martes, julio 12, 2011

La megalomanía olímpica de Gallardón


La megalomanía
es un estado psicopatológico caracterizado por los delirios de grandeza y poder , y a menudo el término se asocia a una obsesión compulsiva por tener el control.
Sólo así se puede explicar que por tercera vez -tras dos sonoros fracasos y una inversión multimillonaria-, Madrid presentará su candidatura por tercera vez - tras las de 2012 y 2016- , a los Juegos Olímpicos de verano y optará a XXXII edición en 2020, según anunciará mañana el alcalde de la capital, Alberto Ruiz-Gallardón.

Con un país hundido económicamente, cinco millones de parados, la deuda española superando la cota de los 300 puntos y con una ciudad que acumula una deuda de más de 6.400 millones de euros, embarcarse de nuevo en la fanfarria olímpica con lo que ello supone, es una absoluta vergüenza en estos tiempos donde cientos de miles de personas rebuscan en los contenedores de basura de la capital un mendrugo que llevarse a la boca.

La deuda de Ayuntamiento de Madrid es superior a los que la Comisión Europea destinará a investigación en 2011. Es doscientos millones de euros superior al costo, para las arcas francesas, del rescate del sector automovilístico galo (Renault o Peugeot). Supone una cantidad cinco veces más grande que la que gasta la Administración General de La Rioja en todo un año. La deuda madrileña equivale a la cuantía de lo que se han ahorrado las administraciones en el recorte salarial a los empleados públicos.
Es 2.500 millones de euros más que el déficit comercial de la Eurozona.


Esta deuda del Ayuntamiento de Madrid supone el 83,5% de la deuda de todos los municipios de la Comunidad de Madrid y el 22% de la de todas las localidades españolas, según datos del Ministerio de Economía y Hacienda. Al aquelarre fantasmagórico se une el portavoz socialista en el Ayuntamiento y ex infausto secretario de Estado para el Deporte, Jaime Lissavetzky, aún sin pedir disculpas ni dar explicaciones del montaje castrista realizado contra la atleta Marta Domínguez.

El coste de lo ya invertido hasta la fecha en la persecución de Gallardón por los JJOO, alcanza la friolera de 18.300 millones de euros, que se han invertido a lo largo de todo el proceso. El Gobierno ha aportado 15.500 millones de euros, la Comunidad 1.200 y el Ayuntamiento 1.700.

Demencial.


natpastor@gmail.com

21 comentarios:

José Antonio del Pozo dijo...

Lo de los Juegos es su juguete prohibido, su quimera fatal. Debió quedarse prendado de la Maravallada.
Saludos blogueros

Stop dijo...

No se entiende demasiado la dejación de funciones que realiza una vez tras otra el Estado (gobierno central), permitiendo el robo y la quiebra de ayuntamientos, cuando con un Real Decreto, creo yo, puede intervenir para acabar con la sangría de muchas administraciones. Esperar a que se llegue a la quiebra total, al desfalco total, para hacer algo... no tiene otra explicación posible excepto que todas las administraciones, y todos los políticos, hacen exactamente lo mismo en todas partes. Hace mucho tiempo que mantengo la opinión, y por escrito está, que hay planes para hacer con España exactamente lo mismo que con Yugoslavia. Y allí la excusa que utilizaron fue la bancarota de los gobiernos federales, la insumisión fiscal y el enfrentamiento entre el ejército federal con las distintas policías federales sumadas a la secesión. Si yo tuviera dinero... sinceramente, me marcharía de España, pero ya. Si a esto le sumamos que los bien pagados, colocados y mantenidos, empresarios y políticos independentistas pueden pagar a parados rumanos, sudamericanos, subsaharanianos o moros, para que participen activamente de su gran movimiento patriótico... Me sale que la relación de fuerzas pueden ser de un español contra diez antiespañoles. Sumemos además que nuestros gobernantes, supuestamente españoles, no tienen nada clara su españolidad, o son abiertamente traidores a España, y el panorama es ciertamente desolador. Y la guinda: la propuesta de Bildu, aceptada con entusiasmo por Rubalcaba de reducir el ejército español en un 50%, de 80.000 a 40.000 soldados. ¿Qué hace falta para que la gente deje de estar ciega y sorda?

Candela dijo...

Otra poca vergüenza en un país con más de 5 millones de parados, muchos de ellos sin hogar ni ayuda de ningún tipo.

Por algún lado reventará la cosa si nadie le para los pies, precisamente aquellos en los que confiamos para que nos saquen de la crisis.

CAPITAN TRUENO dijo...

