jueves, septiembre 18, 2008

De delito a derecho















La izquierda en bloque ha aprobado la creación de una subcomisión para abordar la modificación de la Ley del Aborto. Con la premisa de una ampliación; con el asesoramiento de un comité de expertos (hoy cualquiera lo es) -por supuesto en prácticas abortivas y en las bondades de las mismas-, lobby portador de un "sí" asegurado por adelantado, contará con la ministra Aído al frente.
Esto nunca fue una cortina de humo -como decían algunos-, ni la crisis podía ser ocultada, ni la misión de la propuesta es algo tan fútil.
La pregunta planteada ahora es ¿por qué dentro de Igualdad y no de Justicia?.
El PP responde que para justificar la existencia de Bibiana riá, riá, pitá como ministra; demasiado superficial. Otros comentan que dentro del Gobierno consideran que ante una cuestión de tal posible coste electoral, sea la novata quien limpie las letrinas; cómo si la decisión pudiera tomarla de forma autónoma y al margen del Presidente y el Psoe.
Mi interpretación es otra.
Zapatero, poco antes de los comicios, afirmó que no había necesidad de tratarlo, a fin de evitar el rechazo de votantes del Psoe contrarios a una ley de plazos. Repentinamente se ha convertido en algo perentorio, y es que está deseoso de satisfacer y convencido de la conveniencia de las pretensiones de los proabortistas.
El Presidente sabe que llevar a cabo un cambio abrupto tendría coste en las votaciones, pero se considera capaz de dirigir la opinión pública -con ayuda de la publicada- hacia el convencimiento de que el aborto es un derecho privativo de la mujer.
Para cambiar el concepto recurre a la retórica de los cínicos y a la demagogia basada en el léxico. Ya no se habla de aborto, sino de interrupción voluntaria del embarazo. El aborto se tipifica como delito, al sustituir el término, desaparece la mental y automática vinculación penal.
Existe la tendencia a identificar "interrupción" con algo temporal, transitorio, que permite devolver la situación a su orden anterior una vez finalizada; pero no es así. "Voluntaria", producto de la libre decisión personal.
El embarazo, al menos hasta la fecha, sólo puede darse en la mujer. Cada palabra está medida.
Zapatero comprobó cómo gran parte de la población terminó no sólo hablando de "proceso de paz", sino interiorizando la idea de que aquello no era una negociación política con terroristas. Ahora, por la misma vía, trata de transformar un delito en un derecho; en un derecho propio de la mujer. Consagrada la base, la construcción es fácil y la dialéctica perversa.
Quien se opone, está en contra del reconocimiento de derechos y libertades: es un fascista.
Quien se opone, está en contra de la mujer, de mejorar su posición, papel, desarrollo y eso tan progre de su realización en el mundo actual: es un machista.
Ése es el íter evolutivo, lento y continuo. Por eso está dentro de la Comisión de Igualdad.
Porque se trata de modificar el sentimiento y el concepto de una sociedad -que mayoritariamente rechaza una ley de plazos que implica aborto libre-, utilizando unos fingidos expertos (algunos con probado interés aborto-crematístico) convertidos en oráculo científico incontrovertible, hasta establecer una norma, que tendrá obligatoriamente que ser aceptada y no dejará espacio, en el caso del cuerpo sanitario, a la objeción de conciencia amparada en motivos, por ejemplo, religiosos, pues en el Estado laico socialista la religión no se lleva al centro de trabajo.
¿No es esto una utilización de la mujer, sustanciada en la persona de Bibiana?.
¿No es, además, anticonstitucional?. ¿Igualdad?, ¿dónde se menciona al padre, ese otro progenitor de letra aleatoria?.
Y el proceso de transformación habrá de realizarse con mucha pedagogía...

36 comentarios:

dax dijo...

El gobierno a los que les ha encargado discutir la nueva ley son proaborto y con eso solo se conseguira una ley sesgada que guste a los proabortistas.

santos dijo...

Ahora resulta que un asesinato es algo moderno.
Y progresista.

amaya dijo...

Yo me quedaría con lo que hay, porque son 3 supuestos que abarcan lo que deben abarcar.

luján dijo...

No sé para qué la subcomisión, como no sea para hacer el paripé de turno, puesto que el Gobierno tiene claro que va ser una ley de plazos.

francisco dijo...

Hemos pasado a un extremo, que para algunas el abortar es como ir al a que le quiten un furúnculo.

carlos dijo...

La pena de muerte debe aplicarse a los terroristas, no a los bebés indefensos.

santiago dijo...

