miércoles, enero 04, 2012

Sí a los minijobs


No creo que haya nadie en este país, que a estas alturas dude un ápice de la necesidad imperiosa de llevar a cabo una e reforma laboral, dado que el mercado de trabajo español es el más rígido e intervencionista de Europa.
No hay mayor prueba de ello, que el tristísimo récord de parados que demuestra que no sólo no hemos tocado fondo en lo que a capacidad de destruir empleo se refiere, si no que apunta a que este 2012 batiremos cifras de desempleo que ponen en riesgo la viabilidad del sistema de pensiones y Seguridad Social.

Urge por tanto una reforma que flexibilice el mercado de trabajo incluyendo un contrato único con indemnización de 20 días, los descuelgues de los convenios y la autorización a los denominados minijobs, empleos a tiempo parcial con sueldos bajos, que podrían paliar ese 50% de paro juvenil que se da en España.

Los minijobs fueron creados en Alemania en 2003 por el entonces canciller socialista Gerhard Schröder. En el país teutón existen a día de hoy más de siete millones de contratos con un máximo salarial de 400 euros, pero con los que el empleado no cotiza a la Seguridad Social.

Gracias a ellos Alemania cerró el ejercicio de 2011 con una tasa de paro de poco más del 6%, tres veces menos que España, y con más de 41 millones de trabajadores registrados, un récord absoluto e histórico en uno de los peores años para el resto de los socios de la UE.

Obviamente, los minijobs no son la panacea ni la solución drástica a los problemas de empleo que padecemos.Pero si ayudará a ese colectivo de jóvenes, que mano sobre mano, ven pasar los dias sin que su horizonte profesional se ilumine en modo alguno.

A falta de pan... buenas son tortas.



natpastor@gmail.com

58 comentarios:

José Luis Valladares Fernández dijo...

Dadas las circunstancias que atravesamos, los minijobs es algo tan necesario si queremos salir de este pozo en que nos han metido. Pero el problema está en que Rajoy a lo mejor no se atreve, como no se atreve a otras cosas sumamente necesarias, v. gr. el adelgazamiento de la estructura administrativa española. Y no se va a atrever porque teme irritar a la bestia sindical.

Un abrazo

Helio dijo...

Los mini empleos puede ser una solución, con la situación que atravesamos cualquier sistema que ayude a la creación de empleo será positivo, lo principal es dar facilidades incluso subvencionar al empresario que contrate.
Las indemnizaciones de mas o menos días creo que en estos momentos influirán poco a la hora de contratar.
Saludos.

Natalia Pastor dijo...

Jose Luis Valladares:

Vistos los primeros pasos de Rajoy, no albergo ninguna duda de que no se atreverá a abordar los minijobs dentro de la reforma laboral.

A día de hoy, ha reventado la caja de la Seguridad Social. En 2008, el peor año de la crisis, perdió 841.411 cotizantes frente al crecimiento de 446.806 en 2007. El descenso fue también elevado en 2009, pero algo más atenuado que en el año anterior, y alcanzó los 727.425. En 2010, gracias al adelanto de las compras realizadas en el primer semestre por los ciudadanos para no verse afectados por la subida del IVA, la economía repuntó levemente y la destrucción de empleo se quedó en otros 218.857. Pero el estancamiento del PIB en el tercer trimestre de 2011 y la contracción que se estima para el cuarto han acabado con la previsión de que el superávit de la caja de las pensiones continuara este año. Después de 13 años en esta situación, y con 355.445 ocupados menos, un 2.59% menos que en 2010, la Seguridad Social vuelve a la situación de déficit.

Si Rajoy no toma medidas drásticas y decide enfrentarse a los sindicatos, no sé como piensa abordar el problema.

Natalia Pastor dijo...

Helio:

Entre 1994 y 1997, existía en España el contrato parcial marginal, de menos de 12 horas semanales o menos de 48 horas al mes. Eso era a todas luces minijob.

Si Rajoy no se atreve ahora a abordarlos nuevamente, es por temor y miedo a los sindicatos.
A que le incendien la calle.

