miércoles, diciembre 03, 2008

La dictadura rosa


El juicio contra el ex juez de familia Fernando Ferrín Calamita acusado de un delito de prevaricación por su actuación en el expediente de adopción de una niña por una lesbiana, concluye hoy con la presentación de los informes por el fiscal, la acusación particular y la defensa.
El Ministerio Público pide, nada más y nada menos, que 18 años de inhabilitación y multa de nueve meses al considerar que en los hechos concurre la agravante de haber actuado el juez "movido por animadversión hacia la orientación sexual de la adoptante y de la madre biológica", que son lesbianas.
Recuerden, que al juez Tirado, por el asunto de la muerte de la niña Mari Luz Cortés, se sustanción con una petición por parte del CGPJ de 1.800 euros de multa,aunque claro está, que de lo aquí se trata es de ejemplarizar al juez Calamita por haber tratado sin beneficios ni privilegios a una "miembra" del poderosísimo lobby gay.
Calamita respondió ayer que él veló por el interés de la menor y que "ninguna persona tiene derecho a adoptar, son los niños los que tienen derecho a ser adoptados", y justificó el retraso en la adopción en que quería " un informe sobre la repercusión de la adopción en la menor, y nadie me ha contestado".
El asunto se complica, ya que existen cintas grabadas donde se extorsiona y chantajea al juez para que abandone Murcia y abone 1o.000 euros al abogado de la acusación, donde ejerce de mediador el Fiscal del Tribunal Superior de Justicia.
Un escándalo mayúsculo, y que deja una vez más la credibilidad de la Justicia bajo mínimos, y la sensación de que el linchamiento del juez Calamita se debe a motivos ajenos al rigor jurídico, si no bien la contrario, una demostración de fuerza del poder del lobby gay sobre quienes osen no ya dudar sobre la idoneidad o no de que puedan ser padres adoptivos, si no ni siquiera la eventualidad de que sean tratados bajo el mismo rasero.

sempietnos@hotmail.com

21 comentarios:

cecilia dijo...

La afirmación del juez de que son los niños los que tienen derecho a ser adoptados es una verdad incontestable, lo que pasa es que tiene en frente aun lobby con mucho poder, que no va a cesar hasta que cruficiquen al juez, y que los derechos de adopción por homosexuales,tengan privilegios.

risquett dijo...

Enfrentar a un niño a una situación tan artificial (¿Cómo se llaman tus padres? Se llaman Rosa y Ana, o Carlos y Javier) es no solamente irresponsable. Por mucho que los homosexuales quieran maquillar el asunto diciendo que lo importante es el amor que se les da, esta innecesaria sobrecarga psicológica es de un egoísmo monstruoso y desequilibrante, que ningún niño merece.

dax dijo...

Todo es una conspiración contra el pobre juez Calamita.Lo lleva claro el pobre,....

jerusa dijo...

Lo que ocurre es que el lobby homosexual es muy poderoso y va a pagar por ello.

francisco dijo...

Un juez retrasa la adopción de una niña a una lesbiana, 18 años de inhabilitacion y multa de 9 meses. Un juez deja libre a un convicto pederastra, luego mata a una criatura, y lo sancionan con 1500 euros.
Tremendo.

Caballero ZP dijo...

Uno de los pocos jueces que cumplía con su trabajo y dignificaba la profesión en este país.
Hay algunos que piensan en la adopción como quien se compra una mascota, está visto que en este país no se respetan los derechos del niño, excepto cuando delinquen.
Saludos

Yomismo dijo...

Si es que la justicia dejó hace mucho tiempo de ser "ciega" y de vestir con túnica para vestirse del color de aquellos que mueven sus hilos.
Una pena que se le use como cabeza de turco para marcar como se debe actuar en casos similares.

Mª Ángeles dijo...

Así funciona la justicia. Qué triste que impongan una pena mayor por retrasar una adopción buscando la mejor opción para la niña, que por matar a alguien. Vivir para ver.
En este país hay que ser gay para tener la razón. Qué pena de país.

Nora dijo...

De acuerdo con Francisco. Su comentario resume la absoluta hipocresía que nos rodea, además de que estaba plenamente justificada la solicitud del informe.

Carmelo dijo...