Aumentan los supuestos por que ahora va a ser como ir al super.

risquett dijo...

El Ministerio de Sanidad debería publicar una web donde se expusieran los fetos abortados,... si es que no hay de qué avergonzarse y somos tan modernos y demócratas.

villanueva dijo...

Medidas del Gobierno de ZP contra la crisis:

Con el "suicidio voluntario", nos ahorramos las pensiones.
Con los abortos, los 2.500 del cheque por nacer...
Para acabar con los parados...todavía no sabemos...gasearlos, un tiro en la cabeza...

sempietnos dijo...

Cada vez que dicen que el aborto es un "derecho" me dan escalofríos.
¿Cercenar,asesinar,mutilar... es un "derecho"?

blaster dijo...

Lo peor es que se llaman "progresistas" cuando en realidad son nazis del siglo XXI.
La cultura de la muerte.

julio andradas dijo...

En definitiva, más facilidades para el asesinato.
Existen medidas eficaces para evitar estos asesinatos. Primero prevenir el embarazo, para lo que existen múltiples sistemas anticonceptivos eficaces. Segundo, si el embarazo no deseado se produce, pues el bebe nace y, si la madre no quiere o no puede tenerlo, pues se da en adopción, de forma que la larga lista de matrimonios que esperan adoptar se reduzca.

cecilia dijo...

El aborto está diametralmente opuesto a los derechos humanos.
Lo que buscan con está ley de todas formas, es legalizar el asesinato de algo que ya se estaba haciendo de todas formas.

Miguel A. dijo...

Es un asesinato y lo tratan como un derecho... Ciertamente, no es inquietante en cuanto para que la izquierda siempre ha considerado matar un derecho. Hitler, Lenin, Trotski, Stalin, Frente Popular...

josevillano77 dijo...

Lo que tu dices Julio, es verdad, siempre me lo he preguntado.O sea,al abortar no se plantean ningún "dilema moral" por el hecho de hacerlo,pero después no podrían soportar la idea de que naciera y estuviera en manos de unos padres adoptivos...¡Que descacharrante el argumento!, ¿eh?

Andrés Álvarez dijo...

"Ya no se habla de aborto, sino de interrupción voluntaria del embarazo"- Es que abortar no es sinónimo de interrumpir, puesto que interrumpir implica pausar, y que yo sepa los embarazos no se pausan...

Yo defiendo el aborto como un estado de necesidad regulado por ley y limitado a los tres supuestos del sistema de indicaciones:

1º-Aborto médico-terapeútico

2º-Aborto eugenésico

3º-Aborto ético

Y fuera de esto el aborto me parece innecesario e incluso ilegítimo.

J. F. Sebastian dijo...

Es un despropósito descomunal. Ni siquiera estaba en el programa electoral -como tampoco la palabra 'crisis'-. A lo mejor un día yo puedo liquidar a mi vecino ruidoso ejerciendo mi derecho a la 'reducción de la perturbación a mi armonía espacial'.

Pasión dijo...

Para mí, defender el aborto es de cobardes.

¿Preguntar al Padre, desde cuándo, pero si el responsable del embarazo, jamás da la cara?. Estos irresponsables, deberían "cuidarse", lo mismo que nos cuidamos las mujeres valientes que no hemos abortado, a pesar de los pesares.

Éstos sinvergüenzas que dejan a las mujeres embarazadas y no dan la CARA, deberían ir a las clínicas, es muy fácil, le cortan una simple venita y ¡Hala! a funcionar.

¿La Ley de los Tres Supuestos?, hasta ésa nos la hemos saltado olímpicamente.

¡Mucho cuidado Mujeres!, quitarnos un hijo/a de "esa manera", al final nos da la cara, es un TRAUMA para el resto de nuestra VIDA.

Terly dijo...

A mi el aborto me parece una aberración de la raza humana. ¿Esgrimiendo qué derecho y qué progresía se le puede quitar la vida a un ser inocente simplemente por que no tiene la capacidad de hablarnos y pedir piedad para salvar su vida? Me repujna, me duele y me entristece que el hombre pueda llegar a este extremo de impiedad
Un beso, Natalia.

alex- dijo...

Cada vez que veo la foto del blog me salen las lagrimas.
Hay que dar alternativas a las mujeres para que no aborten.

gutiforever dijo...