Tío Chinto de Couzadoiro dijo...

Recuerdo que siendo niño -¡dónde va aquello!- un abuelete me preguntó si sabía por qué los perros roían los huesos. Al no dar con la respuesta, el abuelete me respondió, con una sonrisa maliciosa, que lo hacían porque no les daban carne.
A todos nos gustaría solventar dignamente el problema del paro que castiga a nuestra juventud. Pero, cuando está en juego su supervivencia, bienvenida sea esa modalidad de contrato, por muy insatisfactoria que resulte.

Natalia Pastor dijo...

Tio Chinto:

Sólo desde la cerrazón ideológica, desde el pesebre sindical, desde aquellos que tienen su puesto asegurado, se puede rachazar una medida laboral que ha dado sus frutos en Alemania -y en Austria-, y que se ha demostrado útil para ese colectivo de jóvenes que ven pasar los dias, las semanas y los meses, mano sobre mano y sin ninguna posibilidad de trabajar.

Clau de Sol en Primera dijo...

En España tenemos un problema muy gordo y es que los jóvenes no están a costumbrados a trabajar
por que como estábamos en las bacas gordas , todos eramos ricos y estaban acostumbrados a gastar.
Los padres son los primeros que los han criado como ricos , como van atrabajar por 400 € si la mayoría ese dinero lo llevan en el bolsillo, en España tienen que cambiar muchas cosas y muchas mentalidades, ahora somos un país pobre y eso va acostar mucho tiempo de que la gente lo reconozca .
Los primeros que no lo quieren ver son los sindicatos y los políticos, tendremos que mentalizarnos todos .

Natalia Pastor dijo...

Clau de Sol:

La supervivencia pasa por la adaptabilidad al medio.

Y el medio no puede ser más desolador: más de 5 millones de parados y perspectivas de acabar este 2012 recien inagurado en cifras cercanas a los 5.800.000 parados.

El paro juvenil es del 50% en España, y los minijobs -como se ha demostrado en Alemania-, son un medio útil para ofrecer una salida puntual a jóvenes que no tienen perspectiva alguna de lograr un empleo con la actual situación y legilación laboral.

O Rajoy decide ser valiente, o francamente no vislumbro por dónde acometerá las medidas que se necesitan para salir del agujero terrible en el que estamos.

MAMUMA dijo...

¿ Como vamos a copiar a los alemanes?, si son cuadrados.
Esto es lo que deben de pensar nuestros sindicatos.

Natalia Pastor dijo...

Mamuma:

Si Rajoy no decide plantar cara a los sindicatos, les retira las subvenciones,acepta el envite y marca cuales son las "lineas rojas", será un rehén permamente a lo largo de esta legislatura.

Al Neri dijo...

Con estos inventos peperos ultraliberales estamos apañados los trabajadores. Al final ya verán: la gente no podrá ni independizarse, ni casarse, ni tener hijos ni tener horizonte alguno que no le marque el empresario de turno. Con el PP volvemos al esclavismo, señores, a la sociedad feudal...

C S Peinado dijo...

Vamos a ver, la solución del Mercado laboral pasa por tener dos cosas muy sencillas, Emprendedores y apoyo del Estado en forma de menos trabas e impuestos par poner una empresa.

Aqui podemos facílmente crear mil millones de puestos de trabajo siguiendo el ejemplo chino, pagando dos euros al día y con jornadas de quince horas comiendo y durmiendo en el centro de trabajo.

Estamos dándole vueltas a una cosa que no tiene más remedio que cambiar la mentalidad. Un país donde lo máximo es ser funcionario no funciona ni con despidos de veinte días ni con minijobs ni con la madre que los parió. Un país donde esforzarse es de tontos y salir en la telemierda, ser futbolista o modelo es lo más está condenado a lo que está condenado, al ostracismo más absoluto.

Es una cuestión de mentalidad y el que diga lo contrario está, definitivamente, lobotomizado.

Un saludazo.

Zorrete Robert dijo...

Yo también quiero uno. Que entre unas cosas y otras se llena el zurrón.
Saluditos.

Herep dijo...

