viernes, noviembre 14, 2008

Nazionalismos y toros


La Mesa del Parlamento de Cataluña ha admitido a trámite una Iniciativa Legislativa Popular (ILP) para modificar el artículo sexto de la Ley de protección de los animales, incluyendo en el mismo la prohibición expresa de las corridas de toros así como espectáculos taurinos de cualquier modalidad que se celebren en las plazas de toros o fuera de ellas.

La iniciativa fue registrada en el Parlamento catalán el pasado 29 de octubre, y ha sido admitida a trámite, por lo que se ponen en marcha los plazos y formalismos legales establecidos para las ILP.

Este es el editorial de Mundotoro, que aquí suscribimos de la "a" a la "z".

"Los nazis del Tercer Reich han sido, históricamante, el único sistema ideológico y político que forjó un auténtico cuerpo jurídico ecologista. Y lo hiceron bajo el auspicio y amparo de Adolf Hitler, quien mandó promulgar tres leyes de protección de los animales. La Reichs Tierschutzgesetz de 1933 (Ley de protección de los animales), la Reichs Jagdgesestz (1934) o Ley de la Caza y la Reichs Naturschutzgesetz (Ley de Protección de la Naturaleza) en 1935. Los nazis. Mataron a cientos de miles de judíos, pero trataron de signficarse como hombres distintos, cultos y arios a través de un concepto de sensibilidad hacia los animales sin parangón en la legislación moderna en el mundo occidental. El propio Hitler hablaba de los horrores de los mataderos de ganado cuando alguien comía carne de vaca o cerdo en su presencia.

Hitler, cuentan sus biógrafos, no dejaba fumar delante de su perra Blondi. Los altos mandos nazis de las SS, creadores y ejecutores del genocidio más gigantesco de la historia del hombre, eran vegetarianos, ambientalistas y protectores de los animales. La sociología y filosofía moderna (Luc Ferry entre otros) afirma que esta preocupación nazi por el medioambiente y los animales se basaba en una cuestión estética diferenciadora. Un hecho diferencial frente a razas inferiores. Una naturaleza extraordinaria por extrahumana. El marxismo también ideó, en sus origenes, una especie de cuerpo juridico velador de los animales al lado del Gulag, las matanzas étnicas, las deportaciones y las persecuciones del hombre.Para diferenciarse. Para distinguirse.

Muchos años antes, líderes políticos del Imperio Británico auspiciaron la creación (año 1824) de la RPSCA, primera asociación en defensa de los animales, en Londres, mientras votaban las jornadas de 12 horas en fábricas incipientes con menores de 12 años. Poco después, todo un general servicial capaz de matar las huelgas a sablazos y cañonazos, creaba en Francia la Ley Grammont de defensa de los animales. Más bien, ley sobre el modo de comportarse con ellos en público, sobre todo con el parque de perros de compañía en París, que había crecido en las últimas décadas (año 1850). Para diferenciarse de la barbarie como razón de avanzada metodología de comportamiento occidental. Los sociólogos coinciden en que este “animalismo” europeo del XIX era fruto de un perverso antropocentrismo nacional: soy hombre británico o soy hombre francés y, por tanto, soy superior en inteligencia, sensibilidad y forma de comportarme civilizadamente.

En el año 2008 un grupo de políticos catalanes siguen la estela difenciadora a través de su persecución contra las corridas de toros. Tienen una idea mesiánica nacionalista: perseguir en Cataluña la fiesta de toros hasta su prohibición. Hace pocos meses, un grupo de radical observación del nacionalismo tomó como argumento “diferente” la exclusión de las corridas de toros. Estamos ante una reiterada y patética “estética de lo diferente” o “estética de lo superior”. Un nuevo y palurdo antropocentrismo nacionalista (istas: imperialistas, chaovinistas, nazis-tas, marxistas, catalanistas...) ha elegido el animalismo llevado a su extremo como imagen de seres más civilizados, superiores, más cultos. Más catalanes.

