sábado, marzo 14, 2009

Emergencia nacional














Se siguen acumulando señales,como si fueran las lineas de Nazca visibles desde el promontorio, indicando hacia dónde va la economía española en una certeza que se antoja incontestable.
El presidente de BBVA, Francisco González, indicó ayer la necesidad ineludible de crear gran compromiso de todos los agentes políticos, económicos y sociales "sin excepción" para afrontar la crisis económica, porque, a su juicio, la situación es de auténtica "emergencia nacional".
La recuperación de la economía española es una tarea de tal envergadura que ningún Gobierno y ningún partido puede llevarla a cabo en solitario. Eso es algo evidente, salvo para Zapatero que asiste impasible a la destrucción diaria de 6.000 empleos.
Hasta el periodista y economista americano Paul Krugman, premio Nobel de Economía en 2008, ha asegurado que "el camino para España será extremadamente doloroso" en referencia a la situación de crisis que atraviesa nuestro país.
Ha afirmado Krugman que los precios y salarios en el país son "insostenibles" porque no están alineados con los demás integrantes de la Unión Europea,y que en España se va a vivir un proceso de "deflación" similar al que vivió Alemania hace una década y tendrá que reducir los salarios y precios.
Prevee que la duración de la crisis tendrá una duración de 5 a 7 años,dato que en este blog hemos repetido hasta la saciedad,cuando el diplomado Solbes seguía con sus profecias de tenderete de feria de pueblo.
Durante unas jornadas que celebrará la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA) en Sevilla bajo el título "Respuestas ante la crisis", Krugman ha sostenido que esta situación que padece España no ha ocurrido en ningún país desde la Gran Depresión que se vivió en 1929.
Mientras, seguimos esperando que Zapatero mueva ficha.
Y se agota el tiempo.

julioandradas@gmail.com

29 comentarios:

supersalvajuan dijo...

Esto se hunde sin remedio.

amaya dijo...

Esos acuerdos y pactos de estado para salvar al pais, se hacen en paises serios.
España por desgracia no se incluye en esa categoría.

risquett dijo...

Ante la dramática situación de la economía española y el imparable crecimiento del paro parece de sentido común que sería conveniente y necesario que el Gobierno promoviese la negociación de un acuerdo del tipo de los Pactos de La Moncloa, negociando al menos con el principal partido de la Oposición, los Sindicatos y la CEOE, con validez hasta las próximas elecciones generales.
Pero desgraciadamente,el sectarismo de Zapatero y su ceguera lo hacen inviable.

álvaro dijo...

Si el PSOE es incapaz de solucionar los problemas que ha creado, aunque sea por inacción y-o inutilidad manifiesta, que ha de hacer es dimitir y adelantar elecciones.

dax dijo...

Las fuerzas económicas del país deben forzar a un gobierno de concentración nacional para salir de la crisis.
O eso, o no hay salvación posible.

Sempietnos dijo...

No queda otra solución que la de llegar a un pacto entre los dos grandes partidos constitucionalistas.
habrían de consensuar muchos acuerdos, pero sobre todo los que afectan a la adopción de medidas urgentes para la contención del paro, a la flexibilizacion del trabajo,a la ordenación racional del gasto público, a la reforma fiscal, a la puesta a punto de la administración de justicia, a la organización de la enseñanza orientada a la creación de empresas punta,a la regulación del caos inmigratorio y, muy fundamentalmente, a la racionalización del problema territorial, municipal y autonómico, ante el peligro de la pérdida de la unidad de mercado y de un desbarajuste financiero.

amor y libertad dijo...

qué dios nos pille confesados, natalia, confiemos (me ha resultado grata tu confirmación posible allá donde la he visto)

un beso muy grande

francisco dijo...

Alemania en su plena crisis económica, realizó un gobierno de coalición entre la CDU y el SPD que estaba dando muy buenos resultados y produjo la resuperación económica alemana.
Creer que Zapatero va a primar los interes nacionales por encima de su sectarismo,es de ilusos.

Domingo dijo...

Si a la parálisis natural del Gobierno le sumamos su repentina soledad parlamentaria eso nos da como resultado un Gobierno desbordado, sin reflejos y sin apenas margen de maniobra. Un desastre vamos.

Fin de los Tiempos dijo...

Yo lo que no he entendido es lo de Krugman. Si el mayor problema que tiene España es que tenemos los precios iguales o en muchas áreas superiores a la media y sin embargo los sueldos a niveles de Bosnia. Si bajamos los sueldos, que está el salario mínimo en 600 euros, ¿cómo salimos de ésta?. Hay que recordar que en Francia está en 1.200 y en Alemania sobre 1.500, con eso las familias tienen margen para afrontar la crisis.

Pero en España, con 600 y como encima los bajemos... A lo mejor los que se lo tienen que bajar son los grandes cabecillas.

Julio Andradas dijo...

FIN DE LOS TIEMPOS:
Krugman se refiere a que hay que congelar los salarios,y bajar aquellos,(sobre todo el de los grandes ejecutivos,corporaciones,banca),y el gasto público,sueldos de altos cargos,etc,etc.
No olvidemos que en España hay diecisiete Gobuiernos y cuatro milones de funcionarios,miles de altos cargos y directores generales, y un parque de automóviles oficiales que supera al de EEUU y China juntos.

