jueves, junio 11, 2009

La libertad de expresión,en peligro


Aseguraba John Stuart Mill hace ya la friolera de casi siglo y medio que “un gobierno que sostenga la posibilidad de reprimir opiniones contrarias a las sustentadas por él mismo postula su propia infabilidad a través de la condena mediante el sistema judicial” y añadía que “el juicio verdadero pero sustraído al debate degenera fácilmente en el dogma, en el prejuicio”.
La cita del pensador inglés, por más que desdibujada por la pátina del tiempo transcurrido, recobra actualidad en unos momentos en los que la libertad de expresión se ve seriamente amenazada en España.
El titular del juzgado de lo Penal número 2 de Valencia ha condenado a Fernando García, padre de Miriam, una de las tres adolescentes asesinadas en Alcàsser (Valencia) en 1992, a pagar una indemnización de 270.000 euros y una multa de 14.760 euros por "un delito continuado de injurias graves con publicidad" por sus afirmaciones en el programa del 'Juicio de Alcàsser', según consta en la sentencia.
El fallo sanciona así las acusaciones vertidas por García en el programa televisivo 'El juicio de Alcàsser', emitido en el Canal 9 valenciano durante la celebración la vista oral contra el único condenado por este crimen, Miguel Ricart.
Además, el magistrado condena a la pena de dos años de prisión al criminólogo Juan Ignacio Blanco, que tendrá también que afrontar el pago de 260.000 euros a repartir entre los distintos damnificados.
García y Blanco se enfrentaban a una pena de 16 años de prisión cada uno por descalificaciones al fiscal, los forenses y los guardias civiles por su actuación en al investigación de los crímenes.
¿Y que ha dicho Fernando García para semejante condena?, se preguntarán ustedes.
Pues afirmó sobre el fiscal jefe que estaba "implicado" en una investigación que se había hecho mal "adrede"; que colaboraba con el tribunal en una "confabulación para esconder cosas", que debía haber hecho lo necesario para buscar la verdad y había hecho "lo contrario", o que "además de estar mayor es un atrevido".
A su juicio, el tribunal había condenado a Ricart "desde el principio", y el juicio era "un circo" basado en un sumario "hecho de errores", y también acusó a los forenses de haber "hecho cosas delictivas" y de ser unos "ineptos".
Por su parte, Juan Ignacio Blanco, afirmó en este espacio entre otras cosas, que la actuación de la Guardia Civil había sido "aberrante", que el fiscal decía "estupideces" y tropezaba "dos veces en la misma piedra" como un "animal".
Como verán, simples valoraciones y juicios de valor realizados por una padre que vió como asesinaban y violaban a su hija, sin que hasta la fecha se haya resuelto el caso, dado que otro de los supuestos autores, el célebre Antonio Anglés, continúa desaparecido.
Paradójicamente, a fecha de hoy, todavía no se ha presentado querella alguna por parte de los dieciocho acusados y señalados por Pedro J Ramirez en su "Yo acuso", entre ellos jueces, fiscales, comisarios y jefes de policias, por impedir y obstaculizar el esclarecimiento de lo ocurrido el 11-M.

29 comentarios:

Javi dijo...

Al paso que vamos, peor que en la dictadura, tienen todos los medios de comunicación sometidos, pocos se escapan de sus garras.

a.almansa dijo...

A Anglés no le encontraron.
A los que estaban detrás de Anglés tampoco.
Pues alguien tenia que pagar....el padre de una niña torturada, y martirizada. Asi es España.

amaya dijo...

¿Qué es lo que quieren conseguir con esto, meter miedo a la gente para que no critique a los jueces y fiscales que son incompetentes?.
Esto parece inconcebible...los criminales andan sueltos, caso archivado y condenan al padre de una de las niñas, por luchar para encontrar la verdad...

carabaña dijo...

Ya ha tenido bastante con lo que ha pasado con lo de su hija, como para que enciman lo encierren a él. Que vergüenza de justicia.

risquett dijo...

Aqui hay libertad de expresión para los independentistas, y los asesinos.
Para las victimas de cualquier atrocidad, eso no existe.

