sábado, septiembre 04, 2010

Sincronicidad


Carl G. Jung enunció a mediados del siglo XX la llamada "teoría de la sincronicidad", según la cual "dos o más fenómenos pueden guardar entre sí una coincidencia significativa acausal, es decir, una conexión que no está basada en la relación causa/efecto ni, mucho menos, en la pura coincidencia".

Las secretarias de Organización y de Política Internacional y Cooperación del PSOE, Leire Pajín y Elena Valenciano, respectivamente, se reunieron este jueves en La Habana con el presidente de Cuba, Raúl Castro.
"Durante el encuentro se trataron temas referidos a las relaciones entre el Partido Comunista de Cuba (PCC) y el PSOE y de la agenda internacional", informó la Agencia Cubana de Noticias.



Por supuesto, ni Pajín ni Valenciano se reunieron con la disidencia cubana. Ni una triste mención a los presos cubanos de conciencia que se pudren en las cárceles de la isla.





En esa línea de la teoría de la sincronicidad de la que hablaba Jung, Chávez admite que viola la ley al participar en las elecciones porque es un "revolucionario".
El dictador venezolano ya avisó de la "Operación Demolición" en contra de la oposición.
En un tono amenazador y violento Chávez dijo que "sería una verdadera tragedia que esa quinta columna podrida, contrarrevolucionaria, integrada por adecos y copeyanos, tomara la mayoría en la Asamblea Nacional".
"Vamos a demoler a esa quinta columna contrarrevolucionaria. La operación de septiembre se va llamar así: Operación Demolición. Me los demuelen. Ésa es la orden: Demolición".
“Firmeza revolucionaria”, “rigor ideológico”, “defensa de los principios”,… diversos modos bajo los que se esconde la misma lacra: el espíritu de secta.

La debacle de un cierto modo de entender la izquierda, analizando la realidad a través de un prisma unidimensional y rígido, trajo como consecuencia un resentimiento, cargado de odio, contra todo lo que no cuadraba en su simple y reducido esquema.
El sectario de izquierdas no conoce oponentes.
Sólo tiene enemigos, el lenguaje de la guerra.
En su mezquindad insulta, agrede, vilipendia, amenaza, arremete, injuria, increpa, agravia.
No recurre al argumento ni a la razón.
Sólo desea ver destruido a quien no piensa como él. Teme al espíritu libre y al pensamiento crítico.
Califica de traidor a todo el que no coincide milimétricamente con su ajado y caduco discurso. Si sus palabras pudieran matar, lo harían.


En esa sincrocinidad de la que hablamos, el secretario general del PSM, Tomás Gómez,
teme un pucherazo y avisa: "El fin no justifica los medios".

No creen en la democracia, no ven a los demás como iguales con los que contrastar sus puntos de vista.



Sus verdades son indiscutibles, axiomáticas y, si algo se opone se opone a tal apriorismo, arramblan contra ello, negando el principio del respeto al otro y a la libre comunidad de pensamientos dispares.
La descalificación del otro como parte de la izquierda es su norte.


natpastor@gmail.com

16 comentarios:

alberto daza dijo...

Esa es la izquierda de hoy, querida Natalia, el socialismo del siglo XXI.

Para los que en un momento de nuestras vidas -antes y durante la Transición, esa Transición que denosta la extrema izquierda de hoy - , formamos parte de esa izquierda, la situación a la que han llegado hoy nos produce una profunda tristeza.

Oir a gente como Pablo Castellanos, Ramón Tamames, Leguina,... históricos de esa izquierda que defendía unos valores, senalar lo que hoy sucede que no es otra cosa que ver como se ha producido una involución terrible, una pérdida absoluta del oremus hasta el punto que están instalados en el arcaismo guerracivilista, en los persupuestos ideológicos de antes de la caida del muro de Berlín, en las antípodas de eas socialdemocracia hacia la que se aspiraba tras el 82.

Lo que ahora padecemos en España es una vuelta a los horrores del pasado, y como ya he dicho en más de una ocasión, a tener que volver padecer en nuestro país la izquierda más peligrosa, estalinista,liberticida y falta de principios que hay en toda Europa.

Por cierto,magnífico post, Natalia.
Ahí si que no hay sincronicidad.

Saludos cordiales.

francisco dijo...

Pajín y Valenciano se sienten en Cuba como en casa.
Sólo hay que ver la sonrisa de la Valenciano ante el hermanísimo del Dictador.
Están plenas las gachís, henchidas de satisfacción.
Y es que como dice Alberto Daza en su comentario, ésta es la izquierda que existe hoy en España.
A fin de cuentas, los Castro son los ídolos juvenles de esta caterva miserable.
Dios los cría y ellos se juntan.

