lunes, enero 05, 2009

Noche de Reyes














Si hoy hubiese encontrado una lámpara, sucia, y, al frotarla, hubiera aparecido un genio maravilloso concendiéndome, por haberlo liberado, tres deseos, sin duda alguna, le habría pedido que me convirtiera en niña hasta mañana por la tarde.
Las otras dos peticiones..., ya las pensaré mañana.
Y es que pedagogos, psicólogos, médicos, etc., se esfuerzan por cifrar el abandono de la infancia en una edad, en un momento físico o en otros elementos que se me escapan.
Yo lo tengo claro: la infancia la dejas atrás cuando te descubren el secreto que hace que nada vuelva nunca a ser lo mismo.
Ese ¿amigo? o familiar que tiene tu edad o no, y necesita demostrarte que eres un mengajo, un pringado que ignora el arcano de los adultos.
Él va a efectuar el rito iniciático, convirtiéndose en un Herodes intelectual que cree estar haciéndote un favor.
Y te espeta: los Reyes Magos no son tres, son cuatro. Respondes convencido, ¿cuatro?; no, son tres: Melchor, Gaspar y Baltasar.
Y añade: y el bolsillo de tu papá. Y tú no das crédito y, sin conciencia de ello, te acaban de arruinar la vida.
Se acabó la ilusión, aniquilada la inocencia, desaparecida la valiosa e irrecuperable esperanza de que el Mágico Trío te traiga lo que pediste.
Y, entonces, las terribles consecuencias de pasar al intermundo niño-adulto.
Mientras tus padres desconocen tu descubrimiento, puedes alargar el trato de favor del infante pero, cuando lo saben, ¡ay, amigo!, comienzan los disgustos.
Ya no eres inocente, ni ingenuo; ya no eres niño, y sobrevienen la exigencia de responsabilidades, de obligaciones, de toma de conciencia de que la vida no era el edénico paraíso hasta entonces vivido con impunidad.
Sobre todo, ya nunca más podrás volver a vivir la excitación, la alegría, la magia de la Noche de Reyes.

natpastor@gmail.com

21 comentarios:

sempietnos dijo...

La inocencia, esa terrible pérdida que hace que se ingrese en el "mundo de los adultos".
Que los magos de Oriente te colmen todos tus deseos,querida Natalia.

risquett dijo...

Yo revivo esa inocencia e ilusión a través de los ojos de mis hijos.
Es algo impagable y maravilloso,vivir por una noche,la ilusión y la inocencia en su más pura expresión.

amaya dijo...

¡¡¡Quien pudiera volver a ese momento mágico de la niñez,en la noche de Reyes!!!.

francisco dijo...

La niñez contiene la llave de todos los secretos de la vida;esa inocencia es la que nos hace puros y por eso tiene esa fsacinación de lo mágico y fascinante de la noche de Reyes.
Quien pudiera volver a ser niño...

cecilia dijo...

Ver la mirada de los niños al abrir sus regalos,esos ojos como platos,esas sonrisas,la ilusión,...es algo tan maravilloso que yo revivo mis momentos de la infancia a través de mis hijos.
Un post precioso,Natalia.

Carlos dijo...

Es verdad, esa ilusión deberiamos llevarla con nosotros toda nuestra vida.

Lázaro dijo...

Hoy por la tarde venía escuchando un programa de radio nacional y el locutor, ignoro el nombre, ha dicho algo que me ha gustado: los padres no existen; son los reyes magos. De momento, el mocoso que pulula por aquí volviéndome medio loco no lo tiene claro; yo creo que tampoco. Feliz noche.

Mike dijo...

En mi caso, allá donde yo vivía, venía Santa Claus en su trineo guiado por Rudolph, el jefe de los renos. Para el caso es lo mismo. Los niños reflejan en estas ocasiones la inocencia revestida de deseos e ilusión.

Verlos abrir los regalos es impagable.

Que se cumplan vuestros deseos!

José Miguel dijo...

Estoy plenamente de acuerdo com el locutor que cita Lázaro: "los padres no existen; son los Reyes Magos".

J. F. Sebastian dijo...

En el fondo nunca dejamos de ser niños, aunque sólo sea por una noche.

Terly dijo...

Yo creo rotundamente en los Reyes Magos, pero no que lleguen el día seis de Enero, en mi opinión llegan cada uno de los días del año, a ver sino, ¿quién nos trae por las mañanas el cariño del cónyuge, los hijos o nietos, sus besos, sus caricias, o quién nos deja el regalo de una mañana soleada, o la nieve en las montañas, y el mar, el cielo, las estrellas, las flores, los pájaros, la música, la lectura?... Nos dejan tantos y tantos regalos cada día.
Pero también a veces nos traen el dichoso carbón de las guerras, enfermedades y otros, entonces pienso que en algo no nos habremos portado bien como seres humanos y que este año nuevo deberemos ser mejor.
Un beso, Natalia

H dijo...