Marta Laconte dijo...

Sale más caro criticar que matar... Así vamos bien.

alberto daza dijo...

Las únicas víctimas de la justicia son los débiles.
Atreverse a decir como padre lo que piensa de los Fiscales,Jueces y Policias totalmente incapaces de solucionar el crimen, ha tenido para él, cómo no, graves consecuencias penales.
Ellos son los intocables; los ciudadanos de a pie que paguen impuestos y que se aguanten con lo que les toque, y si se atreven a hablar que sepan a lo que se exponen.
Si el delito por el que van a la carcel es por luchar por la búsqueda de la verdad, este pais no tiene nada que envidiar a los reductos tercermundistas en sus hábitos y costumbres.

Saludos cordiales.

Mike dijo...

En la práctica, hace tiempo que vivimos en una dictadura para ciertas cosas. A este hombre le hundirán lo poco de su vida que no esté ya hundido, pero nadie nos quita de la cabeza de que hay muchas cosas ocultas en el caso de Alcasser.

Hasta donde yo recuerdo, todos han silenciado el sucedido en el que un comisario de policía, en el funeral de estas pobres muchachas, se encaró con Corcuera y le chilló a la cara:

"A tí te tengo que ver en la cárcel por esto, hijo de puta".

Muy pocos periodistas se atrevieron a contarlo entonces.

INÉS dijo...

Normalmente paga los platos rotos el menos indicado y parece que en este caso le ha tocado al que quiso aclarar y se encontró con un muro de dificultades.
El padre coraje, el padre de Marta del Castillo, el padre de Mariluz, los padres de la niña inglesa desaparecida en el Algarve, la madre de Sandra Palos...demasiados dramas y demasiados detalles oscuros en las investigaiones.
¿Por qué?

F.G.A. dijo...

Es lo que le pasa por hablar de lo que no le incumbe: la violación, tortura y muerte de su hija.

Esto es el mundo al revés. Criminalización de las víctimas. Un paraíso para los criminales y un infierno para los asesinos.

Y si ya la justicia estaba suficientemente desprestigiada como institución, aquí se apunta otra más y bien gruesa.

Otra muestra de la farsa de nuestra democracia. En esta democracia hay intocables, y no me refiero a la familia real. Me refiero a los jueces, a los fiscales, a los Botines, etc.

"Con jueces y fiscales hemos topado, amigo Sancho".

Insisto en mi idea de que en este país hemos sufrido un golpe de estado que ha pasado desapercibido, que acabó con lo que quedaba de democracia y que tuvo el pistoletazo-bombazo de salida el 11M.

Un saludo

Jose A. Jimenez dijo...

A este pobre hombre si no le habian eliminado de la sociedad,ahora ha sido.
Primero le violan y asesinan a su hija,despues muere su mujer de cancer y el hombre con tanta perturbacion lo unico que quiere es esclarecer,que paso con su hija,pues toma como si fuese el,quien las mato.
Como dijo Pacheco,la justicia en España es un cachondeo.
Y si dejas escapar a un narco( que te podria haber pagado un dineral por dejarlo libre,que no digo que sea el caso)pues nada cien euritos de multa y a pastar.
Un saludo

lujaban dijo...

Hola Natalia, ya estoy de nuevo por aquí.
En España hay algo que sobra que es el paro y los políticos corruptos y algo que falta y que hace mucha falta: Justicia.
Que a un padre coraje le endilguen 2 años y tres meses y a un juez (¿?) crápula, cohechero, traidor, vendido y sinvergüenza le tenga miedo toda la judicatura, es algo significativo.
Spain is different...
Por desgracia...
Salutem.

Javier Pol dijo...

Sinceramente, no se si Pedro J. tiene o no razón. Pero este es un hombre poderoso y con medios para defenderse de una posible querella, por sus denuncias.

¿A por quién van?, a por un pobre padre que le mataron a su hija y que desde hace años ve como el asesino puede estar en cualquier lugar, incluida España, disfrutando de una cerveza en cualquier terraza o cafetería, mientras el clamaba justicia.