Hace poco esta iniciativa de los nuevos pangercatalanistas sucumbió en el Parlamento Catalán pues Convergencia no votó a favor de la modificación radical del artículo 6 de la Ley Catalana de Defensa de los Animales por no ir en contra de los festejos populares. Ahora, a través de una iniciativa ciudadana legislativa y con sólo 50.000 firmas, pretenden volver a la carga. Pero esta vez dejan fuera a esos festejos que hizo que CIU votara en contra. Esta vez CIU se puede lavar las manos. Esta vez este grupo de incultos, catetos, provincianos vestidos de negro alternativo, de desconocedores de la Historia, de iletrados y escasamente instruidos, pueden hacer que su idea diferencial sea estéticamante similar a la de los nazis, marxistas o imperialistas del siglo XIX. En 2008. Y en Cataluña. La historia se repite".

natpastor@gmail.com

20 comentarios:

julio andradas dijo...

En Cataluña hace ya mucho tiempo que todo lo que "huela" a español se elimina del mapa y esto no es una excepción, seguro que muchas firmas de las que hay son de gente preocupada por el sufrimiento de esos animales, pero un buen porcentaje es por ese afán de diferenciarse, de que no haya nada que nos relacione ni nos identifique con el resto de los españoles, ¿Acaso el famoso toro de los carteles de Osborne también sufría?.

david dijo...

Hoy será en contra de los toros, mañana será en contra de la Feria de Abril, después en contra de las manifestaciones religiosas en la calle., etc... Objetivo final: en contra de España y lo español. Todo esto huele a intolerancia y neofascismo.

amaya dijo...

Para empezar, decir que a mi no me gustan las corridas de toros, aunque no estoy a favor de que se supriman, ya que es una fiesta muy nuestra y las tradiciones hay que conservarlas.
Qué casualidad que esta iniciativa parta desde Cataluña, allí todo lo que huela a español les da asco.

mario dijo...

A los que nos tachan a los antitaurinos de ignorantes, les diré que que no me hace falta tener un doctorado en tauromaquia para darme cuenta de que practicar esa salvajada no es un arte en ningún caso. El arte sirve para crear belleza, para hacer pensar, y para comunicarse, desde luego no para disfrutar a costa del sufrimiento ni de la humillación de nadie.

francisco dijo...

Mario,¿crees verdaderamente que los catalanes quieren suprimir las corridas de toros , porque les importa el animal?. Que ingenuidad.

gredos dijo...

¿Por qué tenemos que divertirnos a costa del sufrimiento ajeno? Es que no lo entendeis? Los animales son seres que poseen sistema nervioso, y por lo tanto sufren y sienten. Además, la solución no está en no matarlos en las corridas de toros. Mucho antes de salir a la plaza los toros sufren barbaries humanas, desde el transporte en un camión, mejor dicho en un cajón en el cual no puede ni moverse, a las horas de calor que pasa ahí dentro porque no tiene apenas ventilación el camión, súmale las horas de trayecto.
Las corridas de toros no es de seres civilizados.

risquett dijo...

GREDOS:Cojonudo,...y eso lo dices tu,que estás a favor del aborto y del "derecho" de la mujer a decidir.
O sea,te preocuoa una corrida de toros y no el asesinato de bebés indefensos.
Para mear y no echar gota.
Algún día la gente sensata de Cataluña tendrá que decir basta a todos los atropellos a la libertad.

carabaña dijo...

Tengo en el retrete de mi casa un pedazo de cucaracha del tamaño de un Miura, y despues de lo que estoy leyendo se me ha creado un trauma espantoso y me explico:
El animal tiene sistema nervioso.
El animal tiene sistema circulatorio.
El animal tiene patas.
El animal tiene antenas (¡coño!, como la televisión)
El animal tiene derecho a compartir sus vida conmigo. (Al fin y al cabo tambien a nacido en la casa).
El animal corre que se las pela cuando me ve.
El animal no entiende de nacionalidaddes.
El animal es una criatura de dios.
¿Debería pisarla para que sonara ese característico ¡crasch!? o debo llevarla al veterinario a que le haga una revisión general que se me esta poniendo horrible de gorda y ya no me deja ni cagar a gusto.
El animal es....un animal

blaster dijo...

