jueves, abril 12, 2007

Laicismo stalinista.


El arzobispo de Valencia, monseñor Agustín García-Gasco, invita en su carta de esta semana, que titula 'Laicismo intolerante', a "desenmascarar y denunciar el 'laicismo práctico' mientras esté siendo propugnado desde el poder, por el bien real de las personas".
Según el prelado, el 'laicismo práctico', "como otras tantas ideologías falsas, está llamado a desaparecer porque ni hace justicia a la verdad ni a la libertad y dignidad de los seres humanos".
Para el arzobispo, el laicismo "pretende desprestigiar a la Iglesia para acelerar la implantación del relativismo moral como única mentalidad compatible con la democracia", asegura.
Según informó el Arzobispado en un comunicado, en su carta semanal, monseñor García-Gasco considera que los laicistas quieren configurar una sociedad enfrentada con los valores fundamentales de nuestra cultura.
"Sus objetivos son notorios: dejar sin raíces a instituciones fundamentales, como el matrimonio y la familia, diluir los fundamentos de la vida moral y situar a los cristianos en un mundo culturalmente extraño y hostil".
"Todo vale para arrinconar al cristianismo: ridiculizarlo, manipularlo en los medios de comunicación social, anularlo o vaciarlo de contenido".
Lo triste y penoso,es que esto se propugne desde un Gobierno que debería ser de todos.
Existe un laicismo militante, que aspira a tener una clara incidencia en la vida diaria de las personas, tanto en los creyentes, como en los que han dejado de serlo.
La 'Educación para la ciudadanía', en realidad debería llamarse 'ateísmo científico' recordando las cátedras de adoctrinamiento marxista en la extinta Unión Soviética.

11 comentarios:

cecilia dijo...

El aborto es un escándalo: 91.664 fetos murieron asesinados en España en 2005.
Se intenta destruir la familia y el matrimonio desprestigiandolo al "casarse"
no un hombre y una mujer, sino aberraciones contranatura.
Se intenta llevar el relativismo moral a todo.

tressor dijo...

Cuando se quiere expulsar a Dios de la vida social, se crean ídolos, auténticos tiranos que impiden o dificultan que las personas alcancen su madurez y su plenitud", señala y apunta como idolatrías actuales "la adoración del dinero, de la fama, del poder"
Totalmente de acuerdo.

blaster dijo...

Lo gracioso de todo esto es que la gente trata a la iglesia y a los cristianos como si hicieran mal sin tener ni idea de los mucho que hacen :
- tienen muchisimas escuelas de las cuales ayudan a muchisima gente sin recursos
-dan de comer a muchos indigentes y a mucha gente que el si dejaran de ayudar el gobierno no podria con todo
-tienen hospitales para gente con sida
-ayudas humanitarias con mucha gente que va a otros paises a ayudar incluso jugandose la vida(monjas por ejem)
- muchisimos asilos donde acogen a gente mayor sin recursos,etc,etc,etc

amaya dijo...

Yo no soy practicante pero creo que es sangrante que en un país de mayoría católica se defienda a ultranza el respeto a otras religiones que, a día de hoy, se caracterizan por el pisoteo contínuo de los mínimos derechos del ser humano (ZP pidió explicaciones por las caricaturas de Mahoma publicadas en Suecia ¿o era Dinamarca?) y, sin embargo, se subvencionen unas fotografías insultantes para la religión católica y cualquiera con un mínimo de sensibilidad o respeto hacia los demás. Pues no es muy normal, la verdad

jerofonte dijo...

España no es laica, es aconfesional, que son cosas distintas. De hecho, en la Constitución Española se reconoce esplícitamente la libertad religiosa y dice que se apoyará desde las instituciónes públicas. Así es que fijaos en la diferencia: Francia es un estado laico, España es un estado aconfesional.

Zapataplús!! dijo...

Detrás de esE laicismo que nos quieren vender como si se tratase de algo agnóstico, no existe sino el mayor de los sectarismos integristas que podamos imaginar: el puro odio hacia el cristismo en general y el catolicismo en particular para sustituirlo por una INMENSA NADA.

tolomeo dijo...

El 'laicismo práctico', "como otras tantas ideologías falsas, está llamado a desaparecer porque ni hace justicia a la verdad ni a la libertad y dignidad de los seres humanos

Alejandro y Juan dijo...

¿Por qué insisten con el laicismo si somos aconfesionales?

¿Por qué odian lo católico y aplauden lo islámico?

Ellos son los que viven en el siglo pasado, ellos son los que tienen complejos y no pasan página.

jairo dijo...

Los progres no es que sean ateos, en realidad son anticlericales como sus antepasados genocidas republicanos de los años '30.

álvaro dijo...

Monseñor Agustín García, hace aproximadamente un mes, el PSOE nos obsequió con un "manifiesto laicista en el que atacaba a la Religión Católica, pero la Conferencia Episcopal respondió como el avestruz, "metiendo la cabeza bajo tierra". Y en él afirmaba que la "moral laicista es superior a la de la Religión Católica". Ya s e ve, divorcios, abortos, anticonceptivos, matrimonios homosexuales, parejas de hecho, madres desconocidas, hijos de padres solteros...

craso dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con el arzobispo de Valencia, monseñor García Gasco. El Estado nos está "imponiendo" su ideología. Una cosa es ser ateo o no creer o ser laico, que es muy respetable y democrático y otra cosa muy diferente es imponer una ideología "el laicismo" .