viernes, junio 03, 2011

No hay Gobierno... no hay reforma


La ruptura de la negociación colectiva entre empresarios y sindicatos, deja de manifiesto la debilidad extrema del Gobierno de Zapatero, empeñado en aguantar la legislatura hasta el último instante.
La CEOE ha planteado una reforma exigente como única solución para cambiar la dramática situación del paro en nuestro país. Nada de pasteleos. Nada de fotos de cara a la galería.

Los empresarios salieron escarmentados de una reforma laboral light que no ha sido eficaz y han exigido unas pautas de flexibilidad en los convenios -incluida la limitación de su prórroga automática-, junto con otras cuestiones como el absentismo, la vinculación de las subidas salariales a la productividad o la regulación de las mutuas patronales, que los sindicatos han considerado inaceptables porque suponían retroceder en los "derechos sociales".




Cinco millones de parados son muestra más que suficiente de que con las leyes actuales es imposible crear empleo y por tanto urge modificarlas.
A nadie medianamente informado se le escapa, que la mejora del desempleo en mayo es simplemente fruto de la estacionalidad y no de una dinamización del mercado laboral.

La patata caliente la tiene ahora Zapatero en sus manos: o aprueba una reforma de la negociación colectiva profunda y seria -a lo que se comprometió con Merkel y con la Unión Europea- y que le supondrá avalar los planteamientos de los empresarios, o se resigna con unos cambios estéticos, maquillaje puro y duro, que era la opción preferida de los sindicatos y que -como se ha demostrado de manera plausible en la reforma laboral -, no han supuesto mejora alguna en el problema del paro.

Tomar medidas impopulares le supondrá al candidato socialista -llámame Freddy-, un desgaste añadido y una contestación social inevitable.
Veremos -una vez más - si vuelven a prevalecer los intereses sectarios de partido, sobre el interés general de nuestro país.


natpastor@gmail.com

29 comentarios:

Stop dijo...

Vamos por partes. Parece que en España los empresarios son para algunos almas benditas de la caridad, seres altruistas que pasan hambre y apuros por intentar crear puestos de trabajo. Ya, y este empresario español es tan altruista que precisamente por eso tenemos la mayor tasa de economía sumergida de Europa, precisamente por eso tenemos más de 5 millones de extranjeros, porque los empresarios españoles contratan de forma ilegal, al menor precio posible y preferentemente a personas que por su situación ilegal en el país puedan ser facilmente explotadas y coaccionadas incluso sexualmente. Y precisamente por eso, por el altruismo de nuestros empresarios tenemos la mayor tasa de precariedad laboral de toda Europa. Y precisamente porque nuestras organizaciones empresariales, representan tan bien (esto va en coña) a los empresarios españoles que en todos estos años ni una palabra han dicho para exigir la persecución de la contratación ilegal. Y precisamente, tan buenas son estas organizaciones empresariales, que pese a una economía sumergida brutal, una precariedad laboral brutal, unos abusos laborales brutales, las únicas soluciones para todo son siempre apretarle las tuercas a los trabajadores, precarizar aún más el empleo y hablar de "competitividad". Pero ya sabemos cual es la competitividad de nuestros empresarios: es simple esclavitud, total y absoluta esclavitud. Saludos.

Natalia Pastor dijo...

Stop:

Los sindicatos saben que la negociación colectiva es la base de su poder y su influencia, por lo que se aferran con uñas y dientes a la normativa actual.

Lo realmente curioso del asunto y que poca gente recuerda, es que la negociación colectiva nace durante el franquismo para asegurar "derechos del trabajador", esos derechos que según los sindicatos, son una conquista de ellos.
En fin...

Lo cierto es que es un auténtico corsé; la causa principal de la rigidez del mercado de trabajo en España que impide una flexibilización acorde con los tiempos que corren y las necesidades de un país sumido en una crisis sin parangón.


La negociación colectiva regula las relaciones laborales a nivel supra-empresarial y tiene rango de ley, lo que supone que las empresas afectadas no tienen otra posibilidad que cumplir con lo pactado en los convenios.

