viernes, mayo 09, 2014

De Tertsch a Mourinho




La Audiencia de Madrid ha anulado la condena que impuso un juzgado de primera instancia al periodista Carlos Boyero por haber llamado "nazi portugués" a Mourinho durante una entrevista digital en EL PAÍS. La sentencia de la Sala  considera que al utilizar la expresión "nazi", Boyero no quiso decir que el entrenador del Real Madrid perteneciese al partido nacionalsocialista (?), sino que en su trabajo como técnico es "proclive a la conflictividad y el enfrentamiento, propiciando con ello situaciones de tensión deportiva". O sea, que fue una "metáfora".

En concreto,lo manifestado por Boyero fue lo siguiente:

 
"Es muy fuerte que tengan que buscar continuamente coartadas obscenas para justificar la derrota ante los mejores. Mourinho es un individuo muy peligroso. Y conoce la metodología para sacar lo peor de la gente. Efectivamente, el fútbol puede ser un deporte practicado mayoritariamente por hombres. No por bestias. Es lo que pretende el nazi portugués"




Lo surrealista de la sentencia, es que contradice otra de 1995 donde Radomir Antic tuvo que indemnizar al periodista Hermann Tertsch - corresponsal de El País en la antigua Yugoslavia por aquel entonces - con 12.000 euros, por manifestar textualmente, lo siguiente
"También es un hecho que Hermann Tertsch, un nazi de toda la vida, escribe contra Serbia porque su familia tiene intereses en Croacia y necesita hacer creer que los croatas son buenos y los serbios son malos".

La sentencia de la Audiencia de Madrid sostenía entonces que  "la libertad de expresión y la ideológica no amparan el uso de términos que, sin duda alguna y para el común sentir jurídico y ordinario, suponen una clara intromisión en el honor del demandante".

La sentencia de la Audiencia de Madrid fue posteriormente ratificada por el Supremo. 

Otro caso es el de Maiguel Ángel Rodríguez y el Dr Montes. 
En el juicio, Rodríguez defendió que llamó nazi a Montes para darle "un coscorrón" por meterse en política, y señaló que las tertulias televisivas eran espectáculos en los que las exageraciones eran comunes.
Sostenía Rodríguez que  que nazi no era un insulto sino una descripción porque Montes apoyaba la despenalización de la eutanasia.

El juez sentencia que nazi es "un epíteto injurioso" que "aporta una grave descalificación hacia la persona del querellante" y recuerda que "el uso del término nazi en lenguaje coloquial ha adquirido un inequívoco sentido de descalificación".  

¿Por qué entonces se condenó a Antic y Miguel Ángel Rodríguez y  no a Carlos Boyero?. ¿No era "metafórico" lo manifestado por el entrenador serbio y sí por el crítico de EL PAIS?. ¿O acaso es que la "metáfora" sólo se aplica si el damnificado es el portugués contra el que parece que hay barra libre?.

¿Se imaginan que la sentencia sería la misma si se llamara "nazi" a un juez o magistrado?. ¿Considerarían también que se trata de algo metafórico?. 

Me temo que no.

  natpastor@gmail.com

3 comentarios:

dondedigodigo dijo...

Es una vergüenza aunque muy propia de esta país de pandereta, en el que ni siquiera se considera enaltecimiento del terrorismo enaltecer al terrorismo y quemar imágenes del rey o vituperar a nuestros símbolos nacionales no pasa de ser más que un mejor "ejercicio de la libertad de expresión".

Si a eso le unimos la especial naturaleza del "insultado" y sobre todo, del "insultador" (uno de estos falsos gurús del progreterío nacional), pues éste es el resultado.

Natalia, sinceramente, no sé de qué te sorprendes. En Españistán simplemente tenemos lo que nos merecemos.

Un saludo cordial
@djmontero

Amanecer. dijo...

El acoso y derribo al que se ha sometido a Jose Mourinho en este país no tiene nombre ni justificación.
Ha sido víctima de toda la carroña de este país de envidiosos en el que no se perdona ser superior.
Mediocres. Tristes. Lamentables.
SIEMPRE JOSE MOURINHO

Olímpico Misántropo dijo...

A LA JUSTICIA EN ESPAÑA LA VENDA SÓLO LE TAPA EL OJO IZQUIERDO...