miércoles, enero 27, 2010

Dan ganas de ser francés


La comisión parlamentaria encargada de examinar la posibilidad de regular el uso del velo integral -esencialmente el niqab y el burka- en Francia, ha decidido proponer la "prohibición total" de tales prendas en los servicios públicos, esencialmente las administraciones, los hospitales, las escuelas y el transporte público.
La comisión en su resolución, condena la prenda por ser considerada "contraria a los valores de la República y a la esencia y los valores que conforman la identidad de Francia".
El informe incluso contempla la posibilidad de que dicha prohibición se extienda por motivos de seguridad a los espacios privados abiertos al público, como son los comercios o los bancos, y que sea motivo de rechazo de la obtención de la nacionalidad francesa.
El propio presidente, Nicolas Sarkozy, que ha anunciado públicamente su rechazo al burka por considerarlo un "signo de esclavitud", ya planteó hace meses la necesidad de abrir un debate social para invitar a los ciudadanos a reflexionar sobre lo que significa ser francés.
En una columna publicada en Le Monde, Sarkozy defendió el referéndum y la decisión de los suizos de prohibir la construcción de minaretes en las mezquitas.
"Los pueblos europeos son acogedores, tolerantes", escribe el presidente francés, quien matiza que estos "no quieren que su marco de vida, su modo de pensar y sus relaciones sociales sean desnaturalizadas" porque "el sentimiento de pérdida de identidad puede causar un profundo sufrimiento".
Asegura Sarkozy que "la identidad nacional es el antídoto contra el comunitarismo o el tribalismo" y por ello desea que se produzca un gran debate sobre la identidad nacional en Francia.

Aquí en España, en medio de una islamización progresiva, con la identidad nacional hecha trizas y donde plantear un debate sobre ella se tacharía poco menos que de franquista, se opta por prohibir los crucifijos en los colegios y abdicar de nuestras raices judeocristianas.
La izquierda española ha entrado en una fase herética muy singular dando alas a todo lo que se oponga al cristianismo.
Y a fuer de buscar alas han encontrado el "aliado" que necesitaban, el profeta Mahoma. Combatirán la fe con otra fe.
La izquierda gubernamental y antiglobalización, anticapitalista y radical, lo considera un recurso legítimo.
Atacarán lo que ellos consideran una bacteria,- el cristianismo -, con un virus,- el islamismo-.

Con Zapatero de muecín.

gutisiempre@hotmail.com

25 comentarios:

amaya dijo...

El burka como bien dice Sarkozy no es una prenda de vestir, es un atentado a la dignidad de la mujer. Y como tal estoy de acuerdo que se prohiba.
En Europa no se puede permitir una práctica aberrante hacia la mujer como no se permite la ablación o la poligamia.
Lo de la izquierda española,Guti,lo hemos hablado muchas veces;no es homologable a ninguna izquierda normal de Europa.

Sempietnos dijo...

Una vez más, Francia dando ejemplo de lo que debe de ser la defensa de su identidad nacional, y por extensión, de lo que conforma la esencia y la raíz de Europa,la custodia de lo que supone la civilización occidental.
Qué envidia.
Y repecto al burka,esta no es una prenda religiosa: es un símbolo opresivo,amén de la inseguridad intrínseca que provoca.

carlos dijo...

No estoy de acuerdo con la medida;las mujeres musulmanas tienen derecho a vestirse según su cultura, al igual que las europeas lo hacen según la suya. Los politicos no pueden imponer una forma de vestir a la sociedad.

francisco dijo...

CARLOS;
En su casa que se ponga lo que se le antoje, pero en lugares públicos se debe respetar la tradición y usos del lugar, del país donde se está.
Aparte de ser deningrante esta prenda de vestir,afecta a la igualdad de hombres y mujeres y a la no discriminación.
Dicho esto,esta norma no solamente debería ser en Francia, sino en toda la UE.

Saludos.

risquett dijo...

Cualquier persona que emigre a cualquier pais del mundo, debe adaptarse y cumplir las leyes del pais que le acoge.
Es así de sencillo.
Hay que vivir con las normas y costumbres del lugar que habitas,entre otras cosas, por que es una forma de integración social imprecindible.
Por que a fin de cuentas,a lo que estamos asistiendo es a esa islamización contínua, a nueva invasión queriendo imponer sus usos y no respetando las costumbres del país al que emigraron voluntariamente en busca de un trabajo.
El burka debe ser prohibido en toda Europa.
La lucha contra el islamismo es una prioridad :o barbarie o la civilización.

Caballero ZP dijo...

