el TC sobre la constitucionalidad o no de la figura del matrimonio homosexual. Lo mismo sucede con el Estatuto de Cataluña. Se tiende a condicionar las decisiones con la teoría de los hechos consumados. Pero, a veces, se da con un juez que procura evitar la consumación irredimible.

16 comentarios:

tejón dijo...

El único que argumenta es el que dice que le dan custodia a la madre por ser mujer. Si eres lesbiana no se sabe muy bien la condición, si eres la parte femenina de la pareja o la masculina, si hablamos de pareja, si hablamos de trios, cuartetos, quintetos, etc. la cosa es más complicada. Si ellas mísmas no tienen claro lo que son como lo va a tener claro un juez que no les conoce de nada.
Me parece coherente lo dictaminado por el juez.

lucas dijo...

Resulta sorprendente comprobar que los que practican todos los dias la ideologia de género se sientan tran agraviados cuando esta nos les favorece.
Estamos mas que hartos de comprobar como las tesis de las feminazis se han impuesto en todos los juzgados del país (excluir al padre y darle todo a la madre por sistema) y cuando pintan bastos salen todos los fascistoides, degenerados y panda lésbica feminazi ha reclamar igualdad de derechos (perdón a seguir manteniendo privilegios).

amaya dijo...

Espero que el juez no se haya atenido a un criterio de opción sexual para sentenciar.
Ser buen o mal padre o madre no está reñida con la orientación sexual.

cecilia dijo...

Distinto es que directamente esas niñas hubieran visto desde que nacieron a su mamá con otra mujer, ahora eso es un trauma para esas hijas, que no solo ven como sus papás se separan sino que su mamá esta con otra mujer.

cobeño dijo...

Al juez razón no le falta, esas niñas tienen más posibilidades de desarrollarse correctamente con su padre hetero que con su madre homo.
No digo que la madre sea mala madre, pero también el padre tiene el mismo derecho que ella en tener la custodia.

risquett dijo...

Creo que siendo menor de 10 años es razonable que su custodia la tenga la parte de la pareja que es hetero para garantizar una orientación sexual natural; a partir de los 15 deberían irse con quiénes quisieran,

sempietnos dijo...

Una mujer que primero es heterosexual y tiene varias hijas y después "se hace" lesbiana y se va a vivir con su nueva pareja, no me parece un ejemplo de estabilidad sobre su "orientación sexual" y sobre relación entre parejas. Si hay que elegir entre padre o madre como progenitor custodio, la opción menos corrosiva para la vida de las niñas es desde luego la del padre y sería la opción que escogería cualquier juez sensato.
Los criterios jurídicos expuestos por Ferrín son impecables,y me consta por compañeros comunes,que es un magistrado intachable,concienzudo y con una experiencia contrastada en el ejercicio.

vinuesa dijo...

Si de verdad buscaran la igualdad, las asociaciones mal-llamadas "de mujeres" (en las de gays no me meto) pedirían una custodia compartida. Pero curiosamente, estas asociaciones son las que más han criticado la custodia compartida y se dedican a discriminar y criminalizar a todos los hombres.

Hay miles de casos donde un buen padre se queda sin custodia y apenas ve a sus hijos por impedimentos de la madre sin que nadie haga nada. ¿Dónde estaban estas asociaciones entonces? Apoyando y aplaudiendo a quienes les machacaban y les discriminaban tan gravemente.

saucedo dijo...

A la mayoría de buenos padres se les discrimina y se les maltrata utilizando a los hijos y nadie hace nada.

En cambio en este caso, todos a llevarse las manos a la cabeza porque "le quitan a los hijos". ¿Es que si no le dan la custodia al padre, entonces es "normal" y "no le quitan los hijos"?

Basta ya de hipocresía y de dobles raseros según el sexo del afectado. ¿Por qué no aceptan la custodia compartida como norma y la custodia monoparental como excepción justificada? ¿Por qué ignoran estas asociaciones los miles de casos donde la víctima es el hombre (incluso con obstaculización del régimen de visitas por parte de la madre)? ¿Por qué incluso a veces lo justifican?

Decentes dijo...

Muy bien explicado la raiz del problema.Los jueces se encuentran con realidades que todavia no han pasado el filtro del TC.

De heterosexual a lesviana,lo siguiente puede ser la zoofilia asi que el Juez ha obrado bien.No se trata de dudar de su funcion de madre sino de la influencia de la distorsion sexual de esta en el hijo.

Butzer dijo...

Por favor, no caigamos en los tópicos. Si la sentencia está justificada y esta hecha con fines que velan por el menor me parece correcta. Pero no voy a entrar en sí la homosexualidad es un trauma infantil o si alguien hace de hombre y otro alguien de mujer.

sempietnos dijo...

Es que de eso se trata precisamente, Butzer,de preservar los derechos del menor,la integridad y su formación.
Jurídicamente es impecable,aunque me temo que la decisión de Ferrín será demolida en el recurso interpuesto,sin que esto signifique otra cosa,que la Ley permite la interpretación y estima el criterio del Juez o de la Audiencia a la hora de tomar una decisión de este calibre.
Claro,que como dice Natalia,el meollo de la cuestión radica en que a estas alturas aún no se ha resuelto por parte del TC,ni el recurso sobre el matrimonio homosexual,ni sobre el Estatuto de Cataluña;se trata de ganar tiempo,y se pervierte el normal funcionamiento de la Justicia.

Hartos de ZPorky dijo...

No se entiende. Si el juez quería suicidarse, había otras formas...

Persio dijo...

Queda claro que se trata del bien del menor, no de juzgar la conducta de la madre.
Las asociaciones gays saldrán por el victimismo, pero el hijo qué duda cabe que tendrá una vida más normal -sí, normal- con el padre.
Y los padres también tienen derecho a la custudia.

ZapatoVelozz dijo...

Yo aplaudo a ese juez. Ha hecho lo que es lo mas conveniente para esas niñas.

Caballero ZP dijo...

Es muy curioso y revelador que cuando la custodia se le da a la madre sin ningún argumento valido y por el simple hecho de ser mujer, no es noticia ni ningún progre ni feminista protesta, es curioso que el machismo se malo, pero el feminismo no, a mi me parece tan malo uno como otro, a mi me parece tan mal que sin ningún argumento se le de la custodia a una mujer, ( mayoría de los casos), o a un hombre ( inmensa minoría), pero evidentemente partiendo de la base de que la custodia compartida es una mera utopía, entiendo que el juez obligado a decidir la idoneidad del padre o de la madre, en este caso y atendiendo a derecho, adopte la decisión que menos perjudique a la hija, y por muy progres, tolerantes y mas que queramos ser, la realidad para los niños en su ambiente es bastante diferente de esa sociedad guay que nos quieren vender.