domingo, diciembre 06, 2009

¿Su último aniversario?


La democracia no es una mera ordenación procedimental.
Instauradas unas reglas de juego, no todo puede políticamente discutirse, aunque sea respetando formalmente esas reglas.
Nuestra democracia se fundamenta en la indisoluble unidad de la Nación española.
Los diálogos en su seno han de llevarse a cabo sin olvidar los principios constitucionales, que están en el origen de las normas concretas.

Un principio constitucional y constitucionalizado es el interés general de España.
Las reforma de determinados estatutos (o de otras leyes) tienen que acomodarse a fin de amparar ese interés general. No cabe alegar que cada comunidad autónoma es titular de intereses propios, sólo defendibles por los ciudadanos y los grupos de esa comunidad.
Autonomía no es soberanía.

Hay que distinguir, por tanto, entre reforma constitucional, siempre posible respetando los procedimientos fijados, y la destrucción constitucional.
Si lo que se pretende es cambiar los cimientos del edificio no debe ocultarse el propósito demoledor. La Constitución de 1978 fue elaborada y aprobada para defender, entre otros valores, el interés general de España y garantizar la solidaridad entre los españoles.
Quizás, -a la espera desde hace tres años de la sentencia del TC sobre el Estatut-, estemos ante su último aniversario.

sempietnos@hotmail.com

34 comentarios:

supersalvajuan dijo...

Así nos pinta el pelo.

BOIRA_A dijo...

Descanse en paz nuestra manipulada Constitucion que nos ha servido pacificamente hasta que un imprudenente presidente se ha dignado con otros cuatreros matarla a traicion arropado en las brumas de la noche

Descanse en opaz con sus creadores que ya la estan aguardando en el otro mundo

blumun dijo...

Aquí, ahora, todo se hace sin aclarar nada.
Pero lo peor no es eso, siendo malo, lo peor es que el Gobierno NO se aclara, y da patadas de ahogado a diestro y siniestro, todo perdido, histérico, y a ver si con suerte se salva de la quema :)
Feliz Domingo :)
PD. Yo no tengo intención de ir de entierro :)

Javier Pol dijo...

Ayer en La 2 emitieron el documental que el hijo de Jordi Solé realizo sobre la vida de su padre. Y uno no puede dejar de pensar, aparcando ideologías, y sentimientos, como todos, TODOS aparcaron sus sentimientos y sus distintas visiones de España para dar a España y a los españoles una Constitución para TODOS, y lo consiguieron.

Y ahora la quieren destruir. Triste, pero real.

ZP Nunca Mais dijo...

La Constitución sigue estando ahí y aunque es mejorable, el problema no es su naturaleza sino la versión torticera y perversa que de la misma hacen las propias instituciones del estado y los partidos políticos sobre la unidad de España diciendo que "España es un concepto discutido y discutible" o que Cataluña o Vascongadas son una nación. Probablemente seamos la única nación del mundo en que cientos de años después de nuestra constitución como nación, todavía los partidos políticos están en plena discusión sobre el sexo de los ángeles.

J. F. Sebastian dijo...

Cuánta arcada reprimida en el discurso de Bono.

Natalia Pastor dijo...

La Constitución, Sempietnos, es como un morlaco aculado en tablas que espera agonizante la puntilla.
La puntilla es la sentencia del TC sobre el Estatut y el pistoletazo de salida hacia un nuevo régimen,fraguado por el acoso separatista de los nacionalismos periféricos y el revanchismo indisimulado de un Zapatero con nulo sentido de Estado, al que no le gusta una Constitución nacida del consenso que no habla de vencedores ni vencidos.

Embajador en el Infierno dijo...

Sempietnos- Yo pienso que precisamente cuando de la democracia se hace algo más que una ordenación procedimental, es decir, cuando se hace de ella una pseudo-religión es cuando vienen los problemas. Porque lo que de verdad implica esa sacralización de la democracia es que absolutamente todo es discutible menos precisamente la "democracia".

Cuando la democracia deja de ser una mera ordenación procedimental, se eleva la "voluntad popular" (real o virtual) a divinidad, y por tanto todo lo que decida dicha "voluntad popular" es, por definición, bueno. Y a la vez, todo lo que no sea dicha "voluntad popular" es susceptible de modificación si a la "voluntad popular" le peta que lo sea.

Si la "voluntad popular" se levanta con el pie izquierdo (o el derecho, que tanto da) y decide que hay que destruir esta constitución, aquella norma o ese régimen político, no hay razón para que no lo haga, porque la "voluntad popular" es soberana, y cuando hay un soberano, no cabe otro.

