domingo, mayo 19, 2013

Billy Wilder y el periodismo





-"Señor Boot, soy un periodista de 250 dólares a la semana. Se me puede contratar por 50. Conozco los periódicos por delante y por detrás, de arriba abajo. Sé escribirlos, publicarlos, imprimirlos empaquetarlos y venderlos. Puedo encargarme de las grandes noticias y de las pequeñas. Y, si no hay noticias salgo a la calle y muerdo a un perro. Dejémoslo en 45".

El gran carnaval.

Ningún cineasta ha reflejado las miserias del periodismo como Billy Wilder. En "Primera Plana" y "El gran carnaval", Wilder retrata al periodista sensacionalista como individuos que traicionan a sus colegas, sin escrúpulos de ninguna clase,cínicos,manipuladores y con un comportamiento nada ético.
Y Wilder sabía de lo que hablaba: ejerció de periodista en los años 20, y principalmente en los diarios sensacionalistas de Viena y Berlín, hasta que, por ser judío, huyó cuando el nazismo empezaba a florecer.



Apostilla:

Como dice Antonio Juan en "La columnata":  "Un hecho sintomático: la mayoría de estudiantes de Periodismo no han leído más allá del Marca, les gusta el ‘reggaeton’ y no tienen ni idea quién es Billy Wilder o los Smiths. Ellas quieren ser como la nefasta Sara Carbonero, y ellos, como el atroz Manolo Lama. En algunos casos quieren ser ambos al mismo tiempo. Desgraciadamente, unidos todos esos ingredientes, se crean a los archienemigos de los “terroristas”: los “perioficinistas” con título. Periodistas de corta y pega, que viven en una redacción sacando las noticias de internet". 


 natpastor@gmail.com

9 comentarios:

PACO GACELA. dijo...

De que forma se vendía Billy Wilder para ese trabajo de periodismo hasta por menos de 50 dólares, pues la marcha que llevamos hoy en día no me extraña que lleguemos a esos niveles de vida.
Tengo muchas películas de este gran director, "El apartamento", "El crepúsculo de los dioses" "perdición" "un,dos,tres, " Testigo de cargo" etc,etc,·todas ellas muy buenas que se las recomiendo a todo el mundo que le guste realmente el cine clásico, saludos.

velarde dijo...

Uffff genial!!!!!! no puedo estar mas de acuerdo.....

Señor Ogro. dijo...

Nada nos puede extrañar. Hace nada leíamos como uno de los mejores físicos de Europa, español, no tenía acceso a becas de investigación. Ello, mientras nuestros políticos mantienen miles de dedazos que cobran 50.000 sin sudar una gota, entre otros ligeros dispendios a costa del erario.

Uno pone una tertulia y se encuentra a un tipo como Pablo Iglesias (ya el nombre promete), le escucho sobrecogido durante 10-15 minutos. Acojonante, es una momia del paleo-marxismo pero con coleta y muchos master; es el prosistema, que vive del sistema, pero que dice estar en contra del sistema, y viene a mejorar el sistema, engordando al mismo. Muera el sistema!, viva el sistema!.

Y luego dicen que es ¡profesor universitario de .. ciencas políticas...!. Agarra y vámonos.

Con estos profesores-comisarios, ¿que tipo de alumnos creemos pueden salir?. Ahogada la rebeldía juvenil en auténticas montañas de mierda, solo quedan silentes tontos de baba que asienten ante auténticos mentecatos.

Herep dijo...

No hay sector en el que no destaquemos. Ya se sabe... "los mejores preparados de la Historia".
Lo que no nos dijeron era para qué estaban siendo preparados... aunque se intuye que para nada bueno.

Un saludo, Natalia.

Cati Serra dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Melchorgaspar dijo...

Los periodistas de ahora son tan febles y espumosos que no puede soportar la tensión de un tipo como Mourinho. Parece que ahora suspiran aliviados.
http://lapelucadejovellanos.blogspot.com.es

El último de Filipinas dijo...

Tal vez el periodismo auténtico murió el día en que lo convirtieron en carrera universitaria.
Ya veremos qué pasa el día en que para poder escribir un libro haga falta la carrera de escritor.

José Luis Valladares Fernández dijo...

Si todo lo referente a la educación está tan mal como se deduce la las estadísticas, no es de extrañar que el periodismo adolezca del mismo mal

Trecce dijo...

Y la buena gente que soñó con ser PERIODISTA, sí, lo digo con mayúsculas, porque también los hay, y muchos; esos están todos en otros lados, desencantados de haber tenido que aguantar lo inaguantable para una persona con ética profesional; todos trabajando en otras profesiones (quien ha encontrado trabajo) y avergonzados, ellos los primeros, de lo que oyen, ven y leen.