Sea como sea, lo importante es que la gente pueda trabajar, ganarse la vida libremente y no mediante subsidios y dádivas.
Los políticos, como siempre, mercadeando con el trabajo... seguidos muy de cerca por los sindicatos, por supuesto.
Si los minijobs activan el mercado laboral, bienvenidos. Si la liberalización total del mercado laboral activa el empleo en España, bienvenida.

Todo lo demás, pamplinas de paniaguados.

Un saludo, Natalia.

Natalia Pastor dijo...

Al Neri:

En la actual coyuntura hay que flexibilizar el mercado laboral.
¿O usted que propone?,¿qué es mejor estar en casa cruzado de brazos,dia tras dia, mes tras mes?.

En Alemania ha funcionado y ahí están los datos.

De todas formas, en una sociedad democrática, se debería dar la opción de quien quiera aceptar ese tipo de contrato, lo haga, y quien no, pues que renuncie libremente y se quede en su casa u oposite a funcionario para engrosar la larga lista de 4 millones de empleados públicos que sangran y lastran al país.

Natalia Pastor dijo...

C.S.Peinado:

Evidentemente no son la panacea, pero es una opción para un espectro del mercado laboral -como son los jóvenes-, donde la tasa de paro rebasa el 50%.
En esa coyuntura, la solución es diáfana: o se trabaja en esas condiciones hasta que la economía se recupere, o se engrosa la lista del paro.

La otra opción de funcionario que menciona, es la que le señalaba a Neri y que es una de las causas del déficit que padecemos:en un país de 46 millones de habitantes es imposible de sostener con 4 millones largos de funcionarios y diecisiete reinos de taifas.

Pero ya verá, como ni Rajoy ni ningún político sea el que sea, se decide a reformar el modelo de Estado y a despedir al 50% de los funcionarios o rebajarles el sueldo a todos los empleados públicos un 40%.

Natalia Pastor dijo...

Zorrete:

Ahora mismo daría un empujon a ese mercado laboral de jóvenes que no pueden acceder a un empleo.

Natalia Pastor dijo...

Herep:

Totalmente de acuerdo.
Hay que liberalizar el mercado laboral y dejar de lado el trasnochado planteamiento sindical -el estalinista y el vertical-, que impide desde el anacronismo que representan, que empresarios y trabajadores puedan pactar libremente y sin trabas, las condiciones contractuales que estimen oportunas de mutuo acuerdo.

Al Neri dijo...

La crisis es la excusa ideal para metérnosla doblada. La patronal es la única que va a salir reforzada con la crisis y luego, cuando esto levante, vete a decirles que quiten el despido libre, los minijobs y demás historias.

Creo que se puede recortar de otros sitios, y exigir responsabilidades a banqueros y políticos, por muy demagógico que le suene, y no de adoptar medidas que jodan a los de siempre.

lujaban dijo...

Tienes toda la razón del mundo y lo sufro en mis propias carnes. Tengo una hija número uno de su promoción de periodismo por el CEU y está vendiendo pintalabios y coloretes en Kiko cuatro horas al día por 500 euros.
Y se da con un canto en los dientes.
Generación perdida.
Que pena...
www.diagonalperiodico.net/IMG/pdf/manual_desobediencia.pdf

lujaban dijo...

Natalia perdona, la dirección del comentario anterior es el manual contra la ley sinde, por si no lo tienes.

ahí va de nuevo:
www.diagonalperiodico.net/IMG/pdf/manual_desobediencia.pdf

Saludos

Al Neri dijo...

Y sí, claro, libertad para aceptar el contrato... Menuda libertad que tiene uno que se muere de hambre. ¿SAbe usted lo que es libertad? Ya le digo, esclavismo a lo decimonónico.

Y en cuanto a los funcionarios que sangran al país, estará usted de coña. El número de empleados públicos no es especialmente mayor que el de otros países del entorno y prestan un servicio público loable y de calidad, sufriendo encima en sus propias carnes los efectos de la crisis con bajadas de sueldo, subidas de horarios y demás medidas injustas y encima inútiles.