Menos mal que en algunos países aun importan los valores, no como aquí que se intenta parecer muy cercano a las necesidades y derechos de las mujeres, pero luego se abrazan y respetan religiones que las considera un cero a la izquierda.
Saludos

charneguet dijo...

Gran post..."Contraria a los valores de la República y a la esencia y a los valores que conforman la identidad de Francia"...aunque todo él es magnifico, me quedo con ésto.
Es una de los post que más me han emocionado como buen afrancesado que soy. Supongo que lo mismo le pasará a Tellagorri cuando lo lea. No descarto hacer también un post sobre ello. Mis felicitaciones.

Espectador dijo...

Como señala Sempietnos, hay dos razones para oponerse: primero es un símbolo opresivo, aunque hay que leer a las mujeres que lo llevan para darse cuenta del lavado de cerebro (lo llevamos porque así los hombres nos respetan), que convierte además a los hombres en bestias dispuestos a tirarse encima de cualquier mujer que les guste.

Pero en segundo lugar, y es una cuestión en la que se insiste poco, la seguridad, en un mundo con terroristas suicidas que pueden ser de cualquier sexo, raza o país, es un punto fundamental. Si Abdulmutallab, el terrorista que quiso explotar el vuelo Amsterdam-Detroit, llevaba el explosivo escondido en los calzoncillos, imaginemos lo que alguien con un burqa puede llevar.

Por último, y ya en el ámbito de los delitos comunes, ha habido delincuentes que han usado el burqa para perpetrarlos precisamente por la dificultad para su identificación.

Marcos Castilla dijo...

Aqui en lo que va quedando de España seguro que no lo haríamos. Hay que tratar bien al "moro" no sea que se nos enfade y no prepare alguna (este es el pensamiento zapateril).

Tellagorri dijo...

Que no le toquen al gabacho los signos de su IDENTIDAD. Lo demás lo acepta de menor o peor grado, pero la identidad propia de la France es sagrada para izquierdas y derechas.

alberto daza dijo...

Es evidente que el burka evidencia la inferioridad de la mujer frente al hombre que se proclama su dueño,amo y señor.
Y está claro que el mensaje francés ejemplifica que la identidad nacional francesa,sus cultura y sus costumbres, no van a ser alienadas por una islamización progresiva como sucede aquí en España.
Por ejemplo,ese trato de favor,discriminatorio hacia el resto de alumnos y confesiones,
que exime a las musulmanas de la gimnasia, el uniforme escolar, o la atención por personal sanitario masculino.
Si estamos ante un servicio público deberían tener los mismos derechos y obligaciones que cualquier otro ciudadano del país.

Y con respecto,Guti, a lo que comentas de " esa fase herética de la izquierda española, muy singular, dando alas a todo lo que se oponga al cristianismo", tenemos la prueba aquí en Logroño,en mi ciudad,donde el Ayuntamiento socialista confeccionó un almanaque para 2010 donde han desaparecido todas las fiestas católicas y han sustituidas por fechas señaladas del Islam.

Saludos cordiales.

Gutiforever dijo...

Por cierto, que no lo he señalado en el post, pero aprovecho para apuntarlo ahora. Aquí en Italia, la ministra de Igualdad aboga por prohibir el uso del "burka" en Italia en lugares públicos, siguiendo el ejemplo de Sarkozy.

No os peocupeís, amigos, que mañana mismo la insigne "miembra" Aído hará lo mismo en España en defensa de los derechos de la mujer....

Andybel dijo...

.-NATALIA: Totalmente de acuerdo con lo que dices en tu post.

.-Me quedo con el párrafo siguiente:

"Aquí en España, en medio de una islamización progresiva, con la identidad nacional hecha trizas y donde plantear un debate sobre ella se tacharía poco menos que de franquista, se opta por prohibir los crucifijos en los colegios y abdicar de nuestras raices judeocristianas."

.-Desde luego que la sociedad occidental tiene sus valores, costumbres y señas de identidad;y está también clarísimo que la emigración y los emigrantes con sus culturas diferentes suponen una desnaturalización de nuestras identidades. Por lo tanto, donde fueres haz lo que vieres.

.-Tolerancia e integración de los emigrantes, no significa que nosotros debamos a renunciar a nuestra cultura y nuestros signos identitarios.

.-El que viene que se adapte, como yo cuando viajo al extranjero: procuro adaptarme a las costumbres del país. ¿Por qué en este caso no hacen lo mismo los extranjeros inmigrantes...? Y no sólo es extensible a la inmigración necesitada por condiciones económicas; quiero referirme también a los turistas, guiris de turno, que nos imponen sus signos de identidad veraniegos, con borracheras, orgías, desmadres varios y suciedad e inmundicia...