Entre el 60 y el 80% de los trabajadores tiene sus condiciones laborales regidas por la negociación colectiva; su sueldo se fija en función de lo acordado por patronal y sindicatos a nivel sectorial, provincial o autonómico, y no tiene en cuenta las necesidades de la empresa.


¿Es esto lógico en pleno siglo XXI?.

A los sindicatos les interesa mantener este instrumento anquilosado y decimonónico, por quea pesar de que el porcentaje de afiliados es del 17,2% reciben fondos públicos y negocian en nombre de cuatro de cada cinco empleados.

Un dislate.

Señor Ogro. dijo...

Zapatero desaparecido en combate.

Rub'Al'Khaba diciendo que él tiene las soluciones (pero lleva 2 años sin aplicarlas siendo el tipo más poderoso del gobierno).

El gobierno lanzandose puñaladas para ver con que facción del PSoe aliarse.

Alemania metiendonos con la ayuda de Francia, primero los pepinos y luego el resto de hortalizas por donde no asoma el sol.

La CEOE y los sindicatos sin mover ficha.

Esto sí que me indigna, esto si que me da asco.

Clau de Sol en Primera dijo...

El problema mas importante que tenemos , es que los sindicatos no apoyan a los trabajadores,
por que como ellos tienen unas subvenciones , muy jugosas del estado no les importa lo que les pase a los trabajadores, claro que hay mucho empleo sumergido , pero esto en España es natural.
Por que las ayudas que da el estado a los trabajadores en paro son de risa , si no tuvieran algún
trabajo extra mucha gente se moriría de hambre .

Natalia Pastor dijo...

Señor Ogro:

Lo peor de todo es que se seguirá sin tomar medidas ; se limitarán a hacer el paripé de rigor y aprobaran algo cosmético que no solucionara nada pero que mantendrá contentos a los sindicatos con sus cuotas de poder intactas, mientras cinco millones de parados siguen sin ver salida ni luz alguna al final del tunel.

Natalia Pastor dijo...

Clau de Sol:

En todo esto hay un dato irrefutable; los sindicatos españoles son los que más poder acumulan de toda la UE y eso es en gran parte por la negociación colectiva, un instrumento que lleva funcionando más de tres décadas.

La tasa de paro se mantiene de forma constante por encima del doble de la media europea, tanto en épocas de bonanza como en las de crisis.

Pero cuando los empresarios o economistas piden una liberalización del mercado laboral, se convierten ipso facto en los grandes "enemigos" de los trabajadores.
Curioso...¿no?.

inisfree dijo...

Se estará estrujando las meninges nuestro ínclito Presidente. Le estará dando las comidas a Sonsoles, tratando de aprender a comer sopas y sorber. Hasta él sabe que las razones de los empresarios son sólidas, incontestables. Aventuro otro emplasto light, que no contentará a nadie. Eso sí. Cándido y Tojo pondrán el grito en el cielo... por si alguien les escucha.

Candela dijo...

La negociación colectiva, como bien dices, es la razón de ser de los sindicatos. Va siendo hora de que se cambie la legislación en este sentido, y se conseguiría matar dos pájaros de un tiro:

- Favorecería el empleo al flexibilizar las condiciones de contratación según la empresa.

- Mandaría a los sindicatos de clase al ostracismo y a la no subvención. Que ya va siendo hora porque nadie entiende que los no afiliados tengamos que regirnos por los dictados de Yogui y Bubu. Que se financien de sus afiliados, que ya está ben de chupar del bote.

Neo... dijo...

"Veremos -una vez más - si vuelven a prevalecer los intereses sectarios de partido, sobre el interés general de nuestro país"

Nunca han prevalecido los interese sectarios del Psoe sobre el interés general de España. El motivo es que nunca se han puesto en una balanza y con ello poder comparar.
El Psoe nunca, nunca , nunca ha buscado el interés general de España. Siempre se ha movido por motivo partidistas y buscando cotas de poder. Si había que decir no a la Otan, pues se decía. Si había que decir Si, pues también. Súmese a eso las contradicciones, bajo impuestos, subo impuestos; subo pensiones, congelo pensiones, creo el plan E, paro las obras públicas.