En cualquier caso, de las irregularidades, fallos de cálculo y excesos de las Administraciones ninguna culpa tienen los pobres empleados públicos que parecen los apestados del siglo XXI cuando están mejor formados que nadie y cobran una mierda.

Natalia Pastor dijo...

Al Neri:

La crisis no es una excusa.
Es una realidad que sufren millones de familias en España.
Para su información, entre 1994 y 1997, existía en España el contrato parcial marginal, de menos de 12 horas semanales o menos de 48 horas al mes. Eso era a todas luces minijob.

Cuando las circunstancias económicas cambiaron y España empezó a crecer,Aznar lo suprimió y pasamos al contrato único indefinido.

Ahora, de lo que se trata es de crear empleo.
Llana y simplemente.

Natalia Pastor dijo...

Lujaban:

Gracias.
Los que se oponen a la libre contratación son los nostálgicos del papel sindical -del estalinista y del vertical-, como hacedor y controlador del mercado laboral.

Son un anacronismo y a dia de hoy una auténtica lacra de pesebreros que viven de las multimillonarias subvenciones que salen de nuestros bolsillos.

Natalia Pastor dijo...

Al Neri:

Los sindicatos -que no representan a nadie salvo a ellos mismos, y que no llegan ni al 10% de los trabajadores de este país-, no son nadie en pleno siglo XXI para determinar en que condiciones laborales y de contratación deben pactar un empresario y un trabajador.
Eso les corresponde única y exclusivamente a ellos.


Lo que sí es decimonónico, una reminiscencia, es el carácter y la existencia misma de los sindicatos.

Con respecto a los funcionarios, le repito que sobran -como poco-, el 50% de los 4 millones que hay en este país.
En 1977, con 40 millones de habitantes, había en España 700.000 funcionarios.
Hoy, con un poco más de 46 millones, hay 4 millones de empleados públicos.

Haga usted las cuentas y ya me dirán si sobran o no.

Al Neri dijo...

Sí, la era Aznar, el reino de la contratación indefinida. Recuerde que me está hablando de los que se sacaron de la chistera el Real Decreto del 98 de los contratos basura.

Natalia Pastor dijo...

Al Neri:

Si,Aznar.
Ese presidente que creó más de cuatro millones de puestos de trabajo y que llevó a España al periodo de más prosperidad económica y empleo de los últimos cincuenta ñaos.

Al Neri dijo...

Sí, creo empleos basura, como le he dicho.

Sí, ese Presidente totalitario, como usted diría, que nos metió en una guerra sin ningún consenso social y que hizo que España fuera el país europeo donde más diferencia había entre el porcentaje de incremento de beneficios empresariales y el de los salarios.

Natalia Pastor dijo...

Al Neri:

Nada, que Aznar era un fascista y un presidente nefasto al que se le ocurrió la malvada idea de crear empleo y riqueza y que colocó a España como potencia mundial.

Lo de las guerras sin "consenso social" me lo apunto.
Sería interesante que cada país que se enfrasca en un conflicto bélico -véase EEUU o Reino Unido, o España recientemente en Libia o en Afganistán- sometan a referéndum ciudadano si vamos o no.

Con las subidas de impuestos,idem de idem.
Si no hay consenso social no los subimos.

En fin...


Por cierto, como datos añadidos al tema de los célebres y "sufridos" funcionarios, recordar que en España había en 2006 un funcionario por cada 18 habitantes.
Hoy en día , por cada 17 habitantes habitantes hay un funcionario.
Demencial.

Si comparamos con paises de nuestro entorno, con la máquina y locomotora de Europa, con Alemania,hay 800.000 funcionarios en un país que tiene más de 80 millones de habitantes .

Comento esto, por si a alguien se le ocurre salir en defensa de los sufridos funcionarios...

Dicho esto, no creo que nadie en su sano juicio dude que esto es un problema gravísimo que lastra nuestra economía, nuestras posibiliddes de crecimiento y que en algún momento, un político y un Presidente con arrestos y coraje deberá abordar.

Al Neri dijo...

