martes, mayo 22, 2012

La pitada

 
                            

 Las asociaciones pro selecciones deportivas de Cataluña, País Vasco y Galicia -junto con Amaiur- hicieron ayer un llamamiento desde el Congreso para que la final de Copa del Rey del viernes en el estadio Vicente Calderón no sea un simple partido de fútbol,un acontecimiento deportivo, sino también «un día de afirmación nacional» mediante los pitidos y abucheos tanto al himno español como al Príncipe.

Que CiU y PNV se hayan sumado a una iniciativa que pide repetir el bochorno de la final celebrada en Valencia hace dos años pidiendo que se abronquen y piten los símbolos nacionales, pone de manifiesto que aunque el nacionalismo aldeano se ponga chaqueta y corbata, no por ello dejarán de ser "hooligans" de la peor especie . 
Los lamentables incidentes de la final entre Barcelona y Athletic disputada en Mestalla en 2009, cuando se recibió al Rey y al himno con una gran pitada, debieron suponer un punto de inflexión para que tales actos jamás volvieran a repetirse.  

El ejemplo a seguir debería haber sido el del  expresidente francés Nicolas Sarkozy, que amenazó con suspender cualquier partido si se volvía a silbar "La Marsellesa" en  competiciones deportivas, tras la pitada en Saint Denis en un Francia-Argelia.

 
                          

A esta idea se ha unido hoy la presidenta madrileña Esperanza Aguirre  quien ha asegurado que la final de la Copa del Rey entre el Athletic de Bilbao y el F.C. Barcelona, "se debe suspender y celebrarse a puerta cerrada en otro lugar" ante la posibilidad de que se produzca una pitada contra el Príncipe o durante la reproducción del himno de España. 

Los ultrajes a la bandera o al himno son delito en el Código Penal. Igual que la exhibición de pancartas filoetarras. Pero desgraciadamente -como en tantos otro asuntos-, no se aplica la ley, se hace la vista gorda y se permiten actos que en cualquier otro país son absolutamente intolerables.

El Código Penal prevé en su artículo 543 una pena de multa de 7 a 12 meses para quienes cometan «ofensas o ultrajes de palabra, por escrito o de hecho a España y a sus símbolos o emblemas, efectuados con publicidad».


 natpastor@gmail.com

40 comentarios:

Clandestino dijo...

Un estado que condecora a sus corruptos y traidores, el código penal solo llega a inocentes, o al portarrollos del inodoro del capo en jefe.

C.S.Peinado dijo...

Y digo yo, ¿Para que tanto molestarse en éstas nimiedades? Cámaras de televisión va a ver y después, en los juzgados hay unas monísimas televisiones para visualizarlo todo, con sus caritas de hijoputas, sus consignas antiespañolas y sobre todo, con sus representantes en el palco con cara de satisfacción.

El día que no me llamen facha por llamarme español está más lejos cada vez que algo de ésto se realiza con la teoría de la vista gorda y la manga ancha. O apretamos la tuerca o se nos trasrrosca el tornillo.

Un saludazo.

Javir dijo...

¿Cuántos pueden ser los sque piten? No sé, pero los suficientes -por pocos que sean- como para acojonar a los que no quieren ahcerlo. Los nacionalistas siguen jugando la baza del miedo.

Saludos

George Orwell dijo...

Si no se les hubiera consentido todo desde un principio tal vez tuviera solución. Ahora ya es tarde...

opusprima.com dijo...

Saludos Natalia.

Así somos los "aldeanos". Aún así, aunque tengamos "caritas de hijoputas" como dice un amable comentarista, que este asunto esconda las realidades por las que atraviesa el país es para reflexionar. Ya decía Schopenhauer que la especie más baja de orgullo es la vanidad nacional, ya que denota en quien la sufre la carencia de cualidades individuales.

Siempre se puede bajar el volumen del televisor o, si se está en el campo de juego, ponerse unos muy cómodos tapones.

Un saludo.

Tío Chinto de Couzadoiro dijo...

Los politiquejos que a la puerta del Congreso lanzaron esa propuesta debieron ser detenidos por incitación a la violencia. Sueñan con ver el Calderón lleno de delincuentes. Pero, si no hay cárceles para todos, la solución, como en tantas ocasiones, la da Esperanza Aguirre: suspensión del partido.

Natalia Pastor dijo...

Clandestino:

De esos polvos vienen estos lodos...

Natalia Pastor dijo...