Vamos que el que crea que El Psoe es un partido que busca implantar en la sociedad española una ideología de izquierdas porque piensa que es lo mejor para este país está muy equivocado. Todos estos estarían en cualquier partido en Europa que les diera lo que tienen: puesto fijo, jubilación asegurada, familiares colocados, pasta.

¿Lo demas?. Paparruchas

Natalia Pastor dijo...

Inisfree:

Una de las razones que esgrimió Zapatero para no adelantar las elecciones, fue que debía cometer las medidas de regeneración económica que quedaban pendientes y que se había comprometido con Bruselas a aplicar antes del 30 de junio.
Veremos en que queda...

Natalia Pastor dijo...

Candela:

Es que este mito de las bondades de la negociación colectiva no hay por donde cogerlo.
Amén de que es insotenible que lo sindicatos -con un 17% de representación real-, puedan decidir sobre el futuro de cuatro de cada cinco trabajdores, por mor de uma ley anquilosada en el tiempo y que ha sido ampliamente superada.

Natalia Pastor dijo...

Neo:

Totalmente de acuerdo con lo que señalas; tal es así, que lo coherente, si Zapatero tuviese un mínimo sentido de Estado y altura de miras, sería haber convocado elecciones generales anticipadas a a la vuelta del verano.
Todo lo que sea alargar una legislatura totalmente agotada y finiquitada con tal de darle cancha al ínclito Freddy, es una temeridad y un desprecio absoluto al interés general.

Trecce dijo...

Por cierto, que uno de los que ha aconsejado dureza a la CEOE en la negociación es David Taguas, ex asesor de Zapatero en Moncloa.

Mª Asunción Balonga Figuerola dijo...

Querida Natalia:

Empresarios, sindicatos...a Zapatero le crecen los enanos...
¡Elecciones generales YA!
¡Lo demás es una tomadura de pelo que, fíjate amiga, ni me interesa aunque muchas gracias por ponerme al corriente!
Un abrazo
Asun

Natalia Pastor dijo...

Trecce:

Taguas salió tras Solbes.
Era uno de los que pregonaron en el desierto zapateril la necesidad de acabar con la mentira de negar la crisis y la "desaceleración", y acabó por dimitir cuando vió que cualquier atisbo de sentido de Estado era esteril entre semejante caterva.

Natalia Pastor dijo...

Mª asunción Balonga:

Si hay elecciones anticipadas será por que los mercados se ensañen aún más con la deuda pública y la situación sea insostenible.
Si no es así,Zapatero aguntará hasta el último segundo.

F.J.eugenio dijo...

Personalmente opino que la reforma será descafeinada, mas próxima a las posturas de los sindicatos que a la patronal.
Para ese viaje no hacía falte organizar este paripé; en todo caso a lo mejor se cumple aque llo de "mas vale ponerse una vez rojo, que ciento verde".
Pero no creo.........

Natalia Pastor dijo...

F.J Eugenio:

Efectivamente todo apunta a un pastiche edulcorado con el que salir del paso, sin acometer las reformas necesarias para afrontar un cambio en el panorama laboral.

Lo peligroso del asunto, es que Zapatero se comprometió con Merkel y Bruselas a afrontar un reajuste serio que afectaba a la negociación colectiva.

Me temo que volveremos a los trampantojos y las mentiras.

José Luis Valladares Fernández dijo...

Zapatero es ahora el que más facil lo tiene: Disuelve las Cortes y convoca elecciones anticipadamente y deja de quedar de una vez como la chacha de pumarín, como dicen en mi tierra. Y seguro que entonces así, comienza a arreglarse el problema que arrastramos desde hace tanto tiempo.
Pero seguro que, para ser más como es, querrá contentar a los sindicatos y la norma que dicte va a ser tan descafeinada como la reforma electoral anterior. Simplemente le valdrá a él para ganar tiempo pero España seguirá perdiendo.

Un abrazo

Natalia Pastor dijo...

Jose Luis Valladares:

Ya están instalados en esa tesitura.
Nos esperan nueve meses de campaña preelectoral con Rubalcaba-llámame Alfredo-, de tourneé y relanzamiento de imagen dejando las huellas de la cal viva.
Ahora toca un pastiche para salir del paso, mientras los 5 millones de parados se hacinan sin esperanza ni futuro.