Bueno, usted que es tan democrática y que defiende la libertad de prensa a cualquier precio debería defender que para adoptar medidas que comprometan a un país de la manera que lo hace una guerra se exigiera un especial consenso social y no diera la impresión de ser la decisión casi unipersonal. En cualquier caso, la metió hasta el fondo.

Insisto en que los sufridos funcionarios no son culpables de las políticas de recursos humanos de las Administraciones. Ataque a los políticos, no a los empleados públicos, la mayoría de los cuales son trabajadores, honestos y cumplidores.

En cualquier caso, si se quiere meter mano a este problema de exceso de empleados públicos, para usted tan prioritario, habrá que ver qué se puede hacer y qué no se puede hacer jamás, aunque se tengan ganas.

Por cierto, su fobia a los cientos de miles de humildes empleados públicos españoles me parece muy poco razonable.

Vamos las cosas, querida Natalia, desde ópticas diametralmente opuestas. Usted es liberal, lo contrario que yo. Usted no cree en un un sector público fuerte y amplio, y yo sí (pero con cabeza), y, sobre todo, usted cree en el crecimiento económico sin ponderar como se reparte ese crecimiento, es decir casi a cualquier precio, y yo creo en el reparto.

Por eso, aunque es un placer departir con una persona tan preparada y entusiasta, será difícil que, en temas económicos, nos entendamos alguna vez :-)

La chica de las flores. dijo...

Muy de acuerdo contigo.

"Cualquier" trabajo es bueno, cualquiera, ahora no consiste en hacernos de "oro", sino en no abandonar, no quedarnos parados, y que en los hogares entre ALGO.

Saludos!!

Natalia Pastor dijo...

Al Neri:

Efectivamente, soy una liberal profunda y convencida.
Cuando menos Estado mejor.

Veo que mis datos sobre el número de funcionarios son irrefutables, como no podía ser de otra manera.

Y yo no le tengo ninguna fobia a "los cientos de miles de humildes empleados públicos"; le tengo fobia al despilfarro inasumible, al despropósito monumental que supone que en este país haya cuatro millones de funcionarios.

Y por supuesto que es un tema prioritario.Es más, es básico.

O se adelgaza la monstruosa maquinaria burocrática que este país sufre, o se desprende de más de la mitad de los funcionarios y empleados públicos, o no hay salida posible.

Un placer debatir con usted.

Natalia Pastor dijo...

La chica de las flores:

Gracias.
Ahora mismo la prioridad absoluta es crear empleo como sea.
Estamos en "modo supervivencia".

Saludso.

Al Neri dijo...

Honestamente, Natalia, no tengo ni idea de cuántos empleados públicos hay en España, aunque sí comparto que la maquinaria burócrática es excesiva, lo que no tiene que ver con la amplitud del sector público que yo defiendo, sino con el cachondeo de las taifas autonómicas y la multitud de ordenamientos jurídicos y Administraciones que padecemos.

Según los datos que yo leí en su momento el porcentaje de empleados públicos sobre la población empleada española es el siguiente:

España: 9,47%
Francia 17%
Dinamarca 25,7%
Reino Unido: 14%
Media de la UE:16%

En el porcentaje sobre la población total también estaríamos por debajo de la media europea.

He podido comprobar que estas cifras varían según el medio que se lee (eso es la libertad de prensa, ¿eh?), así que por eso no he querido meterme en un debate de cifras en el que yo no haría más que repetir como un lorito, de lo que he leído, lo que más me interese.

La reducción de empleados públidos se está llevando a cabo mediante el recorte de la oferta de empleo público y el despido de los empleados temporales, interinos o con contratos sujetos al derecho laboral.

Natalia Pastor dijo...

Al Neri:

No es suficiente con la congelación de convocatorias:hay que suprimir entre el 40% y el 50% de los empleados públicos.

Fíjese que en 2008, cuando se veía venir lo que tenemos encima, España incrementó su plantilla de empleados públicos en 116.000 personas, el 10% del número total de funcionarios que hay en Alemania en un solo año.

Estamos en un escenario en España tan peligroso, que cerca del 20% de las personas con trabajo que cotizan a la seguridad social, son funcionarios.