C.S.Peinado:

El Código Penal es explícito y no deja lugar a dudas.
El problema es que no hay voluntad alguna de aplicarlo, por complejos, cobardía, actitudes timoratas y dejación de funciones.
Lo hemos visto en el caso de San Mamés o Anoeta donde se exhiben pancartas filoetarras con la mayor impunidad.

Natalia Pastor dijo...

Javir:

Siempre ha existido una estúpida tolerancia ante los actos nacionalistas que vulneran la Constitución y transgreden el Código Penal.
Ante la impunidad, se han ido creciendo.

Natalia Pastor dijo...

George Orwell:

Exacto.
Y lo he comentado antes.
De esa dejación de funciones nace la impunidad en la que se recrean los nacionalistas separatistas.

Natalia Pastor dijo...

Opusprima:

Si no se sienten españoles, la solución es bien sencilla:que renuncien a jugar la Copa del Rey.
Lo que no es admisible ni tolerable, es que monten un aquelarre nacionalista/separatista en la capital de España y que se vulnere -con impunidad-, el Código Penal.

Yo ya propuse otras sedes alternativas si tanto les molestaba la presencia del Rey -o del Príncipe- y el himno nacional:podían haber jugado la final en Fukushima o Chernobyl.

Natalia Pastor dijo...

Tio Chinto:

Hay otra y es la que propone con tino Pedro J Rámirez en EM hoy: que no asista el Príncipe y así no hay himno al que pitar.
Y que les vayan dando...

posodo dijo...

Lo que no veo es cómo se puede aplicar el Código Penal en el caso de los silbidos, cuando quienes lo hacen están en medio de setenta mil personas.

La opción de que no vaya el Príncipe y así no hay himno no es tal, sino reconocer que los cafres han vencido.

Lo de suspender el partido ante la posibilidad de lo que pueda suceder, es como prohibirle a alguien que diga nada, ente la posibilidad de que pueda injuriar y calumniar.

Por cierto, si no recuerdo mal, en la famosa cuna de la libertad, o sea, los Estados Unidos tan queridos por algunos, no está penado quemar la bandera de la nación. Quiero decir con ello que el problema es otro.

Un saludo.

Natalia Pastor dijo...

Posodo:

En el caso de los silbidos es harto complicado aplicar el Código Penal.

Hay dos posibilidades para poner fina a este aquelarre separatista:suspender el partido si hay pitidos -cosa que no a a suceder viendo la timorata respuesta de miembros del Gobierno -, o directamente que el Príncipe no asista .

Así no hay himno y que les entregue la Copa Arnaldo Otegi. sacado de la cárcel expresamente para la ocasión...

MAMUMA dijo...

Yo les trinco el partido.

jano dijo...

El sinsentido de esta gente provoca más risa que indignación aunque sean capaces de chafar un acto al que voluntariamente han asistido, y en el que también han participado voluntariamente.
Para rematar la faena, exiben pancartas en inglés (WE ARE NATIONS OF EUROPE ¡GOOD BYE SPAIN! CATALONIA IS NOT SPAIN)) porque, seguramente, si lo hacen en CATALÁN, EUSKERA O GALEGO no se enteraría nadie de sus pretensiones, ni siquiera el resto de los españoles.
Mientras tanto y con esta paranoia, en el Congreso de los Diputados estamos pagando un sistema de traducción simultánea para que Sus Señorías puedan entenderse en "distintos idiomas de la península" para no tener que recurrir al segundo idioma más hablado en el mundo: EL ESPAÑOL.
Da risa.

Candela dijo...

Quizá un partido no pueda suspenderse preventivamente, pero sí anular los siguientes de ambos equipos en caso de silbada. Solucciones hay, ahora, que se quieran poner o no es ya otra cuestión.

María dijo...

Como dice un gran amigo mío: "piten lo que piten, hagan lo que hagan, en los D.N.I. de esos hijos de la gran p. que desprecian España sigue poniendo nacionalidad española".

Besos

Zorrete Robert dijo...

Los nacionalistas están en una competición para ver quien la tiene mas larga. Ademas el sistema autonómico de España no da mas de si pero ellos siguen queriendo mas y mas.
Saluditos.

lujaban dijo...

Natalia, lógicamente este es el tema del día, y las personas de bien estamos dolidas.
Mucho con los golfos independentistas, pero mucho más con los políticos y partidos que lo defienden considerando la afrenta libertad de expresión.
Bonita forma de definir un delito.
Dicen que no hay que mezclar deporte con política...
Habría que excluir a ciertos equipos de esta competición.
Si no la sienten, que no la jueguen.
Y que nos dejen en paz.