Con el tiempo el "gracioso" de turno suele convertirse en un amargado. Un post impagable.

JUAN MANUEL GUZMAN dijo...

Natalia, veo que el año nuevo te ha sentado muy bién y que derrochas sensibilidad, me ha encantado tu entrada y sobre todo me alegro de volver a leerte. Saludos.

Natalia Pastor dijo...

HARTOS,JUAN MANUEL:
Muchísimas garcias por vuestras palabras.
Un beso.

El Subdirector del Banco Arús dijo...

Una entrada magnífica. Brillantemente escrita. Enhorabuena.

cartasmarruecas dijo...

En el prólogo a "La Juventud de Marañón" Laín Entralgo, citando a Ernst Bloch, escribió: "nuestra patria es nuestra infancia". Es cierto, y lo malo es que sólo sabemos que es cierto cuando la niñez se ha perdido irremisiblemente. Empiezo a pensar que el ansia de ser padres responde, en realidad, a un intento de reiterar nuestra propia niñez. Hace poco menos de una semana hablaba con mi padre, que se quedó estupefacto ante la precisa visión que yo tenía de mi propia infancia. Claro que he acabado de integrarla cuando estoy a poco de ser padre.

García Francés dijo...

Dª Natalia y después de los Reyes Magos viene el llanto y crujir de dientes...

La clase media jodida y la cuesta de Enero

No es por molestar pero, tras los regalos de Reyes, el roscón y los gastos navideños pendientes en la Visa, ahora, para terror del ciudadano, se presenta la peor cara de la crisis, comenzando por la familiar Cuesta de Enero.

En noviembre de 2008 una parte de las clases medias españolas se concentró en la Plaza de Colón, en Madrid, para protestar contra la expoliación que sufren y de la que se alimentan los partidos y los sindicatos, bautizados ya como “castas parasitarias” y “el nuevo caciquismo democrático”.

Miles de personas iniciaron la rebelión bajo el lema: ¡Con mi dinero, no! Los reunidos mostraron su rechazo al saqueo que vienen sufriendo, expolio que tiene su máxima exposición en el oscuro “plan financiero de rescate de bancos y cajas”.

El ideario de los participantes es básicamente lúcido:

“Cortar las subvención de quienes medran instalados en el Presupuesto. Partidos y sindicatos, deben financiarse con las cuotas de sus afiliados y de sus impuestos”.

“Desamortizar edificios públicos, vender televisiones estatales y autonómicas y reducir los gobiernos de las autonomías insostenibles ya y que cada día crean más desigualdad entre los españoles”.

Como el precursor partido de los jubilados “Panteras Grises de España”, el “Partido de los Pensionistas en Acción” y el nuevo proyecto “Acción Política Tercera Edad”, el “Partido de los cazadores”, o el novísimo “Partido de Internet”, que desde Facebook se prepara para las elecciones del 2012, tampoco faltan los organizados por inmigrantes integrantes de la nueva realidad multicultural en España. Son experimentos asociativos de grupos sociales que muestran su hartazgo ante el sistema imperante, que proponen ideas políticamente incorrectas y soluciones imaginativas.

¿Serán las clases medias las destinadas a dirigir el progreso social en el siglo XXI? ¿Podrán los grupos desbaratar el sistema?

Lo dudo, pero, como dijo Albert Einstein, “Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo”.

La clase media jodida y la cuesta de Enero

Paqui dijo...

Es precioso volver a esa noche mágica de Reyes.
A mi me da pena que se vaya perdiendo cuando vamos creciendo. Mis hijos ya son mayorcitos y aunque esa noche mágica seguimos disfrutándola, no es lo mismo que cuando eran niños y poder ver las caritas de asombro y alegria.
Un besazo enorme

ONDA dijo...

Preciosa manera de marcar ese límite entre niño y adolescente.
Quizá sea esa magia la que nos mantiene niños, luego quizá ya nos seamos tan niños, somos un poquitín peores..

Y lo dicho en mi blog los políticos parece que se empeñan en adelantar ese trágico momento...

jam dijo...

Bonita entrada, Natalia. Espero que los Reyes te hayan dejado todo lo que les pediste. Salu2.

Verónica dijo...

Uyyy yo lo vivo mucho con toda la familia!!! y pedimos nunca se pierda esa magia!!