jueves, junio 28, 2007

Hasta en la sopa.

Parto de la base,de que cada uno puede hacer con su orto lo que quiera, y encamarse con quien estime oportuno, faltaría más.
Lo que excede cualquier comprensión, es esta invasión, este bombardeo, este agobio que resulta cansino y francamente molesto.
No se si es cuestión de cuota, una nueva paridad que hace que en cualquier evento, programa u ocasión tenga que comparecer un representante homosexual, para lanzar su "speach", hacer las gracietas procaces pertinentes y repreendernos por ser heteros, fachas y carcas.
El grado de castigo dependerá de la moderación del invitado en cuestión,oscilando desde el intelectual homosexual contenido y elegante, a la "locaza" desinhibida que entre plumazo y plumazo, califica de retrógrado al que no acepte la adopción por parejas "gay" y pinta el mundo de rosa chicle "ad nauseam".
Yo esto del "orgullo gay" no lo entiendo demasiado bien;no creo que la condición sexual,como el color de ojos, sea motivo de orgullo, pero en fin,allá cada cual...
Lo que no estoy dispuesto a soportar,es esta invasión por tierra,mar y aire; esta "culpabilización" por no aceptar que un niño tenga que tragarse "per se",que su "madre" se llame Manolo, tenga bigote y sea bombero, en aras de esta legislación progre zapateril,que paga operaciones de cambio de sexo,pero no dá para colocar inhibidores en los blindados de nuestros soldados en misiones de guerra.

20 comentarios:

cecilia dijo...

Queridos papá y mamá:

Me hubiese encantado haberos conocido. De muy pequeño me dieron en adopción a
una pareja de homosexuales cuando yo lo que quería era un papá y una mamá. Para ello argumentaron dos cosas: igualdad y libertad. La suya, claro, porque a mi nadie me preguntó lo que quería. Creo que todos los niños deberíamos tener un padre y una madre para que al crecer pudiésemos tener la libertad, de la que tanto hablan los mayores, de elegir el patrón de comportamiento que más nos gustase: el de papá (hombre) o el de mamá (mujer). Ellos no pensaron que los niños actuamos por imitación y yo nunca pensé que los mayores fuesen tan egoístas, hablando sólo de su libertad, no de la nuestra, la de los niños. ¡Qué lástima!.

amaya dijo...

Yo no estoy orgullosa de ser hetorosexual, me parecia absurdo decir eso, soy como soy y punto, pero orgullosa no creo que sea la palabra mas oportuna para definir mi conformidad con mi opción sexual. Si queremos igualdad entre gays y heteros, creo que este tipo de fiestas lo que hacen es pronunciar más las diferencias entre unos y otros. Como excusa para divertirse me parece estupendo, pero es como celebrar el dia de la mujer trabajadora, y eventos asi, si se celebran es porque no somos iguales, porque no tenemos los mismos derechos, y hay que gritar de algún modo que queremos que esto cambie. Cuando la gente no se plantee estas celebraciones, será que realmente somo iguales ante la ley y tenemos los mismos derechos.

jerusa dijo...

Quiero manifestar que un homosexual jamás se le debe discriminar como persona, ya que la capacidad intelectual o laboral no tiene nada que ver con la condición sexual de cada uno. Eso sí, quiero hacer una pregunta: Si se creara un colectivo heterosexual en España y celebrara el "Día del Orgullo del Machote Ibérico" ¿Le molestaría al colectivo gay?.

beatriz dijo...

Ahora oigo voces clamar en favor de la "familia" tradicional y yo digo:¿qué familia tradicional?.
¿La de los hijos de padres de separados que son utilizados por éstos como moneda de cambio? ¿Por qué en vez de ir tanto en contra de las parejas homosexuales y su posibilidad de adoptar no se hace algo verdaderamente positivo por la infancia?
Un niño tiene exactamente las mismas posibilidades de ser feliz con una pareja de homosexuales que con cualquier otra. Y puede que más, porque ellos pelearan tanto por poder tener uno que valorarán más su presencia que miles de padres que tienen hijos sin quererlo o sin la preparación suficiente.
Todos esos que predican sobre que "hay que mejorar el mundo salvando a la familia tradicional" que reflexionen un poco si, realmente, merece tanto la pena abogar por un determinado tipo de familia. Si en vez de intentar arreglar el mundo, hicieran "su" mundo mejor, sin tanta hipocresía, entonces, a lo mejor, cambiaban de verdad las cosas para bien.

Decentes dijo...

Se supone que el dia del orgullo GAY tenia como objeto reivindicar los derechos de los gays,luego ya no tiene sentido.

El dia del orgullo gay no deja de ser un dia donde salen a la calle los que tienen un complejo de inferioridad por su condicion sexual.La normalizacion de la homosexualidad pierde enteros con este tipo de fiestas de zerolas perturbadas.

sempietnos dijo...

¿Cuándo aprenderemos que la familia es el pilar fundamental de toda sociedad, nos guste o no ?
¿Cuándo aprenderemos a respetar las creencias ajenas en materia de religión por ejemplo ?
¿Cuándo nos daremos cuenta que si la familia tal como la conocemos -y como debe de ser- desaparece, esta sociedad estará condenada entonces ?
¿Cuándo nos daremos cuenta que la única manera de formar ciudadanos racionales, respetuosos y honrados se da en el seno de la familia y no en otras entelequias que no llevan a ningún sitio ?
Por otra parte no creo que haya ningún orgullo en ser gay,como tampoco lo es el ser hetero,ocomo dice gutiforever,por el color de ojos.
Es absurdo.

Zapataplús!! dijo...