Stop dijo...

Natalia... ¿cuándo hablas de falta de flexibilidad laboral, a qué te refieres?

¿Realmente sabes de lo que estás hablando?

En España existe una flexibilidad laboral brutal, basada en una precariedad laboral brutal, y en una ausencia casi absoluta del cumplimiento de la normativa laboral, porque no se cumple, más bien se incumple de forma incluso ostentosa, obscena.

¿Te parece que en un país donde la inmensa mayoría de los contratos son temporales, se precisa aún más flexibilidad laboral? ¿Debemos implantar ya de una vez por todas el método chino en España? Aunque te informo que el método chino existe en España: se llama autónomo, y también se llama contrato mercantil, y subcontrata. Aquí competimos con los chinos en falta absoluta de garantías laborales y en explotación laboral pura y dura. Todo ello reforzado por unas administraciones públicas que también practican, siempre que pueden, esta misma explotación o incumplimiento total de la legalidad vigente. Eso es lo que tenemos en España. Y precisamente por eso en Alemania, en Suecia, en Noruega, paises serios, donde se cumple la Ley, crecen y son competitivos mientras que nosotros... mejor no digo nada. Sobran los comentarios.

Clandestino dijo...

El problema es que se ha cerrado el círculo vicioso y se hace una escenificación virtual y absurda totalmente surrealista, intentando llevar a la realidad un imposible como resolver problemas de la mano que los produce.

Ni el sindicato, ni el gobierno ni la patronal están legitimados moralmente para dar soluciones a los problemas que cada cual produce y que utilizan estas reuniones para agrandarlos cada uno para su lado y contra el de los presentes en general y contra sus presuntos representados en particular, ya que a ninguna de las tres partes les importa un bledo la situación laboral, la del empleo ni la de los empleados.

Y se acabó lo que se daba. Empresarios arruinados y trabajadores parados o en la miseria y sin derechos, todos a expensas de la piedad de sus respectivos ladrones, a falta de estado y de gobierno, mientras gritamos la necesidad de una reforma laboral, para aplicarla en esta vorágine sin orden ni control, en la clara impresión de que todo el mundo se encuentra más a gusto en el rio revuelto, que en el debido orden de las cosas, donde cada cual ocupe su lugar según sus méritos y no sobre los ajenos.

Cualquier acuerdo que salga de dos o de tres bandas, será peor que ningún acuerdo, porque beneficiará a los fuertes debilitando a los débiles, siempre excluidos del amparo del estado y nunca representados ni defendidos por nadie.

Son tres los grandes problemas que han hundido el mercado: Especuladores, sindicatos y gobierno. Imposible que se resuelva la situación con la propuesta de los mismos culpables, repartiéndose las cuatro migajas que aún logran conseguir los cuatro currantes que quedan activos.

La solución solo puede venir deshaciéndose de lo que sobra. Y lo que sobra es el gobierno, los especuladores y los sindicatos. Cuando se eliminen las sobras, el mercado dará para sobrevivir dignamente a todos sus actores, integrados en la cadena de producción. No puede mantener en la opulencia y la avaricia, a las sanguijuelas ajenas a él.

Natalia Pastor dijo...

Stop:

Evidentemente que se de lo que hablo;el que no parece saberlo eres tu.
Hablas de competividad. Pues bien;en la mayoría de las empresas la masa salarial es el mayor coste. Si te lo imponen desde fuera -comoes el caso de la negociación colectiva-, es mucho más probable que se pierda terreno frente a otros competidores (sobre todo los extranjeros) no sujetos a esta losa. Pero la negociación colectiva también regula cuestiones que influyen de manera decisiva en el día a día y en la competitividad de una empresa: horarios, categorías profesionales, organización del trabajo, movilidad laboral, normas disciplinarias, etc...


Hablas de contratos temporales.
¿Sabes cuál es la razón de que en España existan tantos contratos temporales, a diferencia de Francia,Inglaterra o Alemania?.
El coste del despido.