F.G.A. dijo...

El escenario no es de emergencia, sino de catástrofe nacional: empresas que cierran de mil en mil, el número de parados que aumenta a cifras difíciles de creer, la prestación que se le acaba a los parados, los alimentos que se acaban en Cáritas, las vallas publicitarias vacías de anunciantes, los locales y oficinas de las ciudades y hasta los de los centros comerciales vacíos, los megadescuentos de los hipermercados cada vez con menos cajeras, la bonanza de las empresas de compra y empeño de oro, etc.

Es fácil entender que lo peor está por venir: se termina la prestación para muchos parados y la banca va a sacar a subasta cientos de miles de viviendas reventando aún más el mercado inmobiliario y acabando con los ahorros de toda una generación.

La negación de la crisis y la gestión negligente nos conducen a la pobreza de la posguerra. O lo que es lo mismo el gobierno progresista va a dejar el país como dejaron sus países los regímenes soviéticos: un solar.

Es el resultado de la tríada socialismo-banca-justicia o ZP-Botín-Garzón.

Natalia Pastor dijo...

FGA:
Lo autenticamente penoso y patético, es que con el panorama que tu señalas,con 6.000 parados dairios y más de cuatro millones en las listas del INEM,diez millones de pobres y 350.000 "sin techo",comedores sociales y de beneficiencia desbordados,el Gobierno destine todas sus fuerzas en organizar tramas y conspiraciones con la complicidad de un Juez(por llamarlo de alguna manera....) y un grupo periodístico(por no calificarlos de otra forma...)en un intento estalinista y bananero de acabar con la oposición y la alternativa democrática.
Comparto la opinión de quienes sostienen que es imposible un acuerdo de Estado,debido al sectarismo y la falta de altura de miras de Zapatero.

Gutiforever dijo...

Observad,que cuando a la vicepresidenta del Gobierno se le pregunta sobre las palabras de Gónzañez reclamando un pacto de Estado,altura de miras ante una emergencia nacional,ante más de 6.000 parados diarios,la respuesta de la individua es "probablemente vayan dirigidas al PP, que es quien falta por arrimar el hombro".
Con esta caterva es absolutamente imposible llegar a ningún acuerdo,por que están inmersos en una huida hacia adelante.
Como dice FGA"... empresas que cierran de mil en mil, el número de parados que aumenta a cifras difíciles de creer, la prestación que se le acaba a los parados, los alimentos que se acaban en Cáritas...", y les da igual.
Mientras los sindicatos continúen en el pesebre y no le monten algaradas ni huelgas,se la trae al pairo.
Prima el partidismo por encima de los interes nacionales,de tratar de salvar a un país donde ya se pasa hambre,que está al borde de la bancarrota,y cuyo horizonte,como dice Krugman,se aproxima al crack del 29.
Pues ahí los teneis;felices como perdices.

Jose A. Jimenez dijo...

No puedo aportar mas que lo que comentais.
Esto se va al carajo sin remision,como alguien no espabile.
Saludos

germán dijo...

No creo que se pueda recuperar la competividad, despilfarrando a troche y moche,que es lo que está haciendo este Gobierno.
Por cierto,Julio,que Krugman coincide contigo (o tu con él)cuando habla de tema España/euro:leí sus declaraciones, y decía que es posible que España "estuviera en mejor situación si jamás se hubiera unido al euro", pero consideró que la entrada al euro "es irreversible" y querer salir del euro aunque fuera de forma temporal "nos llevaría al caos".

Miguel A. dijo...

Y con intervención se daña más. Como dijo Huerta de Soto, es como si queremows curar la resaca con más alcohol.

F.G.A. dijo...

#Sempietnos:

No creo en el gran pacto de estado. El PSOE de ZP y Pepiño tendría que dejar de ser este PSOE.

Y este PSOE es peor PSOE que el del felipismo (y sé que la afirmación es grave: GAL, Filesa, etc.). Pero el PSOE de ZP está mucho más radicalizado -aunque precisamente sean ellos los que llamen fundamentalistas a todo el que piensa distinto, lo cual también es radicalismo- y ya no es un partido donde todo el que puede trinca, como en el felipismo, es un negocio sin escrúpulos donde también todo el que puede trinca: protege a su fuente de financiación (la banca) por encima de cualquier programa político, utiliza sus influencias para ganar a la competencia, aunque sea haciendo competencia desleal (aquí interviene Garzón), emplea medios no sofisticados, sino muy burdos, pero también muy eficaces de marketing y propaganda para decir justo lo que su electorado quiere oír y hasta les funciona. Y hasta tiene un plan estratégico para adoctrinar y aborregar a las generaciones futuras empleando el sistema educativo y los medios.