Los intereses patrios no son obstáculo porque en la jerarquía democrática están por debajo de la "voluntad popular". Y esto es precisamente así porque la democracia no es una mera ordenación procedimental, como debería ser.

Sempietnos dijo...

EMBAJADOR:
La Constitución se basa en la indisoluble unidad de España.
Ese principio es inmutable, y cuestionarlo supone la demolición de la estructura constitucional y por ende,del Estado.
El gran problema que afronta la constitución en su trigésimo primer aniversario, es que su texto,-pero sobre todo su espíritu-, resultan incómodos para los que buscan desde el nacionalismo separatista la ruptura de la unidad y del consenso.

Esto no sería posible,-como dice Natalia Pastor en su comentario-,sin la complacencia y complicidad de un Presidente del Gobierno que no cree en al Constitución por que no entronca con la II República, no hace una diferenciación entre contendientes y carece del espíritu revanchista que anida en Zapatero.

Como digo en mi entrada, "las reforma de determinados estatutos (o de otras leyes) tienen que acomodarse a fin de amparar ese interés general. No cabe alegar que cada comunidad autónoma es titular de intereses propios, sólo defendibles por los ciudadanos y los grupos de esa comunidad.
Autonomía no es soberanía".
La setencia del TC será la que maracrá el destino final del texto del 78, y a partir de ese momento ya no hay vuelta atrás.
Una sentencia favorable al Estatut supone la demolición del Estado tal y como lo hemos conocido,la cancelación constitucional de los principios que lo rigen, y la apertura de la caja de Pandora con lo que ello conlleva.

amaya dijo...

Compartiendo lo expuesto por Sempietnos, yo añadiria que la Constitución está en cuestión por más motivos que lo acontecido con en el Estatuto de Cataluña y la sentencia pendiente del TC.
Lo que se está poniendo en entredicho, y no sólo desde los nacionalismos sino desde la ambigüedad y a veces el beneplacito gubernamental,son conceptos tan importantes como la estructura del Estado, la soberanía nacional y la propia unidad de la nación.

risquett dijo...

AMAYA:
Es que esos tres conceptos a los que tu haces referencia, están mencionados en el post de Sempietnos y entoncados con la sentencia del TC sobre el Estatuto catalán.
Segun la sentencia que salga del tribunal, se verán trastocados la estructura del Estado, la soberanía nacional y la unidad de la nación, sin lugar a dudas.

himym dijo...

Natalia, ¿cómo que en la constutición no hubo ni vencedores ni vencidos? Claro que los hubo, y ahora es más evidente que nunca. Hubo unos claros vencedores, que fueron la izquierda y los separatismos, y una clara perdedora, la derecha nacional española.

Gracias a la constitución, los separatistas han podido socavar la unidad de España y los socialistas han podido tener el poder en régimen casi de monopolio, controlándolo todo, desde los medios de comunicación hasta la educación.

El de 1978 es un régimen de izquierdas, la derecha solo tiene oportunidad de llegar al poder cuando la izquierda ha dejado el país hecho unos zorros, y solo hay alternancia para que la derecha vuelva a engrasar la maquinaria del estado con dinero, pero sin tocar nada de lo que ha hecho la izquierda. El PP, como dice Requero, es el partido albacea del PSOE.

Mientras que no nos demos cuenta de que los mayores beneficiarios de esta constitución son los socialistas y los nacionalistas, no vamos a levantar cabeza.

Natalia Pastor dijo...

Himym :
Cuando me refiero a que no hubo vencedores ni vencidos, me refiero a que esta Constitución ponía fin a cuarenta ños de franquismo y establecía desde el consenso un nuevo modelo que dejaba atrás lo acontecido en 1936.
Zapatero nunca ha entendido ésto, y desde la Ley de Memoria Histórica todas las manifestaciones realizadas en ese sentido, van encaminadas a entroncar la situación con la II República.

En relación con lo que tu manifiestas estoy totalmente de acuerdo:la izquierda y sobre todo los separatismos con ese "café para todos" que son los Autonomías, son los grandes vencedores de la Transición.

F.J.eugenio dijo...