El ejemplo más claro lo tienes en el paro juvenil con un 40% de tasa.
En estos momentos, la consecuencia de la legislación vigente es que España está situada en el puesto 124 en el ranking de "flexibilidad en la determinación del salario", según el Foro Económico Mundial, por detrás de Venezuela y Libia.


Lo que ésto provoca, es una pérdida de competitividad en el conjunto de la economía. De esta manera, los que mantienen su empleo en un sector protegido se benefician ligeramente a costa de los cinco millones de parados y de las compañías obligadas a cerrar por no ser competitivas.

Según datos del Ministerio de Trabajo, en los convenios registrados hasta febrero de 2011, el aumento salarial medio pactado es del 3,12%. Pero esta media (elevada en un contexto de crisis profunda como la que vive España) sale del 1,94% acordado en los convenios de empresa y el 3,24% de los de ámbito superior (por sectores). Es decir, que cuanto más se baja en la negociación, más posibilidades hay de contención salarial.

Además, la negociación colectiva, tal y como está planteada ahora, no sólo tiene incidencia en los salarios sino que también acaba reflejándose en otras variables que luego se reflejan en la productividad de las empresas españolas.

La subida de los costes laborales ha provocado una pérdida de competitividad continua que hace más difícil para las empresas competir con sus rivales en el extranjero (y que también explica el déficit de balanza comercial).


Si recuerdas,ya Merkel en su visita a España, le indicó a Zapatero que el modelo laboral español -junto al resto de países poco competitivos de la zona euro-, tiene que fijar salarios en función de la productividad y los beneficios, y no según la evolución de los precios.

España es la segunda gran economía de la UE en la que más ha subido el coste laboral por unidad producida entre 1999 y 2009, sólo por detrás de Italia. De este modo, cuando comenzó la crisis, las empresas españolas se vieron atrapadas en una espiral de altas costes y baja competitividad que, como resultado, disparó la destrucción de empleo.

Natalia Pastor dijo...

Clandestino:

Un punto trascendental para la competitividad de un país que, precisamente, está íntimamente ligado al grado de flexibilidad existente en el mercado de trabajo -un marco que comprende múltiples variables- es el coste del despido y, sobre todo, la existencia de convenios laborales.

Es el caso de Alemania y las medidas emprendidas por su Gobierno a lo largo de la última década lo que han terminado por eliminar el corsé de los convenios.

Un tercio de los nuevos trabajos creados en Alemania viene de las agencias de empleo, empresas privadas que buscan trabajo para los más cualificados.

A lo largo de la última década, los sucesivos gobiernos alemanes han ido abriendo el abanico de nuevos tipos de contratación. Uno de los modos que encontraron para mantener el desempleo a raya en los peores años de la recesión fue promover la contratación temporal y los horarios partidos.

Cuando una empresa iba mal se la invitaba a llegar a acuerdos con los sindicatos para reducir el horario y reducir la carga salarial sin verse obligada a efectuar dolorosos despidos masivos como los que, de 2008 a esta parte, se han hecho tristemente célebres en España.

Aquí,los sindicatos y el Gobierno se opusieron.

A día de hoy,más de un 75% de los nuevos empleos en Alemania, son a tiempo completo. Y sin negociación colectiva...
Curioso.

Lo que más se demanda en Alemania son empleos con un alto nivel de cualificación que cubran las bajas que dejan los jubilados o que formen parte de la expansión de las empresas.

En España se buscan camareros desde ahora, hasta septiembre.

Esa es nuestra triste realidad.

Clandestino dijo...

Natalia

Has descrito con meridiana claridad, las diferencias entre un país civilizado, con un estado civilizado e interlocutores sociales civilizados. Bajo esas premisas la racionalidad conduce al entendimiento que hace prevalecer el interés general sobre cualquier posible interés espurios. En la España de los EREs que además de abundantes, no pocos resultan falsos, eso es impensable, con un estado intervenido por el fascismo mixto repartiendo a pachas entre políticos y anarcoespeculadores, despojando entre ambos al mercado de todo lo que produce. Nos ganamos a pulso y por méritos propios el apelativo de PIG.

