lunes, junio 10, 2013

En realidad, el periodismo detesta Twitter



Decía Tom Wolfe, el creador del denominado "nuevo periodismo" que "Twitter sirve al periodista para detectar pulsos de opinión". Lo cierto, es que Twitter tiene una desventaja para los periodistas : han perdido el monopolio de la opinión, y por ende, la exclusiva capacidad para influir en los ciudadanos.

Twitter permite publicar todo. Cualquiera puede colgar vídeos, fotografías, sus opiniones, noticias, y cualquiera puede verlos.
Esto implica que el periodista ha perdido la exclusividad de la "fuente". Las fuentes sabían que debían acudir al periodista de turno y los periodistas controlaban y pastoreaban a sus fuentes dentro del redil. Ahora,ya no pueden.

Decía Santiago Segurola -tras abandonar la red social- que "Twitter era un bar de borrachos" en un intento de desacreditar una red que desmonta las mentiras del periodismo, las campañas orquestadas y que tira de hemeroteca para mostras las vergüenzas y miserias del columnista que hace un año decía lo contrario de lo que ahora defiende con vehemencia desde su púlpito.

Y eso irrita muchísmo al periodismo. En realidad, el periodismo en su conjunto detesta y aborrece Twitter por más que se empeñen en no bajarse de la ola y poner gestos de complicidad absolutamente impostados.
El periodismo sabe que ha perdido fiabilidad y credibilidad; que sus opiniones son contestadas desde los datos y los hechos que internautas -desde cualquier parte del país -pueden aportar de manera inmediata al debate.



Todas los periodistas y medios tienen sus intereses, aunque pretendan enmascararlos, ocultarlos y maquillarlos para que la opinión pública, el lector u oyente no ponga en duda su fiabilidad y credibilidad.
Y eso es lo que Twitter ha logrado: desenmascarar los intereses espúreos que se ocultan detrás de determinadas opiniones o campañas.

Hay muchos periodistas que no acaban de entender y asumir que los consumidores - lectores, oyentes o televidentes - de los medios de comunicación, son ahora usuarios de los medios digitales y de las redes sociales. Ahora las "audiencias" interpelan a los medios y a los periodistas y esperan que estos les escuchen y les respondan.

Y a muchos -por no decir casi todos -, la crítica les incomoda.

 natpastor@gmail.com

8 comentarios:

Campurriana Campu dijo...

Acabo de estrenarme con Twitter y FB, así que no conozco mucho por dónde ando...
Lo que no tengo tan claro es que seamos independientes. Los medios "comprados" siguen vendiéndose y vendiendo...es una lástima.

Tio Antonio dijo...

No solo Twiter, también Facebook y los blogs. La verdad es que Twiter, no me gusta. Lo uso poco. Demasiado incómodo para mi gusto. Es como escribir una carta en una tarjeta de visita; y no pocas veces, Twiter va asocado a un blog. PAra eso, mejor usar el blog del tirón.

Saludos.

Señor Ogro. dijo...

El periodismo se ha ganado a pulso, milímetro a milímetro, su descrédito. Internet ha traido una liberalización informativa para el que el periodismo de trincheras no estaba preparado.

De repente, mucha gente que se creía verso suelto, ve que no es así, que comparte mucho con otros. Esa gente comparte opiniones, hacen frente a noticias.

Es el individuo que lee contra una noticia, es una masa deliberante (o vociferante a veces), que mastica cada opinión de un periodista (o político, o ...).

Es un cambio fundamental que además va a ir a más. Pueden poner palos en las ruedas, que como Internet ha demostrado ya muchas veces, esos palos se haran astillas.

Candela Ca dijo...

El periodista sigue teniendo la ventaja de la noticia "madre", pero es cierto, se puede tirar de hemeroteca e incluso exigir coherencia a determinados periodistas y medios. Aunque, principalmente, las redes te dejan la desagradable sensación del que ejerce el derecho de pataleta, algo es algo.

releante dijo...

De hecho, las nuevas tecnologías, están quitando empleo a los periodistas, ya que las redes son usadas para anunciar lo que pasa en el momento que pasa y en cada esquina del mundo, por eso el malestar con estas redes. Te he dejado una cosita en mi blog para tí. Un abrazo

Cati Serra dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
velarde dijo...

Les incomoda porque les dejan con las verguenzas al aire.

Zambullida dijo...

Ahora cualquiera se convierte en líder de opinión y se hace con un buen puñado de seguidores. También eso tiene su peligro, Natalia. Por otra parte, eso de tener a desconocidos pendientes de tus "twitteos" (no sé cómo se escribe)puede acarrear la búsqueda a toda costa de "audiencia", lo que no quita que haya "informadores" bien intencionados que hagan un servicio a la sociedad. De todo hay en la viña del Señor.

Por otro lado, los intereses mediáticos están ya muy claros, aunque no sean evidentes para todos. La crítica, como es lógico, no suele ser bien recibida.

Internet está cambiando muchas cosas, en todos los sectores. En USA no les ha quedado otra que reciclarse. Aquí vamos un poco más despacio.