lunes, abril 23, 2007

Sarko y la zapatera prodigiosa

Escrutados todos los votos, la diferencia es clara: el conservador, líder del partido Unión por un Movimiento Popular (UMP), Nicolas Sarkozy (con el 31,11 por ciento) y la socialista Ségolène Royal (con un 25,84 por ciento), han sido los dos candidatos elegidos para disputarse la segunda vuelta .
Nicolas Sarkozy, ganaría a la socialista Ségolène Royal con el 54 por ciento de los votos en la segunda y definitiva vuelta del 6 de mayo, según un sondeo de Ipsos-Dell difundido en la noche de este domingo.
Profundamente nacionalista, Francia ha convertido en rasgos inalienables del ser francés el antiliberalismo, el antiamericanismo, la desconfianza hacia la globalización y la competencia en un mundo abierto, y ha abrazado al Estado asistencial y al multiculturalismo como propios.
La famosa zapaterización de la candidata francesa al Elíseo era cierta. Al menos ha aprendido la principal lección, la del sectarismo y el juego sucio,en un "todos contra sarkozy",reedición francesa de ese "todos contra el PP",incluidos tics y eslogans como el de "derecha extrema/extrema derecha",que viene el lobo y se va a comer a la ovejita lucera :"Todo salvo Sarkozy".
A pesar de esto,hay diferencias entre Zapatero y la Royal,y la Francia de hoy y nuestro pais.
¿Cuál es la principal diferencia entre una y otra nación? Sencilla: los líderes políticos franceses creen en la nación, mientras que los españoles, excepto los del PP y con muchos matices, se avergüenzan de la realidad nacional y ceden a los nacionalistas, separatistas y terroristas lo que nos constituyen como ciudadano libre e iguales ante la ley. El contraste político entre Francia y España no puede ser más desfavorable para nosotros. El presidente del Gobierno de la Nación española tiene como primer objetivo acabar con la nación, según se deriva de su asalto a la Constitución del 78 a través de la "reforma" torticera de los estatutos de autonomía y su negociación con ETA, mientras que los presidenciables franceses apelan a la nación como base de sus programas; incluso la socialista Ségolène pretende que todos los franceses tengan la bandera de Francia en casa y sepan la letra de la Marsellesa.

17 comentarios:

topper. dijo...

!Viva Sarkozy!, !fuera la zapatera prodigiosa vende-humos!

tejón dijo...

Ganará Sarkozy, los franceses no son tan tontos como los españoles y no se dejan comer el tarro por ninguna progre de diseño que no sabe si va o viene.

cristina dijo...

Ya ha pedido mucho "debate" (no "diálogo", sino debate) a la muñequita, y así Royal tendrá la oportunidad de meter la patita una y otra vez. Y pensar que hay gente que vota a este producto de diseño porque es mujer, y supuestamente las mujeres gobernarán mejor que los hombres. Ni que Thatcher, Robinson, Meir o Merkel fueran transexuales.

calvino dijo...

En Francia hay una amplia franja de la poblacion que no se traga lo que le echen y que no se deja guiar por las apariencias, y lo de la Segolene es sobre todo y ante todo apariencia : Escarbas un poco y debajo no hay mas que viento y humo, y a los gabachos eso no les gusta.

álvaro dijo...

Sarkozy no apoya el matrimonio homosexual ni tiene entre sus prioridades aprobar una Ley de violencia de género que, en España al menos, no ha servido para nada. Todavía se recuerda como instauró el toque de queda en los suburbios durante los disturbios, y la violencia disminuyó. Y puso el grito en el cielo cuando el irresponsable que nos gobierna legalizó masivamente inmigrantes sin consultar a los Estados miembros, olvidándose o pasándose por el forro (no sé que es peor) que los inmigrantes después podrían circular con ninguna traba por la UE. Tiene más experiencia que Royal y no se anda por las ramas. Con él no hay frases indigestas ni sonrisas melifluas.

sempietnos dijo...

