miércoles, diciembre 26, 2007

Nada es lo que era


Me toca escribir el último post de este 2007, ya que Natalia Pastor está de vacaciones, y gutiforever ni me devuelve las llamadas, aún de resaca después del 0-1 en el Nou Camp.
Y no voy a escribir de política, si no de sensaciones.
Ando en Oviedo, mi tierra, con toda mi familia, casi cincuenta bocas sentadas en la mesa de Nochebuena.
Padres, madres, hermanos y tios, abuelos, sobrinos, mi madre nonagenaria, que todos los años, mientras Dios y nuestra salud quieran, nos reunimos cada 24 de diciembre.
Y decía que iba a escribir de sensaciones, por que en el fondo lo que me invade es la tristeza, la melancolía de un tiempo, una forma de ser y creer, que se ha ido diluyendo despacio, muy poco a poco, sin darnos cuenta.
En mis tiempos, yo que ya soy cincuentón, la Nochebuena era una fiesta familiar, al calor y al amor de los tuyos, de tus seres queridos. Noche de villancicos, de reencuentros, de sentimientos.
Ahora, tras terminar la cena, descorchar la sidra y el cava, y dar cuenta de los turrones y lo mazapanes, la juventud, mis hijos y sobrinos, todos, se van de marcha.
Y alli nos quedamos los veteranos, al calor de la chimenea.
Mi madre, la pobre, con sus noventa y un años, me preguntó que me pasaba.
Cuando le explique que ya nada era como antes, que los hijos se van de copas, que la Navidad no es lo que era, ella siempre sabia, lo resumió todo en ocho palabras

-Luisito, eso es que te estas haciendo mayor.

Será eso, mamá.

sempietnos@hotmail.com

17 comentarios:

risquett dijo...

Así es, sempietnos.
A mi me pasó igual.los tiempos cambian, y la navidada se vive de otra manera.
Eso es lo malo de percatarse de estos aspectos;una señal inequívoca de que nos (somos) haciendo mayores.

francisco dijo...

Los tiempos cambian.
No se si para bien o para mal, pero cambian.Y la Navidad, como todo, ha ido perdiendo su verdadera esencia.

J. F. Sebastian dijo...

Nos hacemos mayores y los tiempos cambian. Quizá yo también esté algo 'chapado a la antigua' a mis 37, pero creo que ya tienes 364 noches para salir de juerga con los amigos y esta es para dedicársela a la familia. Luego ves las estadísticas de agresiones... ¡Qué pena!

Caballero ZP dijo...

Así es amigo todos notamos en falta el calos de las navidades que pasábamos cuando éramos críos, todo cambia y curiosamente para peor, fíjate que mi niño con tres añitos ya me dice con asiduidad que no quiere ser mayor, que no quiere crecer, la verdad es que en el fondo tiene razón. Feliz Navidad para todos.

El Cerrajero dijo...

Al menos, muchos nos seguimos reuniendo con nuestras familias y, tal y como están las cosas en eZPaña, esto ya es mucho.

¡Feliz Navidad!

gazpacho con arepa dijo...

"Los jóvenes hoy en día son unos tiranos. Contradicen a sus padres, devoran su comida, y le faltan al respeto a sus maestros"
SÓCRATES

Enhorabuena a Gutiforever por el 0-1. Mi derbi es el 6 de enero y ese si que lo tenemos complicado los verderones

Pensador nocturno dijo...

Hoy en día la Navidad no se vive como era antaño. Se está perdiendo la verdadera esencia de lo que se celebra en estas fechas. Saludos.

blumun dijo...

Pero es que nosotros tampoco somo como eramos. Y todo evoluciona.
En fin, Felices Fiestas.
Besos.

amaya dijo...

Todo cambia,sempietnos.
La juventud ya no es como antes,y la Navidad es algo más lúdico,más festivo, perdiendo parte de su caracter religioso.
Triste,si,pero es así.

jam dijo...

Por lo menos estuvieron en la cena, algo es algo. Felicidades.

LUIS AMÉZAGA dijo...

Algunos nacimos ya mayores.
Y la Navidad es digerible cuando aún hay más presencias que ausencias. Luego sólo produce saudades.

julio andradas dijo...

Hoy la gente se mueve por otros biorritmos,que la simple Natividad del Señor.
Es una mezcla de lo religioso y de lo laico,y en esta confusión,pues va ganando terreno el concepto "Solsticio de Invierno", que a fin de cuentas,es cachondeo sin mayores pretensiones teológicas.
La modernidad,llaman algunos a esto.

Híspalis dijo...

Cuánta razón tiene tu abuela...lo importante es cumplir y cumplir para poder vivir las cosas y ver crecer a tus seres queridos. Muchas felicidades...

Gavilan dijo...

El verdadero sentido de la navidad es el que cada uno quiera. P
Por cierto, viva la libertad de expresión que predicáis todos los que moderáis comentarios.

Feliz navidad

Natalia Pastor dijo...

Gavilán;vea si respeta la libertad de expresión, que ahí tiene su comentario publicado.
La moderación,como dice la entradilla,es para"aquellos que contengan insultos,descalificaciones o amenazas".
Gracias,de todas maneras,por visitarnos.

Cabezota sin remedio, corazón enorme dijo...

Hay muchos tipos de nostalgia, pero la que describes es la peor de ellas. La que evoca momentos felices perdidos que ya no volverán.

Schwan dijo...

Que bella última entrada del año, evocadora ciertamente.

Y si, ya nos vamos haciendo mayores como tu madre, en la sabiduría de la edad observó. Pero mereció la pena.

Por cierto, os enlazo a mi blog si no os molesta, porque como de hecho soy una lectora asidua del vuestro, tengo que encontraros por vericuetos más complicados.