miércoles, junio 02, 2010

Una reforma light baja en calorías


El Gobierno no tiene ninguna esperanza en un acuerdo tripartito con empresarios y sindicatos y ya tiene lista la reforma laboral, el decretazo que llevará al Consejo de Ministros previsiblemente el próximo viernes 11 de junio para que, este mismo mes, sea convalidado por el Congreso de los Diputados.
Antes, lo paseará por el Eurogrupo y Ecofin para que le den el visto bueno.
Y es que los mercados siguen sin fiarse de Zapatero.
Los inversores llevaron ayer la prima de riesgo hasta un nuevo máximo histórico como reacción al nuevo retraso de la puesta en marcha de la reforma del mercado de trabajo y el temor ahora es que el Ejecutivo no se atreva a enfrentarse a los sindicatos y apruebe una reforma light que no solucione el gravísimo y dramático problema del desempleo.
Por otra parte, la situación del sistema financiero sigue pendiente de un hilo: Fitch bajó la calificación de Sabadell, Bancaja y la CAM y S&P puso en revisión negativa la de Caja Madrid por el «impacto negativo del debilitamiento de la economía española» y su exposición al sector inmobiliario.


16 comentarios:

risquett dijo...

Hoy mismo, querida Natalia,Roubini alerta: España está "al borde del precipicio" en el impago de deuda.
El diferencial con la deuda alemana se ha disparado en los últimos días hasta los 170 puntos básicos.

aspirante dijo...

Querida Natalia, lamento decirte que vengo escuchando durante toda la mañana que el ministro del Paro, Corbacho ha aumentado el plazo para llegar a un acuerdo en un mes más, como si no fuera urgente la cosa.
Cualquier situación por mala que sea siempre es susceptible de empeorar, y con estos es seguro que empeorará.
Lo único que les interesa es seguir en la poltrona.

inisfree dijo...

El Gobierno ya no puede esperar a dejar a todo el mundo contento. Nada que satisfaga a los Sindicatos va a suponer ningún avance para las necesidades de nuestra economía.

Tiene que tomar medidas, ya. Y dejarse de pamplinas.

Interruptor dijo...

No será una reforma light, será una reforma a la medida de los sindicatos, porque el gobierno no se enfrentará a ellos. Tienen demasiados votos que perder y lo único que les importa de la economía es lo que pueda influir en ganar o perder votos, nada más.

Maribeluca dijo...

yo en lugar de esta señora ponía tierra de por medio y los dejaba colgaos de la brocha en venganza por la delación de ZP y demás a cuenta del "error" del BOE...a ver quién es el guapo que acepta la cartera de economía...bueno, siempre les quedarán Pepiño o Leirejín...

Bucan dijo...

Mucho me temo que las Agencias de Clasificación estén corrigiendo el haber situado en su día a España en la triple A, sin considerar en base a que enorme endeudamiento se conseguía aumentar el PIB. Y ahora pudieran seguir con sus rebajas de calificación.
Natalia, ya dijo hace tiempo un analista del New York Times que ZP se limitaba a danzar alrededor del problema. O sea, que es probable que quiera hacer como que hace pero sin hacer, es decir, reforma laboral de galería.

CHOPINGO dijo...

Lo único que les interesa es seguir en la poltrona.

Eduardo de la Fuente dijo...

A estas alturas tampoco ibamos a esperar una gran inciativa. Los esfuerzos del ejecutivo se han desperdiciado en cosas superfluas y no en los asuntos de capital importancia.

Ya veremos si llegamos al "decretazo" o hay luna de miel con los sindicatos.

Un saludo

Julio Andradas dijo...

Al final habrá decretazo, querida Natalia, por que es imposible un acuerdo a ess alturas entre sindicatos ataviados con la mugre ideológica del sindicalismo de principios del siglo XX, y una organización empresarial que no es ejemplo de nada,salvo de una endogamia que sólo representa al 10 % de los empresarios.

A partir de ahí entramos en el estrambote de un paripé sindical lamentable, con un Mendez apesadumbrado y que de haber huelga general, será su pesar y arrastrado del bozal por los acontecimientos.

francisco dijo...

España necesita una profunda reforma laboral.
Y tiene que basarse en dos aspectos básicos:el abaratamiento del despido para las empresas y la reforma en profundidad de la negociación colectiva.
Zapatero se la va a tragar doblada con el contrato de fomento de empleo, que tiene una indemnización por despido improcedente de 33 días en lugar de los 45 actuales con la salvedad de que los empresarios sólo pagarán 25.
¿Dónde están ahora los de la izquierda garbancera para salir en defensa de los "derechos inalienables de los trabajadores"?.

tomás dijo...

La reforma debe descentralizar la negociación para que las empresas puedan acomodar sus relaciones laborales a las necesidades de producción.
Ahí radica la clave de todo.

El barruntador dijo...

Currito, la izquierda garbancera sigue en su sitio y dará la murga que se necesite. Para la garbancera España sigue siendo importante pero para otros,como quiquín, mienteras peor...mejor.

F.J.eugenio dijo...

Total, que para ese viaje no se necesitaban alforjas; es decir, perder tantos meses (años) intentar conciliar lo inconciliable, para ahora hacerlo, a prisa y corriendo porque lo manda el emperador Obama.
Veremos a ver si es suficiente.
El dia 17, lo dirá la U.E. y a eseos no les va a engañar como a los CASI 11millones de tontos que le votaron.

alberto daza dijo...

Yo creo, querida Natalia, que a estas alturas nadie duda de que habrá "decretazo" y huelga general contra la reforma laboral.
Por que lo de los sindicatos es lz muestra palpable del nivel de degeneración mnoral al que han llegado: no se han manifestado con 5 millones de parados en las listas del INEM y van a salir a la calle,- eso sí, a rastras - por un despido de 33 días.

Coincido plenamente con lo comentado por Francisco: es lastimoso, patético, ver el papelón de esa izquierda (extrema,recalcitrante y por momentos no sólo garbancera si no con sol y moscas), abocada a tragarse ruedas de molino ( una tras otra), según vayan aconteciendo los giros copernicanos de Zapatero en materia económica.

Y es que los cambios pasan del nublado intenso al soleado vespertino en función de los criterios insondables de un Zapatero que juega a la ruleta rusa con las "cosas de comer" que decía el clásico.


Saludos cordiales.

José Luis Valladares Fernández dijo...

Este poeta fustrado, querida Natalia, nos va a mandar a todos a la ruina.Que los sindicatos no van a ceder ahora, es evidente. Así que tendrá que mojarse Zapatero. La fecha del decreto definitivo, en caso de que no haya acuerdo, está fijado para el día 16, coincidiendo su salida con el primer partido de la selección en el Mundial. Esperará a que los sindicaleros esten viendo el partido y se olviden del decreto.
Esperemos, amiga Natalia, a ver que sale de este cocido.
Saludos

velarde dijo...

basta ya de cinismo, demagogia y mentiras!!! que se vayan ala puta calle esta banda de incompetentes sin alfabetizar!!!.