Aparte de la evidente falta de justicia que paradójicamente predica el poder judicial, creo que este señor se merece una sanción por anteponer su opinión personal en un caso concreto que es en realidad un tema delicado.
No creo que el lobby gay (sea lo que sea esto) esté buscando que se le den beneficios si no más bien que se cumplan sus derechos reconocidos.
¿Cuál es el problema de la adopción por una pareja homosexual? ¿La ausencia de un patrón masculino o femenino en la educación del niño?
Entonces, ¿si una madre tiene la desgracia de morir en el parto, es moralmente aceptable que un hombre solo críe a la criatura? ¿Sería aceptable que un juez le quitase a su hijo? ¿Es aceptable que haya madres solteras y/o viudas? ¿Salvaguardamos entonces los derechos del niño? ¿Y si los padres se divorcian, es eso un buen ejemplo para el niño? ¿Damos en adopción al niño de familias separadas?
Lo importante e imprescindible para criar un hijo es, indudablemente, el amor. Y el niño, o la niña, afortunadamente, no aprenderá todo en casa.

Fernando Solera dijo...

Como leí el otro día, los homosexuales han salido del armario... y ahora pretenden meternos en él a quienes no lo somos.

Lázaro dijo...

El lichamiento a este juez puede deberse a motivos ajenos al rigor jurídico,sí, es muy probable. Pero que este juez se lo ha puesto a huevo también es cierto. Creo, sinceramente, que este juez no iba a conceder la adopción en ninguna circunstancia porque posee prejuicios homófobos. Eso no es un delito, pero juzgar en esas condiciones, es, cuando menos, inmoral. Debería haberse inhibido y haber dejado el caso en manos de otro juez. He ahí su pecado. Ahora bien, todo el circo mediático, todo lo que alrededor se ha montado, es, probablemente producto del poder de ese loby gay del que hablas. Pero los árboles no nos deberían impedir ver el bosque. Podemos debatir sobre la conveniencia o no de que parejas homosexuales adopten niños. Pero si ya estamos convencidos de que no deberían albergar ese derecho, no tendríamos que imponer nuestra voluntad adoptando un discurso victimista. A mí, en particular, me molesta tanto lo uno como lo otro, ya que no concibo diferencia. Quizás ahí residan todos los problemas: que nos estamos atrincherando en exceso y así no hay quien se comunique.

Esperanza dijo...

Risquiet:
Los que tenemos que aprender a ver con naturalidad los distintos modelos de familias, somos los adultos. Un niño no tiene por qué sentirse mal ante esas preguntas. Nuestra discriminación sí le puede hacer daño; pero no su familia, si esta reune las condiciones para que crezca sano y feliz. Estas condiciones no son exclusivas de las familias "normales".

cartasmarruecas dijo...

Tengan Vds en cuenta que en España se puede figurar en el sumario del Arny y acabar siendo embajador de la UNICEF.

Al Neri dijo...

No, si ahora retrasas dos días una adopción de bolleras y se te echa ecima toda la progresía, la prensa, la ONU y la madre que los parió a todos.

Anónimo dijo...

Cartasmarruecas:

Muy desagradable lo que acabas de insinuar.

Supongo que reconoceréis que, la orientación sexual de las personas, no determina el buen o mal comportamiento de las mismas.

JOSÉ dijo...

El juez Tirado se va de rositas y Calamita se pincha con las espinas de los rosales.

En España hay algo que no funciona y que está teniendo efectos perversos sobre nuestros sentido común y nuestra capacidad de razonamiento.

Made in Spain.

Un saludo

cartasmarruecas dijo...

ANONIMO

sabes perfectamente que no estoy hablando de orientación sexual, sino de pederastia. En el sumario del Arny se hablaba de pederastia, no de homosexualidad, y además sabes perfectamente a qué icono "gay" me estoy refiriendo. Si te parece desagradable imaginate a mí. pero es lo que hay. No escribo el nombre porque el blog no es mío.

Natalia Pastor dijo...

CARTAS MARRUECAS:
En este blog,puedes escribir lo que estimes oportuno siempre,y dar el nombre que consideres.
Esta es tu casa.

jam dijo...

Pues diga lo que diga el lobby gay, nunca cambiaría a mis padres por dos tortilleras. Lo siento por el Juez Calamita, que será cabeza de turco de esta historia, y no le salvará ni Perry Mason.He dicho. Salu2

Esperanza dijo...

jam:

Tú no cambiarías tus padres ,como tampoco cambiarían su familia los que tienen una familia diferente a la tuya. Te refieres con desprecio a las madres homosexuales. Eso es lo que puede hacerle daño a un niño: hace daño el desprecio no la diferencia.

Cartasmarruecas:
La persona a la que te refieres, fue acusada falsamente.
Creo que ha quedado patente su inocencia.