lunes, marzo 23, 2009

Gallinas

La decisión de Zapatero de retirar nuestros soldados de Kosovo y salir corriendo,como ya hizo en Irak, no sólo ha tenido repercusión a nivel político con el malestar y decepción de la Administración Obama y en la OTAN, donde el secretario general , Jaap De Hoop Scheffer, recordaba que la decisión de España era "legítima", pero censuraba abiertamente que fuese una medida "unilateral",si no que cuando conocieron la noticia los soldados alemanes y marroquíes destinados en la zona cambiaron su forma de actuar con los españoles; "Cacarean a nuestro paso y nos llaman gallinas en sus idiomas. Los más educados nos preguntan y sólo podemos decir que cumplimos órdenes".
"Lo mismo pasó cuando nos retiramos de Irak. Allí también nos llamaron gallinas, y sólo lo sufrimos los que estuvimos allí jugándonos la vida". Una retirada que muchos aceptan con resignación, ya que opinan que su trabajo sigue siendo necesario, pese a lo que opine la inclasificable y surrealista ministra de Defensa.
El glorioso Ejército español,con una trayectoria impecable de heroismo, lealtad y valor, objeto de rechifla ,mofa y escarnio gracias a Zapatero.
Otro "logro" más de este (des) Gobierno.

sempietnos@hotmail.com

18 comentarios:

risquett dijo...

Somos el hazmerreír mundial.
Zapatero no se conforma con dar vergüenza a los ciudadanos españoles,que tenemos la inmensa desgracia de tenerlo y padecerlo como presidente, sino que también, tiene que avergonzarnos en el exterior.
Este gobierno ha perdido el norte.

dax dijo...

Estas cosas hay que planearlas con tiempo y mesura. Si son tan pacifistas que se salgan de la OTAN, y que dejen de hacer el ridículo.

francisco dijo...

De estar con Reino Unido y EEUU a alternar con Evo o el Gorila Rojo.
Y encima con el cartelito de cobardes y gallinas allá por donde pasamos, a un Ejército que hasta la fecha,era respetado en todo el mundo.
Qué vergüenza.

tejón dijo...

ZP dejando el nombre de España por los suelos.
Para eso pusieron a esta mujer en el Ministerio de Defensa:para humillar y cachondearse del Ejército.

Julio Andradas dijo...

En general, toda España está de acuerdo en que se tienen que retirar las tropas de Kosovo, lo que no se puede hacer es de la manera que pretende Zapatero, de la noche a la mañana, y sin contar con nadie, y que dice muy poco de su condición de estadista.
O sea,nada.
Si en su día se pacto con la OTAN, cuantos países y soldados deberían participar en esta operación, lo mas normal es avisarles con tiempo y negociar la retirada.

Carlos dijo...

Una vez mas nuestro gobierno esta haciendo el más espantoso de los ridiculos, ¿ha sido decisión de la Chacón o de ZP?.
Por cierto, que esta vez coinciden hasta El Pais y Gabilondo.

carabaña dijo...

¿Qué mejor que poner a una independentista catalana al frente del ejército español para desprestigiarlo y humillarlo?.

Saludos.

santiago dijo...

Nos va a costar siglos recuperar el prestigio internacional y la credibilidad que tenía España,antes de la llegada deste infame personaje a la Moncloa.

Urdaneta dijo...

A cualquier español bien nacido le duele que cacareen a sus soldados.
Qué dolor deben sentir los que se
retiran de esa forma; siento vergüenza no siendo militar.
Además, lo gracioso, es que daba la impresión de que la Sra. Chacón lo sentía cuando lo comunicó, ¡qué pena le daba!.
-España se ha conducido como un hombre de honor-, dijo Napoleón desde su "retiro"; ahora, ¿qué opinan los poderosos del planeta por una decisión necia y tonta?.
Chacón dispone de toda la información del Cesid, ¿pueden confiar las grandes democracias en un gobierno protagonista de tales dislates?

snake dijo...

No tengo ninguna necesidad de financiar con mis impuestos la protección de la independencia ilegal de Kosovo.

bate dijo...

Solo se mueven por el partido y los votos, o si quieren cambiar el orden; los votos y el partido. No olvidar que si actuan de esta forma tan irresponsable y cobarde es porque se saben arropados por una sociedad enferma.

Rictus Morte dijo...

Zp quiere que entremos en el G20 y a este paso no nos dejarían ni entrar ni en un G150. No me asombraría que dentro de poco nos invitasen a abandonar la OTAN.

Me pregunto cual ha sido la causa de esta medida, y si no ha sido recortar gastos, porque la imaginación económica de este gobierno no da para mucho más.

A ver si ahora que estamos de retirada, se retiran también de la Moncloa y nos evitamos así más ridículos, vergüenzas y penurias sin sentido.

F.G.A. dijo...

Deberían cuidar mucho más la política exterior, ya que pronto muchos de los países agraviados pueden convertirse pronto en destino de los futuros emigrantes españoles que tendrán/tendremos que hacer las maletas en busca de las oportunidades que ya no existen en esta tierra yerma donde sólo va a quedar ruina, pobreza y delincuencia.