Imposible el pacto de estado. Hundirán España antes que pactar y luego le echarán la culpa a la Iglesia, a Bush o al Espíritu Santo. Y, aunque cueste creerlo, para mí ya están haciendo buenas a las legislaturas felipistas. Quizás porque también entonces la oposición popular era más oposición y no perdonaba, iba directa a la yugular: Aznar, Álvarez Cascos, Rato, Trillo, etc.

Ahora veo que sólo Esperanza Aguirre hace oposición con esa contundencia.

TRAGEDIA NACIONAL de estos progresistas que en lugar de progreso nos traen regreso a la posguerra.

Un saludo

Sempietnos dijo...

FGA:
El pacto de Estado sería lo ideal,pero claro,como bien expones,con este Gobierno es absolutamente imposible.
Esa es la tragedia de este país:la falta de sentido de Estado de un Gobierno hueco y cortoplacista que se ha enrocado y que ha decidido hundirse pase lo que pase,con España a cuestas.

Fernando Solera dijo...

Como siga así dentro de poco voy a abrir un 806, porque en mi blog llevo un montón de meses hablando de depresión económica y deflación para nuestro país. A los amigos les hago un descuento.

Bromas aparte, yo estoy pensándome muy seriamente largarme del país, posiblemente a Sudamérica. USA ni pensarlo, porque estáis para echaros un responso, Julio.

Lázaro dijo...

Desengañémonos de una vez: con Zapatero al frente, será imposible firmar un pacto de estado y salir de la crisis. Habrá que buscar otras soluciones.

bate dijo...

Firmo lo que dice Amaya.

F.G.A. dijo...

#Fernando Solera:

Después de trabajar 16 años como empresario dando empleo a otras personas, yo también me he planteado muy seriamente emigrar.

El problema es que ahora no hay a dónde ir, porque ya no hay tierras de oportunidades. Me planteé países del Golfo Pérsico, pero allí ha estallado la burbuja inmobiliaria en Dubai y están despidiendo a extranjeros y si te despiden y dejas sin pagar una cuota de hipoteca vas directo a la cárcel.

Es que encima la situación española a la que nos lleva ZP va a ser peor que la de posguerra porque al menos entonces se podía emigrar, por sacrificado que fuera.

Ahora ni siquiera hay a dónde emigrar. Aunque España se está llevando la peor parte, por el tiempo perdido en la negación de la crisis y por la negligencia en su gestión, lo cierto es que ahora mismo no hay bonanza en ningún país. Ahora no hay tierras de oportunidades.

Si es que al final va a ser verdad que este ZP además de inútil es gafe.

Un saludo

marcelo dijo...

No lo puedo creer,no lo puedo creer......

José Miguel dijo...

Las medidas fiscales y monetarias de nuestro gobierno son intervencionistas, próximas al keynesianismo. Teniendo en cuenta que la filosofía económica de Krugman se puede describir lo mejor posible como neokeynesiana, y muy crítico con la política económica de G. Bush. Supongo que Krugman está alejado de las tesis de Friedman, lo cual me produce un cierto desconcierto el análisis de Krugman sobre nuestro futuro económico ¿no sería más coherente que dijera que vamos por el buen camino?

Julio Andradas dijo...

JOSE MIGUEL:
El problema es que el Gobierno no ha tomado ninguna medida de las considerdas imprescindibles par dar un vuelco a la actual situación.
O sea:
1)Desgravaciones fiscales a PYMES y autónomos.
2)Reforma laboral.
3)Reducción del gasto público.
4)Deducciones fiscales en el IRPF par incentivar el consumo.
5)Abrir lineas de crédito aempresas y particulares.

A eso es a lo que se refiere Krugman, que es además,lo que reclama la CEOE y venimos diciendo en este blog desde hace año y medio.

jam dijo...

Julio, es cierto que desde hace más de un año nos vienes ilustrando con lo que hay. Pero, ¿cómo dejar de levantarnos cada día e ir en busca de los garbanzos? Hay que seguir peleando y ya llegarán tiempos mejores. Eso seguro. Salu2

Javier dijo...

No es tan extraño. Les pasa a todos los paises gobernados por el socialismo.

García Francés dijo...

Gran Coalición o España muere entre estertores

Al no haber militado en partido político alguno, nunca he formado parte de ninguna corriente de pensamiento. Es más, al final, me he convertido en un antilider de la opinión. Basta que opine algo para que medio mundo afirme lo contrario y las multitudes se lancen en dirección opuesta.

Por eso, experimento una gran alegría cuando al reflexionar coincido en criterios con especialistas. Entonces siento el triunfo del sentido común sobre el sectarismo y el dogmatismo. Ayer, lo dejaron bien claro en Economía.

El Nobel Sr. Krugman, imposible tacharle de reaccionario o antipatriota, afirmó ayer que el futuro de España, “será extremadamente doloroso”.

Francisco González, BBVA, dijo que “estamos en una auténtica situación de emergencia nacional”.

Y mientras, políticos y sindicatos sólo dicen y hacen gilipolleces. Necedades sectarias lanzadas entre oleadas de corrupción. Pactos partidistas cuyo único fin es asegurar las poltronas.

Nos están empujando hacia el abismo.

Gran Coalición o España muere entre estertores