¿A dónde nos dirigimos con este panorama?

Pues a un contexto en el que el Estado mantiene cientos y cientos y cientos... de miles de puestos, absolutamente injustificables, en jornadas de bajísima productividad de 9 a 3, y garantizados “de por vida”, mientras se desploma la creación de empresas, se dispara su cierre y se reduce drásticamente el número de autónomos.

Un país donde de los 17 millones de trabajadores afiliados a la Seguridad Social, 4 millones son empleados públicos, está condenado irremisiblemente a la sima y la quiebra.

Candela dijo...

El único problema que veo, Natalia, es que hay muchos "parados" que sacan ese dinero, o más, de la economía sumergida. Con lo que se puede dar el caso de que un minijob gane aún más que un empleado público, pero sin cotizar.

Por lo demás, la Administración está plagada de empleados públicos en puestos no productivos porque han sido puestos a dedo por los partidos políticos y, sintiendolo mucho, deben ir todos fuera.

Agustin dijo...

Alguien me puede esplicar.cual es la diferencia entre el contrato basura de la epoca de Felipe Gonzalez,Y los Minijobs.Seamos un poco criticos por favor.esto solo beneficia al la Plutocracia.un saludo.

Natalia Pastor dijo...

Candela:

Efectivamente, ese supuesto puede darse, por lo que sería necesario que la legislación al efecto impidiera ese caso.
En Alemania está contemplado así.

Con respecto a los funcionarios, no hay ninguna duda: o se adelgaza su número, o esto no tiene arreglo.

jano dijo...

Querida Natalia:
Me temo que los minijob, traducidos a España, van a ser la explotación juvenil que en su día inventó Felipe González (contratos de aprendizaje)para maquillar las cifras de parados y no van a solucionar nada: solamente proporcionan una ocupación no reconocida a efectos de cotización, con los míseros salarios que tenemos en España a todos los niveles profesionales-en comparación con el resto de países comunitarios con economías similares a la nuestra- y con el agravante de lo que ya sabemos: te contrato por media jornada pero trabajas a jornada completa haciendo labores que no te corresponden (cajera/o, reponedor/a, limpiadora/or, descargador/a de camiones...) hechos que yo veo a diario en mi trabajo. No nos engañemos.
En España estamos atrapados y sin salida por la dinámica de nuestros políticos (auténticos proxenetas) y nuestros sindicatos (auténtica chusma vividora que no se preocupa del parado y está subvencionada con el dinero de todos); por unos empresarios (no todos) que únicamente piensan en el mayor beneficio y en largar sus capitales a paraísos fiscales, y por un desprestigio total al esfuerzo que supone una formación-académica o laboral-para mayor gloria de los mangantes y vividores que explotan su indecencia mediática.
Habría que cambiar la sociedad española en sus raíces mentales, tan ramplonas, para que una medida como esa funcionara; habría que cambiar la mentalidad rentista de políticos y sindicatos para que cualquier medida de emergencia fuese viable, en todos los tiempos y no solamente cuando estamos con el agua al cuello y sin un protocolo de urgencias;
Habría que remover los podridos cimientos de occidente y renovarlos. Habría...
Saludos a todos.

Natalia Pastor dijo...

Agustín:

¿Qué es mejor, los minijobs o que los jóvenes no tengan salida laboral alguna?.
La respuesta es obvia,digo yo...

Vuelvo a insitir - lo he dicho antes-, que entre 1994 y 1997, existía en España el contrato parcial marginal, de menos de 12 horas semanales o menos de 48 horas al mes.
Eso era un minijob y nadie se llevó las manos a la cabeza.

Al Neri dijo...

Yo me llevé las manos a la cabeza.

Natalia Pastor dijo...

Jano:

Insisto en que los minijobs son una salida puntual en un momento excepcional.
Lo prioritario es reducir la cifra de paro, y más aún en un sector que sufre una tasa del 50% en el empleo juvenil.

En Alemania funcionan;¿por qué aquí no?.

Natalia Pastor dijo...