Nos dejamos en el tintero una parte muy importante, y que se obvia siempre:el papel del padre de la criatura, cuya voz y opinión no cuenta nada.
Acojona pensar, que si la mujer decide abortar sin el consentimiento del hombre, la opinión y los deseos de este importen un carajo.
Las feminazis y sus cómplices con bragueta progre,les arrogan un "derecho" a la mujer que le niegan al progenitor.
Eso si;si la mujer decide seguir adelante y el niño nace, entonces ¡¡¡oh,milagro!!,se vuelve a recuperar la figura paterna para que se toque la cartera,asuma gastos y se transforme en "paganini".
Todo lo que rodea a estos matarifes apesta.
Da náuseas.

Alter ego (el otro yo) dijo...

Que pena que tengamos que llegar a este extremo,¿por que la sociedad lo consiente.?
Nos venden la moto.
Mis saludos cordiales,vengo de babylon.

Fernando Solera dijo...

De verdad, Natalia, que ser español cada vez es más deprimente. Le entran a uno ganas de irse a Venezuela, que por lo menos allí la gasolina está más barata.

cartasmarruecas dijo...

Peo hay algo más detrás de este repugnante asunto. Se trata de la disolución del concepto del bien y el mal, de Dios y del Diablo. No hay ni una sola civilización que no haya fundado su cosmogonía sobre una dicotomía. Apolo y Dionisos, la Luz y las Tinieblas,el Bien y el Mal... Lo que se está intentando es eliminar esta dicotomía. Si consiguen introducir en la cabeza de la gente que ya no existen dos puntos, uno del que huir y otro al que tender, se habrá borrado para siempre la linea, el camino recto que hay que seguir, y habrán culminado su gran obra: convertirles en simples esclavos, insectos no conscientes ni de su origen ni de su destino, simples herramientas, cosas, nada. Es lamentable y doloroso, pero es lo que hay

Caballero ZP dijo...

Sobre el aborto ya conocéis mi opinión y lo que pienso, pero me ha llamado mucho la atención que recalques lo que nadie parece ver, la discriminación que está sufriendo el hombre en todos los sentidos, una fragante manera de saltarse nuestros derechos constitucionales. De todas maneras siempre saldrán con la disculpa de que hay padres que pasan del asunto.
Saludos

Javier Ayanotna dijo...

Es indiscutible que el aborto es el más repugnante de los asesinatos. Que los zapaterinos, comunistas y demás ralea lo defiendan entra dentro de la lógica. Forma parte del desprecio por la vida humana inherente al marxismo. Lo más triste es la indiferencia o el silencio vergonzante de la presunta oposición pepera, más preocupada de mantener una imagen de "moderación" (sospechosamente parecida a la cobardía)que de defender los principios de sus votantes.

Si te dijera que soy de dijo...

Es un abuso sobre la mujer, de eso no me cabe duda, porque abortar implica que el cuerpo de la mujer se dañe,pero eso no interesa.

Mike dijo...

Horrible. Nunca he logrado entender ni una sola de las excusas que ponen los proabortistas para justificar este genocidio.

jam dijo...

Tambíén el nasciturus tiene sus derechos, y hay que protegerlo como sujeto de Derecho que es. Salu2.

Shikilla dijo...

Aquellas que matan a un hijo dentro de su vientre, no saben que el dolor les perseguira el resto de sus vidas, "pasión" ha comentado aqui que es un trauma para toda la vida. Puedo afirmarlo, lo es, porque lo he visto.

Alguien que conozco fue obligada a abortar por su propia madre, porque tenía tan sólo 16 años, os digo que, después de más de 30 años que pasó, aún hablando conmigo, al contármelo, lloraba.

Son dignas de lástima, no están informadas, si supieran de qué modo se mata al bebé, muchas seguirían valientemente su embarazo si supieran que les iban a tender una mano.

Matar no es moderno, claro que no. El verdadero progreso está en defender la vida.

Pantagruel dijo...

No, Shikilla, no. No se puede generalizar. Conozco a muchas mujeres que han abortado y se han quedado muy tranquilas. El hecho en sí es como ir a que te extraigan una muela. Claro que según en qué entorno algunas mujeres tienen luego "remordimientos", pero la mayoría no. La posibilidad de abortar salva a muchas mujeres de muchos años de sacrificios indeseados, o de toda una vida truncada por un embarazo no deseado y precoz, dé la cara el padre o no. No todas las mujeres son Mrs. Palin, ni tienen por qué serlo, ni las de derechas ni las de izquierdas, ni las de centro.

Ninguna ley del aborto en ningún país democrático hace el aborto obligatorio. Siempre es una decisión libre y voluntaria de mujeres -a veces tomada con sus parejas- con derecho a decidir. Los argumentos falaces, mezclando churras con merinas son la especialidad de determninadas demagogias. ¿Qué más nos da que esto lo lleve Soria, Aído o el propio ZP? Es un paso más en la libertad de elegir, y de actuar, que a nadie se le impone.