En 1976 se planteaba una elección entre reforma y ruptura; y la nueva Constitución nació como resultado de un consenso entre las fuerzas políticas.
El señor R-Z desde un principio rechazó el espíritu de consenso y comenzó una auténtica ruptura más o menos encubierta ó mas o menos descarada y con ésa idea comenzó a gobernar y así continúa.
¿Hasta dónde podrá llegar? Ni se sabe, pero las impresiones no pueden ser peores dado el nivel de confrontación y crispación que se ha creado en la sociedad española despertando todos los "demonios familiares" que parecían ya, si no muertos, al menos muy dormidos.

Tellagorri dijo...

Venian, los de ZAPATERO (que no sé si son socialistas o comunistas puros) a eliminar la Constitución y han conseguido que se quede en puro FORMALISMO, en una forma de aparecer, tal como Castro también dice que Cuba tiene una, o que Franco decía que la suya era una DEMOCRACIA ORGÁNICA.

Por lo demás suscribo lo que dice NATALIA.

Bucan dijo...

De acuerdo con el artículo y más de acuerdo con Embajador en el Infierno. Y más de acuerdo con que la Constitución fue un bodrio, una concesión total al nacionalismo. Que si España son regiones y nacionalidades, que si Autonomías con fueros y derechos históricos, que si el idioma oficial de España es el castellano, cuando en todo el mundo mundial se conoce como Español (y no lo digo con afán patriotero, creo que mejor nos iría si declarasemos idioma oficial el inglés, que es más productivo)... Vamos, de risa. Muchos españoles llevan años soportando los dislates a los que ha llevado la Constitución. Empezando por los más de doscientos mil vascos que tuvieron que salir tarifando de Vacsconia hasta llegar a la ruina actual a la que nos ha llevado el caciquismo salvaje y trincón que impera en España.

bate dijo...

Hay que reformar la Constitución, y rápido. Quiero que el día de mañana mi hija se sienta a gusto en su país, o por lo menos, más a gusto que su padre, que está ya hasta los coj.. de toda esta tropa de chupócteros que nos está tocando sufrir. O empezamos a cambiar las tornas, o esto, tiene muy mala pinta.
Pero para el cambio, hace falta como mínimo, una oposición, fuerte, con principios, que crea en la Nación. Y para mi, que Mariano se ha quedado pillao con una mala pastilla.

Oroel dijo...

Leo que la Generalitat no ha organizado ningún acto de conmemoración de la Constitución. ¿Es el PSC constitucionalista?

Jack dijo...

La constitución está tocada de muerte desde que zp ganó las elecciones.

zp quiere cambiar la historia, no le gustó ni la transición ni le ha gustado el modo de regirnos y por eso el revanchismo que practica, el enfrentamiento con la iglesia, el intentar machacar la oposición etc..

Embajador en el Infierno dijo...

Sempietnos- La constitución no se basa en la indisoluble unidad de España, se basa en la libre "voluntad popular" expresada en las urnas y blablablabla.

Si la "voluntad popular" decide que que la unidad de España donde era indisoluble ya no lo es, pues Santas Pascuas y aquí paz y después gloria.

Para los demócratas la unidad de España está sujeta a lo que decida la "voluntad popular". Cuanto antes entendáis esto menos úlceras sufriréis, y posiblemente logréis encontrar una solución a estos problemas en vez de poner parches que se caen en cuanto se humedecen un poco.

Los peperos deberíais un día plantearos la posibilidad de dejar de jugar a un juego donde solamente estáis de comparsas.

Sempietnos dijo...

EMBAJADOR:
Evidentemente que la Constitución está basada en la voluntad popular.
Evidentemente:esto es una democracia.
Igual que la constitución alemana,la estadounidense o la francesa.
Lo que le digo y vuelvo a repetir, es que "esta" Constitución,la del 78, se basa en que España es una nación indisoluble.
Si no fuera así, salvo los artículos generalistas referentes a las libertades individuales, no tendría sentido el resto del articulado.
Usted está hablando de cosas diferentes:una cosa es que usted tenga un concepto muy particular de lo que es la democracia, y otra muy distinta que se pueda sustraer la soberania a la voluntad popular en una democracia.
Usted está hablando de dictadura entonces.
En lo que menciona de los "peperos",... veo que no nos le mucho.Craso error.

Saludos.

velardez dijo...

un minuto de silencio...descanse en paz.....

aldros dijo...

Como bien dijo Anghara en su blog, es esperpéntico vestir al muerto y sacarlo de paseo como si no estuviera muerto.

Y yo mismo dejaba un apunte sobre este tema en mi blog. Y entre los puntos que tocaba estaba precisamente el de los estatutos.