So,os víctimas de nuestros propios complejos. Sólo cuatro flipados se creen eso rollo de la vida en rosa. Es un castillo en el aire que caerá por su propio peso en cuanto nos libremos de nuestros complejos adquiridos cuando nos miramos en el espejo del pasado.

Un vez superado eso, nos daremos cuenta de que es imposible luchar contra la naturaleza humana. Aunque coincido contigo en que cada cual puede hacer con su culo lo que le pete.

Interruptor dijo...

Pues yo quiero celebrar el “día del orgullo alto” porque estoy orgullosos de ser alto. Y también quiero celebrar el “día del orgullo moreno”, y el “día del orgullo gordito” y todos los que pueda, así estaré de juerga permanente y Galli me regalará un montón de dinero público para montarla.

Beatriz, dices: Un niño tiene exactamente las mismas posibilidades de ser feliz con una pareja de homosexuales que con cualquier otra.

Eso es falso. Si no lo crees discútelo con montones de psicólogos infantiles hartos de tratar a niños huérfanos de uno de sus padres y verás como las posibilidades de felicidad no son las mismas. Además, con una pareja homosexual, al niño le falta un modelo, que no conocerá de cerca y por tanto será difícil que pueda elegirlo. O sea que no, que no tienen las mismas posibilidades.

beatríz dijo...

Interruptor y sempietnos:lo que decís es falso.
Investigación realizada en 2002 por la Universidad de Sevilla y el Colegio Oficial de Psicólogos y la Oficina del Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid.:Las conclusiones apuntan a que la vida de los hijos de familias homosexuales “se caracteriza por la estabilidad y es bastante parecida a la del resto de sus compañeros”.

El informe añade que “los niños que crecen en parejas homoparentales lo hacen de un modo sano, están bien aceptados por sus compañeros de colegio y tienen claro lo que es un hombre y una mujer y su papel en la sociedad.”.

Crispal dijo...

Los del orgullo gay deberían leer el poema de García Lorca "Oda a Walt Whitman" de su libro "Poeta en Nueva York", muy ilustrativo de la diferencia entre ser homosexual y marica.
Y no creo que digan que Lorca era homófobo ¿o sí?

vinuesa dijo...

Me parece vengonzoso que se nos quiera vender que ser Gay es lo mas "in". Lo mas "Cool". Lo más. Lo que esta de moda. Se monte un negocio en torno a ello. Me parece muy bien las tendencias de cada uno. Pero orgullo por ser una cosa u otra es vergonzoso. ¿Por qué no se celebra dia del orgullo hetero? No estoy en contra de nadie. Sino del negocio que se monta, y se utilice un colectivo de personas politicamente.

agamenón dijo...

Yo soy hetero y no lo voy pregonando por ahí.Parece más un estilo de vida y una moda,que una simple tendencia sexual.Si alguien a quien tengo al lado es gay,¿a mi que me importa?.Yo no le diré:"oye,que yo soy hetero".

risquett dijo...

La homosexualidad no es una enfermedad ya que ni se cura ni, gracias a Dios, se contagia. La homosexualidad es una desviación, una aberración de la conducta sexual, lo mismo que la pedofilia, la zoofilia o la necrofilia, la diferencia radica en que la homosexualidad está tolerada por la sociedad y la zoofilia o la necrofilia no, así de sencillo. Pensemos que hace no tanto tiempo, la pedofilia estaba consentida por la sociedad(en Roma y en Grecia) como lo está ahora la homosexualidad.

Decentes dijo...

Beatriz no se puede plantear esta cuestion desde la experiencia personal.Que tu tengas una familia desestructurada no significa que esa sea la norma.Lo quesi que es norma es que los que salgan a la calle a celebrar el dia del orgullo son unos desestructurados mentales.

Pero es que los estudios de la Universidad y del Colegio no tienen rango de ley(aunque tu presidente se lo haya dado).Es un argumento muy pobre

Cabezota sin remedio, corazón enorme dijo...

La polémica sobre la adopción es estéril. Explico, en España casi no se dan bebés en adopción. Para algo hay aborto libre. Y si hay bebés desamparados, se dan en acogimiento, pero tarde o temprano vuelven con sus padres biológicos.

Es más fácil adoptar niños creciditos. A partir de los siete años. Pero es que el código civil obliga al juez a preguntar al niño si tiene suficiente juicio. Me imagino lo que el niño responderá, siempre que no le obliguen a estudiar educación para la ciudadanía.

Y si es adopción internacional, los países extranjeros no permiten esa adopción.

Una ley para los 4 recién nacidos que se adoptan en España al año. No lo veo lógico.

San Isidoro dijo...

La clave de toda esta basura intelectual la ha dado Sempietnos. Muerta la familia se acabó todo. Vía libre al Gran Hermano.

sempietnos dijo...

Pues si,san isidoro; en el fondo se trata de eso.
De destruir a la familia, que es el núcleo en el que se vertebra toda sociedad civilizada.

beatríz dijo...

Aceptémonos como lo que somos, seres humanos que en el acto de amar sólo pretendemos dar eso: amor. Y nada, absolutamente nada relacionado con el amor puede implicar algo malo. Quien da amor da vida, quien da vida lo da todo, y quien da todo merece recibir todo.

tejón dijo...

Al final de lo que se trata es que el 10% de la humanidad intenta reeducar (lobotomizar diria yo) el otro 90%, de ahí esa necesidad imperiosa de adoptar niños y de imponer el buen-rollismo con los homosexuales con asignaturas nuevas en los estudios.

INASEQUIBLE AL DESALIENTO dijo...

Menuda panda de basura...

¡ ARRIBA ESPAÑA !