Clau de Sol en Primera dijo...

Mi opinión es que todos estos nacionalistas sino quieren ser españoles que no se apunten a nada que sea español, para mi sise fueran de España estaríamos mejor, no nos hacen ninguna falta, lo único que hacen es enfrentarnos a unos con los otros, viva España.

Capitan Trueno dijo...

Lo lamentable es el sarpullido que les sale a algunos memos cuando Esperanza abre la boca para decir lo que muchos pensamos.
¿A qué juegan los Sorayos?.
Supongo que a la rendición preventiva.

Xad Mar dijo...

Y a la Plataforma Pro Selecciones deportivas catalana, gallega y vasca ¿no se le puede juzgar por incitación a disturbios y agresión al himno nacional? El himno nacional representa a España, es un ataque.
Estamos rodeados de mangantes y vividores.

Agustin dijo...

Propongo que la final se juege en el desierto de Gobi,Pues hay bastante espacio para toda esa chusma que quieren montar su circo,un saludo,

El último de Filipinas dijo...

Hace pocos días se ha celebrado allí un concierto. Simplemente haber dejado allí todo el sistema de sonido. ¿Que pitan? Pues se sube el volumen del himno hasta que se oiga hasta en el mismo San Sebastián. Cuando los tímpanos de los pitadores salten por los aires, ya dejarán de silbar.

Señor Ogro. dijo...

Dicen que mas vale tarde que nunca, y lo comparto. Si se empezara a defender al estado frente a estos fanaticos ignorantes, otro gallo cantaría.

¿Donde estas las declaraciones de los presidentes del Barsa y del Athletic?. ¿Alguien les ha oido pedir normalidad?..yo tampoco.

Por tanto, que apechuguen, porque son SUS aficiones. Si se cancelara el partido y se jugara a puerta cerrada, verían como para la siguiente las directivas se mojaban.

Pero que nadie sueñe, tal decision recaeria en la federacion de futbol, Villar. No hay nada que hacer.

Helio dijo...

Nadie se ha atrevido a parar los pies al nacionalismo independentista y estamos en un punto que habría que replantearse el problema.
Con la pasividad de unos gobiernos y con la colaboración de otros han creado un monstruo nacionalista que nos puede reventar en la cara.
Sin se un experto en leyes creo que el estado tiene medios para parar los pies a esa casta política, que estoy seguro que no se han parado a pensar en los tiempos que corren,la ruina que les supondría la independencia, que además en nuestra Europa actual sería algo totalmente inviable.
Saludos.

Natalia Pastor dijo...

XadMar:

Santiago Abascal,de DENAES, ha planteado una querella contra los instigadores.
Pero perdamos toda espeanza.

La última vez que sucedió algo así -en la final de Valencia-, no fue admitida a trámite por el juez.

Urdanautorum dijo...

Esperanza Agirre se ha ratificado en sus manifestaciones. Bien. Al fin y al cabo expuso una opinión contestando a las proclamas hechas en el Parlamento por parte de separatistas para que sus correligionarios y otros enanos, por mimetismo, insulten al Jefe del Estado y el himno de todos los españoles; ¡ahí es na!.
Lo ridículo, grotesco e indignante, como de costumbre, es que todos los medios han ido a degüello contra la Presidenta de Madrid porque ha vejado, despreciado y humillado a todos los catalanes y vascos, sin exclusión de ninguno. ¡A punto ha estado de provocar a pacíficos espectadores de un evento deportivo dándoles motivos que
justifiquen una razonable sedición!. Además sus propios compañeros de partido la critican omitiendo cualquier referencia a los verdaderos energúmenos provocadores. Parece mentira que tanto Jorge Fdez. Díaz y Antonio Basagoiti, que conocen bien a los radicales, y otros santurrones catalanes y vascos, no hagan referencia en sus comentarios a esos impresentables que, en definitiva, son los únicos provocadores, si bien tienen la desfachatez, como es costumbre, de apropiarse de la representación de toda la ciudadanía y convertirse en víctimas del déspota nacionalismo hispano, porque son los españoles quienes asaltan las sedes de los separatistas, insultan y agreden.
Ni aldeano, ni vanidoso por defender los españoles sus símbolos: actitud noble que no supone considerarse el ombligo del mundo.
Disminuir el volumen del televisor o ponerse cómodos tapones, ¿también cuando se fomenta el aborto, el matrimonio entre homosexuales o críticas al catolicismo?. Frases de personajes famosos las hay para todos los gustos y contradictorias sobre el mismo tema, dependiendo también de la época.
También dijo Joseph Ratzinger, el Santo Padre: "En aquellos días aprendí dónde hay que interrumpir la discusión para que no se transforme en embuste y dónde ha de empezar la resistencia para salvaguardar la libertad".

velarde dijo...

