jueves, noviembre 20, 2008

Los detalles



















La Mesa del Congreso ha decidido en una reunión urgente convocada por el presidente del Congreso, José Bono, reconsiderar su anterior decisión y no colocar una placa conmemorativa en el edificio parlamentario donde estuvo la casa natal de la monja
Maravillas de Jesús
Bono recuerda que el acuerdo fue unánime, a propuesta del vicepresidente tercero, el diputado del PP Fernández Díaz, y "haciendo explícita mención en el acta de que la placa no respondía a otras motivaciones distintas a la notoriedad de la religiosa y a las circunstancias que unían a su familia con el Parlamento".
De hecho, explica que se acordó instalar la placa en uno de los edificios anexos al Congreso "para dejar constancia de que en él vivió una familia entre cuyos miembros hubo dos presidentes del Congreso, un presidente del Senado y una hija de éste, Santa Maravillas de Jesús, que alcanzó notoriedad por su canonización reciente".
Como el grupo de ERC-IU-ICV recurrió ante la Mesa este acuerdo y hasta el propio grupo socialista se ha mostrado en contra, José Bono admite: "Antes de que se iniciaran gestiones tendentes a conseguir el mencionado consenso, el acuerdo no fue recibido por el conjunto de los diputados y diputadas con la misma unanimidad con que fue adoptado".
Lógico. ¿Cómo va a rendir homenaje la izquierda a una monja, que se dedicó toda su vida a hacer el bien a los demás, ayudar a los pobres y menesterosos y socorrer a los enfermos?.
A las monjas se las viola, se las quema vivas o se las fusila. Eso si.
Eso está dentro de la tradición de la izquierda desde Largo Caballero,(un asesino) o Indalecio Prieto (otro asesino, ladrón y golpista), que por cierto, gozan de significados monumentos conmemorativos de su estulticia.
Y es que no hay nada como estos pequeños detalles, nimios pero reveladores, para ver el verdadero pelaje y la calaña de los que se disfrazan bajo el talante y la sonrisa de la hiena.
No engañan a nadie.
A nosotros, desde luego, no.

sempietnos@hotmail.com

20 comentarios:

risquett dijo...

Que se puede esperar de ese atajo de pesebreros que tenemos en el congreso, que son incapaces de distinguir a las personas de las ideologias.
El odio de los socialistas contra todo lo que les recuerde a la religión católica es enfermizo.

álvaro dijo...

Que diferente sería si hubiera nacido alli Durruti o cualquier pistolero miliciano o sindicalista de "cheka",....
Entonces si tendría su placa.

Anónimo dijo...

Si se hubiera llamado Shalaida Onami, y fuera islamista seguro que ya la tendria.

amaya dijo...

El Estado será aconfesional, pero no pueden quitar meritos a una persona por el hecho de ser monja y católica.La Constitucion dice bien clarito que que somos iguales sin disticion de sexo, religion, etc. Pues si nació ahí, tiene un lugar para ponerle una placa conmemorativa.
Este sectarismo da asco.

germán dijo...

Lo que define a una persona son sus acciones, y las acciones de esta santa mujer merecían la placa.

francisco dijo...

Es decir que, una mujer que dedicó su vida al servicio de España y de los españoles ¿no tiene derecho a estar en la galería del Congreso, por el hecho de haber sido monja o por el hecho de no ser "miembra"?
Vaya, vaya,....

julio andradas dijo...

Es una constatación más,Sempietnos, de que el sectarismo es mal consejero.
Y a fin de cuentas,esa es la única razón junto al anticlericalismo casposo y recalcitrante, que impide rendir homenajea uan persona, una monja además santa, que sólo se dedicó a hacer el bien alos demás.
Aquí en Los Angeles, y en el Congreso en Washington, hay una estatua dedicado a Fray Junípero Serra, en recuerdo de todo el bien que hizo por sus semejantes.
Claro está, que aquí no hay una izquierda que odie de forma atroz cualquier manifestación o símbolo católico....

El francotirador dijo...

Estos progres no dicen nada cuando algún macaco populista y con pistola al cinto viene de visita al Congreso.Lo más patético es que la mayoría de los que han votado en contra no saben ni quien era esta monja,solo eso que era monja.

rafael iniesta salgado dijo...

Dejando claro de antemano que no soy católico, lo que ha ocurrido en el Congreso me parece simplemente una canallada propia de sectarios inmundos.
No se trata de poner una placa auna monja o a un alpinista o a una cocinera, sino a una persona, a un ser humano, que, independientemente de sus ideas, dedicó su vida y sus energías a cuidar de los otros.

Saludos.

Natalia Pastor dijo...

Es tal el odio y el rencor cainita, que le mueve a las izquierda, que son incapaces de valorar la vida y las acciones de una persona,independientemente de su religión o profesión de fe.
Es muy triste ver, que a pesar del tiempo transcurrido siguen anclados en los mismos clichés.

Javier dijo...

Sin lugar a dudas, el objetivo de la actual mayoría política es eliminar el catolicismo. (No digo la gilipollez de lo de la "vida pública") Como si no existiese.

Se pretende inculcar la idea de que lo católico es pernicioso y que la única "moral" aceptable es la que ellos, a través del consenso político, decidan.

Saludos

Fernando Solera dijo...

La obsesión del PSOE por reescribir la Historia va a traer muy malas consecuencias. Se está jugando con el fuego del odio. Ojalá no nos acaben quemando a todos.

Fonseca dijo...

Es un debate complejo. Por un lado debería poderse poner placas conmemorativas. Por el otro es un edificio público que nos representa a todos y puede que haya quien no esté de acuerdo con Santa Teresa, no ya porque sea católica sino por cualquier otra razón.

Yo no pondría placas conmemorativas de nadie en el parlamento. Como mucho de antiguos miembros.




Fonseca

Miguel A. dijo...

Y Pepe Bono llamando hijos de puta a los de su partido. Campeón!! xDDDD

supersalvajuan dijo...

Una pequeña lección de historia no viene mal de vez en cuando. Bien hecho.

Caballero ZP dijo...

Pero como hemos podido ver la única que ha llamado a las cosas por su nombre ha sido Esperanza Aguirre.
Saludos

Anónimo dijo...

Seguramente a todos nos parece edificante la dedicación y entrega a los demás; estas formas de entender la vida, que todos valoramos, no son exclusivas de la Iglesia Católica, ni de sus instituciones religiosas.

Marc dijo...

A mi no me la coláis !! Ese es Zaplana vestido de monjita!!

juan carlos dijo...

El ideario de Santa Maravillas:

"Déjate mandar. Déjate sujetar y despreciar. Y serás perfecta"

Ya sabes Natalia, aplícatelo.

Natalia Pastor dijo...

JUAN CARLOS:
El problema es que a los de tu "percha", lo que os gustaría es haberla fusilado o violado, o quemarla viva.
Sois incapaces de respetar las creencias de una persona que sólo se dedicó a lo largo de su vida a hacer el bien,ayudar a los pobres y enfermos, y que fue canonizada por Juan Pablo II, por que el odio y el sectarismo os devora por dentro.
Qué tristeza y que pena dais.....