Son unos corporativistas y cada día uno siente más desprecio por la Justicia y las fuerzas del orden. Dan asco

Emilio dijo...

En un país normal, si lo que dice este hombre no es así, con lo que le ha caído encima, el fiscal, por poner un ejemplo hubiese dado explicaciones, demostrando que las acusaciones del padre no son ciertas. Pero como estamos en un país de burócratas, con la altanería típica en ellos, la reacción ha sido la que ha sido, sin más contamplaciones. Ahora, si lo que sucede es que las acusaciones son ciertas, entonces estamos ante un esañamiento destinado a ocultar la verdad.

Lázaro dijo...

Ser padre de hijo asesinado no concede privilegios legales. De sobra atisbo el drama, el dolor y el sufrimiento; pero si se sale en un medio público haciendo semejantes afirmaciones, hay que estar en condiciones de demostrarlas, so pena de verse envuelto en un triste litigio, del que se puede salir muy mal parado. Yo no observo aquí que la libertad de expresión haya sido puesta en peligro. Las acusaciones de este hombre eran muy graves y, por la sentencia, deduczco que ninguna de ellas ha podido mantener de forma irrefutable. El hecho de que las imputaciones de Pedro J. no hayan sido contestadas judicialmente denota que a lo mejor, no se atreven, que no las tienen todas consigo. De lo contrario, ya habríamos visto en titulares las demandas. Si bien no es este país un paraíso para la libertad de expresión, no creo que en esta ocasión haya resultado cercenada. Saludos cordiales.

Natalia Pastor dijo...

LAZARO:
De los dieciocho señalados por el dedo de Pedro J, ninguno,a pesar de la gravedad de las acusaciones,se ha querellado contra el director de EL MUNDO.
Ni uno sólo lo ha hecho.
Ergo es evidente que el silencio ominoso los delata y marca en la piel como culpables.
(Por cierto; este escándalo que en cualquier otro país del mundo supondría manifestaciones multitudianrias reclamando conocer la VERDAD,aquí se solventan con la indiferencia).
Respecto a lo de Fernando García,piense que el Fiscal pedía nada más y nada menos,¡¡¡ que 16 años de prisión !!! por manifestar su indignación y críticas ante un Fiscal,forenses y Guardía Civil,que no han sido capaces de resolver el asesinato y violación de tres niñas, y que para más inri,el principal sospechoso lleva diecisiete años desaparecido,(si aún está vivo,claro...).
Me parece una absoluta barbaridad.

Claudedeu dijo...

Me parece a mí que ya andan buscando las posibilidades de coger por las solapas a Pedro Jota.

supersalvajuan dijo...

Esto es de traca.

Lázaro dijo...

Natalia, completamente de acuerdo con la primera parte de tu respuesta. No así con la segunda: tú llamas "mostrar indignación" a decir que el fiscal estaba implicado en una investigación que se había hecho mal "adrede", que había una "confabulación para esconder las cosas", los forenses habían hecho cosas "delictivas". Esto, a mi juicio, es más que mostrar indignación; es lanzar acusaciones muy graves, que, en caso de necesidad, deben poder ser demostradas. No digo que el hombre no dijese verdades como puños, pero algunas cosas no se pueden soltar tan a la ligera. En cuanto a la petición del fiscal, quizá sea exagerada. Yo de eso no tengo ni idea; Seguro que sempietnos gozará de un mejor criterio. Pero creo que todos debemos comprender que la tele no está para salir en ella y lanzar lo primero que se nos ocurra. Y si lo hacemos, debemos atenernos a las circunstancias. Y el hecho de que sea un padre totalmente destrozado y abatido por el dolor y por la ineficacia policial y judicial, no le otorga, como decía derechos especiales. Otra cosa es que los que deben aplicar la ley, comprendan el contexto y muestren su acorde flexibilidad. Quizás se hayan cebado, no lo niego. Eso mostraría su soberbia. Pero aquí creo que no se están reprimiendo opiniones que sólo son contrarias a las tesis gubernamentales. Aquí, como con Pedro J, se están lanzando acusaciones muy graves, que en caso de ser ciertas, no deberían haber quedado en un plató de televisión. Saludos cordiales.