Y con respecto a la objeción de conciencia, me parece muy bien que se ejerza en la actividad privada. En la sanidad pública el marco de actuación son las leyes, y quien tenga objeciones a este marco que no trabaje en este ámbito. ¿Quién querría que le atendiera como hematólogo o como cirujano un Testigo de Jehová, que rechazase las transfusiones?

El éxito de los movimientos anti-aborto estaría no en impedir que se legisle, sino en conseguir que los ciudadanos libremente rechazen esa opción aunque esté disponible, y eso se consigue no en los parlamentos, sino en las catequesis, madrasas, sinagogas y otros lugares de adoctrinamiento del comportamiento moral. Ninguna moral ha de impornerse mediante la ley en los paises que quieren ser libres, y se diría que los propios contrarios a determindas leyes temen que su gente haga uso de ellas una vez promulgadas, como pasa también con el divorcio o con el matrimonio entre personas del mismo sexo.

No existe ninguna verdad inmanente para legislar, y legislar es establecer reglas de convivencia que no perjudiquen a nadie y que prioricen los intereses y derechos de los afectados.

Siempre que intervengo en un foro en el que sé que voy contracorriente pido disculpas por hacerlo a la autora, en este caso, pues no pretendo provocar, y dejaré de intervenir en el futuro si mi intervención se considera inapropiada. De entrada todos los blogs abiertos los tomo como abiertos para ezpresar honestamente una opinión.

Shikilla dijo...

Pantagruel, aunque no soy la autora del blog, pero sí me aludes, permíteme que te conteste: ya te dije una vez que a mi las opiniones contrarias no me molestan y si me provocan es nada más para rebatirlas, las considero disensiones que es lógico que se produzcan, porque partimos de la base que todos no opinamos igual.

Basten tan sólo, como contestación a tu comentario, tus mismas palabras, te las cito:

"No existe ninguna verdad inmanente para legislar, y legislar es establecer reglas de convivencia que no perjudiquen a nadie y que prioricen los intereses y derechos de los afectados".

Tú lo has dicho. Abortar, en mi opinión, es atentar contra el derecho a la vida del feto, por tanto hay un perjudicado, al menos.

¿Has hablado profundamente con alguna de esas mujeres que, según tú, equiparan el aborto con sacarse una muela?

El "Síndrome post-aborto" existe, no es un invento, e incluye sentimientos de culpa, angustia, ansiedad, depresión, baja autoestima, insomio, diversos tipos de neurosis y de enfermedades psicopáticas, tendencia al suicidio, pesadillas en las que aparecen los restos del bebé abortado, recuerdos dolorosos en la fecha en que hubiera nacido, etc.

Eso, amén de las secuelas físicas que también son numerosas así como los riesgos.

Realmente, no es como sacarse una muela.

Saludos

JAIME dijo...

A Pantagruel: Aunque no es a mí a quien preguntas, y puesto que esto es un blog abierto, te voy a contestar.
Planteas el aborto solo desde el punto de vista de la mujer, acaso no te das cuenta, o no quieres darte cuenta de que hay otra persona directísimamente implicada: El nasciturus (con derechos reconocidos), el futuro bebé, el niño-a al que se mata.

En cuanto a la objeción de conciencia creo que no conoces el sistema público de sanidad. Solo faltaba que los que no quieran participar en un aborto tuviesen que abandonar lo público e irse a lo privado. ¿Quien operaría cuando llegase una mujer, con , por ejemplo una histerectomía rádical?.

Pantagruel dijo...

Gracias por vuestras respuestas, Shikilla y Jaime. Sé, como sabeis vosotros seguramente, que discutir de estos temas rara vez lleva a acuerdos, porque casi siempre partimos de posiciones muy consolidadas, pero por intentarlo que no quede. No pretendo que cambieis vuestras ideas, pero sí que entendais que este tema pertenece a la conciencia y a la libertad individual y que por tanto no debe ser objeto de exclusión legislativa.