Lo ocurrido en Valencia fue vergonzoso, y ahora pretenden en Madrid hacer lo mismo, joder no se identifican con lo que representa la copa del rey??? no la jueguen y participen en la copa cataluña o en la vasca, claro que economicamente no interesa, solo en un pais poco serio se permite una ofensa de tal calibre, piden respeto y son su casta politica la 1ª que incentiva estos actos, hacen del cinismo un habito, la unica que ha dicho lo que cualquier español piensa es Esperanza Aguirre, lo lamentable es ver como el resto de politicos se muestran hipocritas y cobardes ante un nuevo acoso de esta paletada nacionalista...

Natalia Pastor dijo...

Urdanautorum:

El ejemplo claro del despropósito que rodea este aquelarre nacionalista/separatista, es que sea Pachi López quien salga a la palestra pidiendo una rectificación a Esperanza Aguirre.

López debería haber sido el primero en denunciar el propósito de la izquierda abertzale de servirse del fútbol para ultrajar los símbolos nacionales.

Sin embargo,como felón y banderillero de Amaiur y resto de la caterva, sólo ha terciado en la polémica cuando la presidenta madrileña ha planteado la suspensión del partido en el caso de que haya incidentes graves.

López pide a Aguirre que contribuya «a la sensatez y a la serenidad», como si fuera ella la responsable de la algarada que han preparado los radicales.

Basagoiti tendría que recordarle a su protegido Pachi López que hace tres años Aguirre no abrió la boca y el comportamiento de los independentistas fue despreciable.

Pero Basagoiti no sólo calla ante sus señorito y cómplice en la claudicación,si no que arremete contra Esperanza.

Con acierto, Aguirre se limitó a sugerir a todos los que, con la excusa de que debe prevalecer la libertad de expresión la han atacado, «amparen» también la suya.

Natalia Pastor dijo...

Velarde:

El miedo,los complejos ante el nacionalismo aldeano es lo que nos tiene en esta situación.

Esperanza dijo...

Natalia,

¿Qué es nacionalismo aldeano?

Para mí que... los nacionalismos se necesitan unos a otros para tener razón de ser. No me gusta ninguno (el nacionalismo español, tampoco).

No hay como las declaraciones incendiarias de Esperanza Aguirre para invitar a la respuesta y algarada de los "nacionalismos aldeanos" .

Natalia Pastor dijo...

Esperanza:

Como en usted es habitual, o no lee lo que yo escribo o no se entera.
Primero;confunde nacionalismo periférico -el catalán y el vasco-, con el respeto a los símbolos del Estado español -el único que existe- que son el himno y la bandera.

Y segundo : Aguirre no ha hecho ninguna manifestación incendiaria;se ha limitado a recordar lo que contempla el Código Penal en su artículo 543 una pena de multa de 7 a 12 meses para quienes cometan «ofensas o ultrajes de palabra, por escrito o de hecho a España y a sus símbolos o emblemas, efectuados con publicidad».

Y por supuesto la suspensión del partido.

Si se hubiera leido el post, sabría que Sarkozy hizo lo mismo cuando se pitó La Marsellesa en París por parte de la colonia magrebí.

E..P.. dijo...

No se debe mezclar deporte con politica, es impropio.

Los españoles que no quieran ser españoles lo tienen fácil, se vallan del país o por lo menos que no muerdan la mano a quienes les dan de comer. Aunque personalmente si no quieren ser españoles a mi me es indiferente, que sean lo que les salgan de los (OO).

La ley debería de ser para todos igual lo que pasa que no es lo mismo aplicarla a un ciudadano de primera o segunda que al los de tercera. "Lo que está ocurriendo en este país con la justicia no tiene nombre" ¿hay algún articulo que me incrimine por decir esto? bueno y ¿si no quiero monarquía? ¿Y si no quiero escuchar el himno?...etc.

No se, si se hace pitada al principe ¿Te meten en la carcel?

Creo que en "este país nos distraen" con una libertad inexistente, con una justicia injusta, y sobre todo un país donde le das una patada a una piedra y te salen gilipollas de todos los colores.