.-Saludos y buenos comentarios de todos los participantes.

Urdanautorum dijo...

Lo de este gobierno no tiene parangón con ninguno de nuestra civilización.
Es inimagnable que un personaje públoico recomiende a la tercera magistratura del pais hacerse masón como fraude de conciencia (el caso de Luis Solana), o un individuo con un "curriculum" similar se atreva a enjuiciar comportamientos y fomentar la hostilidad (como Carrillo, cruel y maléfico asesino que no ha mostrado la mínima lamentación por lo sucedido).
No merece la pena continuar porque son innumerables los actos viles de esta gentuza, muchos de ellos hijos de personajes "adictos al régimen", o de falangistas, de los chupópteros, naturalmente.
Un atajo de boñigos. Una mierda, una vergüenza nacional.

José Luis dijo...

A estos progres de media estampa les importa un bledo el islamismo en cuanto religión. Lo que si les importa es utilizarlo ya que supone una baza para atacar al cristianismo y a nuestra cultura secular. No se dan cuenta que de seguir así, los musulmanes terminarán por conquistar a España, eso sí de modo pacífico, y llegará el dia que obligarán a rezar a todos estos santones del laicismo.

Un saludo

Eduardo de la Fuente dijo...

Poco puedo añadir a los comentarios de los lectores. Es esta una cuestión por la que, en efecto, me dan ganas de ser francés. Francia no es un país acomplejado, estñá orgulloso de lo que es y de sus símbolos, y dentro de los márgenes democráticos (que aplica en el caso del burka)no duda en actuar para garantizar la pervivencia de un sistema, que aunque mejorable, es el mejor conocido.

Nosotros hace mucho que abandonamos el medievo. No permitamos que los que se aprovechan de nuestras libertades para destruirnos sigan riéndose de nosotros. No es racismo, ni xenofobia: el burka, se pongan como se pongan, es una humillación para la mujer, una falta de respeto para el conjunto de la humanidad y una aberración propia de otros tiempos.

Por cierto, creo que ya lo he comentado, pero hace dos años estuve en París y en algunos lugares públicos ya no dejaban entrar a las mujeres con burka (así lo vi en el Louvre y en la Torre Eiffel)

Un saludo

Urdanautorum dijo...

El motivo de mi anterior entrada era únicamente recordar la opinión de Llamazares sobre el burka: una costumbre o tradición. Más o menos dijo algo así criticando la entrada de los norteamericanos en Afganistan.

bate dijo...

Dan ganas de ser francés, Ingles, Noruego,Australiano, Senegalés, incluso Japonés, CHileno, Maltés, de todo lo que haya que ser, menos español. Dan ganas, de verdad. Pero alguien se tendrá que quedar para levantar este desastre, no?
Saludos

Cielo dijo...

Yo creo que la proposición que se hace en Francia no llegara a buen término, como también creo que en España la prohibición de los crucifijos no se haga efectiva.

Mi opinión es que:

Los crucifijos no hacen daño a nadie, si bien la constitución española nos dice que el estado español es de carácter aconfesional.

Sobre el burka, lo veo muy complicado su prohibición, es decir, hay gente que eso lo lleva muy adentro de sus raíces, incluso si nosotros pensamos que las denigra, ellas no piensan lo mismo que nosotros, en todo caso, si se consigue prohibir en lugares públicos, tengo la sensación de que esas personas van a preferir no asistir a esos lugares públicos antes de despojarse del burka.


Un saludo.

CHOPINGO dijo...

Prisioneras en una carcel de hilo....
Magnifico post.

Javier Pol dijo...

Si alguien se apunta llenamos rápidamente un autobús o cuantos haga falta. Mientras en España los burkas y la IGUAL DA que solo vale para algunas feminazis sigue campando a sus anchas.

Viva La France y le petit Sarkozy

Melvin dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
velarde dijo...

He intentado en un esfuerzo de imaginacion sublime ver a zp planteando alos españoles que es ser español( como lo ha hecho sarkozy en francia)y mira que lo he intentado incluso con autohipnosis y nada, no logro vislumbrar al iluminado en semejante tesitura...y no sera por su falta de patriotismo no...es que tengo poca imaginacion...

RAMPY dijo...

Yo creo que tarde o temprano, eso generará en algún tipo de polémica que nos conducirá a todo hacia la autodestrucción y entonces ya se acabarán todas las polémicas del mundo.
Ojalá me equivoque, pero tarde o temprano se encontrarán esos dos mundos tan opuestos.

Monmar dijo...

Supongo que el titular será una broma, para ser francés hoy en dia y que te respeten es imprescindible ser musulmán, no gracias.