viernes, noviembre 01, 2013

El verdadero problema del cine español



Anda el mundo de la farandula revuelto y en pie de guerra, después de que el Ministro de Hacienda haya manifestado que "el problema del cine español no es el IVA, si no su calidad".
Le ha faltado a Montoro- tan lenguaraz en otras ocasiones - puntualizar en ese aspecto: la penosa calidad del cine español.
Y es que en España, se gasten el dinero que sale de nuestros impuestos y de esquilmar a los ciudadanos en rodar 200 películas al año,donde muchas, ni siquiera se estrenan.

El sector cinematográfico español celebró durante 2012 un total de 4.397.917 sesiones (un 2,9% menos que en 2011) a las que asistieron 93.353.847 espectadores (un descenso del 4,94% respecto al año anterior), con una recaudación de 612,29 millones de euros (un 4,08% menos que en 2011), según datos del Anuario 2013 de las artes escénicas, musicales y audiovisuales de la SGAE.

El verdadero problema del cine español es que en nuestro país se hace un cine que nadie quiere ver.
Un cine de pésima calidad realizado por una casta  que viven del cuento y de la subvención pública
Incapaces de ver la realidad, cerrados en banda a la autocrítica, la casta del cine señala al espectador como el "enemigo", como el culpable  de la situación.
Vicente Aranda, director de cine, culpabiliza a la derecha española la culpa de que el cine español esté por los suelos: "La derecha española se niega a ver cine español. Prácticamente media España se niega a ver películas españolas, de manera que el tema histórico más importante del país, la Guerra Civil, no se puede tocar porque la derecha piensa que una cinta sobre este asunto siempre es de izquierdas".

Es cierto que estamos saturados del cine español guerracivilista porque es tan sectario como maniqueo.
Pero de ahí, a que el espectador tenga la culpa de que el cine español sea malo de solemnidad,va un abismo.

El Ministerio de Cultura paga hasta 800.000 € a cada película española que se realiza. Con el dinero en el bolsillo, a los productores que la película tenga calidad o no, les da una higa. Lo único que les interesa es que sea lo más barata posible para ganar más dinero público. Lo grandioso del asunto, es que por mala que sea la película, por patética que sea la cinta, se exhiben en las salas de cine porque en España, por ley, hay un porcentaje de estrenos tienen que ser nacionales.

En Inglaterra, en USA, las productoras quiebran si no hacen buena taquilla. Aquí no.
Aquí tienen la mamandurria asegurada por mor de las subvenciones que salen de nuestros sufridos bolsillos, de nuestros impuestos.

En España se estrenan más de 170 películas al año, el 40% ni se llegan a estrenar en cines o tienen menos de 100 espectadores.
Todas reciben ayudas públicas en forma de subvención. Ese es el verdadero problema del cine español...

  natpastor@gmail.com

3 comentarios:

velarde dijo...

De mayor quiero ser subvencionado.....debemos er el pais mas rico del mundo, el dinero nunca se acaba, por mas que se robe o se subvencione siempre hay mas....un pozo sin fondo.

claudesolenprimera dijo...

El cine español de ahora no se puede ver, es malisimo, no tiene nada que ver ser de derechas o de izquierdas, es de sexo malo o de la guerra de España, pero no de lo que verdadera mente paso,
solo cuentan las cosas a su gusto y no como pasaron de verdad .
Lo que todos estos chupones no saben es que en España aun queda mucha gente que nació, y vivió
en la guerra y después de ella, todo lo ensucian como tenemos que ir al cine.

MAMUMA dijo...

Me asombra, pero voy a tener que darle la razón al Montorin.