Ante lo cual me remito a otros de mis comentarios donde preciso que más que una reforma laboral, es necesario una reforma política y constitucional en profundidad, blindando la legalidad contra la rapiña que hace uso del estado para marginarse de ella.

No sobra el estado, ni las empresas, ni los trabajadores, ni sus representates sindicales.

Sobran los buitres de la especulación, las mafias corruptas sindicalistas y las mafias de parásitos del estado. Ni son mercado, ni son políticos, ni representan a nadie más allá de sus propios intereses bastardos.

Cualquier reforma, ley o proyecto que venga de la mano de un estado corrupto diseñado con interlocutores corrptos, viene contaminado y con el cuño de inútil o nefasto. Cualquier proyecto de mercado, norma o ley, pasa necesariamente por una reforma política y constitucional de gran calado, que consolide una base con la solidez suficiente para soportar los arreones externos. Nada aguantará el más mínima desequilibrio, cuando es edificado al interés imagen y semejanza de sus peores enemigos.

El estado hay que desratizarlo, desinfectarlo y ventilarlo debidamente antes de ser reocupado asegurándonos que esta vez se hace con personas humanas.

Saludos

Natalia Pastor dijo...

Clandestino:

Lo realmente penoso de todo este asunto, es cuando los sindicatos empiezan a esgrimir los “derechos sociales” que "protege" la negociación colectiva y que, en realidad, no es otra cosa que una legislación obsoleta, que se traduce en un paro del 20,7% y una bolsa de economía sumergida que ya supone el 24% del PIB y que sitúa a España en el puesto 157 de las 183 economías mundiales en lo que hace referencia al bienestar.

El mayor problema de nuestra legislación, como se ha demostrado en otros países de nuestro entorno, son los convenios colectivos. Unos corsés que obligan a empresas muy diferentes y de muy distintos tamaños a gestionar su personal del mismo modo, sin la flexibilidad necesaria para sobrevivir en el mercado, y más en épocas críticas como la que estamos viviendo en la actualidad.

charneguet dijo...

El capitalismo español es un híbrido entre el capitalismo genuino americano y el capitalismo europeo. O dicho de otra manera, un engendro que se quedó a mitad camino de los dos.
Hay una máxima dentro del sistema capitalista...El siatema, además de crear bienes, uno de sus patas esenciales, debe ser capaz de crear consumidores, que es la otra pata del sistema. Porque sin consumidores el sistema se derrumba.
Los americanos optaron por la via de pagar salarios al maximo posible y vender sus productos al mínimo también posible. Ganaban poco por producto, pero se vendían todos con el poder adquisitivo que generabn. Luego al final, ganaban mucho. En esa rueda siguen y pese a las crisis, no parece que les vaya tan mal. Los europeos también optaron por esa misma vía pero mediatizados por los altos impuestos, el sistema hubo de recurrir al estado para mantener el consumo y la producción ¿Como?. Mediante altas prestacions sociales. Un abundante dinero fresco que se inyecta en las economías de toda la Europa inteligente.
Comparar ahora ambas vias con el capitalismo español. Las crisis son endémicas y catastróficas, lo hemos visto siempre. Con un empresariado pacato, cuando no mezquino, obsesionado por el beneficio inmediato y un Estado corrompido de similar equivalencia. El capitalismo a la española no tiene futuro. O si lo tiene, es el mismo del presente, pero repetido. A no ser que optemos de manera irreversible por un sistema u otro, el americano o el europeo, no hay vuelta de hoja.

velarde dijo...

Zp esta fuera de servicio, sin cobertura, este kamikace que por desgracia tenemos que seguir sufriendo, no le importa adsolutamente nada el devenir de la negociacion colectiva,esta mas pendiente del palacete que se esta construyendo con el sudor de tantos años de irresponsabilidad al frente de España que de una simple e insignificante reforma colectiva que afecta a todo un pais.

Natalia Pastor dijo...

Velarde:

Lo peor no es sólo eso: es que nos miran desde Bruselas con el catalejo esperando que Zapatero cumpla las promesas realizadas a Merkel y a la Comisión.
Como incumpla y se complique la cosa...veremos...