lunes, enero 08, 2007

Clara intención

La reunión sorpresa de hoy entre el Presidente del Gobierno y Rajoy no ha despejado ni una sola de las incógnitas del problema, no nos ha proporcionado ni una sola de las respuestas explícitas que estamos buscando; ha tenido, de nuevo, el más puro estilo zapateril: digo sin decir. Eso es, al menos, lo que se desprende de la rueda de prensa concedida por el jefe de la oposición, sin que desde Moncloa se le haya desmentido. Por supuesto el Presidente ha vuelto a hacer de Houdini, y el final del número no ha llegado, seguimos pues contando tan sólo con su etérea presencia, que es equivalente a la ausencia de cualquier otro mortal.
Sin embargo, sí podemos extraer contestaciones si, a lo obtenido de la reunión, le añadimos las declaraciones de la reaparecida Vicepresidenta y las del inefable Blanco.
Del cara a cara en sí mismo podemos concluir que Zapatero no está por la labor de retomar el Pacto contra el Terrorismo. Por el contrario, y sumando lo dicho por Blanco, su intención es la de editar un nuevo pacto en el que tengan cabida todos los grupos políticos democráticos -me dejaba olvidado el calificativo legitimador de cualquier cosa-. Veamos, si ya tenemos un texto que contempla este aspecto (la lucha antiterrorista), que fue firmado por los partidos que representan a cerca del 90% de la población -tanto que apelan a las mayorías cuando conviene-, y, lo fundamental, que ha demostrado ser el marco que ha permitido desarrollar las actuaciones más eficaces contra ETA, ¿para qué es necesario elaborar un nuevo pacto, cuando lo lógico sería que los partidos que no lo rubricaron entonces lo hagan ahora?. Está claro que la intención no es la de integrar a los que estaban fuera, sino la de excluir al que ya estaba dentro -el PP-, estigmatizándolo como "el no dialogador, el opositor sistemático".
Se arguye que el Preámbulo establece la exclusión de otros partidos. ¿No era la falta de imperatividad del mismo lo que se argumentaba con relación a la falta de trascendencia de que el Preámbulo de los distintos proyectos de Estatuto contuviera las fórmulas tipo nación o realidad nacional?. Está claro que la intención es la de excluir al PP.
La reaparecida, De la Vega, afirma la culpabilidad del PP en la falta de entendimiento. Está claro que la intención es la de excluir al PP. lo que me produce peor sensación es la utilización de los mismos términos que los terroristas, como si no hubiera sinónimos en español, "permanente", así quieren que sea el diálogo, como el alto el fuego. Prefiero no seguir indagando en las implicaciones de este hecho.
Año nuevo, la misma política. El PP es el culpable de todo; el diálogo es imposible, por culpa del PP; la falta de acuerdo, es culpa del PP; el fracaso de la negociación, es culpa del PP; nuestra caída en la intención de voto, es culpa del PP. Sí, sí, Gobierno, y del empedrado, también.
No reconocer errores y, en consecuencia, no enmendarlos, es el mejor camino a la debacle. Lo que se debe hacer es retomar la política antiterrorista anterior y dejarse de tanto diálogo con unos y otros. No es la fórmula, menos aún, cuando se trata de modificar el consenso previo -uso esta terminología para que me entiendan- a fin de conseguir la exclusión del segundo partido mayoritario y culparle de ello, en contra de lo que la mayoría (según estadísticas) de la población les pide, o exige, que hagan.
Gobierno, se trata de luchar y combatir contra ETA, no contra la oposición. Se trata de que los que estaban fuera, se integren, máxime cuando su ausencia en el Pacto se debe a que deseaban constituir una mesa de partidos a la que asistiera Batasuna (ETA; partido ilegal) y allí, mediante el mágico diálogo que todo lo soluciona, democráticamente todo -¡ja!-, llegar a una solución pactada y dialogada del conflicto, alcanzar la tan ansiada paz (tengo calambres de escribir esta demagogia).

5 comentarios:

cecilia dijo...

Mal vamos,cuando tras el brutal atentado,el único mensaje que extrae Rajoy de su entrevista es la calculada ambiguedad de un presidente preso de sus contradicciones e hipotecado(?)en no sabemos que vericuetos de este proceso.
Y que la vice De la Vega salga con la amenaza velada,a estas alturas del fracaso,sobre la implicación en no se sabe que nuevos pactos del PP es de juzgado de guardia.
Penoso.

sempietnos dijo...

Lo terrible de esta situación,es que la sensación,las intenciones de Zapatero no son derrotar a ETA,sino llegar a un acuerdo que nadie sabe,ni siquiera me temo que Zapatero,como se puede conseguir sin renunciar a pagar un precio.
No sabemos por boca del Presidente de que se ha hablado,que se ha pactado(si se ha pactado algo),que ha fallado,por que "hoy estamos mejor que ayer y horas más tarde 800 kilos de explosivos,por que ya no son accidentes mortales y los ecuatorianos pasan a ser víctimas,que pasa con el Pacto Antiterrorista,que información tenia el Presidente(si tenía alguna o todo era producto de su imaginación,que diría Anthony Blake),por que no se persigue la "kale borroka"...
Un auténtico descalzaperros,querida Natalia,que cada dia que pasa,cada hora,huele más putrefacto.

Anónimo dijo...

Si no hubiera habido muertos,Zapatero pasaria por alto la T-4,el atentado,los 800/1000 kilos de explosivos,los 40 millones de euros que costará la factura de la fiesta,y el Proceso seguiría de todas,todas.
Y ya veremos que esto dará otra vuelta de tuerca,y el Proceso seguirá por otra via.¿Cual?.
La que sea,pero sin el PP.

gutiforever dijo...

No os llameis a engaño;el enemigo del PSOE y Zapatero no es ETA,es el PP.
Zapatero ha decidido seguir con este Proceso de rendición cueste lo que cueste,y como muestra,lo que publica hoy EL MUNDO en su portada:"PSE y Batasuna se reunieron en secreto para tratar de salvar el proceso con ETA".
El juego esta planteado a doble o nada;o sea,convencer a ETA/Batasuna de que es posible alcanzar la autodeterminación via gatera(reforma estatutaria encubierta),y convertir al PP,(o sea,la mitad de España),en ese enemigo recalcitrante que se opone a la II Transición zapateril que consiste en enterrar la Constitución del 78.
Pronto veremos un comunicado de ETA lamentando los muertos de la T-4,y dejando las puertas abiertas a retomar la negociación.
En cuanto se disipe el humo y se recojan los escombros,Zapatero volverá a intentar cabalgar sobre el tigre perfumado con dinamita.
Que vuelva a repetir el error,no es idiocia.Es simplemente la irresponsabilidad del individuo más peligroso que jamás haya ostentado la presidencia de un gobierno.

cristina. dijo...

Y yo me pregunto,¿no hay nadie en el PSOE que pueda alzar la voz contra toda esta locura?.
Si,ya se,que me direis que Rosa Diez,Gotzone Mora,Francisco Vázquez,etc...lo han hecho,pero me refiero a gente con peso "real"(Gonzalez,Guerra...)
Es inconcebible que un partido centenario se este involucrando hasta el cuello en toda esta fosa,que al final,nos enterrará a todos.
(Felicidades por tu blog,Natalia,y por tus nuevos colaboradores.Un besote.)