!!!MARIANO!!!, ya sé que estamos en el Tour, pero ¿a qué co.. esperas para mandar a este rocíaduros a las chimbambas a hacer puñetas?.
Ya está bien de que este niñato, este torpedo sociata en la línea de flotación del PP, se gaste los dineros de todos en su megalomanía.
Que le construyan una pirámide y lo metan dentro con Cobo y su cohorte y se olviden de él.

Tío Chinto de Couzadoiro dijo...

El Ayuntamiento de Madrid tiene un buen número de calles y plazas, en avanzado estado de abandono, que no se reparan, como debieran, porque eso no concede al alcalde la importancia que le darían unos Juegos Olímpicos. Así de claro. Así de triste.

Natalia Pastor dijo...

Jose Antonio del Pozo:

Esa obsesión de Gallardón por los JJOO se ha tornado absolutamente desquiciada.
Embarcar a Madrid -con la deuda que tiene acumulada y con la situación económica existente-, es una absoluta barbaridad.

Natalia Pastor dijo...

Stop:

El desmadre presupuestario y la fiesta del despilfarro ha sido un aquelarre al que se han apuntado de manera entusiasta Ayuntamientos y comunidades con el beneplácito -unas veces por omisión,otras por acción-, del Gobierno central.
Cesiones, votos comprados a los nacionalistas a cambio de partidas multimillonarias,endeudamiento y más endeudamiento,administraciones elefantiásicas y sobredimensionadas...

Ese es el retrato de la España de hoy ,asfixiada,ahogada y estrangulada hasta límites desconocidos en los últimos cien años.

Natalia Pastor dijo...

Candela:

Lo increible es que Rajoy de luz verde y autorice este desaguisado.
Es inconcebible.

Natalia Pastor dijo...

Capitán Trueno:

Es que chirría horrores oir hablar de austeridad o clamar a Cospedal por la situación de Castilla-La Mancha, mientras Gallardón se embarca por tercera vez en la (des)ventura olímpica.
Un poquito de coherencia...por favor.

Natalia Pastor dijo...

Tio Chinto :

Es demoledor ver que en Madrid hay obras inacabadas, proyectos elementales y básicos fulminados por falta de dinero y presupuesto, y ahora sale Gallardón -con la que está cayendo -, a sumarse otra vez a la orgía del despilfarro olímpico.
Increible.

velarde dijo...

Este alcalde a confundido las siglas de su partido, despues de endeudar a Madrid por los siglos de los siglos "no amen", realizando una politica zapateril de gasto publico desorbitado y subiendo los impuestos a los madrileños, todavia insiste en la deriva egolatra de meternos los aros " olimpicos " aunque no quepan, en fin, mas le valdria escuchar lo que Esperanza Aguirre le dijo:
-otra vez a por los juegos?, si no tenemos un puto duro.
ya ven, caprichoso nos ha salido el nene Gallardon.

aspirante dijo...

Indignante se mire como se mire.
Luego no hay dinero para arreglar las aceras, que en mi barrio están llenas de baches, las contratas de la limpieza urbana no cobran, se ha suprimido seguridad privada en concejalías, centros culturales y bibliotecas... en fín, un disparate gigantesco y carísimo.

Señor Ogro. dijo...

La obsesión del Faraon solo se puede entender desde un egocentrismo desmesurado y enfermizo.

Le importa 4 cojones seguir endeudando a la ciudadania, y le importa 2 huevas el seguir gastando en contra de lo que su presunto jefe, Mariano, dice acerca de la austeridad, etc.

Vive al margen de la realidad, como todo buen progre por cierto. Que mal debe estar el socialismo madrileño para no poder ni acercarse en las elecciones a un tiparraco como el Faraon.

Natalia Pastor dijo...

Velarde:

A mí lo que me resulta inconcebible es que desde Génova no lo llamen al orden y le autoricen seguir embarcado en este bucle de gasto de cara a una obsesión olímpica.
No está el horno para bollos en este momento.

Natalia Pastor dijo...

Aspirante:

Es que una de las explicaciones que desde el Ayuntamiento se dieron para justificar la paralización de obras y proyectos ya aprobados y muchos en proceso de ejecución,fue que las arcas municipales estaban exhaustas y no había un céntimo.

Bueno, pues parece que sí los hay para el sueño olímpico de Gallardón.

Natalia Pastor dijo...

Señor Ogro:

Es lo que comentaba antes; chirría el discurso oficial del PP de austeridad y recorte del gasto, cuando amén de tener al alcalde más despilfarrador de todo el Estado y la ciudad más endeudada, lejos de contenerse y apretarse el cinturón sigue instalado en esa vorágine del olimpismo que es un auténtico agujero negro a la hora de engullir miles de millones de euros.
Y no le paran los pies.