Hay que reconocer que por lo menos Zapatero no ha insultado, despreciado ni vejado al futuro presidente francés, cosa que hizo con sus homónimos presidentes de naciones tan "insignificantes" como USA, UK, Alemania..., por lo que en algo ha mejorado nuestro presidente; menos mal, por lo menos Francia no nos odiará, simplemente nos ignorará, pero no nos tendrá rencor.-

amaya dijo...

Lo que está haciendo Sarkozy es coger votos de la derecha más extremista apelando a un discurso populista en el que ha llegado a decir que la delincuencia es algo "genético" y lindezas similares.
Creo que puede ser un tipo muy peligroso para un país tradicionalmente tolerante y culto porque está convocando a un voto cazurro y basado en las pasiones menos deseables del ser humano y no en la racionalidad y el diálogo que es en lo que se supone debe asentarse la política.

Rictus Morte dijo...

Tengo curiosidad por saber quién gana la segunda vuelta, y como harán los pactos por allí.

Lo que dices que es una virtud nacional de los franceses, el amor a la patria, es un defecto en Europa: el creer que ésta es también suya.

Hay algo tremendamente absurdo en el periodismo actual, al menos en el español: aquí no hay extrema derecha y al PP se le acusa de eso. En Francia sí hay extrema derecha y a la simple derecha de Sarko también se le acusa de extremista, de querer crear un estado policial, de no aceptar a los inmigrantes... 'Cuanto cretino hay en los medios!

A veces siento que se merecen de verdad que una extrema derecha les gobierne, al menos para que sientan la verdad de sus palabras.

Un saludo

blaster dijo...

Decir que la inmigración debe controlarse no es ser xenófobo, es ser sensato.

Interruptor dijo...

Lo curioso es que la Royal no se haya quedado la última después de haber tenido el apoyo de Zetapé en el cierre de campaña.

Recordemos que Zetapé felicitó a Schroeder por su victoria antes de finalizar el escrutinio y al final ganó Merkel.
Recordemos que acompañó a la delegación española que presentaba la candidatura de Madrid a las olimpiadas de 2012, y al final volvieron con tres palmos de narices.
Recordemos que despidió a la selección española de fútbol cuando se iban a jugar el mundial diciendo que iban a llegar más lejos que nunca, y ya sabemos todos cómo acabó la cosa.

Con semejante gafe lo raro es que la Royal no se haya quedado fuera.

tharsis dijo...

El socialismo francés no sale de su asombro, aún después de haber sido elegida por ser mujer.

guivenchy dijo...

Al igual que en España, la derecha francesa ha tendido la mano a la extrema derecha y olvidado al centro de quien, curiosamente, se tiene que nutrir ahora para ganar en la segunda vuelta.

Persio dijo...

Sarko habla de dos modelos de sociedad. Hay un debate de ideas que se asienta en una nación a la que todos aman. Aquí hay que hacer mucho trabajo previo. Estamos aún en los Principios

Alejandro y Juan dijo...

Es curioso y un motivo para la esperanza aquí, que en Francia el socialismo sólo represente al 26% de la población.

INASEQUIBLE AL DESALIENTO dijo...

Mi apoyo a Jean-Marie Le Pen; después de "predicar en el desierto" durante años, el tiempo le dió la razón...la Francia "multicultural" ardía y los "progres" y liberaloides acabaron metiendo la cabeza en el suelo.

Sentado lo anterior, y vistos los resultados obtenidos ayer, todo mi apoyo para Sarkozy, un político valiente que ha sabido decir las cosas claras y ha propuesto medidas contundentes, muy a pesar de los defensores de lo políticamente correcto.

Ciertamente, Sarkozy lo tiene muy, muy fácil...la Royal no puede ser más patética...todo sonrisas, como su infame mentor ibérico.

Mientras, a este lado de los Pirineos, seguimos resistiendo contra la tiranía masónica y marxista.

El Cerrajero dijo...

Sarko...SI

Royal... NO

xD

García dijo...

¡Y eso que la letra de "La Marsellesa" es cruenta!. Así y todo la respetan, por ser su himno nacional.
En cambio, el nuestro, sin letra siquiera, no hay manera de oírlo como no sea en la propia casa: bien en un disco, bien en un partido internacional de lo que sea.
Saludos.