Natalia Pastor dijo...

Alberto Daza:

Gracias por tus palabras.
Ya que mencionas a Tamames, pablo Castellanos o Leguina, recordar que que la extrema izquierad los califica de "traidores" y "tibios", cuando no descargan sobre ellos una catarata de improperios al más puro estilo de los editoriales de "Gramma".

La desgracia de nuestro pais es que esa izquierda absolutamente tóxica, liberticida,revanchista y con intenciones criminales, ha ido tomando cuerpo, engordando desde la llegada de Zapatero al poder hasta encontrarnos en la situación en la que hoy nos hayamos.

Natalia Pastor dijo...

Francisco:

No tengo ni albergo dudas de que estas dos tendrían un poster del Che Guevara en su habitación.
Con su visita a Raúl Castro, se retratan de manera definitiva :no sólo lo aprueban, sino que además lo abrazan.
Lo más dantesco, lo que produce el vómito incontrolado, es que a su regreso, tanto ls Pajín como la Valenciano nos deleitarán con su verborrea sobre la memoria histórica y los derechos humanos.

xesús lópez fernández dijo...

Conozco a un primo carnal de Fidel, hijo de los padrinos de Raúl.
Podría presentárselo a las dos starlets del PSOE, pero el quiere seguir en el anonimato.
No digo más por respeto al citado amigo.

eligelavida dijo...

Es triste pensar que cada vez estamos más cerca del estilo de estos presidentes bananeros.

Por otro lado, yo creo que estas se han ido de vacaciones y punto. ¡Pero si no tienen ni dos dedos de frente!

Natalia Pastor dijo...

Eligelavida:

No sólo estamos más cerca, sino que aspiran realmente a un mimetismo que resulta inquietante.
El hecho de que sean dos absolutas mediocres, es la constatación de lo que hoy en día se cuece en la izquierda y en el PSOE : nada que rascar.

Sempietnos dijo...

El ejemplo de Chávez, Natalia, nos sirve para ver hacia donde se encamina este socialismo del siglo XXI.
Chávez ha ido adaptando la Constitución, las leyes y las principales Instituciones del Estado a su planes y ambiciones. La concentración de poder viene confirmándose desde hace años, la separación de poderes, el estado de derecho, el imperio de la ley, el pleno respeto y garantía de los derechos y libertades fundamentales, son todos pilares esenciales de la democracia, que en Venezuela dejaron de existir hace ya algunos años.

Aquí vamos por el mismo camino: la independencia judicial no existe (Garzón, caso "Faisán", tejemanejes de Conde Pumpido en la negociación con ETA, persecución policial y judicial a la oposición...), se pisotea la Constitución (véase el asunto del estatuto catalán),etc,etc...

¿Qué en España existe y pervive una izquierda totalitaria,estalinista, liberticida y peligrosísima?.
Evidente.
No sólo loan,aplauden y se abrazan a los sanguinarios hermanos Castro, si no que volviendo al asunto del Gorila Rojo, desde el PSOE y el Gobierno Zapatero no han abierto la boca ni condenado en modo alguno el acoso a tantos periodistas y medios de comunicación, cuyo último y hasta ahora más grave incidente es el ataque brutal a la libertad de expresión que supone el cierre de Radio Caracas Televisión, firmemente comprometida con la democracia y la libertad en ese país.

Bajo una apariencia de moderación, incluso de liberalismo, que tanto engañó a parte de la sociedad en los años ochenta, el PSOE esconde una pulsión liberticida y antiespañola.

Natalia Pastor dijo...

Sempietnos:

Totalmente de acuerdo con tu opinión.
Si miramos atrás, y ponemos como ejemplo, como demostración empírica el proceso a Garzón, veremos como ha desatado una explosión de resentimientos y odios almacenados en una izquierda que ha vuelto a mostrarse incapaz de asumir la Transición y el pacto constitucional de 1978.

Los gritos de «No pasarán», las apelaciones contra la impunidad del franquismo y la orquestación de estéticas asamblearias demuestran que esa izquierda movilizada contra el Supremo realmente quiere alterar las bases del actual sistema democrático, que no son otras que la aceptación de un proyecto común para todos los españoles.

Están instalados Sempietnos,en el ajuste de cuentas y la revancha.
Esa revancha que realmente querían y anhelaban en el 78, pero no les fue posible consumar.