Clandestino dijo...

Gallardón no tiene ningún problema. Siempre hizo lo que le vino en gana desde la más absoluta impunidad, que ampara a toda la chusma política. Solo sus propios partidos pueden cortarles las alas, pero solo lo harán cuando dañen al partido. Mientras obtenga votos, los mantendrán aunque sea a costa de desangrar a la nación, a regiones o a ciudades. Aznar se lo caló en poco tiempo y se lo quitó de encima. Rajoy es un pasota y lo mantiene por intereses de partido, pero sospecho que si gana las generales, acabará pidiéndole cuentas.

Mientras tanto se permite expoliar líbremente, multando por todo, negociando con los espacios públicos, cientos de mercenarios imponiendo multas ilegales, subiendo tasas y contribuciones, persiguiendo hombres anuncio o a los mendigos que produce. Pero sin controlar el despilfarro, como buen socialista de derechas.

Mientras los jueces no impongan su independencia constitucional, y puedan actuar de oficio contra la impunidad criminal de los políticos, todos somos meros rehenes del crimen organizado en el estado.

Natalia Pastor dijo...

Clandestino:

Gallardón ha ejercido desde siempre de mandarín y "verso suelto" dentro de las filas del PP.
Es cierto que Aznar lo caló y por eso lo aportó del núcleo de dirección del partido, hasta que la llegada de Rajoy y sus vinculaciones con el grupo PRISA lo mantuvieron en el candelero de aquel amago sucesorio a Mariano antes del Congreso de Valencia.

Lo que es demencial, es que en pleno discurso de ajuste, de sangre,sudor y lágrimas que lanza el PP, de austeridad pura y dura, recortes a distro y siniestro, poda indiscriminada de gastos superfluos y economía de guerra, Gallardón retome la obsesión olímpica para incrementar -más aún- el tremendo agujero de deuda y déficit que tiene el Ayuntamiento de la capital.

Y encima, con Lissavetzsky de palmero, aún sin pedir perdón, ni dar explicaciones ni dimitir de cualquier cargo público, tras el oprobio de la operación castrista contra Marta Domínguez, que es una absoluta vergüenza nacional.

lingualatinaa dijo...

Unas olimpiadas siempre crean empleo y riqueza, atraen al turismo, se construyen instalaciones deportivas, hoteles, carreteras...
Con cualquier gran acontecimiento se mejoran las ciudades.
Lo que hay que vigilar es que no se inflen los presupuestos demasiado, porque lo que cuesta cien no puede costar al final seiscientos...
Creo que si Sevilla pidió antes ser ciudad olímpica, tendrían que apoyar dicha candidatura antes que la de Madrid, hasta que se la dieran a Sevilla.

Natalia Pastor dijo...

Lingualatinaa:

En la actual situación que atraviesa España, tras dos intentos fallidos de alcanzar la candidatura olímpica y con una deuda del Ayuntamiento de Madrid que alcanza la friolera de 6.400 millones de euros, embarcarse en una nueva aventura que supondrá dilapidar más dinero, es una temeridad y una aberración.

Este país no está para fiestas.
Está para apretarse el cinturón,restringir gastos y sudar sangre para volver a la senda del equilibrio en el déficit y las cuentas públicas.

Clandestino dijo...

"lingualatinaa"

Reconociendo los aspectos positivos de tu reflexión, esto también tiene otras caras y otras lecturas.

¿Sabes cuanto le cuesta Gallardón a un autónomo del sector servicios, solo por ejercer el derecho de uso de los espacios públicos, para su vehículo como herramienta indispensable? Entre diez y doce mil euros al año, entre tíquets y las inevitables multas, que las pondrán con razones o sin ellas. Mientras cambia o mientras atiende una llamada nada más aparcar. O mientras va al expendedor de tíquets. O por confundir verde con azul. Por distraerse unos minutos en alguna de las horas de las ocho de trabajo.

No sé cuantos autónomos se mueven por Madrid diariamente, pero seguro que unos cuantos cientos de miles.

Si sumamos los atracos a cuenta de subidas y multas por las basuras, los reciclados, los IBIs, tráfico, grúas, obras, licencias de apertura y sus chantajes -y pronto por respirar- todo se traduce en un atraco en la más absoluta indefensión de los atracados.

Me parece muy bien que juegue a ser el faraón olímpico. Pero que juegue sin robar a la gente.