Que tanto activista y comprometido con "salvar" a los animales se comprometan y "activen" en salvar a tanto mendigo e inocente que cada noche duerme a la intemperie, helados de frio en el suelo de cualquier portal o cajero.
Hipócritas.

sempietnos dijo...

La motivación de ERC es diferente a la de otros colectivos de protección de los animales. Debe decirse claramente, alto, insistentemente y en toda ocasión que el motivo de éste grupo político (y probablemente IC-V) no obedece a razones "humanitarias" sino a que se trata de una fiesta genuinamente ESPAÑOLA sobre la que descargan su frustración y su odio.

supersalvajuan dijo...

Cuestión estética. ¿Y los rótulos en castellano de las tiendas? Suscribo las afirmaciones de ese artículo. Clarísimo.

Esperanza dijo...

Suscribo todo lo que han dicho Mario y Gredos.

Blaster.-
Las personas que rechazamos el maltrato a los animales tampoco queremos el sufrimiento de las personas.

Terly dijo...

Yo, a toda esta gente que defiende los animales a ultranza, les metería en su casa un par de ratas, ocho o diez cucarachas, diez moscas fijas y cincuenta trashumantes, quince mosquitos, las cabezas de sus hijos bien llenas de piojos y...hala, a convivir con ellos. ¿O es que a estos animales no los defienden? ¿O es que defienden sólo a los animales grandes? cuanto más grandes mas derecho a vivir, pero a las cucarachas, ratas y piojos hay que aplastarlos.

Mike dijo...

Yo estoy en contra del maltrato a los animales, y menos en festejos. No puedo comprender que se practique eso, pero estoy convencido, conociendo las instituciones catalanas como las conocí por seis años, que esta prohibición es antiespañola y nada más.

Me gustaría decir también que por el hecho de ser anti corridas de toros, que no se me catalogue de lo que no soy.

Esta prohibición no es más que el inicio de otro frente de batalla que acabarán ganando los de siempre.

Saludos.

Paços de Audiência dijo...

Vamos a ver, llevo más de dos meses viviendo en Barcelona y lo peor de todo es que la gente pasa de todo eso. No sé, aqui los políticos viven total y absolutamente al margen de las preocupaciones de la gente.

Adamantio dijo...

No me gustan los toros, pero el motivo subyacente de esa iniciativa es separarse del resto de España en todo lo que puedan... Eso es evidente. En fin...

Anónimo dijo...

¡VAYA DECEPCIÓN CON EL POETA(Terly!

angelote dijo...

Al que le gusten los toros que vaya, y al que no, que se quede en casita sin decir tonterías.
Que prohiban, que prohiban, que eso es muy democrático....

miguel dijo...

La realidad no es otra que intentar cargarse y derrumbar todo lo que huela a España o español en Cataluña.
El totalitarismo se manifiesta en cosas como esta.
Algunas pertenecen a esas "señoras" del "nosotras parimos, nosotras decidimos".
O sea que al toro ni tocarlo, pobrecito, pero... al feto de 7, 8 y 9 meses, a rajarlo, que para eso somos sus propietarias y disponemos de sus vidas.

josevillano77 dijo...

Yo puedo llegar a entender a los antitaurinos no violentos,pero me hago una serie de preguntas,¿que hacemos ahora con las 100.000 cabezas de ganado bravo que hay en España?,¿las dejemos que mueran "de viejas" a los 25 años?,¿quién las mantiene hasta entonces?,¿si desaparece el toro bravo, que pasaría con la dehesa como ecosistema único en el mundo?,¿que ibamos a hacer con los toros bravos,animales cuya carne es de mucha inferior calidad a la de ternera, y que ademas no pueden estar estabulados, al ser un animal salvaje?