viernes, junio 18, 2010

Credibilidad y otras añagazas

El Tesoro Público sacó adelante la subasta de obligaciones a 10 y 30 años pagando un 20% más que en la última emisión, y donde bancos y cajas tuvieron de nuevo que acudir al Banco Central Europeo (BCE) en busca de liquidez.
Es absolutamente revelador que los bancos españoles tuvieran que pedir prestados al BCE 86.000 millones de euros el pasado mes de mayo.
Lo que están haciendo los bancos españoles es acudir en auxilio del Gobierno a las subastas de deuda del Tesoro y comprar los títulos que no se pueden colocar entre los inversores extranjeros.
Estas compras de deuda son financiadas por el BCE, que presta dinero a los bancos a un tipo muy inferior.

¿Y por qué sucede esto?, se preguntarán ustedes. Pues muy sencillo: lo que el BCE está haciendo es financiar la deuda española, además de proporcionar liquidez a nuestros bancos. Una forma suave y soft de "rescatar" nuestra maltrecha economía sin tener que llegar al desembarco griego.
Alemania es el país de la UE menos interesado en que España no pueda afrontar la refinanciación de su deuda. Los bancos alemanes, junto con los franceses, serían los más afectados si España no pudiera cumplir con sus obligaciones.
Por eso Merkel ha aceptado la petición de Zapatero de que se publiquen los análisis sobre el estado de las cuentas de, al menos, los grandes bancos europeos, cosa que beneficia al Santander y al BBVA.

¿Y cual es la razón?. Pues que ninguna entidad financiera europea quiere adquirir la deuda pública española que compran los bancos nacionales al Tesoro Público.
De hecho, el coste por colocar esos activos es del 1%; mientras que antes se financiaban con operaciones con garantía de recompra con un coste del 0,3%.
Es decir, que bancos y cajas están obteniendo liquidez en estos momentos pagando el triple.

La publicación del análisis de los 25 grandes bancos europeos para exhibir músculo ante los mercados de las dos entidades nacionales incluidas, el Santander y el BBVA, responde exclusivamente a la terrible presión a la que está sometida España para financiarse en el mercado.

Hoy mismo aterriza en Madrid la plana mayor del FMI con su director al frente del desembarco, Dominique Strauss Khan, para evaluar el examen de las cuentas que realizaron sus técnicos hace unas semanas.



8 comentarios:

Natalia Pastor dijo...

Es evidente, Julio, que a pesar de que existe un plan de rescate de 250.000 millones de euros que han preparado ya la UE y el Fondo Monetario Internacional (FMI), han optado como tu señalas, por monetizar al deuda y pasar la fase de un rescate light.

El Tesoro ha podido colocar 3.500 millones de euros este jueves por los que ha tenido que pagar un sobrecoste de 1.000 millones respecto a la emisión relizada un año antes.
Así que imaginemos como está la situación...

Julio Andradas dijo...

NATALIA:
Observa dos datos muy reveladores:
a) el coste de la deuda se dispara a máximos.
b)Lo manifestado por Juergen B. Donges que asegura que : "el caso español es como el griego: se negó el rescate, hasta que se produjo" .

NUMEN dijo...

Bueno, y todo esto que quiere decir?
Que nos vamos a la quiebra?

Natalia Pastor dijo...

NUMEN:
Que estamos en quiebra es obvio y evidente.
Lo que Julio Andradas está señalando en su post es que en en el caso de España (y de momento...) se ha optado por un rescate light, menos ruidoso que el griego, y basado en adquirir vía financiación del BCE, deuda pública española que nadie quiere comprar salvo,- claro está- los bancos españoles.

aspirante dijo...

Esto es un castillo de naipes.
La más leve brisa lo tumbará.
Vamos a estar pagando deuda durante siglos.

Bucan dijo...

Es que el problema español es de exceso endeudamiento del sector privado. Las empresas españolas deben a la banca 872.000 millones de euros, según los últimos datos del Banco de España: el primer puesto de la UE en términos absolutos, no te digo nada en relativos. Y ese dinero pretado fue en gran medida al ladrillo y lo que giraba alrededor de él.

Con el sector privado asfixiado, la capacidad de recuperación y de captar impuestos se ve muy disminuída. De ahí la desconfianza: se duda de que España pueda frenar el déficit público, porque no se ven medidas de reducción del gasto estructural en serio.

Yo creo que si no meten mano en serio en las Comunidades Autonómas, ésto tiene difícil arreglo. No puede haber 17 organismos con capacidad de gasto y endeudamiento.

inisfree dijo...

Estamos casi en quiebra. Se trata de mantenerse sin que se descubra todo el pastel y se derrumbe todo el sistema.

Y más vale que así sea, la verdad.

bate dijo...

La amoralidad del presidente del gobierno resalta estos día sacando a los banqueros a la palestra del FMI cuando no hace ni dos semanas, los estigmatizaba. Los famosos y malvados especuladores son ahora unos empresarios modelos para el resto del mundo.

Saludos y ánimo.