miércoles, diciembre 04, 2013

PISA morena... PISA con garbo.


El último informe PISA ha vuelto a dejar en evidencia a nuestro sistema educativo.
Esa milonga de que estamos ante las "generaciones mejor preparadas de la historia" es una absoluta falacia, cuando al crudeza de los datos desvela que estamos ante alumnos que tienen dificultades serias y severas en comprensión lectora y que el nivel de matemáticas les da para manejar el ábaco y poco más.

Ante esto, desluce y quedan las vergüenzas al aire de la "marea verde" contraria a la Ley Wert y se plasma la irrefutable evidencia de que su interés es meramente político y en absoluto destinado a una mejora de la calidad educativa.

Si desmenuzamos el informe PISA, veremos que la comunidad de Madrid destaca sobre el resto. O sea, que se demuestra que  invertir más dinero y recursos en enseñanza no garantiza  mejores resultados. 
La comunidad de Madrid tiene un gasto educativo contenido y ha optado por una política liberal basada en dar mayor autonomía a los centros, un mayor número de evaluaciones y controles y apostar por el bachillerato de excelencia que impulsó Esperanza Aguirre y que tantas críticas le ocasionó desde la izquierda más carpetovetónica.
Volviendo al meollo del asunto, vemos que los paises que encabezan los mejores resultados en el informe PISA, reciben menos dinero en inversiones públicas educativas que España.
Ese dato básico es el que ignora la verbena de la "marea verde", al igual que despecia los intentos por aumentar la exigencia en los exámenes e incrementar la excelencia.
Lo cierto, es que el informe PISA vuelve a dejar en evidencia toda la prosopopeya sindical y todas las invectivas que han alimentado la ofensiva contra la Ley Wert.
El desastre educativo está bien visible a los ojos de todos.

natpastor@gmail.com

5 comentarios:

beilemos dijo...

La Ley Wert será la primera no socialista que tenga opciones de aplicación en los años de democracia. Y van...!. Aunque a la vista del panorama, o éste cambia para mejor, o durará muy poquito, sin tiempo para comprobar sus virtudes, tan necesarias.
Gracias!

claudesolenprimera dijo...

Esperemos que la ley del ministro Wert tenga un poco de duración no podemos estar como ahora los niños de ahora no les enseñan a leer ni a escribir tampoco saben de matemáticas, pero los de izquierdas lo único que quieren son niños adoctrinados y no niños con pensamientos pro píos y
con ideas.
Es vergonzoso que los niños hagan el ridículo y que los padres estén de acuerdo.

jano dijo...

El problema de la enseñanza y el rendimiento de los alumnos es el de la dejación total por parte de los Gobiernos en programas educativos y su posterior desarrollo: a ningún Gobierno le interesa invertir y legislar en Educación, con miras al futuro, porque la formación recoge sus frutos a largo plazo.
En el presente, lo que prima es el adoctrinamiento partidista (como sucedió en el franquismo, con la asignatura de FEN (formación del espíritu nacional-prolongada hasta los estudios universitarios, formando parte de "las tres Marías"-) y el "buenismo político" de una democracia mal entendida "supermegaguay" en la que se le inculca al ciudadano sus derechos pero no sus deberes; y en el caso concreto de la minoría de edad, el desmantelamiento de una autoridad paterna o institucional, que otorga plenos derechos a un menor inmaduro, que aún no controla sus impulsos egocéntricos, sin el menor asomo de disciplina y sin el menor estímulo hacia la formación y el respeto por sí mismo y por los demás: Rousseau ha muerto como ha muerto también Montesquieu.
La Ley Wert no la conozco bien pero criticaría las "reválidas" que propone, por entender que una buena formación no necesita de tales pruebas de tahúr en las que un estudiante se juega todo su acervo académico a una sola carta.
También quiero señalar que la legislación unilateral de una cuestión tan importante como la Educación es un "brindis al sol": Debería haber un consenso entre nuestros políticos para hacer una ley de educación que garantizara un mínimo de calidad con una duración razonable en el tiempo, corregible según la deriva de la misma, y al servicio de nuestros aprendices, con una coherencia aceptable y con el realismo inherente a una labor que REQUIERE ESFUERZO POR AMBAS PARTES (profesores y alumnos).
Me temo que en el actual sistema de bipartidismo feroz, con el total desprecio a los valores éticos, es una "naranja mecánica"abordar una empresa colosal como la calidad de enseñanza, que a ninguno de nuestros gobernantes le interesa.
Un saludo.

Olímpico Misántropo dijo...

LA IZQUIERDA PISOTEA LA EDUCACIÓN Y A TODO AQUEL QUE SE OPONGA AL PISOTEO POR DOS MOTIVOS:
EL PRIMERO DE ELLOS SE BASA EN LA RIDÍCULA IDEA SEGÚN LA CUAL UNA MAYOR INVERSIÓN MEJORA LA ENSEÑANZA. ESA PAMEMA ENMASCARA LA VERDADERA INTENCIÓN DE LA HORDA FENICIA, ESTO ES, QUE CUANTO MÁS DINERO TENGA EL ESTADO MÁS PODRÁN TRINCAR ELLOS, PUES ELLOS SE CREEN EL ESTADO.
EL SEGUNDO Y PRINCIPAL NOS LO DICE QUEVEDO: "EL PUEBLO IDIOTA ES SEGURIDAD DEL TIRANO".

velarde dijo...

No es opinion son dtos objetivos y ante esto pocos argumentos quedan, la exigencia, el esfuerzo son palabrs excluidas de nuestro lamentable sistema educativo, la obra zapateril en este caso tambien dejo huella con apruebe con cuatro suspensos y pase al siguiente curso. esta claro que el sistema falla y si añadimos a esto que se esta cambiando cada legislatura el desastre esta asgurado, ni siquiera existe consenso en este sentido entre los dos grandes partidos, una vez mas primn intereses partidistas al bien comun.