No creo que sea casualidad que coincidamos unos y otros en que la Constitución está moribunda si no muerta. Algo lleva cuando el agua suena... Y uno no tiene más que darse una vuelta por Internet para ver que el consenso sobre este punto es mayoritario.

D45 dijo...

No creo que este sea su último aniversario, si total se hace como si no existiese...

Saludos.

Embajador en el Infierno dijo...

Sempietnos- Me alegro que nos hayamos puesto de acuerdo en algo, es decir, que en este sistema la "voluntad popular" es soberana.

Si eso es así, entonces debes estar de acuerdo también en que si la "voluntad popular" decide cambiar la constitución y cargarse la indisoluble unidad de España, está en su perfecto derecho. Y por tanto para un "demócrata" no hay nada de que protestar, simplemente aplaude y punto.

Entre favorecer un sistema en el que la "voluntad popular" es soberana, y favorecer una dictadura existen bastantes puntos intermedios. El mundo no se divide entre "demócratas" y "dictadores". Algunos pensamos que existen cuestiones que son como son independientemente de la opinión de la mayoría. Eso no nos convierte en dictadores. No más, en cualquier caso, que los que creen a pies juntillas en la dictadura del número.

Por lo demás pido perdón si lo de "peperos" no es correcto. Admito que no leo este blog con mucha frecuencia. Simplemente observo, cuando lo leo, que la crítica política que se hace va casi exclusivamente hacia un lado. Rectificaré con gusto si se me muestra lo contrario.

Sempietnos dijo...

EMBAJADOR:
O yo no me explico bien, o ...en fin.
Vamos a ver:la soberanía reside en el pueblo.
Si se asume esto- que es inevitable si se cree en la democracia- si el pueblo,pongamos el caso, decidiera en su día que modifica la forma de Estado o que España sea un Estado Federal,esá en su perfecto derecho y sería legítimo.
Son las reglas del juego.
Lo que yo digo, y vuelvo a repetirle, es que en ESTA CONSTITUCION eso es inviable por que se basa en el concepto de España como una UNICA NACION.

Si la sentencia del TC estima que Cataluña es "una nación", de facto se carga la Constitución desde sus cimientos.
Eso es lo que quiero decir.
¿Qué se quiere cambiar la Constitución?.
Perfecto.Pero siguiendo la ley y la normativa vigente, no con subterfugios vía reforma estatutaria.

Respecto a lo que usted dice, no logro entenderlo.
Dice usted que el "el mundo no se divide entre "demócratas" y "dictadores"".
Le agradecería que me explicara cual es entonces el antagonista del demócrata y que otro supuestos caben en medio, por que yo no conozco ningún otro.
O se cree en la democracia o no se cree:no hay términos medios.
Y asumir, que efectivamente, la voluntad es la de la mayoría.
Esas son las reglas del juego.

Y si no se aceptan esas reglas, entonces estamos hablando de otra cosa.
Del Fuero de los Españoles, por poner un ejemplo

Le dejo una muestra, un canapé de nuestro fervoroso "peperismo" que es compartido por todos los que hacemos este blog.

alberto daza dijo...

Absolutamente de acuerdo con lo que plantea Sempietnos.
O se cree en la democracia o no.
No hay términos medios.
La democracia como forma de gobierno es sinónimo de soberanía popular; ¿y eso qué significa? :Significa que ningún poder,norma o autoridad puede estar por encima de las decisiones del pueblo.

Partiendo de esa base, lo que dice Sempietnos es la base del texto constitucional:España es una nación unica e indivisible.

Si el Estatuto catalán es avalado por el TC, deroga "de facto" el texto constitucional, puesto que España deja de ser una nación única e indivisible dado que Cataluña también lo es.

El origen de todos los males radica en la redacción de la Carta Magna y en las cesiones hechas en su día a los nacionalistas con el estado de las Autonomías.
La descentralización ha desembocado por la avidez insaciable de los nacionalistas en diecisiete reino de taifas.

Mi pregunta,Sempietnos, en tu calidad de jurista, es la siguiente;¿cabe la posibilidad de que se cocine una sentencia en el TC que admita que Cataluña es una nación, y que nos convirtamos por arte de magia en un Estado plurinacional ?.

Saludos cordiales.

Embajador en el Infierno dijo...