TELLAGORRI dijo...

Los ropones son una casta precisada de extirpación total en su actual modalidad.
Se culpa al Gobierno pero a mi entender el problema radica en la ineptitud de un gran número de ROPONES, en la carencia de los necesarios de ellos para atender las demandas y querellas, y en el sistema de designación.

Abogaduchos de tres al cuarto han subido a la categoria de Magistrados por el turno de libre elección, los opositados no disponen de ni la cuarta parte del tiempo necesario para LEERSE los expedientes, y casi ninguno tiene agallas para hacer justicia en temas "delicados", leáse cuando tocan a políticos o compañeros de profesión.
Son la actual CANALLA con bordaditos en la toga.

Aguijón dijo...

no es justo que a un padre, hundido, más que seguro, por el secuestro, violación y asesinato de su hija, sea sentenciado por sus declaraciones. Hay eximentes y enajenaciones. No creo que nadie, cuando está en circunstancias normales, haga unas declaraciones similares.
saludos,

jerusa dijo...

Este es el precio que hay que pagar tras destapar la incompetencia de jueces, fiscales y cuerpos de seguriadad, incapaces de resolver el asesinato de una hija. Bravo, los inocentes a la cárcel...
Qué facil es cebarse con el más débil.

CHOPINGO dijo...

¿Como se puede sentir ?

Ahora me pregunto...¿ Somos todos iguales ante la ley o parecidos?

Porque resulta que no ocupan de oficio en los casos de denuncias falsas en la llamada violencia de genero,perdón machista ahora....

No,esto y en este blog entran personas que en su profesión lo conoce,el echo de tales denuncias.
Esto crispa a un Santo,sin hija,hundido y a la cárcel...

Caballero ZP dijo...

Evidentemente van a por el débil, cosa que demuestra el que se querrellen contra este pobre hombre, pero no lo hagan contra Pedro J, ya que saben que de esa manera se puede destapar algo.
Soy de la opinión de que en el caso de las tres niñas no se quiso investigar o se ocultó algo, desgraciadamente creo que ya nunca sabremos lo que verdaderamente ocurrió.
Saludos

Joven Madrileño dijo...

No sólo no resuelven el caso, sino que condenan a una víctima. Gran justicia la de este país. Los jueces españoles son escoria, con Garzón a la cabeza, TC y TS.

Esveritate dijo...

Si a Fernando García lo meten en la cárcel, espero que la gente salga a la calle. Es el colmo de la poca vergüenza ¿qué se han creido los jueces que son? ¿acaso son dioses?

bate dijo...

El presidente de la Junta de Andalucía, Mr. Gañán, acusa a la familia de Marta de Castillo de está montando un circo alrededor del caso, y ahora, quieren encarcelar al padre de otra niña violada y asesinada. Acabaremos tmomandons la justicia por nuestras manos. Hemos llegado a tal grado de locura que pueden asesinarnos a un hijo y encima, no podremos pedir justicia. Este país empieza apestar.Malditos sean.

Mens Sana in Corpore Sano dijo...

Me cuesta expresar lo que siento al conocer la noticia. Soy valenciano y seguí aquellos debates televisivos con asiduidad. En mi opinión, hubo interés de personas con capacidad para mover hilos para que la investigación nunca llegará a buen puerto. Tampoco intereso que el tal Anglés pudiera dar su versión de lo sucedido. En este artículo hay más información http://www.articlearchives.com/423148-1.html

Anónimo dijo...

Fernando, esto es lo que pasa cuando te enfrentas a la MASONERIA, son como un bloque petreo. Son escoria de un corporativismo que se sale de la ley.
No tienes mas que ver al gordito con mandil que tenemos a la cabeza de todos.
¿donde desapareció Jeremy? en el reducto masónico de Canarias.

esta casta de basura antes deja en libertad a un asesino en serie como de Juanachaos o los narcos voladores que les meten el dinero en los faldones, que a un padre coraje que busca a los VERDADEROS ASESINOS DE SU HIJA.
nadie por encima de la ley