domingo, octubre 15, 2006

De príncipes y prisas

A partir de este fin de semana el acrónimo PRISA puede responder a Polanco Rige Incluso a Sus Altezas. Enhorabuena a D. Jesús y a El País por el reportaje de los Príncipes de Asturias. Ya había demostrado que puede imponerse a los Poderes legislativo y ejecutivo -¿qué es si no la obtención de su monopolio en medios audiovisuales (error imperdonable de Aznar)?-, incluso que tiene poder para quitar de en medio a un juez por osar pedirle para retenerle el pasaporte, o para dejar sin ejecución una sentencia del Supremo. La lista es más extensa, pero no se trata de hacer una tesis sobre el tema. Restaba probar fehacientemente que también puede conseguir lo que quiera de la Casa Real, y lo ha hecho. Nadie puede dudar ya de que la mano que mece la cuna que es España, es la mano de Polanco.
Es connatural que los medios intenten lograr exclusivas, no es por tanto criticable en absoluto El País. Sin embargo, hasta hoy, ningún miembro de la Casa Real había concedido exclusividad a nadie: todo era para todos y por igual. ¿Por qué este cambio?. Las exclusivas se pagan, y se pagan bien; como no creo que los Príncipes de Asturias tengan dificultades para llegar a fin de mes, la contraprestación no ha debido ser pecuniaria. Puede ser que Felipe ve su futuro algo incierto y, cuando vienen mal dadas, siempre es mejor y más seguro estar al lado del poderoso -estrategia tan válida como cualquier otra- para sufrir el menor daño posible. Sería un quid pro quo: nosotros posamos y vosotros nos tratáis bien . Puede ser el segundo paso en esa modernización y democratización de la monarquía (el primero fue el matrimonio con alguien de sangre roja), de modo que el heredero también puede mostrar sus afinidades ideológicas, acercarse al pueblo enseñando su intimidad, actuar en suma como lo haría cualquier otro ciudadano popular o famoso -pero sólo para lo que conviene-. Puede ser un antojo de embarazada. Puede ser que no quieren reinar y están haciendo méritos para ello. O puede ser la suma de esos factores y algún otro que conocemos o desconocemos.
No me parece correcto. Nunca se ha producido trato desigual por parte de la Casa Real hacia los medios. Cabe preguntarse si algún otro ha intentado una exclusiva pero, aunque no lo hubiera hecho, los Príncipes deberían haber rechazado esta oferta. Si no ha sido así, es por algún motivo; ¿cuál?, cada uno puede encontrar uno o varios. Considero que no es de recibo, porque supone un desaire a los demás medios y porque si la monarquía no mantiene ciertas características específicas y diferenciadoras, acabará desapareciendo. Quizá Felipe piensa que si hay problemas en el futuro tendrá el apoyo de PRISA, pero de ser así, se equivoca (que le pregunte a Aznar cómo le pagó Polanco la concesión del monopolio audiovisual). Si a Polanco le sobra o se le antoja eliminar la monarquía, lo hará, o al menos lo intentará por todos los medios de que disponga, que son muchos. Lo que han conseguido ha sido disgustar a los demás medios periodísticos escritos o no y de todo color; y a ciertos ciudadanos que sabemos que, en alguna ocasión, cuando se les ha requerido para cuestiones importantes -no su vida, su casa,...- no se han involucrado.
Cuando era pequeña conocí el cuento de Alicia en el País de las Maravillas. Hoy lo más in es Letizia en el País de las Exclusivas, más descriptivo, Letizia en las Exclusivas de El País.

4 comentarios:

gutiforever dijo...

La Casa Real siempre ha tenido más "feeling" con esa izquierda progre que en su dia mandó a el abuelo Alfonso al exilio,que con la derecha liberal.
Estas extravagancias borbónicas,ignoro si se deben a una compensación freudiana,o al agradecimiento por un "tapame esas cosillas",que van desde lo de Bárbara y otras yeguas,a los manejos financieros de Manolito Prado,el manco con la mano más larga.
Sea lo que fuere,William Randolph Polanco ejerce de "capo di capi",de auténtico Jefe de ese Estado plurinacional y republicano al que nos asomamos,como Letizia se asomaba a los informativos de CNN+ con look de periodista progre divorciada.
Tiempos vendran,oscuros y dolorosos,donde las obligaciones de el monarca seran puestas a prueba.
De ello dependerá,que la próxima exclusiva prisaica,no sea en el dulce exilio de Roma o Estoril.

Anónimo dijo...

Has estado muy brillante, ojú.

Yo creo que este Rey tan republicano que tenemos en España -Zapatero Pixie-, ha decidido que hay que cultivar las amistades con la izquierda, ya que la opinión de la joven derecha liberal sobre su institución está por debajo del subsuelo. Hay que ir buscando futuros favores, otros nos los iremos haciendo a nosotros mismos y entre tanto asentamos las bases de una república liberal.

unadecoladetoro dijo...

Genial,gutiforever.Por cierto,¿que postura tomará la Casa Real,en el caso,como comenta Pachi Lopez,que siguiendo el desvario,se convoque un referendum de autodeterminación tipo Quebec?

gutiforever dijo...

Dependerá,coladetoro,si ese fin de semana tiene regata.
En todo caso,barajará dos opciones:
a)Borbonear:O sea,como en el Estatuto de Cataluña.Irse a cenar a "Lucio" y que salga el sol por Antequera.
b)Abdicar,afiliarse al Psoe y presentar un magazine en la cadena de Polanco sobre Casas Reales,ricos y famosos.