Sempietnos- Perdona si soy un poco duro de mollera. Resulta que en tu entrada dices: "Nuestra democracia se fundamenta en la indisoluble unidad de la Nación española.". Pero en tu último comentario aclaras: "en ESTA CONSTITUCION eso es inviable por que se basa en el concepto de España como una UNICA NACION.". Si cambias los términos no podemos seguir debatiendo. No se si lo que supuestamente se basa en la indisoluble, etc, etc... es la democracia o la constitución.(Incidentalmente: la constitución habla ya de nacionalidades, luego.....).

Por otro lado no acabo de entender como algo indisoluble se puede disolver. Me explico: comienzas hablando de la indisoluble etc, etc.... y luego dices que estas de acuerdo en que se disuelva si se cumplen determinados procedimientos (cito: "¿Qué se quiere cambiar la Constitución?.Perfecto.". Entiendo que esto incluye el cambiarla para quitar lo de la indisoluble, etc, etc...).

Luego al final resulta que todo es un problema de procedimiento no de principios. ¿De verdad merece la pena cabrearse porque no se siga el procedimiento adecuado?. No se, es un poco raro. Pero sobre todo ya te adelanto que con ese planteamiento lleváis todas las de perder (poco a poco eso si, como la rana en la olla de agua templada) y además hace que vuestro discurso parezca bastante pobre y poco atrayente. Es como el de un funcionario que se cabrea porque el jefe decide cambiar el habitual trasiego de ventanillas. No se si me explico.

Y no, la democracia no es algo en lo que haya que "creer" como si fuera una religión (¿ves lo que te decía en mi primer comentario?). Es como mucho un procedimiento útil para dilucidar determinadas cuestiones, pero existen otras que no pueden, por su propia naturaleza, ser sometidas a votación porque son como son independientemente de lo que opine la mayoría. La diferencia entre un "demócrata" y uno que no se considera tal sin necesidad de ser un dictador es que el segundo no cree que la mayoría sea un dios omnisciente.

Incluso hay algunos que pensamos que los partidos políticos lejos de ser cauces adecuados de representación política son de hecho estructuras oligárquicas (no democráticas) de corrupción, y los ejemplos los tienes por miles. Eso no nos convierte en dictadores.

En cualquier caso no creo que alguien que piense que algo puede ser indisoluble y soluble a la vez sin que tenga un cortocircuito neuronal entienda lo que quiero decir. Y no pretendo insultar a nadie simplemente constatar algo que es de sentido común.

Por lo demás, y termino, yo no he hablado en ningún momento de "rajoyistas" sino de "peperos". Sigo esperando muestras de críticas al PP para modificar mi opinión respecto a este blog.

PD. No me traigas a Franco a colación porque pincharás en hueso.

Sempietnos dijo...

EMBAJADOR:
Debes ser el único que no se entera al leer la explicación y tienes el comentario anterior de Alberto Daza que te lo deja cristalino.
Otra cosa es que tu no quieras entenderlo.
La Constitución lo dice bien claro:España es una nación unica e indivisible.
Si eso, en algún momento se pretende cambiar,habrá que cambiar la Constitución de la A a la Z, por que todo resto del articulado,desde la organización territorial a la Administración de Justicia se basan en eso.
Esto lo entiende hasta un niño de cinco años.

Y te vuelvo a repetir que o se es demócrata o no se es.
Si se cree en la democracia como tal, no hay nada que esté por encima de la soberanía popular.
Nada.
Ningún poder,norma o autoridad puede estar por encima de las decisiones del pueblo.

Y en una democracia,los partidos políticos son imprecindibles.
Con sus virtudes y sus múltiples,innumerables defectos.
Que tu no creas en ellos,nos vuelve a remitir al Fuero de los Españoles.

Aunque seas carlista.
Y explicarle a un carlista el concepto de democracia es un absurdo y una pérdida de tiempo.

Sempietnos dijo...

ALBERTO:
Con respecto a tu pregunta la respuesta es no.
Es imposible que se acepte como constitucional que "Cataluña es una nación" cuando la Constitución es clara y taxativa al respecto:
Artículo 2.

La Constitución se fundamenta en la indisoluble unidad de la Nación española, patria común e indivisible de todos los españoles, y reconoce y garantiza el derecho a la autonomía de las nacionalidades y regiones que la integran y la solidaridad entre todas ellas.

Para aceptar algo así,se debería cambiar la Constitución-que es lo que llevo intentando,sin éxito,explicarle a Embajador-, y no cabe una modificación via estatutos.
Que es lo mismo que si se decidiera optar por la vía federalista o confederalista:haría falta una modificación constitucional.

alberto daza dijo...