Al Neri:

En CCOO también se llevaron las manos a la cabeza.Y en UGT.

CAPITAN TRUENO dijo...

Los minijobs y los antiguos aprendices, complementados con los estudios de formación profesional, podrían hacer un gran bien a la economía y a dar una salida y encauzamiento del ocio de nuestra juventud.
Claro que como lo de los aprendices suena a tiempos pretérito, a lo mejor me tildan de facha.
Claro que para el caso que les voy a hacer.

Natalia Pastor dijo...

Capitán Trueno:

Dada la situación actual, y con el mercado laboral tal y como está, los minijobs supondrían una salida aceptable y sensata al paro juvenil que ronda el 50%.
Salvo esta medida - que ha triunfado en Alemania y Austria -, se antoja harto complicado encontrar una via para descender las cifras de desempleo.

Al Neri dijo...

¿Y qué? A mí no me vinculan esos señores que carecen de cualquier legitimidad para abrir la boca.

Natalia Pastor dijo...

Al Neri:

Es un dato,simplemente.
Que su postura coincide con la de los sindicatos.

Natalia Pastor dijo...

España necesita más libertad para crear riqueza, una reforma del mercado laboral que incluya la abolición del anacrónico Estatuto de los Trabajadores -herencia del franquismo- y de la subvención a los sindicatos, y la regulación del derecho de huelga para controlar la intimidación y el chantaje de los piquetes y que asegure que los que quieran trabajar puedan hacerlo sin sufrir insultos, amenazas o agresiones.

España necesita más libertad y menos Estado;que el empresario y el trabajador puedan entenderse sin intermediarios tan dañinos como los apesebrados comités de empresa, indiscutibles responsables del paro brutal que padecemos.

cuatrojefes dijo...

Desde luego como recurso temporal, como salvavidas, puede ser una mini solución.
Cuando leo las valoraciones económicas y las previsiones, me da realmente miedo por los que tienen que buscar su espacio en la sociedad, instalarse, casarse o tener hijos, etc etc
Creo que hay que buscar soluciones pero "pensadas"
4J

jano dijo...

Natalia, no nos engañemos.
Los minijob son auténtica mierda servida en vajilla de porcelana.
Estoy totalmente de acuerdo en abolir la subvención a los sindicatos (que los mantenga el afiliado)y con eso se acabaría la sangría de dinero, que todos pagamos y que Rajoy no modificó-con tu manifestado cabreo en anterior post-y se ocuparían de proteger el empleo precario de los jóvenes en vez de primar más a los privilegiados obreros de empresas fuertes, que cobran jugosos sueldos mientras levantan el puño.
El Estatuto de los Trabajadores es la ley que regula los derechos de todos los que trabajamos y que se modifica al alza con los convenios entre las empresas y los trabajadores ¡Coño, también hay que cargárselo!
¡Por Dios, Natalia, recapacita!
con la que nos está cayendo y sin una ley que defina los derechos y deberes de los trabajadores (campesinos, obreros, empleados de comercio y hostelería, administrativos, titulados medios y superiores...), abandonados al capricho de nuestra asquerosa clase política y de los empresarios depredadores, seríamos auténticos esclavos de una plantación algodonera del sur de EEUU.
Los minijob en tiempos de crisis son más de lo mismo porque ya han sido inventados por los que nos han llevado, entre otros, a la situación actual: pura explotación laboral de mano de obra barata que pretende lavar la conciencia de políticos y sindicatos carroñeros que los tenemos ahí chupando del bote, incapaces de sacrificarse como nos sacrifican a la población por c...... o por política.
Si pusiéramos a nuestros políticos y sindicaleros en un minijob nos libraríamos de las ratas de a bordo y quizás no se hundiera la nave al librarla de tanto peso inútil que supera la linea de flotación. Habría que probarlo y ya veríamos cuantos de ellos resistían la prueba.
Mi futuro como pensionista, si vivo, es negrísimo; pero el futuro de mi hijo, basado en un panorama laboral de minijob español sería peor que el de un haitiano.
¡Que se metan sus minijob por donde les quepa y que se lo pongan a sus hijos como regalo de reyes!

