miércoles, noviembre 06, 2013

De García a Relaño


Corría el año 2000 cuando Florentino Pérez prometió fichar al portugués Luis Figo.
Jose María García, el periodista deportivo estrella en esos momentos, estaba en los micrófonos de Onda Cero y se descolgó con una sarta de improperios e insultos contra Florentino al que acusó  de ser 'un delincuente urbanístico, un gánster que no conoce la amistad y un hombre de dudosa reputación'. 

A partir de ahí, noche tras noche, García cargaba de manera inmisericorde contra el recien estrenado presidente del Real Madrid a cuenta de la recalificación de la ciudad deportiva del equipo blanco.
Mientras la catarata de insultos aumentaba, la hemorragia de pérdida de oyentes colocaba a García ante un nudo gordiano: seguir su cruzada contra Florentino o mantener su posición de estrella de la radio.
Años después, tras un tsunami de procesos y demandas judiciales que García perdió ante Florentino y alejado ya de manera definitiva del periodismo,se descolgaba con unas declaraciones en un chat de EL MUNDO que definen a la perfección al personaje y a ese tipo de "periodismo".

  " Florentino Pérez es un tipo tan indeseable que tuvo la desfatachez de presentarse en el despacho de don César Alierta a pedir mi cabeza. No contento con eso, a un consejero de importantísimas empresas españolas, llamado Tato Goya, cuñado de don Alfredo Pérez Rubalcaba, le llamó un día para decirle que o prescindía de José María García o que pondría a todo el estadio Santiago Bernabéu a cantar "César borracho". Por si alguno de nuestros lectores no acaba de creerse esto, un día, siendo todavía ministro Eduardo Zaplana, que es amigo personal mío, me llamó para ver si podíamos tener una comida con Florentino, porque es amigo suyo y él decía que dos amigos no podían estar enfrentados. Yo le dije que comida no, porque sólo como con mis amigos, y convenimos una cita en una habitación del hotel Villamagna, a la que acudieron Zaplana, Luis Herrero y Florentino. Allí, delante de Eduardo, le dije a Florentino todo lo que he dicho aquí, que era un indesesable, que era un jugador de ventaja, que estaba abusando del PP, en definitiva, que una persona con la conciencia tranquila o me habría tirado por la ventana de aquella quinta planta o se habría ido. Él lo único que hizo fue, tres meses después, aprovechando que era el día de Nochebuena, llamarme para ver si aceptaba cenar con él. Y, en efecto, acepté, y fuimos a Zalacaín. Nos acompañó un colaborador que había estado conmigo en Telefónica, y sorprendentememente, en un momento determinado, y cuando yo iba punto por punto atajando todas las explicaciones de la auténtica golfada que supuso las torres de la Ciudad Deportiva, este colaborador me dijo, y es la única vez que me ha pasado en más de 35 años de profesional, "¿Y CUÁNTO CUESTA QUE MIRES PARA OTRO LADO?".



La sinfonía de descalificaciones no terminaba ahí y seguía en cada ocasión que se le presentaba, tal y como ocurrió en una entrevista con Evole cuando era conocido como "El Follonero"



De aquella campaña que dejó cadáveres periodísticos, queda la marca indeleble del intento -enésimo- por intentar controlar el Real Madrid desde el ámbito periodístico.
El club de Chamartín es ese oscuro objeto de deseo que el periodismo deportivo anhela desde tiempos inmemoriales para poder  plantar sus reales.

Pereció García en el intento pero ahí andan sus sucesores, ya sea el biógrafo de Zapatero que ahora dirige MARCA o el inefable Relaño en AS.




Todos pretenden lo mismo y de ahí aquella cacería contra Mourinho cuando el portugués decidió eliminara las prebendas de las que disfrutaba la canallesca.
Una vez más, Florentino tuvo que saltar a la palestra dar un golpe en la mesa y delimitar cuál es el terreno en el que debe moverse la prensa.
Era la primera vez, desde su guerra con José María García, que se enfrentaba frontalmente a un medio de comunicación.

A día de hoy, la ofensiva contra Florentino sigue por tierra mar y aire. Relaño y su campaña son el máximo exponente de ese tipo de periodismo insidioso, letal y tóxico que pretende gobernar el Madrid desde la tramoya de las redacciones y las bambalinas de un grupo periodístico.

Se fué García, sí, pero quedan sus herederos.


natpastor@gmail.com

1 comentario:

Olímpico Misántropo dijo...

CUANDO UNO CREE QUE CAMINA SOLO POR EL DESIERTO, PRESO DE LA SED Y LA DESESPERACIÓN, APARECE DE REPENTE UN OASIS. Y ES ESTO LO QUE, QUERIDA NATALIA, ME PARECEN SUS PALABRAS: AGUA CRISTALINA Y REFRESCANTE EN MEDIO DEL TERRIBLE PÁRAMO EN EL QUE VIVIMOS.
AFORTUNADAMENTE, NO ESTAMOS TAN SOLOS EN NUESTRA TRAVESÍA POR EL DESIERTO. SEGURAMENTE CONOCERÁ EL PODCAST DEL "EL RADIO", ALIAS RICHARD DEES. SI NO ES ASÍ, SE LO RECOMIENDO ENCARECIDAMENTE.
UN CARIÑOSO SALUDO DE SU ETÉREO VECINO,

O M