SEMPIETNOS:
Gracias por la aclaración.
Hoy, por cierto, he leido un artículo de Jorge de Esteban en EL MUNDO que coincide con lo que tu expresas.

Por cierto,EMBAJADOR EN EL INFIERNO,es realmente sorprendente que usted no entienda que no hay nada que esté por encima de la soberania popular.
Algo que está reflejado de manera expresa en la Constitución Española en su artículo 1.2 :"La soberanía nacional reside en el pueblo español, del que emanan los poderes del Estado".

Pero es que esto es algo básico y común en cualquier DEMOCRACIA, empezando por la Constitución de los EEUU que dice en su preámbulo "NOSOTROS, el Pueblo de los Estados Unidos, a fin de formar una Unión más perfecta, establecer Justicia, afirmar la tranquilidad interior, proveer la Defensa común, promover el bienestar general y asegurar para nosotros mismos y para nuestros descendientes los beneficios de la Libertad, estatuimos y sancionamos esta CONSTITUCIÓN para los Estados Unidos de América".

Los Estados Unidos existen por que así lo decide el pueblo norteamericano.
No hay nada ni nadie que esté por encima de la voluntad del pueblo,de la soberanía popular.
Esa es la esencia de la democracia.

Igual que los partidos,-como dice Sempietnos,"con sus virtudes y sus múliples defectos"-son impresindibles en un sistema democrático para articular la voluntad popular.
Realmente me sorprende tener que estar escribiendo este comentario,para algo tan obvio.

Si un día,-pongamos por caso,Dios
no lo quiera-,el pueblo español decidiera que España no es "una nación única e indivisible",si no, -por ejemplo-, un conjunto de naciones que conforman un Estado confederal,habría que aceptarlo por mucho que nos pesara.

Esa es la democracia.
Esa es su grandeza.
Esas son las reglas del juego,(The rules of games, que dicen en el Reino Unido).

O se cree en la democracia, o no se cree.
En esto,Embajador, no hay medias tintas.


Saludos cordiales.

risquett dijo...

Yo creo entender lo que dice Embajador en el Infierno, o lo que no dice pero deja entrever.
Él cree que hay conceptos que son intocables y que están por encima de la voluntad popular y de su soberania:por ejemplo,España es una nación única e indivisible.
Y ahí está el error, no nay nada intocble.
Eso es incompatible con la democracia.

No se quien decía que "la grandeza y la miseria de la democracia está en que hay que aceptar la voluntad del pueblo soberano sea cual sea".
Dicho esto,también comparto lo que dice Sempietnos de que es practicamente imposible que el TC acepte el articulado donde se especifica que Cataluña es una "nación", por que eso supone la voladura de la propia Constitución.
Por ciero, que yo también he leido el artículo de Jorge De Esteban y no tiene tacha.

De lo que también estoy seguro, es que la sentencia del TC no saldrá este año, y me temo que tampoco en el 2010.
Saldrá poco antes de las elecciones generales, que yo creo que Zapatero adelantará dada la situación económica, y sobre todo social, que se avecina.

amaya dijo...

Más sagrado que un país,una nación o un territorio, es el derecho a la vida y ya vemos.
El aborto ha pasado de ser un "delito" a ser un "derecho".
¿Y por qué?.
Pues por que un Gobierno al cual han respaldado once millones de votos,así lo han decidido.
Es aberrante,sí,contrario a cualquier principio moral o ético,si.
Pero así es la democracia.
La decisión de la mayoría.

Embajador en el Infierno dijo...

Sempietnos- Gracias de nuevo por molestarte en contestarme. Te confirmo que no puedes explicar a un carlista el concepto de democracia, más que nada porque no estás cualificado. No quiero insultarte, es simplemente que aparte de tajantes afirmaciones no has propuesto ni un solo argumento serio.

En fin, es posible que te haya molestado y creemé que no era mi intención. Entiendo que no tiene mucho sentido seguir este intercambio. Al resto de personas que se han dirigido a mi les pido que me perdonen pero no tengo ahora mucho tiempo para responder a sus interesantes comentarios.

Saludos

Embajador

PD. Se me olvidaba, creo que es poco, digamos, coherente tener un crucifijo en un lugar donde se defiende la absoluta soberanía de la "voluntad popular", primero porque el que está clavado en él si que está por encima de dicha supuesta soberanía, y segundo (fijate tú como son las cosas) porque quien lo clavó en la Cruz fue precisamente la "voluntad popular" y la vociferante mayoría.