Candela dijo...

Genial post. La teoría de Jung se podría aplicar a estas dos impresentables sincrónicas en el aspecto físico (horror..) e ideológico, supniendo que el socialismo sea una ideología.

Si me permitis, yo he criticado la Transición en muchas ocasiones, pero porque pienso que el ceder tanta ventaja electoral a los nacionalistas, propicó que un elemento como Rodríguez lleve ya 6 años gobernando...aunque sea un impresentable sectario. Lo mismo que toda su curia progreta.

Con otra Ley Electoral, Rodríguez hubiese durado menos que un caramelo en la puerta de un colegio.
Saludos.

Natalia Pastor dijo...

Candela:

Gracias.
El problema, Candela, es que ese revanchismo que no pudieron ejercer en el 78, ha vuelto con fuerza inusitada bajo la hégira guerracivilista y paranoica de Zapatero.
De ahí esa obsesión por borrar de un plumazo lo que supuso la Transición como puente indoloro entre el franquismo y la democracia.
Nos enfrentamos a un sedicente gobierno socialista que no se detendrá ante nada.

aspirante dijo...

Nada nuevo bajo el sol.
Los dictadores buscan la compañía de sus homólogos, y está claro que el PSOe quiere para nosotros una dictadura al estilo chavista o castrista.
El tema del guerracivilismo viene desde los tiempos de Lenin, pues ellos simpre quisieron hacer la revolución mediante guerras para imponer su dictadura, sabiendo que les sería más difícil hacerlas mediante cambios legislativos.
Son hideputas, pero no tontos.

alberto daza dijo...

Sempietnos:

Con respecto a su comentario final "bajo una apariencia de moderación, incluso de liberalismo, que tanto engañó a parte de la sociedad en los años ochenta, el PSOE esconde una pulsión liberticida y antiespañola", le aclaro que el socialismo de González no tiene nada que ver con el de Zapatero.

Willy Brandt y Olof Palme apoyaron a Felipe González en el XXVII Congreso del PSOE, realizado en Madrid el 5 de diciembre de 1976, en plena transición política.

En las primeras elecciones del 15 de junio de 1977 el PSOE se alzó hasta ser la segunda fuerza política española, a menos de un millón de votos de la UCD de Adolfo Suárez y con más de tres millones y medio sobre el PCE de Santiago Carrillo y Alianza Popular de Manuel Fraga Iribarne.

La táctica proyectada por la socialdemocracia europea y desarrollada por Felipe González y Alfonso Guerra fue un éxito para España y para el PSOE: España rechazó el comunismo y cualquier socialismo con similitudes a él.

Cuando Felipe González llegó al poder, en diciembre de 1982, se guardó el puño cerrado, dejó de cantar a la Internacional y se apoyó en la moderación y el sentido de Estado para realizar su proyecto socialdemócrata.

Zapatero es como un socialista comunista, un "neocomunista".
Zapatero ha destrozado los pilares básicos de la socialdemocracia, también los Pactos de la Transición: cuna de entendimiento entre españoles.


Saludos cordiales.

Eduardo de la Fuente dijo...

Pajín, la que siempre habla de la deslealtad del Partido Popular, con el que más que rivalidad política tiene una extraña fijación compulsivo-obsesiva, y ejerce de mamporrera gubernamental desde la organización del PSOE (¿cuando es partido y cuando es Gobierno?), no ha sido presisamente leal con los principios ya no del PSOE sino de cualquier fuerza democrática. Su pueril colegueo con Raúl Castro más que un ejercicio de sodomía política ha sido un verdadero atracón de coprofagia ideológica, un empaño de comunismo anti americano pasado de rosca y obsoleto completamente anacrónico y sin cabida en una Europa que democrática.

Un saludo

Fernán González dijo...

Es lamentable que esas dos señoras que representan al PSOE no se hayan dignado a conversar con los disidentes cubanos. Una de ellas, incluso, tuvo la desfachatez de justificar las recientes detenciones de opositores con el argumento de que las autoridades deben hacer cumplir las leyes vigentes.

Saludos desde Londres.

velarde dijo...

Van a disculparme en esta ocasion, suelo comentar todos los post que en este blog se publican, pero en esta ocasion y por prescripcion facultativa tengo prohibido tan solo pronunciar la palabra pajin, -cielos lo he vuelto a hacer. disculpen tengo cita urgente con el especialista, espero entiendan mis circunstancias, seguro que existen mas casos como el mio.