miércoles, octubre 04, 2006

Diagnóstico: salud gástrica excelente.

El alcalde ha demostrado, en incontables ocasiones, tener un estómago de aluminio. Ha superado con éxito la difícil prueba de la gastronomía de los cinco continentes y sometido a control a docenas de restaurantes españoles, aunque no hay que olvidar que los ardores en los cuatro tenedores se producen con menos frecuencia que en las tascas. Dispone, además, de un buen espacio gástrico. Lo que aún no había manifestado era su capacidad digestiva, que tiene que ser ilimitada para poder digerir sus declaraciones de hoy, porque hay que tener estómago para decir que la Fundación Jiménez Becerril -incluirá a todas las víctimas- no tiene que seguir los dictados del PP y demás lindezas. ¿Es que no tuvo suficiente con su intento de humillar a las víctimas no asistiendo a la manifestación, Carpanta?¿es que tiene que seguir llenando su estómago de vileza con otro intento de humillación al calificarlos de manipulables? (digo intento, porque no llega a consumarse, dado que al único que humillan sus actos y omisiones, alcalde, es a usted mismo). ¿Pero qué se cree que son las víctimas, informes periciales, documentos ministeriales encalados con típex?; ¿qué piensa, que su dolor es falso como las facturas del distrito Macarena?. Ni siquiera a esos votantes suyos de las altamente subvencionadas federaciones y asociaciones vecinales los manipulan usted y su Corporación; son sólo votos sicarios que entregarían al mejor postor, pero aquí, como en los concursos a los que se presenta Climo Cubierta, sólo licita el Psoe.La manifestación no fue políticamente monocromática, el único partido era el de la libertad, la defensa de la justicia, dignidad y memoria de las víctimas asesinadas, y el partido del apoyo y la empatía con las que aún viven, aun considerando que todos somos víctimas del terrorismo.Y está claro que usted está fuera de estos partidos. ¿O cuando le negó el uso de la palabra a Teresa Jiménez Becerril lo hizo pensando que ella, siguiendo el dictado del PP, sabía que se lo iba a negar y quería politizar el acto?. Usted demostró una conducta infame, deplorable y mezquina hacia la Fundación antes del anuncio de tregua, se lo recuerdo. ¿O quizá es que, ya entonces -sin anuncio público de tregua todavía-, recibió directrices desde las alturas del Psoe para actuar así con víctimas del terrorismo por lo que iba a venir después -la tregua-?.Debería hacer examen de conciencia aunque me parece bastante probable que cuando la vaya a someter al mismo, esté en paradero desconocido.Aún no ha dimitido y ya han pasado tres días, sr. Sánchez Monteseirín.

4 comentarios:

gutiforever dijo...

Monteseirin estaría más feliz de ir a recibir a la salida de la cárcel a Henri Parrot,el mismo que quiso volar la Plaza de la Gavidia,que de acompañar a la familia Jimenez-Becerril en una manifestación.
Ya le negó la palabra a Teresa;lo próximo sera empujarla a cualquier zanja de tantas como hay en la ciudad,en plan Tony Soprano,deshaciendose de incomodos testigos de la ruindad y miseria moral de el tal Alfredo.
A fin de cuentas,el que sea un alcalde nefasto,intelectualmente enano,envuelto en las sombras de la corrupción,de los viajes,de la cubierta de la Davis,del entramado mafioso de las Asociaciones Vecinales,del Metro...se queda en mera anécdota comparado con la vileza moral de su comportamiento con las victimas.
Y el figura,sin dimitir.
Seguro que trinca dietas.

sieterrevueltas dijo...

Bienvenida a la blogosfera.
En cuanto a la dimisión de Monteseirín, ten en cuenta que eso no se producirá jamás. Nunca. Lo único que le interesa es su carrerita política. Lo único. El silencio al que condenó a Teresa es algo infame. Pero ahí está. Sin moverse. Y ya te habrá incluido en la Sevilla rancia y derechosa.
Bienvenida al club.

unadecoladetoro dijo...

Me quito el sombrero ante usted, señor gutiforever.
Iba a escribir mi comentario, pero me limito a sumarme al suyo.
Saludos

Eusebio Pérez. dijo...

Lo más triste de todo es que las víctimas lo son por partida doble, por haber sufrido directamente el zarpazo terrorista y por el acoso al que están siendo sometidos por el gobierno y por quienes les jalean. Además del sufrimiento propio, ahora tienen que aguantar que les insulten la inteligencia y les acusen de estar o dejarse manipular. En cuanto a Monteseirín, suscribo de la a la z los planteamientos de Natalia y de Gutiforever, y espero que, de alguna manera este hombre abandone la presidencia de la Fundación Jimenez Becerril. Otro dia podriamos hablar sobre cierto colectivo de víctimas del terrorismo con sede en Sevilla, que no asistió a la manifestación y que está muy de acuerdo con el proceso de rendición del gobierno frente a ETA. Y, como siempre, habrá que hablar de subvenciones....