Natalia Pastor dijo...

Cuatrojefes:

Se trata de una medida puntal en un momento excepcional.
Los minijobs no son la panacea, ni el modelo de contrato ideal;eso es evidente.

Pero en la actual situación servirían como paliativo a un sector -el juvenil-, donde la tasa de paro está en el 50% y no hay perspectiva de empleo alguna.

Natalia Pastor dijo...

Jano:

Yo insisto:¿si funcionan en Alemania -que es la locomotora de Europa- y en Austria, por qué aquí no pueden funcionar?.

¿Por qué no se puede a ofrecer a los jóvenes que lo deseen esta opción de contratación?.

¿Por qué hay que ser más papistas que el papa?.

Aquel que no esté de acuerdo y que en vez de aceptar esa opción , prefiera seguir en el paro y esperar tiempos mejores está en su derecho.
¿Pero por qué privar a quienes pretenden trabajar en ese módulo de contratación, a hacerlo?.

Estamos en una situación excepcional,crítica,de emergencia.

Con respecto al Estatuto de los Trabajadores,este es un anacronismo,una reminiscencia del franquismo que no existe en ningún país de Europa: no existe ni en Francia,ni en Alemania ni en el Reino Unido.
Ni por supuesto en los EEUU.

Si de algo debe servir esta crisis, es para desnudar a los sindicatos, una rémora decimonónica que hoy carecen de sentido alguno, que viven gracias a las subvenciones del Estado y que no representan ni al 10% de los trabajadores de este país.

velarde dijo...

Francamente este tipo de contratos me plantea serias dudas, aunque como bien dices, puede paliar el paro juvenil, aunque este sea con un sueldo tercermundista, pero entre eso y estar en casa ala sopa boba...en fin.

Natalia Pastor dijo...

Velarde:

No son la panacea, es obvio, pero en la actual situación de emergencia que padecemos no sería una mala solución temporal para el paro juvenil, viendo que en Alemania han dado unos magníficos resultados.

De todas formas, me temo que Rajoy no dará al paso, por temor a la reacción de los sindicatos que ya han mostrado su rechazo.

María dijo...

Sin lugar a dudas urge una reforma laboral, pero no se yo si con los minijobs, son sueldos ridículos.

Interesante tu blog, muy interesante de los temas que tratas.

Que SSMM de Oriente te traigan muchas cosas.

Un beso.

Natalia Pastor dijo...

María:

Gracias.
Efectivamente, los minijobs no son la panacea, si no una simple salida provisional en un momento excepcional.

La crisis es tan descomunal, de tal calibre, que estamos obligados a valorar salidas al empleo que hace unas décadas consideraríamos inaceptables por regresivas.
El momento manda.

María dijo...

Natalia, gracias por contestar mi comentario.

Y tienes razón, en lo que dices, cuando hay tanta crisis, lo que antes veíamos pésimo, ahora quizá sea como una salida, es terrible estar en paro, yo estoy en paro desde hace unos meses, y estoy buscando trabajos, incluso los que nada tengan que ver con mi perfil.

Voy a enlazar tu blog como seguidor, me interesa mucho los temas que tratas.


Siento mucho lo de tu madre, y te dejo otro abrazo muy fuerte.

Carlos Andrés Rego Edreira dijo...

Defiendo el minijob como una alternativa para dar salida laboral a un segmento específico de la población: joven, formado y emprendedor (http://positivoynormativo.wordpress.com/2012/01/04/reforma-laboral-minijobs/) pero no considero que las rigideces del mercado laboral tengan que ver con lo que expones.

Es normal que ante una caída de la producción los costes fijos se hagan más notables; ante ello, más que precarizar el empleo pongamos este país a producir!!! Hay mil cuestiones que reformar en materia laboral sin que tengamos que pasar por la precarización; más bien todo lo contrario.

Con esas ideas solo haremos que la pata negra del país emigre, que nos alejemos de los esfuerzos innovación y que seamos un país de bajo coste como ahora lo son China o Brasil.

Un saludo.