Ambos utilizais el argumento de los derechos del nasciturus, pero el nasciturus solo puede ser objeto de los derechos que nosotros queramos otorgarle asumiendo su representación, como ocurre con los derechos de los animales -y que no se vea malicia en esta comparación, por favor-. Para los que tenemos la desgracia de no creer en el alma, el nasciturus no es una persona, sino un proyecto de persona, tanto más definido cuanto más avanzada la gestación, pero muy distante de ella en las primeras fases. Los derechos que le atribuyamos a este proyecto de persona pueden chocar con los de la persona en la que ha anidado, y de hecho así ocurre cada vez que la mujer se plantea la posibilidad de abortar. Y es precisamente para resolver esa colisión para lo que hay que legislar, dando por sentado que se enfrentan los derechos de una persona bien cosntituida con los de un mero proyecto. No creo que considereis homicidio "desperdiciar" mensualmente un óvulo que también tiene en sí la capacidad de llegar a "ser", solo con fecundarlo.

Con respecto al síndrome post-aborto, no dudo de su existencia en determinadas mujeres previamente muy concienciadas "en contra", pero creo que es bastante inhabitual. Para las que deciden abortar libremente es probablemente peor que ese síndrome el sufrimiento que anticipan para ellas y para sus familias ante un embarazo no deseado, un hijo no deseado, o un hijo diagnosticado de S. de Down u otras malformaciones graves antes de nacer. Como dije, no todas las mujeres han de ser Mrs. Palin. No se les puede exigir eso, aunque se les puede convencer de que lo sean, y entonces no recurrirán al aborto, aunque esté legalmente disponible, como en mi opinión debe ser.

Tampoco hay que olvidar que cuando no hay aborto legal, lo hay clandestino, con los graves problemas de salud que esas situaciones conllevan.

Y finalmente, Jaime, debe ser que no conozco el sistema sanitario público, sí, debe ser eso. Hasta hoy el sistema sanitario permite la objeción de conciencia en lo que se refiere al aborto, de forma que servicios completos de ginecología se declaran objetores y la mayoría de los abortos "legales" se llevan a cabo en clinicas privadas concertadas; ningún ginecólogo se atreve a no objetar, porque entonces -con pocas excepciones que tienen lugar en los llamados hospitales "progres", sí, Leganés uno de ellos- es estigmatizado y dedicado solo a hacer abortos, que desde el punto de vista profesional es una actividad poco gratificante. Sin embargo, puesto que trabajar para el sistema sanitario público es una elección libre, el marco de trabajo en ese ámbito debería ser el marco legal, y si se objeta este marco, pues debería buscarse trabajo fuera de él. Si así fuese, los objetores sería muchos menos, y no habría escasez de ginecólogos para llevar a cabo una histerctomía radical, o cualquier otra técnica de diagnóstico o tratamiento. (De paso, las mujeres no "llegan" con una histerectomía radical; la necesitan, o se les realiza)

Lamento la extensión. Saludos.

Pantagruel dijo...

Una matización para Shikilla. En honor a la verdad he de decir que a ninguna mujer le he oído equiparar un aborto con una extracción de muela; eso es una apreciación mía -quizás poco respetuosa, pido disculpas- basada en lo que de molesto, de incómodo y de peligroso tiene cada una de estas intervenciones. De ninguna manera pueden equipararse los riesgos de un aborto llevado a cabo en condiciones adecuadas a los riesgos que conlleva un embarazo y un parto; por supesto que esto no justifdica el aborto, pero hay que poner las cosas en su sitio. Meter miedo no es una buena estrategia, sobre todo cuando el miedo no es fundado.

Pasión dijo...

Mi posición no es nada consolidada.

Es todo lo contrario.

Los/as defensores del aborto se creen que están contracorriente.

Están muy lejanos/as a la realidad, se mueven con mucha facilidad, gracias a las terminales desinformadas.

Pantagruel: menos mal que ha rectificado.

Las MUJERES que nos apreciamos hemos oído hasta la saciedad: "Nosotras parimos, nosotras decidimos". "¡Éso no es nada, es como si te quitaran una Muela!.

Todas las operaciones quirúrjicas por muy básicas que sean, tienen sus riesgos, efectos secundarios y si encima aconsejan mal, sencillamente es PARA TODA LA VIDA.

Oir, por no verla, a la ministrilla de desigualdad, una pija/progre, que jamás va a abortar, que encima si tiene hijos/as los tendrá sin ningún problema, gracias "al politicucho de su Papá, EL Mister Proper", de Alcalá de los Gazules (Cádiz), decirnos a las Mujeres que no nos preocupemos que la S.S. nos librará del Mal. El Mal son ellos/as que no tienen vergüenza ni dignidad.

Para terminar, que no crean los hombres que estoy en contra de ellos, nada de nada. Si yo fuera HOMBRE, no dudaría en ningún momento: EN CREAR UNA ASOCIACIÓN, SÍN ÁNIMOS DE LUCROS, DAR LA CARA, LUCHAR POR MI ¿HIJO/A?.