Gracias, ZP, por devolvernos la memoria histórica de la posguerra forzándonos a emigrar como nuestros abuelos.

Un saludo

Sevilla Opina dijo...

Coherente con la línea del PSOE que siempre fue antimilitarista y además un flujo de votos impresionante para Zapatero ( recordemos la retirada de Irak y la llegada de soldados en los telediarios) apelando a la sensiblería cobarde de muchos españoles y a la "paz der corrá" de tanto nazi-progre, consistente en bajarse los pantalones.

Aguijón dijo...

Al nivel del betún... y del mismo color. Así es como están dejando el nombre de España. Vergonzoso.
un abrazo,

álvaro dijo...

Gutiérrez Mellado inició la demolición programada de las Fuerzas Armadas. Todos los ministros que han ocupado puestos de relevancia en ese puesto, tan fundamental para salvaguardar el espíritu castrense, han ido recortando competencias de todos los Ejércitos españoles. Ya son la mayor ONG del Reino.

marcelo dijo...

Una pena las erradas decisiones, que ha tomado y esta tomando Zapatero en su vida politica.

PNR dijo...

En su día, el régimen juancarlista al completo tomó partido a favor de la voladura en pedazos de Yugoslavia, azuzada por Alemania y el Vaticano y ejecutada finalmente por la OTAN. El psocialista Solana, Secretario General de la OTAN, ordenó los bombardeos devastadores sobre Belgrado. A continuación, el PSOE se opuso a los ya débiles esfuerzos de Serbia para contener una insurrección separatista en una de sus provincias históricas, Kosovo. Todo ello favoreció que los terroristas kosovares impusieran por las bravas la independencia de ese enclave. En ese momento, el PSOE y el PP estuvieron de acuerdo en que España no debía reconocer al nuevo Estado, como tampoco lo reconoció la ONU. Pero de esto ha pasado más de un año. En este tiempo, nuestros soldados se han dedicado a garantizar un estatu quo que España consideraba ilegítimo; han oficiado como gendarmes del terror kosovar, impunemente lanzado a expulsar a la minoría serbia. Y esta situación ha dado argumentos a los nacionalismos antiespañoles para reafirmarse en sus aspiraciones secesionistas. Pero he aquí que miércoles 18 de marzo, Zapatero se levantó inspirado y cursó la orden de retirada de nuestros soldados de Kosovo. Ni Moratinos, ni el embajador en EEUU, Dezcallar, se enteraron de nada; Sanz Roldán y Bernardino León, tampoco. La orden fue impartida para cumplimiento directo por la mariscala de campo Chacón -capitán, ordene firmes- para que la comunicase a nuestras tropas. “Nos vamos a casa”.

Hay que descartar que el apóstol de la alianza de civilizaciones haya caído en la cuenta de lo insostenible que resultaba permanecer en Kosovo como guardia de la porra de la construcción de un nuevo Estado musulmán en Europa. ¿Qué ha movido la improvisación de Zapatero? Poco nos importa; pero si pretendía repetir un golpe de efecto como el Iraq, sus cálculos le han fallado. Ha topado con el hecho de que, diga lo que diga la ONU, tanto Obama como la Unión Europea, empezando por Francia, están a favor del Estado kosovar independiente. Esta cuestión de fondo, y no el olvido de los protocolos diplomáticos o el puenteo del escalafón otánico, es la que ha enfurecido a los aliados. A la vista de la “decepción” de Obama, Zapatero se ha visto obligado a poner la marcha atrás. Ha tenido que aplazar, escalonar y coordinar bajo mando otánico la salida de tropas españolas de Kosovo y, además, los USA le han arrancado el compromiso de una “colaboración más intensa" en Afganistán.

Salvo pronunciamientos individuales, la toma de posición del PP contra la “espantada de Zapatero en Kosovo, que ha desairado a los aliados”, es la que cabía esperar de un partido que se proclama nacional español, pero que realmente es nacionalista yanqui.

El Partido Nacional Republicano reitera su demanda de retirada inmediata de todas nuestras tropas de Kosovo y del resto de los Balcanes, así como de Afganistán y Líbano. ¡Basta ya de utilizar a nuestras fuerzas armadas para misiones ajenas a los intereses nacionales de España! ¡Basta ya de disfrazarlas de ONG y de guardias de paz en medio de conflictos que no hemos provocado!

La misión de nuestros ejércitos es la guerra, pero nuestra guerra, no la de otros, y para ella deben prepararse. Por ejemplo, frente a las asechanzas del sátrapa de Marruecos sobre Ceuta, Melilla y las Canarias. Por ejemplo, frente a cualquier intento de golpe de fuerza separatista contra España.

Kosovo ha dejado muy claro que en la lamentable Europa del siglo XXI cabe la posibilidad de segregaciones separatistas para la creación de micro-Estados lingüísticos, raciales o religiosos.