Gran error mezclar deporte con política y es que no damos para más.

Los tiranos se hacen querer ante una sociedad agilipollada con el fútbol mezclandolo con la politica y en la mayoría de estos gilipollas en las listas del paro y seguro que han dejado a la familia todo el mes temblando sin un euro para irse a ver el partido con sus amigotes.

Lo peor de todo esto es que todos entran al trapo.

Valla país.

Saludos.

Natalia Pastor dijo...

E.P:

Con respecto a tu comentario, dice hoy algo Arcadi Espada en EM que es significativo.
Escribe Espada:

"Es un claro síntoma de salud y juventud que aún me sobresalte la cara dura del nacionalismo, y la de sus compañeros de viaje socialdemócratas. Llevan 112 años haciendo política del fútbol, distribuyendo la plusvalía fundacional de la nación catalana («més que un club») e incurriendo incluso en descripciones de alto fuego semiótico como las del acharnegao Montalbán cuando dijo que el Barça era el ejército armado de Cataluña. Y ahora le reprochan a la presidenta Aguirre que mezcle la política con el fútbol, porque ésta ha declarado que el Estado debe actuar ante la injuria al himno de España que preparan los nacionalistas vascos y catalanes en un partido que hay el viernes. Pero si se soslaya el espectáculo de la cara dura hay algo de gran interés en este asunto.

Cuando en 1989 el Tribunal Supremo norteamericano dictaminó por cinco votos a cuatro que quemar la bandera de EEUU no era ilegal, el juez William J. Brenan escribió en su explicación de voto, según la transcripción que hizo entonces el periodista Carlos Mendo: «Es irónico y a la vez fundamental que la bandera deba también proteger a aquellos que no la acatan.» Irónico, fundamental, maravilloso y conmovedor. Lo que la bandera de los EEUU está diciéndole a los cafres es que la libertad es ignífuga. Y aún más, mucho más: que el poder, el poder de la libertad, está por encima del textil y de los sentimientos. Esta apreciación tiene un valor grandioso; y señala un grado evolutivo en la historia de las naciones que han pasado de ser pozos de sentimentalidad a ámbitos de la ley.

La vida simbólica presenta en España muchas y desagradables asimetrías. Destaca que la bandera, el himno del Estado y la iconografía institucional estén sujetas al desprecio constante, y, muchas veces, a la nítida agresión de los nacionalistas. Por el contrario, y como todo el mundo sabe, los símbolos de los nacionalistas son intocables. La hipótesis de una pitada a Els Segadors o la quema de la ikurriña son hechos puramente inconcebibles. La razón es algo más sofisticada de lo que parece: ni ese himno ni esa bandera amparan nada más que sentimientos, convencionalmente textiles. La edad madura en que esos símbolos alcancen la posibilidad de amparar también la libertad y la disidencia está todavía lejana. De ahí que los insultos que hoy dirigen los nacionalistas a los símbolos del Estado español no sean más que expresión de su propio naturaleza faltona. De lo que les falta."

Trecce dijo...

¿Se imaginan la reacción de estos tipejos si los demás silbáramos su himno y nos limpiáramos cierta parte con sus banderas?
Yo me la imagino y creo que Vds. también.
Libertad de expresión sólo para ellos, para los demás represión que es que somos muy fachas.

Natalia Pastor dijo...

Trecce:

En otros países, ultrajar los emblemas nacionales es totalmente impensable. Es el caso de Estados Unidos, donde antes de cualquier evento deportivo de relevancia se interpreta con total respeto el himno nacional.

En España, en cambio, los políticos de todos los signos siguen atizando a Esperanza Aguirre por su propuesta, mientras desde el Gobierno dejan claro que el partido no se suspenderá aunque se ultrajen los símbolos.

Hasta el zascandil y palmero de Basagoiti se ha alineado junto a su protegido Pachi López y ha cargado contra Aguirre.

Así nos va...

Sevilla Opina dijo...

Por lo visto si eres nazionalista los insultos te son permitidos. ¿A donde podemos ir como país si no se respetan los símbolos de la nación?. Lo que más asco me da no es que unos canallas pite e insulten sino que los políticos a los que votamos para gobernar miren hacia otro lado y lo permitan. Luego que unos no pidan lo que permiten que hagan otros.

Sevilla Opina dijo...

Mi indignación no va contra los nacionalistas ni contra la PSOE sino contra un gobierno con mayoría absoluta que no hace nada por evitar que se vejen los símbolos nacionales.